Connect with us

Opinión

Pandemia, China, vacunas, tres Kirchner y un pelotudo

Avatar

Published

on

Para fin de año el mundo contará con 100 millones de vacunas para una necesidad mínima de 1700 millones. Ya se sabe cuantas le tocarán a la Argentina.

 

Es probable que el mundo haya ingresado en su hora más siniestra: la de las guerras bacteriológicas. Y en esa monstruosa contienda China ha arrancado con la ventaja de ser el país iniciador y además plantear la pelea en un escenario y que le es históricamente propicio; porque desde siempre el gigante del Asia ha librado sus batallas desde dentro de su propio territorio, sin invadir con fuerzas militares ni salir de sus fronteras.

¿Cuánto le podía costar a una nación con un ejército que supera los cinco millones de efectivos tomar la isla de Taiwán para devolverla a su territorio?…¿una mañana?, ¿media hora?…tal vez menos. ¿Y Hong Kong?…¿y el Tibet?…otro tanto.

Pero no… los de los chinos pasó siempre por lo cultural. Le regaló a Occidente la pólvora y con ella el mensaje encriptado del «mátense entre ustedes» que tan bien supimos

entender los destinatarios.

O los tallarines, traídos a esta parte del mundo por el ingenuo Marco Polo,  con su invitación a fenecer aplastados por los carbohidratos y la obesidad.

O el papel, en el año 105, para facilitarnos un instrumento imprescindible para que repartiésemos panfletos, imprimiésemos mucho más dinero del que podíamos respaldar -y de paso terminásemos dependiendo de un SWAP que ellos mismos nos facilitarían para que siguiésemos alimentando el fuego de la inflación- o para escribir artículos que la AFI pudiese utilizar para espiar, perseguir y amedrentar a sus autores.

Alrededor del siglo IV a.C. dominaron los procesos de destilación para producir bebidas alcohólicas a partir de elementos como la salsa de soja y vinagre. Investigaciones arqueológicas encontraron vasijas con una data de más de 9 mil años y que habrían contenido alcohol bebible, lo que le da a los chinos del título de ser la primera civilización en crear bebidas alcohólicas. Sin embargo la cirrosis hepática y el alcoholismo han sido creaciones suicidas de Occidente y hoy lo padecen porcentajes alarmantes de ciudadanos de los países con los que Beijing compite para la dominación del universo.

Si hasta la carretilla, un elemento que ha destrozado millones de espaldas alrededor del mundo, es una invención perversa de los chinos. Total…a ellos le sobran espaldas, campesinos y trabajadores, dispuestos a arrastrar una de ella durante toda la vida por apenas unos pocos centavos. O morir fusilados en caso de negativa…

Pero esta vez se les fue la mano. Nadie puede ser tan ingenuo de creer que el COVID-19 se les escapó por culpa de una mandarín distraído que se olvidó cerrar la puerta y que, oh casualidad, solo contagió a una pequeña región de su país mientras llegaba a todos los confines del mundo. En la ecuación habitantes+territorio China es el país con menor índice de contagios de la tierra.

Ahora se calcula que en una primera etapa se necesitarán 1700 millones de vacunas: 700 para inocular a todo el personal sanitario del sistema universal y 1000 para la población de riesgo, compuesta por cardíacos, hipertensos, diabéticos y mayores de 60 años. Para colmo el país padre del virus tiene uno de los índices de longevidad cuantitativamente más alto del planeta…

¿Sabe cuántas vacunas se supone estarán disponible para fin de este año?: entre 100 y 120 millones de dósis. ¡¡¡Para una primera necesidad de 1700 millones!!!.

Algunos voluntaristas del «hablar por hablar» sostienen que Argentina se postuló para ser sede de la prueba que los laboratorios Pfizer y BioNTech para estar en los primeros puestos de los países que reciban la vacuna. Una verdadera estupidez…cualquiera sea el resultado de esta y otras investigaciones que se están llevando adelante, el reparto tendrá que ver con decisiones económicas y geopolíticas de las cuales estamos demasiado alejados como para abrigar alguna esperanza de privilegio.

Uno de los criterios que se están evaluando tiene que ver con la población y el índice de circulación de la enfermedad en cada país.

Con respecto a esto último, gracias a Dios, parece que el nuestro ha sido uno de los más acertados a la hora de elegir estrategias de lucha contra el virus, así que posiblemente los únicos que podrían recibir algunas dosis serían dos «países limítrofes» que poco y nada tienen que ver con nosotros: la CABA, esa rica nación de clase media que vive del trabajo del resto de los argentinos, y el conurbano, aquel conglomerado construido sobre las necesidades electorales y al que también sostenemos a cambio de que nos haga el favor de elegir gobierno por nosotros.

El resto, la Argentina que produce, trabaja, invierte, crece, siembra, pesca, ara, trepana, genera energía, construye la industria turística, teje, alimenta y tantas otras cosas, deberá conformarse con mirar de lejos como rebozan salud sus vecinos de esos extraños países que se metieron, como el virus, en nuestra anatomía territorial.

Y si el reparto es por cantidad de población…estamos en el horno.

Felices con nuestra impenitente costumbre de ser muy pocos en tan vasto territorio, un cálculo optimista diría que puede llegar a tocarnos aproximadamente…cuatro dosis.

Tres irían a parar al torrente sanguíneo de Cristina, Máximo y Florencia y la cuarta sería para Parrili.

Ya sabemos que los argentinos siempre necesitamos de un pelotudo para seguir adelante.

Por Adrián Freijo –

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Infobae cambia de dueño

Avatar

Published

on

Hoy la usurpación pasó a ser la escribanía de los ladrones

 

autor

Los sorprende ¿no? Más lo debe sorprender al dueño. Hoy me levanté, hablé con Grabois, fui a las oficinas de Infobae con un grupo de amigos, nos pusimos a escribir y ahora es mío.

Por supuesto que esto es ficción; hoy. Pero mañana, si a alguien se le ocurriera y viendo lo qué pasa, ¿sería posible?

Es que no tienen sentido los poderes, las escrituras, los títulos de propiedad, los contratos. Es que hoy la usurpación pasó a ser la Escribanía de los ladrones y corruptos.

El caso Etchevehere simboliza un antes y un después en el sistema democrático. Está en nuestras manos, como ciudadanos, la coherencia e inteligencia para pensar esa frase tan chiquita de instrucción cívica de primer año de la escuela secundaria: NUESTRO DERECHO TERMINA DONDE COMIENZA EL DERECHO DEL OTRO.

Parece una pavada, y de tan simple y sencilla nadie se dio cuenta de que es la única verdad, porque la democracia no se hace con el patrimonio del otro, con el bolsillo del otro, con la falta de respeto al otro, ni a los zarpazos, arrancándole al otro lo que le pertenece. Tal vez algunos políticos piensen que todos son de su condición y que las cosas se consiguen en forma ilícita, espuria, corrupta, con coimas y testaferros.

Pero nos olvidamos de que la gran mayoría de los argentinos nativos o por opción que mantenemos a los Grabois, a los D’Elía, a los Pérsico y a cientos más, que no somos descendientes de abogados exitosos, ni de arquitectos egipcios, sino que venimos de tanos, gallegos, judíos, chinos, vascos, turcos, y cuanto lugar de origen en el mundo se les ocurra, que llegaron a estas tierras a ser lo que hoy somos.

A ningún populista piquetero, puntero o político se le ocurre que el porvenir se hace trabajando y no usurpando, robando, invadiendo, violando lo que es de otro. Por eso les digo que es un punto de inflexión, en el que la Argentina no se divide, pero que nos obliga a elegir: ¿queremos saqueadores, piratas, ladrones? ¿O nos quedamos con la boina, el arado, el martillo y la dignidad del trabajo?

Piénsenlo, tal vez parafraseando a Antonio Machado, …si hay un argentino que quiere vivir y a vivir empieza, entre una Argentina que muere y una Patria que bosteza…

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Opinión

MDP : Es muy triste pensar qué pasará con nuestras salas”

Avatar

Published

on

Esperable pero no menos shockeante para los teatros marplatenses es la noticia sobre la imposibilidad de desarrollar actividad en las salas durante la temporada de verano, con motivo del COVID19. Mar del Plata afrontará un verano sin la actividad que la hace única a nivel mundial y el golpe para los artistas y productores es total.

“Comprendemos el riesgo sanitario, obviamente defendemos la salud, pero junto con la economía hacen a la vida en la actualidad. Es una situación que sabíamos que podría pasar, pero estábamos trabajando para que los protocolos nos dieran una oportunidad”, dijo Carlos Petón Vinciguerra, dueño y productor de la sala más emblemática de calle Rivadavia: Teatro Victoria.

El espacio, ha subsistido estos meses gracias a los ahorros de la familia Vinciguerra (ya agotados) y “la colaboración voluntaria de los papás de los chicos que estudian en nuestra escuela de comedia musical, que toman clases por zoom. Las familias depositan lo que pueden y con eso vamos pagando las cuentas y a nuestro personal. Inclusive de manera solidaria organizaron una rifa que se sorteó este fin de semana. Las familias nos acompañan y empujan a seguir”.

La sala del Victoria es autogestionada, dentro de un circuito muy popular como el de calle Rivadavia: “Somos una familia que pusimos nuestra última década de vida para brindar entretenimiento y dar espacio a los artistas. Como nosotros, hay muchas salas independientes en la ciudad que no encuentran ningún sustento, ayuda, luz en medio de esta situación sanitaria tan triste para todos”.

Con respecto al streaming, indicó que “es una posibilidad pero no todos los productores, salas o artistas, cuentan con la tecnología o el dinero para adquirir o alquilar la tecnología necesaria para brindar sus espectáculos en este formato. Sin dejar de pensar en que muchas obras no pueden ser tampoco brindadas en ese formato, porque el teatro es un hecho vivencial, sensorial”.

“Me genera angustia pensar qué va a pasar con muchas salas de nuestra ciudad con esta situación”, finalizó.

Continue Reading

Opinión

Eduardo Dominé: «Quiero transmitir mi amor por el club»

Avatar

Published

on

El director deportivo de Quilmes de Mar del Plata estuvo en una nueva edición de APREBA en vivo: «Pasé mucho tiempo en el club desde chico y hoy trato de demostrar lo que significa para todos», le dijo a Martín Segura.

El histórico jugador marplatense Eduardo Dominé fue parte de la tradición de los jueves de APREBA en su ciclo de entrevistas realizado por Instagram Live. En este caso fue entrevistado por Martín Segura y ambos hablaron de su presente como director deportivo del club de sus amores y la transición que tuvo que sufrir desde el momento que se retiró hasta reencontrarse con el deporte.

«El proceso para retirarme fue durísimo y cuando lo hice no quería mirar ningún partido más. Por suerte tuve a mi familia y mis amigos cerca que me pudieron contener, pero me costó mucho hacerlo», confesó en una charla muy interesante que dejó muchas frases para repasar.

«La Asociación de Clubes mejoró mucho y te ayuda bastante. Uno siempre tiene que pensar que después de ser jugador tiene que pensar qué va a hacer a futuro, la jubilación en el básquet es a muy temprana edad».

«Ahora, como director deportivo de Quilmes, que es el club de mi vida, voy a intentar transmitir la pertenencia y el amor por el club. Lo que significa Quilmes para mí y para mi vida los transmito todos los días. Siento al club como si fuera mi casa, pasé mucho tiempo ahí desde chico y hoy trato de demostrar lo que significa el club para todos y que Quilmes se hace de todos nosotros».

Otro de los tópicos que se dieron en la charla fue la rapidez y la facilidad con la que los jugadores argentinos pueden ir a jugar al exterior para adquirir experiencia y tener un roce internacional. Como indica Dominé, ese factor fue fundamental a la hora de enfrentar a las selecciones en los campeonatos internacionales.

«En mi época no teníamos un roce internacional que nos permitiera desarrollarnos más. Desde que se puede tener pasaporte comunitario, los jugadores fueron pegando el salto a las mejores ligas del mundo. Hoy les digo a los que tienen la oportunidad, que se vayan, obviamente sirve para desarrollarse como profesional, pero también es una chance de conocer el mundo y aprender cosas diferentes».

FUENTE : apreba.com.ar

Continue Reading

Más Vistas