Connect with us

Politica

Monzó y una decisión fuerte en un momento complicado

Published

on

La salida del presidente de la Cámara de Diputados anticipada prematuramente en un momento crítico del oficialismo legislativo plantea muchos interrogantes. Las causas que tornan predecible lo resuelto.

Fue, por lejos, la semana más crítica de Cambiemos en el poder. Por todo el ruido político que acompaña el debate sobre las tarifas, planteado por la oposición como una cuestión de supervivencia de los usuarios argentinos, siendo en realidad el elemento que ha encontrado para horadar al gobierno. Plantea además el tipo de campaña que llevará adelante en el camino hacia las urnas de 2019: buscará tomar los factores que despiertan disconformidad en la sociedad y los explotará al máximo. Para ello, se unirá aun con los sectores de los que reniega, si eso le posibilita dañar a Mauricio Macri y su deseo de reelección.

Fueron los días más críticos porque las encuestas confirmaron lo que ya se percibía en la calle: una fuerte baja de la imagen presidencial, de entre 7 y 10 puntos, pero sobre todo de la expectativa de la sociedad respecto del futuro de la economía. Venía el gobierno de un fuerte cuestionamiento interno de parte de Elisa Carrió y los radicales, que terminó en un “aplanamiento” de las tarifas, lo cual llevó a muchos a hablar de “crisis” en Cambiemos. Pero el verdadero concepto de crisis representó el anuncio de que Emilio Monzó no seguirá al frente de la Cámara de Diputados en un eventual segundo mandato de Cambiemos.

Los rezongos de los socios principales del PRO pueden contribuir en el “ruido” generalizado, pero no dejan de ser matices. O como explicó el jefe del interbloque oficialista del Senado, Luis Naidenoff, una muestra de “la diversidad” en el interior de la fuerza gobernante, que presentó como “la mayor fortaleza de Cambiemos”. Miguel Pichetto acababa de reprocharle que si el propio oficialismo critica, no pueden pretender que la oposición se quede “cruzada de brazos”.

Lo de Monzó fue otra cosa. Era un secreto a voces que no seguiría al frente de la Cámara baja después de 2019 -si Macri resulta reelecto- y se le auguraba un destino al frente de alguna embajada, a raíz de las notorias discrepancias con el sentido de la campaña y la política territorial de Cambiemos en el poder. Sobre todo desde que en 2017 fue por primera vez marginado de la campaña, habiendo sido el armador histórico del PRO desde sus inicios.

Pero lo que nadie preveía era que tan prematuramente eso se conociera, y que inmediatamente el jefe de Gabinete lo diera por confirmado. En rigor, se hubiera sabido en junio del próximo año, cuando el nombre del hombre de Carlos Tejedor no figurara al tope de la lista bonaerense de Cambiemos. O bien podría habérsele dado una salida muy elegante y conveniente poniéndolo al tope de la misma, así estuviera la decisión de que no siguiera a partir de diciembre. Hubiera sido una jugada política de las que el propio Monzó reivindica, pero difícil imaginarlo haciendo campaña junto con María Eugenia Vidal, con la que tiene notorias diferencias -recíprocas-, y quien será la figura excluyente de esa campaña.

Desde el entorno del presidente de la Cámara baja han hecho trascender que días pasados le transmitió a Marcos Peña -con el que tiene las principales discrepancias- que, como Bielsa al anunciar su renuncia a la selección en 2004, se había quedado sin energía y prefería cambiar de aire cuando concluyera su mandato. Lo mismo le transmitió después al Presidente, de quien no encontró ningún pedido para que reconsiderara su decisión. Lo mismo había pasado -obviamente- con el jefe de Gabinete. Le quedó claro que tenía razón en no seguir, y adelantó los tiempos al dejarlo trascender ahora.

El momento elegido es lo que llena de estupor a Cambiemos, pues está claro que la situación en la Cámara baja es hoy de alta tensión, a partir de una oposición que ha decidido unirse las veces que sea necesario -y así se junten el agua y el aceite- con la finalidad de hacerle daño al oficialismo. Toda derrota legislativa que les permita mostrar debilidad en el gobierno les sirve. ¿Con qué autoridad puede ahora negociar el presidente de la Cámara, cuando desde su propio gobierno le han soltado la mano?

Cuando las renuncias se anticipan de ese modo, lo más lógico es que los tiempos iniciales no se respeten, que la salida se adelante. Pero eso tiene sus inconvenientes, pues una Cámara baja con una oposición tan confrontativa podría llegar a intentar imponer una figura propia. Además, Cambiemos no tiene hoy alguien que reúna las condiciones de Monzó para ocupar ese rol.

Cayó en desgracia cuando impulsó la estrategia de acordar con Sergio Massa para que fuera el candidato a gobernador de Macri. Desde la vereda de enfrente, la entente Marcos Peña-Durán Barba apostó a María Eugenia Vidal y Mauricio Macri optó por esta última alternativa. Ya se sabe cuál fue el desenlace, y el mismo le granjeó el recelo definitivo de Vidal, más allá de algún acercamiento circunstancial. También no ser considerado más como armador en Cambiemos.

Pero lejos de asumir esa situación, Monzó siguió exponiendo sus opiniones, si no en la mesa chica, en los medios. Elegía los momentos para sus raids mediáticos, consciente de la repercusión de sus palabras. En ese contexto se mostraba no solo atento a los pasos a seguir por su fuerza, sino también a los de los adversarios. Así fue como en junio de 2016, desde la mesa de Alejandro Fantino, le sugirió a Sergio Massa no seguir en la Cámara baja, pues si pretendía seguir siendo candidato tenía que estar “hablando con la gente”, y no ahí donde “perdés percepción de la gente”. “En la Cámara estás obligado a jugar en todos los temas, no podés elegir”, explicó.

De cara a la próxima campaña, desde su entorno admitían que ya no sería el armador, “ya fue todos estos años, ahora su rol es diferente”. Por ese entonces se había especulado con un acercamiento con el peronismo, del que él nunca renegó. Por el contrario, se sentía “parte de la familia peronista”. El dato que había disparado las especulaciones fueron expresiones privadas en las que había cuestionado el método del “timbreo”, por considerar que se trata de una actividad lógica cuando se está en la oposición, no cuando se es oficialismo. “En vez de timbreo, estás más para el ‘ring raje’”, se le atribuyó haber expresado. Con todo, reivindicaba su rol en defensa de las leyes que necesitó el gobierno de parte del Congreso, “el único ámbito donde realmente existe Cambiemos”, sugería por entonces.

En ese contexto no sorprendieron entonces las versiones que lo mostraban alejado del macrismo y muy crítico del gobierno, por lo que él mismo se pronunció a través de las redes sociales que casi nunca utiliza -su último posteo en Twitter data de julio del año pasado-, aclarando estar “comprometido” con el gobierno de Mauricio Macri y que no estaba pensando en irse a ningún lado. “Tengo la responsabilidad de conducir la Cámara de Diputados de la Nación y estoy abocado a esa tarea”, apuntó.

Salió a defenderlo Elisa Carrió, quien se metió de lleno en la interna oficialista al aclarar que “si no fuera por él, Cambiemos no se hubiera construido ni en la provincia de Buenos Aires, ni en la Nación”. Y aseguró, en septiembre de 2016, que “la historia lo va a reivindicar, aunque ahora lo apaleen, porque sin ese hombre no hubiera habido Cambiemos”. En efecto, fue en el departamento de Monzó donde terminaron acordando Lilita y Macri.

Ya había tenido en privado una fuerte pelea con el Presidente -aunque habían recompuesto la relación-, cuando en noviembre de ese año expresó en un reportaje las palabras que marcaron su quiebre tal vez definitivo. Fue cuando fustigó a Jaime DuránBarba, a quien criticó por “su excesiva vanidad”, y del que afirmó que tenía “muy poca idea, casi nada, de la realidad de la política territorial de la Argentina”. “Es un consultor, ponerle otro valor es un exceso”, dijo, para promover luego una idea bien opuesta al pensamiento del ecuatoriano: sumar peronistas a la coalición gobernante. “El peronismo tiene dirigentes impresionantes que hay que invitar al poder”, dijo, y citó a Omar Perotti, Florencio Randazzo, Julián Domínguez, Diego Bossio, Gabriel Katopodis y Juan Manuel Urtubey. En cuanto a Cambiemos, puso en duda su perdurabilidad, y definió ese espacio como “un esquema electoral con éxito”, sin mayores posibilidades de transformarse en un cuerpo sólido como partido político.

De cara a la campaña 2017, dijo que si no se ganaba en la provincia de Buenos Aires, especialmente, en el transcurso del año tendrían “dificultades en la negociación de las leyes”. Y anticipó que haría campaña, porque siempre lo había hecho, así no lo convocaran. Pero eso no sucedió: fue marginado de la misma, y deliberadamente mantuvo un perfil extremadamente bajo. Esa es una de las facturas que ahora pasa.

Cambiemos ganó sin él, pero ahora se les ha complicado igual la negociación de las leyes.

En enero de 2017, dijo no temer que fuera a terminar como Alfonso Prat-Gay, echado del gobierno por sus actitudes. Por el contrario, aseguró tener “una relación personal con el presidente de la Nación que está basada justamente en la opinión sincera y no en la hipocresía”. Poco más de un año después, el desenlace parece ser otro.

– Por José Di Mauro

Diario Popular

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros.

Continue Reading

Politica

Tras la presión de Cristina a su jefe de asesores, Alberto pidió a los medios que informen del escándalo de los chats

Published

on

El Presidente hizo una cadena nacional para pronunciarse sobre el tema, pero evitó referirse a Julián Leunda, que aparece en los chats y es cercano al dueño de C5N, Fabián de Souza. El abogado de Cristina le pidió que lo eche.

Tras la presión de Cristina Kirchner contra su jefe de asesores, Alberto Fernández tuvo que brindar una cadena nacional para opinar sobre el escándalo de los chats entre jueces federales, funcionarios porteños, directivos del Grupo Clarín y ex agentes de inteligencia.

El Presidente evitó hablar sobre el rol de su asesor Julián Leunda (señalado como parte de la trama para silenciar en C5N el viaje de los jueces a la estancia de Joe Lewis), pero le pidió a los medios de comunicación que informen sobre el tema.

“He decidido dar este mensaje desde la Casa Rosada, porque es evidente que gran parte del sistema de medios privados ha decidido no dar cuenta de lo ocurrido en ese singular viaje a Lago Escondido”, afirmó Alberto, dejando en claro que entendió muy bien el mensaje de Cristina. Es que este lunes había cierta indignación en el kirchnerismo con los medios más cercanos, porque entendían que habían silenciado o minimizado el escándalo de los chats.

He decidido dar este mensaje desde la Casa Rosada, porque es evidente que gran parte del sistema de medios privados ha decidido no dar cuenta de lo ocurrido en ese singular viaje a Lago Escondido.

Alberto había suspendido toda su agenda de esta mañana y sorprendió con el anuncio de una cadena nacional en la que mayormente se refirió en potencial a los presuntos hechos, y en la que también reconoció que los chats trascendieron por la intromisión ilegal en un teléfono. “Eso no es obstáculo para indagar cuál ha sido el propósito de ese viaje, quiénes participaron del mismo y quien financió el traslado y hospedaje de los viajantes”, justificó. Sergio Massa habría sido clave para convencerlo de salir a hablar por cadena.

Dos de los involucrados en el chat, incluido el ministro de Seguridad porteño, Marcelo D´Alessandro, afirmaron a LPO que el chat es “un montaje” que incluye partes reales y otras inventadas. El problema es que el chat incluye audios, entre ellos uno del procurador porteño, Juan Bautista Mahiques, en el que relata como intercedió ante la fiscal de Bariloche, María Cándida Etcheparne.

“La fiscal federal de Bariloche bien, buena predisposición. Ofreció mandar la causa a Py (NdR: los Juzgados federales de Retiro) o en su defecto pedir a la empresa las facturas del vuelo y eventualmente el hospedaje con los denunciados, sin Jorge (Rendo) y sin Pablo (Casey), y en base a eso cerrarla. Si todos están de acuerdo avanzo en alguna de estas opciones”, se escucha a Mahiques en el audio.

Ante esto, el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta pidió a la división de Policía Científica que perite el audio para ver si fue manipulado.

Alberto también afirmó que los involucrados habrían cometido “una serie de delitos tales como la percepción de dádivas y el incumplimiento de deberes de funcionario público”. “Contaban con una certeza: el principal grupo de medios de comunicación de Argentina garantizaría la no divulgación de los hechos. En apariencia, eran a la vez los convocantes al encuentro”, dijo en referencia al Grupo Clarín.

“Sabiendo eso, todos habrían comprometido sus mejores esfuerzos tratando de evitar que otros medios difundieran lo ocurrido”, continuó Alberto en una sugestiva frase, ya que el operativo incluyó también a C5N y a su asesor Leunda.

 

Como contó LPO, en el grupo de chats de los jueces hablan de cómo frenar la información y piden contactar a Leunda, a quien se refieren como enlace con Fabián de Sousa, responsable de C5N. Según dicen, Leunda les prometió que la señal de noticias no destacaría el tema. “Me aseguró que no sale nada”, dice uno de los directivos de Clarín que habría hablado con el funcionario.

El tema está causando una feroz interna en el oficialismo y el abogado de Cristina, José Manuel Ubeira, reclamó que Alberto lo eche. “Hay un gran protagonista que no hay que olvidar, que es Leunda el jefe de asesores de la Presidencia. El cual espero que hoy renuncie o que el Presidente le pida la renuncia. Porque si el Presidente no le pide la renuncia a Leunda quiere decir que el Presidente es parte de lo mismo”, afirmó el letrado.

Hay un gran protagonista que no hay que olvidar, que es Leunda el jefe de asesores de la Presidencia. El cual espero que hoy renuncie o que el Presidente le pida la renuncia. Porque si el Presidente no le pide la renuncia a Leunda quiere decir que el Presidente es parte de lo mismo.

El tema Leunda es muy serio para Alberto porque se trata de una persona de su círculo más cercano. Antes de ser funcionario, Leunda estuvo a cargo de los medios de comunicación de Cristóbal López y De Sousa, cuando estaban presos por evasión fiscal. Alberto fue el abogado de López y De Sousa en esa etapa y una vez presidente premió a Leunda como su vicejefe de asesores y a la vez como un enlace de confianza con De Souza. Meses atrás fue ascendido a jefe.

La presión sobre De Souza incluyó a su diario Ambito Financiero. El kirchnerismo duro se indignó con el subdirector del diario, Gabriel Morini, que publicó una columna en el que trató de “operación de inteligencia” la filtración y anticipó que Ambito no iba a hacerse eco del tema. Esto indignó al diputado Rodolfo Tailhade, que a través de un tuit lo acusó de “empleado de Rosatti”.

Como sea, Alberto anunció que le pidió a Martín Soria que denuncie penalmente los supuestos hechos y también instruyó que el tema sea tratado en el Consejo de la Magistratura. Además pidió al bloque del Frente de Todos en la Legislatura porteña que inicie juicio político a los funcionarios involucrados, y volvió a reclamarle al Congreso que avance con la reforma judicial y designe a un nuevo Procurador. El oficialismo no tiene los votos para tratar ninguno de esos puntos.

FUENTE LA POLITICA OMLINE

noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

canalxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

caprica.org.ar no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Politica

Exclusivo: Patricia volteó a Milman como vicejefe de bloque y pidió en su lugar a la codobesa Machado

Published

on

Luego de correrlo como jefe de campaña, como anticipó LPO, la presidenta del PRO pidió personalmente que lo sacaran como autoridad en el bloque de Diputados

Bullrich acusó el impacto de la investigación que pesa sobre Milman y decidió correrlo de campaña, como anticipó LPO en exclusiva.

Ahora, Bullrich pidió personalmente en el bloque que el lugar de Milman sea ocupado por la cordobesa Laura Rodríguez Machado, que pertenece a su espacio.

Milman quedó en el ojo de la tormenta cuando un asesor del diputado camporista Marcos Cleri, reveló que lo escuchó anticipar en el bar Casablanca el atentado a la vicepresidenta.

“Cuando la maten yo voy a estar camino a la costa”, afirmó el testigo que le escucho decir a dos de sus asesoras, una de ellas una ex miss argentina que durante la gestión de Macri colocó al frente de la Escuela Nacional de Inteligencia.

Las cámaras de la zona confirmaron que a esa hora y ese día estuvo en el bar con sus asesoras, pero ellas negaron la frase. Sin embargo, alimentó las sospechas que semanas previas al atentado, Milman exhibió una extraña obsesión por conocer en detalle como se conformaba la custodia de Cristina. Esto llevó a la vicepresidenta a recusar a la jueza María Eugenia Capuchetti, por no citarlo a declarar ni profundizar la investigación de la “pista Milman”.

noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

canalxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

caprica.org.ar no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Politica

Pese a la presión del “Chiqui” Tapia, el Senado avanza con la paridad de género en la AFA

Published

on

El Frente de Todos aprobó el dictamen y quiere sancionarlo el 15 de diciembre. Juntos no acompañó y daría libertad de acción.

Las gestiones de Claudio “El chiqui” Tapia no dieron resultado y el Frente de Todos intentará sancionar en el Senado antes de fin de año la ley que impone la paridad de género en las asociaciones deportivas, entre ellas la AFA.

Este miércoles el proyecto tuvo dictamen en un plenario de la banca de la mujer y la Comisión de Deportes. Y si bien Juntos por el Cambio no firmó, varias senadoras anticiparon que podrían acompañar en el recinto, por lo que sobrarían los votos.

Hay prevista una sesión para el 15 de diciembre, aunque sólo es posible el quórum si así lo quiere Juntos por el Cambio, porque el Frente de Todos tiene dos bajas: la del jefe José Mayans, de licencia por problemas de salud; y el salteño Sergio Leavy, quien está en Qatar disfrutando del mundial de fútbol. Este sábado se viralizaron sus primeras fotos en la previa del partido entre Argentina y Australia.

El proyecto de equidad en las instituciones deportivas fue aprobado en Diputados en medio de una feroz interna en Juntos por el Cambio, porque el PRO se retiró del recinto antes de votar.

La AFA es una de las cinco federaciones deportivas sin mujeres. Si la ley se sanciona, el primer año deberá tener un 20%, el tercero un 30% y al quinto paridad. El Chiqui Tapia intentó frenarla, pero no pudo y sería sancionada en la última sesión del año.

Luego se supo que el Chiqui Tapia hizo gestiones desde Qatar que no dieron el resultado esperado, porque los radicales se quedaron y votaron divididos. Por el oficialismo, sólo se fue del recinto Mario Leito, presidente de Atlético Tucumán, quien también viajó al mundial.

Pero el resto del Frente de Todos se quedó para aprobarla con la modificación propuesta por Carla Carrizo, de Evolución, la bancada identificada con Martín Lousteau, que sumó a las asociaciones y federaciones entre los sujetos obligados a cumplir con la equidad de género. “Queremos estar en la AFA”, desafió la cordobesa.

Tapia no intentó influir en el Senado, donde se sabe por perdido. En el plenario de comisiones, la oficialista María Eugenia Catalfamo, presidenta de la banca de la mujer, anunció que tratará de sancionar la ley cuanto antes y apuntó a los dirigentes del fútbol.

Guadalupe Tagliaferri. 

Y enumeró cuatro federaciones deportivas sin presencias de mujeres e las conducciones: la de judo, la de básquet, la de rugby “y la AFA”. Uno de los dirigentes del básquet más destacados es su compañero de bloque Gerardo Montenegro, quien luego destacó la creación de la liga profesional femenina, pero nada dijo de la falta de mujeres en la CAAB.

El proyecto señala que los clubes y las federaciones deberán tener un 20% de mujeres en sus conducciones al primer año de su sanción, el tercero un 30% y al quinto cumplir con la paridad.

Juntos por el Cambio cuestionó algunos aspectos del proyecto, pero no descartó acompañarlo, aunque su posición no es decisiva para que haya una mayoría en la Cámara alta.

“Bajo ninguno concepto queremos poner palos en la rueda, pero sí nos hubiera gustado dar más debate. No queremos frenar ningún tema de paridad”, aclaró Gabriela González Riollo, senadora del PRO y presidenta de la Comisión de Deportes.

Enumeró una serie de errores del proyecto que deberían corregirse, como la mención a leyes derogadas, erogaciones presupuestarias, la posible violación del artículo 14 de la Constitución que permite la libre asociación o un censo que puede infringir la protección de datos personales.

“Podría haberse tomado el ejemplo de la reforma de la ley de asociaciones sindicales, que tuvo en cuenta la cantidad de afiliados. Pero esto no quiere decir que vayamos a votar negativo”, aclaró González Riollo. Reforzó su planteó su compañera Guadalupe Tagliaferri, del PRO.

“No hay ninguna intención de taponear esta ley. El objetivo lo acompañamos”, aclaró. El radical Víctor Zimmerman pidió abrir un debate dos semanas, pero no hubo caso. “Yo tengo la sensación que estas leyes las ganamos en las calles y las imponemos acá”, sostuvo la oficialista Anabel Fernández Sagasti. El proyecto tuvo dictamen. Y pronto sería ley.

FUENTE : LA POLITICA ONLINE

noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

canalxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

caprica.org.ar no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

 

Continue Reading

Más Vistas