Connect with us

Tecnologia

Natalia Zuazo: “Facebook nos organiza la información pero nosotros no sabemos con qué criterio lo hace, entonces es difícil confiar”

Published

on

Así lo aseguró la autora de “Los dueños de internet”, un libro donde analiza el rol de los gigantes tecnológicos en la educación, la comunicación y la economía. En diálogo con Infobae habló sobre “el club de los cinco” y cómo construyeron poder a lo largo de los años
 Play

“En este preciso instante, la mitad de las personas del mundo están conectadas a Google, Microsoft, Facebook, Apple y Amazon. En los últimos años, las plataformas tecnológicas se convirtieron en las empresas más ricas del planeta sin usar la violencia. Su poder se consolidó gracias a los millones de usuario como nosotros que les confían su atención y datos a través de teléfonos móviles y algoritmos”.

El texto pertenece a Los dueños de internet, un libro escrito por Natalia Zuazo, que es licenciada en Ciencias Políticas y magíster en Periodismo. Allí, la autora analiza en detalle cómo fueron construyendo poder los gigantes tecnológicos a lo largo de los años. Pone la lupa sobre algunos conceptos que se suelen usar para legitimar el avance de estas compañías e invita a reflexionar sobre la necesidad de politizar la tecnología para lograr una distribución más equitativa de los beneficios que vienen de la mano de la economía digital.

-¿Por quién está formado “el club de los cinco”?

-Yo los llamo “el club de los cinco”, algunos los llaman GAFAM, o de distintas maneras. Yo parto de una idea, que es que cada una de estas compañías, las plataformas tecnológicas, son a la vez productoras de sus propios mercados. Google domina el mercado de la big data pero a la vez es quien más capacidad predictiva tiene de nuestros consumos a futuro. Lo que hoy Google tiene de datos y la eficiencia de su tecnología ha hecho que se apropie de ese mercado porque tiene un producto muy bueno y a la vez un gran poder. Facebook se adueñó del mercado de las noticias y también genera roces con otros actores anteriores como es el periodismo, las compañías de comunicaciones y con la política, porque tiene un rol muy importante en cómo la gente se informa hoy en día. Microsoft tiene un rol muy importante en educación. Se ha posicionado como el gran líder de tecnología educativa, lo cual a veces hace que tome decisiones sobre política educativa y esas decisiones dejen de tomarlas quienes deben tomarlas, que son los funcionarios encargados de hacer la política. Empieza a pasar eso, que al ser tan importantes, la política terceriza en las empresas de tecnología las decisiones y los países dejan de ser dueños de esas decisiones. En el caso de Uber pasa lo mismo, lo tomo como un caso de una empresa que va a todos los países a ofrecer lo mismo, es una empresa de tecnología que se queda con los recursos, que se queda con el 25%, 30% de todos los viajes y sin embargo se vende para afuera como una economía colaborativa, sin embargo lo que yo cuento en ese capítulo es que utilizan recursos de bienes públicos en una ciudad, no pagan impuestos, cómo vamos a trabajar con esas contradicciones y cómo así se apropian de un mercado que quizás debería estar más distribuido.

-La idea de que con internet o estos negocios crece la democracia y las posibilidades de generar emprendimientos y de que haya una distribución de riqueza, ¿para usted no es cierto?

-Recurro a mi rol de politóloga, es decir, la democracia en realidad es un sistema de consenso que lleva mucho tiempo y lleva trabajo, lo acabamos de ver con la media sanción de la ley de legalización del aborto: fue un proceso que llevó muchas negociaciones, y que genera conflicto y que hay que negociar. La tecnología no es diferente. Y la democracia no necesariamente progresa porque haya tecnología en el medio. De hecho en la votación por el aborto, un diputado usó una plataforma tecnológica pero finalmente votó en contra de lo que decía esa plataforma. O sea que la tecnología no tiene nada que ver con la democracia per se. Y lo que yo digo, hacia el final del libro, es que lo que está pasando ahora en las iniciativas más innovadoras respecto de la tecnología en Barcelona o en Rosario son procesos que llevan mucho tiempo. Digo que la tecnología esté involucrada en la toma de decisiones, que pueda ayudar y que se pueda hacer política con la tecnología, pero que eso no nos evita un proceso de toma de decisiones que es largo, porque si hay intereses en conflicto va a haber que negociarlos. Y muchas veces, la tecnología parece que hace magia y resuelve esos conflictos y en realidad siguen estando y lo que hay que hacer es negociar.

-¿Entonces hay un costado político o nosotros debemos añadirle ese costado y permitir que los estados controlen para que se mejoren las condiciones?

-Digo que hay que politizar la tecnología y ¿qué es politizar la tecnología? Es preguntarnos para qué la queremos. En el capítulo de big data yo hablo mucho de los algoritmos y cómo las fórmulas algorítmicas, matemáticas, los códigos de la computación están tomando decisiones para darle un crédito a una persona en un banco, para darle una vacante en la escuela, para un sistema de salud, etc y por ahora esas decisiones son, en general, decisiones llevadas adelante por la eficiencia económica y en realidad tenemos que poder utilizar esa misma tecnología para tomar decisiones con un criterio que sea de beneficio social para los ciudadanos. Hay que lograr un equilibrio entre ese beneficio económico que obviamente va estar, y también decisiones que equilibren el poder entre los ciudadanos. Pongo un ejemplo de la ciudad de Barcelona, que fui allá, hice una investigación, y es que internet además de proveerse por grandes compañías, ellos también están promoviendo compañias de telefonía, de comunicaciones que tienen un criterio más cooperativo, que van más allá del gran mercado y que ofrecen, en ciertos barrios, sistemas más pequeños pero más justos en términos de precio, calidad, de no cortarle el servicio de una a una persona que no puede pagarlo. Esas son negociaciones. Parecen ejemplos pequeños pero hacen la diferencia. No es lo mismo un algoritmo que evita darle un crédito a personas que no lo puede pagar. La pregunta es qué pasa con esa persona que quiere pedir un crédito, no lo puede pagar y también necesitan un crédito y cuyas decisiones de vida van a involucrar cada vez más algoritmos. Lo que yo digo es ojo que estas fórmulas toman decisiones sobre nuestras vidas y muchas veces no lo sabemos.

-¿Habría que entrenar a los algoritmos de forma diferente?

-Sí, digo que hay que entrenar a los algoritmos de forma diferente, que no siempre necesariamente tienen que ser las empresas o los programadores los que tienen que estar en la construcción de esos algoritmos, sino que tienen que estar involucradas otras personas. O que esos mismos programadores tienen que tener más consciencia de que esos algoritmos van a tomar decisiones sobre las vidas de las personas, entonces tienen que llevarlos a tomar decisiones que involucren un interés social o que las personas que contratan a esas fórmulas, algoritmos, empresas para tomar decisiones políticas se tienen que asegurar de que las decisiones sean justas. La tecnología no tiene que llevarnos a más desigualdad digo yo, sino que tienen que servirnos para volver a un sistema que genere más igualdad porque lo que vemos hoy es que hay mucha desigualdad. Y si la gran mayoría de los millonarios del mundo tienen que ver con empresas de tecnología algo tendrán que ver con la desigualdad.

-Y usted piensa que no son inocentes…

-Por su puesto que no son inocentes. Uno de los casos donde comprobamos la no inocencia de uno de ellos es en el caso de Mark Zuckerberg y Cambridge Analytica.Es interesante que hayamos titulado “fue un escándalo y fue una filtración” cuando en realidad sabíamos que las empresa, que es Facebook, venía compartiendo datos con terceros, con otras empresas, ahora no lo hace más, pero sabíamos que lo venía haciendo hace un tiempo y que las consecuencias podían llegar, por ejemplo, a la manipulación de una campaña política. Tal vez no lo queríamos ver o estábamos un poco fascinados con el poder de Facebook en otras cuestiones, por ser un modelo donde se podía generar un contenido distinto, nuevo y de repente dijimos: “Ahí está pasando algo, estos poderosos o Mark Zuckerberg ya tiene demasiado poder”. Porque en realidad es una regla de la política. El poder no es un absoluto, es una relación y en este momento de la relación la tecnología tiene mucho poder y la política perdió el poder entonces, yo creo que ahí lo que está pasando es que tenemos que recuperar un poco el equilibrio en esa relación entre la tecnología y la política.

 Play

-Usted describe a Facebook como “el guardián oscuro de la información”. Hoy leí un informe que decía que la red social está perdiendo credibilidad como un espacio para informarse con noticias y que los usuarios están volcándose cada vez más a los medios que consideran más confiables. ¿Qué piensa de esta tendencia?

-Me parece interesante que esté pasando esto por lo que veníamos hablando. Tienen tanto poder y nos acostumbramos tanto a informarnos por ese medio que si de repente nos dicen ese medio no es tan transparente como pensamos, sobre todo cuando no podemos…Yo digo que el punto principal con Facebook es que nos organiza la información pero nosotros no sabemos con qué criterio organiza esa información porque la empresa no lo dice, entonces es difícil confiar. Nosotros, en los medios tradicionales sabíamos cómo estaba organizada una portada, o en los medios digitales sabemos que hay un editor pero ¿cuál es el editor de Facebook? Y Facebook que, al mismo tiempo, dice “soy un intermediario”. El gran problema, y me parece que por eso puede estar sucediendo esta retracción de los usuarios e informarse por otros lados, es que si no nos dicen cómo eligen la información por nosotros, nosotros vamos a querer retomar la elección y elegir un poco más, ¿no?. Y con la tecnología, cuando yo estudio estas historias, porque en realidad son historias de empresas y nuestra relación con las empresas, siempre hay un momento en que les damos mucho, en un momento de estar maravillados con lo nuevo y después decimos: “Bueno, ya le di mucho puedo volver a hacer otra cosa o ¿qué más puedo hacer para protegerme?”. Hay un ida y vuelta entre la libertad y el miedo, que son otros dos sentimientos que yo creo que siempre están en juego con la tecnología, que son contradictorios, pero que están todo el tiempo, chocando.

-¿Cómo es ese juego entre la libertad y el miedo a las nuevas tecnologías?

-Todas las tecnologías siempre, al principio, generan un miedo, el miedo inicial a lo nuevo: ¿qué va a pasar con esto?, ¿cómo nos va a afectar como sociedad?, ¿nos va a quitar el trabajo?, entonces la rechazamos. Después la aceptamos porque si se masifican es porque efectivamente esas tecnologías nos resuelven problemas, nos hacen más fáciles las cosas, etc. Después, lo que está pasando en este momento es que las aceptamos. Tienen tanta buena llegada, son eficiente y le damos demasiado y entonces ahí nos damos cuenta de que quizás les dimos demasiado y que cuando las usamos también tenemos que comenzar a pensar, ser más conscientes de cómo las usamos. Y ese ida y vuelta está presente en todas las tecnológicas. Y pasa mucho con la automatización y el futuro del trabajo que es un tema del que se escriben pilas de cosas y en realidad es un poco más relativo y gris de los dos extremos entre “la tecnología va a hacer que trabajemos muy poco y tengamos una vida más libre” o “la tecnología nos va a quitar el trabajo”. En el medio pasan cosas.

Más del 50% de la población del mundo está conectada a internet (Getty Images)

Más del 50% de la población del mundo está conectada a internet (Getty Images)

-¿Hay que darle un aspecto moral al algoritmo?

-Sí, hay que agregarle ética a los algoritmos. Es una frase que debe estar en el libro y que yo lo digo todo el tiempo y que lo charlo con la gente que está metida en esto. Si las futuras generaciones que programan no se preguntan por la ética de los algoritmos, en el futuro va a ser un problema.

-¿Estamos más libres o más controlados?

-Las dos cosas al mismo tiempo. Es difícil dar esa respuesta porque es una respuesta que dice que vivimos en contradicción y yo creo una de las cosas que nos muestra la tecnología es que vivimos en contradicción, como en muchos aspectos de nuestra vida, no se escapa de eso. La tecnología, por un lado, nos da más libertad para trabajar en un lugar lejos de nuestra casa si queremos, o no tenemos que acercarnos a un lugar para hablar por teléfono, hay cosas que hoy son distintas Y al mismo tiempo nos controla más de una manera que no percibimos pero que está ocurriendo, por eso yo digo que hablar de esto, contar estas historias, escribir “Los dueños de internet” o el anterior, “La guerra de internet” lo que ayuda es a crear consciencia y la consciencia siempre es algo valioso per se; después cada uno individualmente o socialmente tomaremos decisiones distintas, pero yo siempre digo que la conciencia en estos temas es importante.

Infobae

Foto La Nacion

 

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros.

Continue Reading

Tecnologia

Arsat sufrió un ciberataque en la previa al partido de Argentina con Polonia y no descartan que hayan sido hackers rusos

Published

on

La empresa estatal tiene a cargo servicios de transmisión de datos, telefonía y televisión por medio de infraestructura terrestre, aérea y espacial.

Arsat sufrió un ciberataque en la previa al partido de Argentina con Polonia

La Empresa Argentina de Soluciones Satelitales (Arsat) sufrió un ciberataque en la previa al partido que enfrentó Argentina contra Polonia en la primera fase de la Copa Mundial de Fútbol. Según pudo saber Infobae, las autoridades no descartan que los responsables sean hackers rusos.

“En el día de hoy sufrimos una caída en el área de sistemas corporativos que afectó sólo a los sistemas internos de la empresa. En este momento nos encontramos aplicando procedimientos de prevención. El incidente no afectó ningún servicio ni los datos de nuestros clientes. ARSAT garantiza la conectividad, el tratamiento y resguardo de los mismos”, informó el organismo en su cuenta de Twitter.

El tuit de ARSAT donde informaron el ataque al sistema corporativoEl tuit de ARSAT donde informaron el ataque al sistema corporativo

Altas fuentes relataron a este medio que el ataque se registró a las 21 del martes y que las alarmas sonaron a las 5 de la mañana de este miércoles. Además, detectaron que los hackers intentaron ingresar por el sistema corporativo, que pertenece a la administración, y no por los sistemas satelitales.

Hubo un primer aviso e intento de ataque cuando Argentina se preparaba para enfrentar a México el pasado sábado a las 16. Es por eso que para el próximo partido, cuando el equipo de Lionel Scaloni enfrente a Australia por octavos de final, Arsat se mantendrá alerta ante la posibilidad de que se repitan los acontecimientos.

ARSAT es una empresa de telecomunicaciones del Estado Argentino que brinda servicios de transmisión de datos, telefonía y televisión por medio de infraestructura terrestre, aérea y espacialARSAT es una empresa de telecomunicaciones del Estado Argentino que brinda servicios de transmisión de datos, telefonía y televisión por medio de infraestructura terrestre, aérea y espacial

Por lo pronto, esta madrugada realizaron un apagón en el sistema para que el ataque no prosperare. Hasta el momento no se difundió ningún informe ni se precisaron daños de forma oficial.

Debido a que ARSAT tiene a cargo servicios de transmisión de datos, telefonía y televisión por medio de infraestructura terrestre, aérea y espacial, un ciberataque hubiera afectado la transmisión del partido de la Selección argentina en todo el territorio nacional.

También brinda servicio al telepuerto satelital que posee el Ejército Argentino y también mantiene la conexión con las bases antárticas de nuestro país y con los buques de la Armada Argentina.

Renovación del directorio

En agosto de este año, Arsat renovó su directorio y nombró a Facundo Leal como presidente, quien además fue ratificado como Gerente General. Al mismo tiempo, confirmaron a Guillermo Rus en su rol de vicepresidente, cargo que desempeñaba desde el comienzo de la actual gestión.

Entre sus prestaciones, ARSAT brinda servicio al telepuerto satelital que posee el Ejército Argentino y también mantiene la conexión con las bases antárticas de nuestro país y con los buques de la Armada Argentina (Archivo DEF)Entre sus prestaciones, ARSAT brinda servicio al telepuerto satelital que posee el Ejército Argentino y también mantiene la conexión con las bases antárticas de nuestro país y con los buques de la Armada Argentina (Archivo DEF)

Con estos nombramientos, el Directorio quedó compuesto por tres históricos expertos de la empresa: Facundo Leal, Guillermo Rus y Marcelo Tesoro. La composición se completa con la anteriormente designada Soledad Gonnet, y el ingreso de Alejandro Persano.

Tras la oficialización en su nuevo cargo, Leal se refirió a la conformación del directorio: “La decisión del Gobierno nos honra y nos coloca ante la responsabilidad y desafío de continuar con el rol de ARSAT. Formamos parte del selecto grupo de países que producen satélites, hemos desarrollado y puesto en marcha una de las mayores redes de fibra óptica para generar conectividad e inclusión digital. Además contamos con un Datacenter modelo y tenemos a nuestro cargo la operación de la Televisión Digital Terrestre y la Televisión Satelital, que federaliza el acceso a contenidos”, destacó.

FUENTE INFOBAE

noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

canalxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

caprica.org.ar no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Tecnologia

Netflix: Guillermo Francella y Luis Brandoni la rompen en una gran comedia

Published

on

Netflix tiene en su catálogo a una gran comedia protagonizada por, Guillermo Francella y Luis Brandoni. Una película con mucho humor.

Netflix tiene en su catálogo a una gran comedia protagonizada por, Guillermo Francella y Luis Brandoni.

“Mi obra maestra” trata sobre la amistad entre Arturo (Guillermo Francella) y Renzo (Luis Brandoni). Arturo es un marchand de arte encantador, sofisticado, aunque un poco inescrupuloso, que tiene su propia galería de arte en el centro de Buenos Aires, ciudad que ama.

►TE PUEDE INTERESAR: Netflix: Joaquín Furriel la rompe en un thriller psicológico

Streaming. Netflix: Guillermo Francella y Luis Brandoni la rompen en una gran comedia.

Streaming. Netflix: Guillermo Francella y Luis Brandoni la rompen en una gran comedia.

La película se maneja con bastante soltura dentro de los cánones de la comedia farsesca, aunque en ciertos pasajes la mirada que se pretende despiadada sobre los excesos y abusos del mundillo de la artes visuales termina apelando al trazo grueso y al cuestionamiento más bien superficial y banal.

De qué se trata, “Mi obra maestra”

Guillermo Francella y Luis Brandoni encarnan dos amigos tan entrañables como diferentes en “Mi obra maestra”, filme de Gastón Duprat que se mete en el “insólito” mundillo de las artes plásticas con fino humor y mucho de misterio.

►TE PUEDE INTERESAR: Netflix: Diego Peretti te hará reír con una comedia desopilante

Francella encarna a Arturo Silva, un “marchand” citadino, con cierto aire de sofisticación propio del mundo del arte y hábil para descubrir nuevos talentos y hacer negocios, aunque en diez años no ha logrado vender ni un solo cuadro de su amigo Renzo Nervi (Brandoni).

Streaming. Netflix: Guillermo Francella y Luis Brandoni la rompen en una gran comedia.

Streaming. Netflix: Guillermo Francella y Luis Brandoni la rompen en una gran comedia.

El veterano pintor ha sido una celebridad en la década de 1980, pero ahora su obra está devaluada y su vida hecha una ruina, económica y sentimentalmente, en gran parte por su perfil antisocial y, como se define el propio Renzo, un ser “ambicioso, egoísta”, una “especie de discapacitado” que hace “algo inútil”.

Renzo no encuentra nuevas ideas para “modernizar” su obra más allá de pegarle dos tiros a uno de sus cuadros. Arturo, con todo, intenta ayudarle.

Elenco

  • Guillermo Francella
  • Luis Brandoni
  • Raúl Arévalo
  • Andrea Frigerio
  • María Soldi
  • Alejandro Paker

 

FUEBTE DIARIO UNO

noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

canalxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

caprica.org.ar no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Tecnologia

Por qué la industria tecnológica está en crisis y hay tantos despidos

Published

on

Amazon, Meta, Twitter y otras empresas decidieron reducir su fuerza laboral producto de la normalización tras la pandemia.

Muchos son los efectos que están golpeando a la industria de la tecnología en la actualidad, incluso motivos que están por fuera de las esferas propias de las empresas y tienen que ver con temas que afectan a otros sectores de la sociedad, generando un coletazo de ‘incertidumbre’.

Amazon, Meta, Twitter, Lyft, Stripe, Robinhood y Coinbase son algunas de las empresas que han despedido empleados en las últimas semanas, en una ola de salidas que pone el punto de mira sobre este sector y el signo de interrogación por lo que pueda pasar en el futuro.

Covid-19, el primer detonante

La pandemia fue una oportunidad para esta industria. Nadie esperaba un crecimiento tan grande en medio de una crisis mundial, pero la necesidad de trabajo en casa, comunicaciones, compras online y entretenimiento llevaron a muchas empresas a realizar apuestas e inversiones, que tras los dos años más álgidos y la estabilización social, las consecuencias se hacen evidentes.

Este es uno de los primeros motivos por los que el sector está en un momento de movimiento laboral, incluso Mark Zuckerberg reconoció haberse equivocado en sus predicciones económicas durante la pandemia en temas como el comercio electrónico, la necesidad de una gran fuerza laboral y las inversiones, pero “esto no salió como esperaba”, dijo el CEO de Meta.

Las empresas de tecnología están despidiendo empleados y bajando inversiones por varios motivos.Las empresas de tecnología están despidiendo empleados y bajando inversiones por varios motivos.

“Hay que tener en cuenta que hubo un boom de contrataciones desde 2020 en adelante, porque hubo un crecimiento de las empresas durante la pandemia, pero ese optimismo no se está viendo reflejado en mayores ingresos y el impacto de la pandemia ya mermo, por lo que se está viendo que no había tantos recursos a futuro para invertir en esa gran cantidad de trabajadores”, afirma Edgar Medina, experto en tecnología y marketing digital.

Es así como Meta despidió al 11 mil de sus trabajadores, Amazon a 10 mil, Twitter a más de 4 mil, Stripe a más de mil y la lista puede seguir porque se dio una sobrecontratación, pensando en que el crecimiento después de la pandemia iba a seguir igual.

La construcción del metaverso

El siguiente motivo es el cambio de mentalidad que generó el metaverso. Aunque es un tema que viene en construcción desde hace unos años, la decisión de Zuckerberg de cambiar el nombre de su compañía a Meta, generó que empresas grandes, medianas y pequeñas se interesaran por este tema. Pero aún es un camino largo.

“Todavía hay mucho desconocimiento del tema y muchas empresas se lanzaron de lleno a esto, queriendo madurar a golpes y el resultado es perdidas para muchas de estas compañías, lo que puede congelar un poco el tema del metaverso porque hay incertidumbre al no ser el momento para apostar por algo que está empezando”, señaló Juan Forero, experto en tecnología y creador de la cuenta en Instagram, ‘El profe Jorge’.

Si bien el problema no es el metaverso en sí, el punto está en la incertidumbre por su apuesta, en que las empresas están tomando con más calma sus inversiones en medio del desarrollo de este proyecto a gran escala.

Las empresas de tecnología están despidiendo empleados y bajando inversiones por varios motivos.Las empresas de tecnología están despidiendo empleados y bajando inversiones por varios motivos.

“Muchas de las apuestas de las tecnológicas están direccionadas al futuro como, por ejemplo, el metaverso. Hacen estas inversiones pensando que les van a traer réditos, pero ellos trabajan bajo pérdida durante mucho tiempo como sucedió con Amazon durante 10 años y ahora lo está haciendo Meta, pero llevan ocho años y aún no ha despegado”, dice Medina.

Sin embargo, Meta siempre ha dejado claro que su proyecto de metaverso es algo pensado a futuro y no algo a corto plazo porque implica mucho desarrollo.

Te puede interesar:

La economía global

Por último, este es un factor que trasciende todos los problemas. Las industrias y países están en un momento de dudas económicas, la inflación está afectando a cada persona de forma particular y para las tecnológicas el golpe viene en la inversión, caídas en la bolsa y por ende disminución de ingresos.

“No es algo solamente de la industria tecnológica, porque también está pasando en el turismo, en la automotriz y demás. Esto en parte por la recesión económica y por niveles de inflación que no se veían hace mucho tiempo, lo que representa una disminución en el crecimiento de estas compañías. Un ejemplo es Facebook, que tiene menos anunciantes y los ingresos disminuyen”, menciona Forero.

Es por eso que “en medio de una incertidumbre por una amenaza de recesión global, hay menos voluntad de invertir en tecnologías nuevas que generen ciertos riesgos, de ahí que veamos a las empresas grandes en problemas”, completa Edgar Medina.

Es así como el progreso de las empresas tecnológicas a nivel mundial está siendo limitado por múltiples factores, que sin duda pueden afectar al consumidor final, “porque muchos de sus productos pueden subir de precio, como ha pasado con Netflix en varios países” o la apuesta de Twitter con Twitter Blue. Una crisis que para los expertos pone al futuro en un panorama “gris”.

 

FUENTE INFOBAE

noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

canalxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

caprica.org.ar no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

 

Continue Reading

Más Vistas