Connect with us

Sociedad

Murió el economista Jorge Todesca, director del Indec en la gestión de Cambiem

Avatar

Published

on

De larga trayectoria y filiación peronista, Todesca era padre de la economista Cecilia Todesca Bocco, vicejefa de Gabinete de Santiago Cafiero

Jorge Todesca (NA)

Jorge Todesca (NA)

El economista Jorge Todesca, ex director del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), falleció hoy, al cabo de 15 días de internación.

Todesca, que supo restablecer la credibilidad del organismo, tenía 73 años y padecía cáncer, enfermedad por la que también había sido internado en 2016 y de la que se había posteriormente recuperado para retomar su actividad al frente de la agencia estadística nacional. “Su labor, que restableció las bases para el desarrollo de las estadísticas oficiales de la República Argentina, es reconocida a nivel nacional y por la comunidad internacional en la materia,” señaló el Indec en un comunicado.

A fines del año pasado Todesca había anunciado públicamente que no seguiría en su cargo, pese a que el entonces presidente electo, Alberto Fernández, había señalado su gestión como uno de los casos en que el gobierno de Mauricio Macri había hecho una buena labor, recuperando la credibilidad y reputación del organismo.

El ex presidente destacó en un tuit “la trayectoria reconocida por sus colegas” de Todesca, de cuya gestión en el Indec señaló que “fue fundamental para devolverle la integridad que había perdido ese instituto clave. Envío un saludo afectuoso a su familia y amigos”.

Al respecto, el ex ministro de Hacienda y Finanzas Alfonso Prat Gay recordó el temple de Todesca, al señalar en un tuit: “Jorge Todesca supo de su enfermedad a pocas semanas de asumir la inmensa responsabilidad de recuperar el INDEC. Nunca se quejó ni se amilanó. Jamás podré olvidar su entrega y su compromiso patriótico. Gracias, querido Jorge, por tu profesionalismo y pasión por la verdad”.

Durante los años en que el kirchnerismo intervino de facto el Indec, la consultora de Todesca, Finsoport, se mantuvo firme en la decisión de publicar cifras que desmentían los datos oficiales. De resultas, la consultora fue multada y el propio Todesca sufrió una denuncia penal.

Posteriormente, fue uno de los que impulsaron la idea del IPC-Congreso, por la cual diputados de la oposición hacían un promedio de las estimaciones de inflación de un grupo de consultoras y lo daban a conocer públicamente, para tenerlo como referencia del verdadero ritmo de aumento de los precios y subrayar la escasa credibilidad de las cifras oficiales. El Indec había sido intervenido de facto en enero de 2007 por emisarios del entonces secretario de Comercio, Guillermo Moreno. Sus estadísticas dejaron de ser publicadas por organismos internacionales e incluso una publicación privada como The Economist decidió dejar de lado las estadísticas oficiales de la Argentina. Durante la gestión de Todesca todas esas limitaciones fueron superadas.

Profesional de larga trayectoria y filiación peronista, Todesca era padre de la economista Cecilia Todesca Bocco, vicejefa de Gabinete de Santiago Cafiero. Estaba casado con Alicia Werberg y tenía otros dos hijos, Fernando y Alejandro. Durante la dictadura militar, se exilió en México con su familia.

Ayer, el senador Federico Pinedo fue uno de los primeros que se hicieron eco y lamentó la muerte de Todesca a quien calificó como “un patriota que cambió la Argentina con calidad, coraje y sin ostentaciones. Compañero peronista, gracias. Abrazo a los tuyos”.

También el ex diputado nacional Eduardo Amadeo, otro peronista que acompañó la gestión presidencial de Mauricio Macri y era muy amigo de Todesca, señaló: “Si uno mira la vida profesional de Jorge, siempre tuvo desafíos difíciles con 3 presidentes, Alfonsín, Duhalde y Menem. Y en todos esos lugares terminó con respeto profesional y humano. Es su mayor mérito. Por eso cumplió con todos sus deberes”.

Graduado como licenciado en Economía en la Universidad de Buenos Aires, Todesca siempre se identificó como economista del peronismo, pero mantuvo un buen diálogo con otras fuerzas políticas y mantuvo una frondosa actividad pública. En 1989 fue secretario de Comercio Interior durante la presidencia de Raúl Alfonsín. Entre 1999 y 2001 fue el vicepresidente del Banco de la Provincia de Buenos Aires y entre enero y abril de 2002 fue viceministro de Economía de Jorge Remes Lenicov durante la presidencia interina de Eduardo Duhalde.

“Además de un gran gran amigo, una persona extraordinaria, un excelente economista y funcionario ejemplar. Fue mi vice en Economía y siempre estuvimos juntos… desde hace varias décadas”, señaló Remes Lenicov a Infobae.

Al concluir sus funciones en el Indec, en diciembre pasado, Todesca había expresado: “El resultado de estos cuatro años de trabajo es la recuperación de la credibilidad de las estadísticas oficiales como herramienta esencial para la toma de decisiones informadas, públicas y privadas”.

El año pasado, Todesca criticó la difusión de las cifras de pobreza de la Universidad Católica Argentina (UCA) por considerar “insólito” que ésta pretendiera anticipar los datos de pobreza e indigencia que daría a conocer en marzo de este año. Precisamente ayer la UCA reconoció que cometió “errores de comunicación”.

En una de sus últimas apariciones en los medios de comunicación, Todesca se refirió a la reconstrucción del Indec como el desafío más grande de su carrera profesional: “Esa oportunidad llegó a mis 69 años, en un momento de mi vida en el que, en realidad, estaba planificando cómo iba a armonizar mis últimos clientes y viendo qué otras cosas podía hacer. La convocatoria al Indec fue muy impactante”.

FOTO TAPA : LA NACION

FUENTE : INFOBAE

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sociedad

CAPRICA EMITIO UN COMUNICADO POR LA PANDEMIA DEL CORONAVIRUS

Avatar

Published

on

Hola! Queremos contarte e invitarte.

Si formas parte de la FAMILIA de la INDUSTRIA AUDIOVISUAL y del ENTRETENIMIENTO, sabes que dentro de los sets, estudios, donde se realizan películas, series, videoclips, documentales, comerciales, programas y contenidos audiovisuales de radio, televisión o internet, la actividad es baja y casi nula.

En muchos casos, las personas que realizan este tipo de trabajos no tienen trabajos estables, son contratos temporales o diarios. Para ese tipo de prestadores no existe seguro de desempleo y es casi imposible que accedan a una jubilación digna. Los trabajadores y realizadores independientes son freelance o de autogestión, es decir, te contratan o compras espacios de programación en los medios. Por lo tanto, si no hay trabajo no hay ingresos.

El trabajo que sostiene esta industria lo realizan Productores, Directores, Guionistas, Directores de Fotografía, Camarógrafos, Fotógrafos , Sonidistas, Vestuaristas, Maquillistas, Postproductores, Músicos, Actores, Modelos, Presentadores, Asistentes de Cámara, Asistentes de Producción, Eléctricos, Grips, Periodistas, quienes prestan servicios a los CANALES , SEÑALES , GRANDES PRODUCTORAS , RADIOS de AM –FM , SISTEMAS DE TV POR ABONO (CABLE OPERADORES-SATELITAL) y en muchos casos lo son de AUTOGESTIÓN por PAUTA PUBLICITARIA.

EL COVID-19 nos afectó a todos. Pero a nuestro sector lo está amenazando seriamente.

La CÁMARA ARGENTINA DE PRODUCTORES Y REALIZADORES INDEPENDIENTES DE CONTENIDOS AUDIOVISUALES -CAPRICA- existe aunque muchos en el país todavía no lo sepan.      

Nació por la aplicación del Art 82 Inc C de la LEY DE MEDIOS N° 26522 por la quita de 4 minutos de publicidad por hora a los que emitíamos contenidos en los CABLES.

Legitimada desde Marzo de 2011 de carácter Nacional con domicilio legal en Mar del Plata, con personería jurídica Nº 180.797 Matrícula 36.867 y inscripta en AFIP-DGI con CUIT 30 – 711173667- 7

El escenario que nos presenta el CORONAVIRUS es mucho más grave que aquella problemática del AÑO 2010 esto afecta a TODOS los productores y realizadores independientes y a TODOS los prestadores de servicios ligados a la industria audiovisual del país.

Nuestra actividad está gravemente afectada por la constante suspensión de pautas publicitarias y la nula actividad DEPORTIVA Y EVENTOS entre tantas otras, que generaba trabajo para nuestro sector.

Hemos enfrentado todos estos años las crisis que han generado las decisiones políticas de los entes que gobiernan nuestra actividad (AFSCA-ENACOM) , al no aplicar ni controlar la LEY DE MEDIOS, exigiendo se respeten los artículos para que se cumplan los porcentajes de programación propia de cada LICENCIATARIO , como la compra de producción local Independientes y NOTICIEROS que cada uno deberían tener en TELEVISON y RADIO en cada ciudad ,lo que generaría trabajo.

Como también nos adaptarnos a la TECNOLOGIA creando nuestra entidad una multiplataforma comunicacional apoyada en un CANAL DE AIRE e INTERNET con un portal de noticias y una radio ONLINE.

Estamos UNIDOS y ORGANIZADOS para defender a TODOS y a quienes trabajan y se mantienen en AUTOGESTIÓN ya que el cuello de botella los llevará a tener que negociar con los MULTIMEDIOS MONOPÓLICOS y HEGEMONICOS sean NACIONALES , REGIONALES o LOCALES.

Estamos enviando a los LICENCIATARIOS (MEDIOS DE COMUNICACIÓN) la solicitud de no aplicar aumentos previstos para el corriente año a los espacios de programación.

También no facturar los meses de Abril Mayo y Junio los cargos por los espacios de programación en TODO EL PAIS.

Nosotros queremos conocerte, saber la problemática en tu región, si sos productor de contenidos audiovisuales o tu mano de obra está ligada a la industria audiovisual te invitamos a registrarte como SOCIO INVITADO sin cargo.

Entrando al portal institucional de CAPRICA en www.caprica.org.ar o al de noticias en www.noticiasxfn.com .

Además podrás formar y ser parte del grupo de whatsapp CAPRICA PAIS y estar informado en forma permanente.

 

TE ESPERAMOS!

 

Fernanda Zubeldia Bund                                   Juan Carlos Blanco

Secretaria                                                 Presidente

 

Mar del Plata 8 de ABRIL de 2020

Continue Reading

Opinión

Canillitas: Esta crisis puede implicar el fin de esta actividad y de la prensa gráfica

Avatar

Published

on

Al público lector, al Estado y a las Patronales Editoriales:
El colectivo de trabajadores y trabajadoras Canillitas vive horas de inmensa angustia. Debemos actualizar la información para la sociedad sobre cuál es nuestra situación, y mantener vigente nuestro reclamo, que, a esta altura, es desesperado.

Entre 2008 y 2015 mientras el salario real del conjunto de los trabajadores creció en 6 de esos 8 años (las excepciones fueron el 2009 y el 2014) el salario Canillita real se redujo en un 23%.

Las razones son sencillas: la economía creció con énfasis entre 2008 y 2011, y luego se estancó entre 2012 y 2015, pero lo que creció en una extraordinaria expansión fue el uso de dispositivos digitales que produjeron un cambio en los hábitos de consumo de información, de manera que las cantidades de diarios y revistas en circulación cayeron verticalmente y por lo tanto sus precios no pudieron seguir de cerca el costo de vida.

El resultado: 23% de caída del salario entre 2008 y 2015.

Sobrevino luego el período neoliberal macrista. El conjunto de los trabajadores argentinos perdió 25 puntos de poder adquisitivo del salario. Los canillitas, el 40%.

Huelgan las palabras. La situación es desesperante para la familia canillita. La pérdida de puestos de trabajo también fue incesante. Y en ese contexto nos encuentra esta crisis.

Creemos que esta crisis puede implicar el fin de esta actividad, la de la prensa gráfica que circula por nuestras manos para llegar al lector.

Nos encontramos en esta situación excepcional y lamentablemente no podemos decir que nos sorprenda la actitud del sector patronal: no hubo una sola medida de cuidado de la salud de los Canillitas, ningún compromiso con su tarea.

Cuando un trabajador queda entre las opciones de exponer su salud o no poder llevar el sustento cotidiano a su familia, estamos frente a una crueldad inaceptable en abierta colisión con la legislación laboral vigente.

Es tal el maltrato de la patronal editora que en estos días hasta algunos se ofendieron ante las iniciativas de entidades sindicales de suministro de guantes, barbijos y alcohol en gel. Reiteramos, no nos sorprende, pero nos subleva.

Nuestros compañeros son retirados de la vía pública con mayores o menores niveles de violencia por las fuerzas de seguridad en distintos lugares de la Argentina. Tras cartón, apaleados. Kioscos cerrados, publicaciones decomisadas.

No hubo discusión sanitaria acerca de nuestra actividad específicamente. Se la exceptuó por esencial, y no se realizaron protocolos acerca de su nivel de riesgo: circulan decenas de miles de ejemplares, de dudosa limpieza, en manos de un conjunto de trabajadores de edades mayores, que por tanto son grupo de riesgo.

Pero la prepotencia del sector editorial se impuso. La razón es sencilla: llenaron las páginas con publicidad, mayormente oficial. No les importa si en la calle podemos vender, porque sobre los números de circulación rige la mentira generalizada.

Los canillitas en estas horas dramáticas que vive la patria como trabajadores vamos a seguir dando testimonio. La clase trabajadora argentina va a salvar al pueblo, atendiendo su salud, manteniendo el abastecimiento y los servicios esenciales.

La infraestructura de los sindicatos y las obras sociales están a disposición para la emergencia.

El esfuerzo es conmovedor: este virus va a chocar contra la organización de la clase trabajadora argentina.

Unidad, solidaridad y organización: los principios de nuestro movimiento político son más necesarios que nunca.

Quiso la providencia que esta crisis nos encuentre bajo la conducción del Presidente Alberto Fernández: se ha revelado un liderazgo histórico en la Argentina y en el mundo.

Desde todos los lugares de la Argentina le decimos al Presidente que los Canillitas estamos al pie del cañón para lo que necesite. Estaremos en calle en las mañanas haciendo nuestra tarea, y las que nos demande su conducción.

Nos llena de orgullo que la tradición de cuidado, de los argentinos del sanitarismo peronista sea la que viene a preservar la integridad de este pueblo.

No va a ser fácil, nos esperan horas de marcado dramatismo. Ya vimos como responden las patronales: Techint despide trabajadores, Clarín pide el fin de la cuarentena en línea con Trump, Bolsonaro y Piñera.

La vida o la muerte de los trabajadores: nunca tan claras las opciones.

Nunca más vigente: sólo el Pueblo salvará al Pueblo y a la Patria.

Los reivindicaciones y el plan de acción frente a este cuadro de situación, con inédita precarización de nuestra base, le informamos a la Sociedad, al Estado en todos sus niveles y a la patronal editorial que:

  1. A partir del 1° de Abril rige el estado de alerta y movilización en nuestra Federación Nacional.
  2. Reclamamos el 90% del valor de tapa de cada ejemplar vendido o entregado de Diarios.
  3. Reclamamos el 45% del valor de tapa de cada ejemplar vendido o entregado de Revistas.
  4. Será considerada relación de dependencia aquella en la que el Vendedor de Diarios entrega una publicación previamente vendida y colocada por el Editor.
  5. Reclamamos al Estado analice desde el punto de vista sanitario nuestra actividad, diseñe los protocolos de cuidado y controle su implementación.
  6. Reclamamos al Estado la incorporación de todos los trabajadores canillitas al Ingreso Familiar de Emergencia (IFE)
  7. Reclamamos que se promueva la articulación de nuestros Sindicatos de Base con los Estados Provinciales y Municipales para desplegar la ayuda necesaria alimentaria y sanitaria para un colectivo de riesgo que está expuesto por su propia actividad. En muchos lugares de la Argentina, hay hambre en el colectivo canillita.
  8. Se regularice y se haga homogéneo el protocolo de permisos para el trabajo en la vía pública.
  9. El Consejo Directivo de nuestra Federación tiene mandato para lanzar las medidas de acción directa en el orden nacional de no producirse avances en estas reivindicaciones.

Solo el pueblo salvara al pueblo. Vivan los canillitas. Viva la clase trabajadora. Viva la patria. “Unidos, organizados y solidarios”
Consejo Directivo
Federación de Vendedores de Diarios y Revistas de la República Argentina

Continue Reading

Sociedad

Un festejo de 50 con la familia por Europa y el final trágico de un “papá compinche”: la historia de la primera víctima por coronavirus en Tucumán

Avatar

Published

on

Ricardo Laudani era un empresario exitoso del rubro citrícola. Tenía cuatro hijos. Contrajo Covid-19 y murió a causa de una neumonía

Laudani, en la foto con una de sus hijas, fue la primera víctima de coronavirus en Tucumán

Laudani, en la foto con una de sus hijas, fue la primera víctima de coronavirus en Tucumán

Ricardo Laudani armó su festejo de 50 mucho tiempo antes de que el mundo cambiara. Lo pensó bien. Un viaje por Europa y Egipto con sus amores; su esposa y sus hijos. Salieron el 14 de febrero, el mismo día que la OMS comunicó que el coronavirus, eso que les sucedía a otros lejos de Tucumán, se llamaría técnicamente Covid-19. Todo cambió rápido, a la velocidad de los tiempos que corren. Y para cuando la fiesta de Laudani y su familia terminó, el 8 de marzo, Europa ya estaba tomada por el virus. Ellos lo percibieron. Justo cuando retornaban al refugio del hogar.

“El avión en el que volvimos de Europa era un concierto de toses y estornudos”, contó Carolina Lezón Gottiling, atravesada por la premonición de aquella escena. Tres semanas después de regresar a su casa en la ciudad de Yerba Buena, Ricardo Laudani se murió: tenía Covid-19 y cuando se lo llevó la ambulancia nadie imaginó que no volvería. Unos días antes le habían dicho que no tenía coronavirus.

“Ricardo, ¿si nos pillamos el coronavirus?”, le preguntó Carolina a su esposo durante el vuelo de regreso. “No, somos jóvenes y estamos sanos”, le respondió él. Después la pareja supo que en ese avión había muchos infectados. Quizá buscó tranquilizar a su esposa, pero Ricardo no mentía. Cumplió los 50 durante el viaje, el 21 de febrero. Era joven. Y estaba efectivamente sano. O al menos nunca le habían diagnosticado un problema de salud que lo pusiera en la carpeta de los pacientes de riesgo. “No tomaba alcohol, le gustaba hacer deportes, era un tipo tranquilo, buenazo”, comentó a Infobae uno de sus muchos amigos.

Ricardo y Carolina durante el último viaje

Ricardo y Carolina durante el último viaje

Era un empresario conocido y respetado en Tucumán. Directivo de una de las citrícolas más grandes de la región, el Grupo Lucci, vivía con Carolina y sus cuatro hijos, de entre 18 y 12 años, en el barrio cerrado Las Yungas, un lugar privilegiado al pie de los primeros cerros de la precordillera, una pared de montañas selváticas que, justamente, le da nombre al country donde Laudani vivió hasta que lo internaron por neumonía y fiebre muy alta.

Mientras Laudani padecía el virus sin saberlo, Mariano Campero, el intendente de Yerba Buena, municipio de clase media alta ubicado en las afueras de San Miguel de Tucumán, advirtió que en su ciudad vivía el 80% de los tucumanos aislados por sospecha de infección con Covid-19.

Los primeros días a su vuelta Laudani hizo teleconferencias laborales –era CEO de la empresa Trapani, dentro del Grupo Lucci– mientras, según contó su esposa, respetaba el aislamiento voluntario que el Gobierno nacional había sugerido esa misma semana. No tenía síntomas. Comenzaron el miércoles, cuando perdió la energía y suspendió las reuniones virtuales. El jueves 12 levantó fiebre y bajó la guardia. A partir de ahí empezó una aventura homérica que incluyó el diagnóstico positivo para gripe A y el negativo para Covid-19.

El recuerdo de su familia, en Instagram

El recuerdo de su familia, en Instagram

Carolina recuerda a Ricardo como un “papá compinche, un niño más”. Les enseñaba a sus hijos “a divertirse como locos”. Laudani integraba lo que se conoce como una familia clásica de la clase media acomodada de Tucumán: creyentes católicos, con educación religiosa para sus hijos en el Colegio Fasta Angel María Boisdron y deporte en Tucumán Rugby.

“Querido papá: te amamos con todo nuestro corazón. Ni el tiempo ni el espacio nos separarán. Estarás siempre presente en nuestros corazones. Por siempre y para siempre. Gracias por tu amor y generosidad. Gracias por la hermosa familia que nos diste. Te amamos y sabemos que la muerte es parte de la vida. Sabemos también que nos vas a acompañar siempre, cada día de nuestras vidas. Te amamos”, publicó Carolina en su cuenta de Instagram, con un retrato familiar en el que Ricardo está en el centro de la imagen, de camisa a cuadros, amarrado a los brazos de su hijo menor, rodeado de los demás, todos sonrientes.

Además, Laudani era integrante de la Fundación Federalismo y Libertad, una organización liberal vinculada a Cambiemos, que comunicó el fallecimiento del empresario en sus redes: “Ricardo era una bellísima persona, gran padre de familia y excelente profesional con firmes convicciones y valores. Siempre se destacó por su enorme compromiso con su provincia y país”.

Laudani en un encuentro de la Fundación Federalismo y Libertad, al la derecha, junto al actor Alfredo Casero

Laudani en un encuentro de la Fundación Federalismo y Libertad, al la derecha, junto al actor Alfredo Casero

“Llamé al 0800 muchas veces. No me atendía nadie. Llamé a todo el mundo hasta que conseguí una ambulancia”, contó Carolina al diario local La Gaceta. Los atendieron. A Laudani le recetaron paracetamol.

Mientras enviaban sus muestras al Malbrán, en los laboratorios locales hicieron estudios de genomas virales de influenzas A y B. El testeo de Ricardo fue positivo para la gripe A. Y le indicaron Tamiflú. A Carolina, de 46 años, los dos tipos de influenza le dieron negativo. Pero luego sería ella el primer caso confirmado comunicado en Tucumán. “Transité la enfermedad sin saberlo. Los resultados llegaron cuando los síntomas estaban desapareciendo”, le dijo a La Gaceta.

Hace un mes no se sabía nada. Madrid explotaba de gente. París explotaba de gente. Florencia explotaba de gente. Todo era un infierno de turistas. Y todo estaba perfectamente normal. No teníamos cómo saberlo”, reflexiona ahora, apuñalada por el duelo, Lezón Gottling.

Laudani, en su época de estudiante secundario

Laudani, en su época de estudiante secundario

El viernes 13 las muestras de laboratorio de la pareja ingresaron al Malbrán. En Tucumán, Ricardo rechazaba el Tamiflú. “Vomitaba la pastilla. No la toleraba. Vomitaba. Vomitaba. Y vomitaba. Entonces volví a pedir una ambulancia”, contó Carolina.

Una ambulancia surcó el silencio de la madrugada tucumana. Los atendieron en una sala de guardia. Le hicieron placas radiográficas. “Me dijeron que estaba todo bien. Y nos mandaron a casa”, agregó la esposa de Laudani. Volvieron a las 6 de la mañana y durmieron muchas horas. Ella también tenía fiebre.

Fue la última “noche” que durmieron juntos. Al otro día, desde el piso de arriba Ricardo llamó a su esposa al teléfono celular. “¿Qué pasa gordo?”, le preguntó ella. Del otro lado respondió el silencio. Un hueco. Otra premonición.

Carolina subió corriendo. Ricardo estaba desvanecido. Lo internaron en la clínica privada Mayo. Le diagnosticaron neumonía y lo conectaron a un respirador artificial. Ya no hubo recuperación. El domingo 29, tres semanas después de volver de Europa, 15 días después de ser internado, con los 50 recién cumplidos, Laudani murió.

Lejos de sus hijos y de su esposa. Aislado para siempre. “Ayer, en un sitio de noticias publicaron que Ricardo había muerto”, contó Carolina, sobre el peor momento de su vida: “Los chicos entraron llorando a mi cuarto: ‘¿Dicen que papi murió?’, me preguntaron”.

FUENTE : INFOBAE

Continue Reading

Más Vistas