Connect with us

Cultura

De Peñarol a las Malvinas

Published

on

Martina Zustovich nació en Buenos Aires en 1999, 17 años después de la guerra de Malvinas. En 2004 llegó a Mar del Plata con toda su familia. Sus hermanos más grandes, Sofía y Eugenio, jugaban al básquet en Social Lanús y una vez que se instalaron en “La Feliz” empezaron en Peñarol. Ella los siguió. Hizo todas las Inferiores y hoy, mientras sigue jugando, es ayudante en las categorías Mini y U13 femeninas.

El año pasado terminó la secundaria en el Colegio Del Libertador y para culminar una etapa especial, hizo un viaje que nunca olvidará. ¿De Egresados a Bariloche? No, fue a las Islas Malvinas a vivir una experiencia que guardará siempre en su corazón. En medio de emociones y lágrimas, “Marti” compartió sus sensaciones en una extensa y rica charla.

“En 2016 nos llevaron a ver un documental que se llama Héroe Corriente al Museo MAR. Estaba en quinto año. Después que lo pasaron apareció Julio Aro, un excombatiente y nos propuso un proyecto, un concurso. Él es amigo de nuestra profesora, Carola Sanciveli. Éramos uno de los tres colegios elegidos junto con el Jesús Obrero y otro de Balcarce. El proyecto tenía muchas fases, el colegio que ganaba podía llevar cinco chicos a las Malvinas y todo el viaje lo bancaba la Fundación No Me Olvides, de la cual Julio es el presidente. Todo el 2017 estuvimos trabajando para poder cumplir ese sueño”, contó Zustovich, quien juega de escolta y pronto comenzará la carrera de medicina.

– ¿Qué fases fueron pasando?

– Tuvimos que diseñar un logo, sacarle fotos a la gente mostrándolo y conseguir “Me Gusta” en las redes sociales, y también tuvo un costado solidario por el cual decidimos apadrinar al Jardín de Infantes N°14, que se llama Marcelo Gustavo Planes en honor a un excombatiente que murió el último día de la guerra. Queda en el barrio Hipódromo, juntamos plata y le hicimos una pared enorme de ladrillos para que no les roben los juguetes del patio. Para poder recaudar vendimos rifas, tortas e hicimos una kermesse.

– ¿Cómo siguió el proyecto?

– Fue avanzando hasta que en un momento la Fundación dijo que no podía solventar el viaje y que dependía de los colegios juntar la plata. Juntamos para ocho del nuestro, más dos profesoras, y el de Balcarce viajó completo. Vendimos rifas en la despedida de Leo Gutiérrez y en el partido de Aldosivi cuando descendió. Nos querían “matar” y nosotros vendiendo un bono contribución. Todos los viernes en la escuela vendíamos tortas, medialunas, chocolatada y también vendimos pines por toda la ciudad.

– Hasta que llegó el momento esperado.

– Sí. Fue muy difícil la previa. Quedamos siete y fuimos un mes antes al psicólogo. Eso nos ayudó para estar unidos ante cualquier cosa que pudiera pasarnos. Estaba muy ansiosa y además me tuve que comprar ropa para la nieve porque hacía mucho frío.

– ¿Cómo pensás que nació tu inquietud por viajar a Malvinas?

– Me gusta la historia argentina y siempre me llamó mucho la atención esa época. Cuando vi el documental, y después cuando tuvimos que meternos mucho en el tema, me tocó el corazón la marginación que sintieron los soldados cuando volvieron. Por ese no reconocimiento es que yo quería ir, como para decir “bueno, no te lo dieron en aquella época, te lo voy a dar yo”. Fui a sentirme parte de lo que ellos vivieron.

 

– Una vez en Malvinas, ¿qué cosas te “pegaron” más fuerte?

– Fuimos al cementerio a ver a gente que estaba enterrada ahí y que cuando murió tenía la misma edad que yo. Fue muy fuerte y emocionante. Lo más loco es que me sentí muy emocionada por estar con gente que no conocí, no voy a conocer y no sé quiénes son ni conozco a sus familias. Yo no tengo a nadie ni cercano que fue a la guerra, ni siquiera que haya hecho el servicio militar. A todos los que conocí fue por este proyecto. Y una vez que estás ahí es como que los conocés a todos. Y tenés ganas de abrazarlos. Te choca. Es como que estás entre amigos. Ponerle los rosarios es muy fuerte. Hay cruces que no tienen rosarios y es porque nadie los fue a visitar todavía. Es tremendo. Hay otras que tienen un montón. Ponerle a las que no tienen nada te mata.

– El proyecto de Julio Aro y su Fundación No Me Olvides culminaba con el reconocimiento de los cadáveres que están allá enterrados.

– Nosotros fuimos a reconocer a los excombatientes a los que se les hizo la exhumación del cuerpo. Fue un momento muy emotivo, el más importante de todo el viaje. Me costó mucho entrar al cementerio. Estuve dos horas y cuarto llorando en la puerta sin poder pasar. Fuimos dos veces, primero a conocerlo y después a dejar 230 rosarios. En las dos visitas pusimos nombres.

– ¿Cómo es el lugar?

– Es hermoso. Y es el único lugar en el que te sentís argentino. Está a dos horas de la ciudad, en el medio de la nada, de un campo marrón enorme porque no hay verde. Entre el viento fuerte y el frío hay 230 cruces, la mayoría sin nombre. Hay algunas en las que hay cinco. Y en el fondo una cruz imponente con una virgencita al lado y unas placas en las que sí están todos los nombres de los soldados.

– ¿La segunda vez que fueron pudiste entrar rápidamente?

– ¡Nooo! También me costó, pero no teníamos tanto tiempo porque fuimos a poner todos los rosarios. Al estar ahí se te vienen muchas cosas a la cabeza. Encima justo ese día se cumplieron dos meses del fallecimiento de mi abuela Nelly y se me cruzaron todos los sentimientos que te puedas imaginar. Igualmente, una vez que entré no me quería ir. Creo que voy a ir 20 veces más y voy a sentir cosas distintas. Quiero volver a ver las placas con los nombres de los que fueron identificados, porque no se las pudimos poner más que con una hoja impresa ya que las placas las tiene que autorizar el gobierno.

– ¿Qué sentías en la puerta?

– Y… recordaba cosas que escuchaba cuando fuimos al teatro sensorial. Gritos, bombas, veía a los soldados corriendo. Y cuando terminé de imaginarme todo eso sentí que yo no tenía el derecho de estar ahí. Pensaba por qué estaba yo y muchas de sus mamás no. Era loco porque estaba emocionada y orgullosa por lo que habían hecho, triste porque se habían muerto y decepcionada por estar yo y no sus mamás. Todo se me cruzó.

– Una vez que entraste, ¿qué pasó?

– Me calmé, dejé de escuchar todo y me imaginé siendo una mamá. Me pregunté qué haría una mamá acá y fui y abracé una tumba de la que nunca me voy a olvidar su ubicación. Después me quedé sentada un buen rato. No dejé de pensar nunca que si yo sacaba un cuerpo de ahí teníamos la misma edad… y que él había ido a una guerra… y con zapatillas Flecha.

– ¿Se puede explicar lo que se siente al entrar?

– Es difícil. Lo que sí puedo decir es que pasás esa puerta y estás en otro lugar. Sentís que más allá de que sea a cielo abierto, ahí adentro no hay viento ni ruidos. Eso sentí.

– ¿Qué otros lugares conocieron?

– El monte Longdon que es en donde fue la última batalla, la bahía San Carlos y el cementerio inglés, donde hay muy pocos porque están enterrados por toda la isla. También paseamos por el centro donde está el correo y la iglesia, fuimos al puerto, a unos supermercados enormes y al colegio. Al faro San Felipe donde Argentina desembarcó, conocimos una bahía de pingüinos, nos llevaron al aeropuerto que ellos le dicen ´viejo´ y que era el de Argentina hasta 1982. Además nos llevaron a los campos minados que son playas de mar celeste y arena blanca a las que no se puede entrar.

– ¿La recorrida por el monte Longdon es otro de los momentos que más te marcó?

– Es enorme, tardamos cuatro horas en subir y cuatro en bajar. Está todo como si la guerra hubiera terminado ayer. Vimos zapatillas Flecha, balas, cascos, agujeros de bombas que son círculos enormes y perfectos donde entraba todo el grupo con el que fui. Vimos pedazos de remeras, de chaquetas, borcegos, los agujeros donde los soldados se metían y que aún hoy no se taparon ni por la naturaleza. Había cañones oxidados pero enteros y también cocinas de batalla destruidas. También vimos tiradas esas pulseritas fluorescentes como las que te dan en las fiestas de 15, que ellos usaban para reconocerse. Cuando llegás a la cima hay una cruz enorme y muchas crucecitas de madera que son todas de ingleses, con una flor roja parecida a la amapola que es hermosa y que crece en el medio de ese campo marrón.

– ¿La gente de allá cómo los trató?

– Muy bien. Nos habían dicho que no nos querían o que nos iban a tener muy al margen, pero nada que ver. Todos hablan en inglés, si hablás español no te contestan, ni te entienden, ni te miran. Nadie nos trató mal en ningún momento. Todos te miran cuando andás caminando, eso sí, y se re dan cuenta que sos argentino. Porque además no les gusta que digas “Las Malvinas”. Para ellos son las Falklands Islands y si escuchan Malvinas se enojan, aunque a nosotros se nos escapaba seguido. Viven 3000 personas, de las cuales un 40% son chilenos. Son educados, te saludan. Los que no nos aceptan son los que vivieron en el 82 durante la guerra. No nos quieren ver, no entienden por qué queremos volver y tienen resentimiento porque hubo mucha gente civil, que no eran militares británicos, que murió.

– Llevaron banderas pero no las pudieron exhibir.

– Sí. El primer día vino una señora policía con un chileno que le tradujo a decirnos qué cosas se podían hacer y cuáles no. Entre ellas, dijo que no había ninguna necesidad de andar con una bandera de Argentina porque ellos ya sabían que éramos argentinos y no era necesario demostrarlo. Nos contó que no está prohibido pero que mejor nos evitáramos un problema. Las banderas que llevamos las sacamos solamente en el cementerio para hacer unas fotos. Nos portamos bien. Ellos dicen que muchos argentinos han hecho lío y por eso es que están tan atentos.

– ¿Cambiaste en algo después del viaje en cuanto a la personalidad?

– Sí. Aprendés a valorar más un montón de cosas. Estando ahí, viví todas las estaciones en un día. Llueve, sale el sol, hace frío, hay viento, nieve, se calma. Ellos vivieron con esas condiciones y sin el equipamiento adecuado un montón de días. Todo lo que nosotros tenemos debemos valorarlo. También estuvimos una semana sin celular, eso te abre la cabeza completamente. Es increíble.

– ¿Cómo vivís el post viaje?

– Volví de Malvinas y me fui a Bariloche con mi familia. Es muy parecido, aunque nuestra Patagonia es más colorida. Yo miraba y no veía los colores en los montes, seguía viéndolos tal cual son en las Islas, de un color marrón ´vacío´. Muchas veces a la noche pienso en lo que hicimos, que fue muy importante. Toda la gente nos felicitó, los excombatientes nos agradecieron. Traje tierra para regalar y le di un poquito a Enzo, que estuvo en la guerra y  es el dueño del restaurant del club, se puso a llorar y me agradeció por haberle traído ´su´ tierra. Eso me rompió el corazón. Valió la pena ir, y volver me encantaría. Esa tierra tiene un olor distinto, particular y único. Es increíble.

Bernardo RolónPrensa y difusión – Club Atlético Peñarol.

Continue Reading

Cultura

PLAN PLATITA

Published

on

Bauer apelará el freno de Servini al pago de $ 5.000 a miles de jóvenes

La magistrada concedió un amparo disponiendo que ese dinero se pague después del 14 de noviembre, porque “podía atentar contra el derecho de votar libremente”. Desde Cultura replicaron que “de ninguna manera se busca promover la captación del voto”.

La jueza federal con competencia electoral María Servini dictó en las últimas horas una “orden de restricción” preventiva para impedir que el Ministerio de Cultura de la Nación avance con el pago de 5.000 pesos a los jóvenes que resulten beneficiarios del programa “Más Cultura Joven“, al considerar que ese plan “incumplía la veda previa a los comicios“, pero este jueves 21 de octubre el ministro Tristán Bauer insistió en que “no se violó ni se rompió ninguna veda, por lo que recurriremos a todas las vías legales necesarias para apelar esta medida cautelar.

“El lanzamiento de ese programa se realizó conforme a los tiempos y formas que impone la Ley Electoral, de ninguna manera se busca promover la captación del voto en las próximas elecciones”, sostuvo Bauer, al confirmar que el Gobierno apelará la decisión de Servini. La magistrada con competencia electoral hizo lugar al pedido de un particular, Alejandro Gómez, y ordenando a la cartera de Bauer que “se abstenga de disponer de los fondos de dicho Ministerio, para dar cumplimiento con la Resolución N° 1499/21, hasta pasadas las elecciones generales previstas para el día 14 de noviembre próximo”, según la resolución conocida ayer. Servini puntualizó en su decisión la “urgencia del caso” y sostuvo que su decisión se basaba en “el único fin de proteger adecuadamente el derecho al voto de todos los ciudadanos”.

“Con el fin de evitar cualquier situación que pudiera atentar contra el derecho a elegir libremente, corresponde disponer, en forma previa a la sustanciación de este proceso, una orden de restricción al Sr. Ministro de Cultura de la Nación, Sr. Tristán Bauer, al sólo efecto de que se abstenga de disponer de los fondos de dicho Ministerio, para dar cumplimiento con la Resolución N° 1499/21, hasta pasadas las elecciones generales previstas para el día 14 de noviembre próximo”, señaló Servini.

Quienes podían acceder a los$ 5.000 del programa “Más Cultura Joven”

La medida cautelar se concedió como paso previo al trámite de la denuncia presentada por Gómez con el patrocinio del abogado Cristian Cao. En su presentación ante la justicia electoral, argumentaron que “la entrega de dichas sumas dinerarias durante el proceso electoral infringe lo dispuesto por el art. 64 del Código Electoral Nacional”.

Pero desde el Ministerio de Cultura, el gobierno del presidente Alberto Fernández sostuvo que con el programa anunciado “no se violó ni se rompió ninguna veda. Se realizó conforme a los tiempos y formas que impone la Ley Electoral porque es un programa que de ninguna manera busca promover la captación del voto en las próximas elecciones”.

“Recurriremos a todas las vías legales necesarias para apelar esta medida cautelar que intenta impedir la posibilidad de miles de jóvenes de ejercer a pleno el derecho a disfrutar de prácticas, bienes y servicios destinados a fortalecer la inclusión en la Argentina”, indicó la cartera de Bauer.

La justicia frenó un anuncio del gobierno porque viola la veda electoral

“El programa Más Cultura, implementado por el Ministerio de Cultura, en colaboración con la Anses y el Banco Nación, es una política pública pensada, diseñada y elaborada con dos principios fundamentales: por un lado, impulsar y fortalecer la producción de uno de los sectores más castigados por la pandemia, como es el de las industrias culturales, que se traduce directa o indirectamente en más y mejores puestos de trabajo para artistas, trabajadores y trabajadoras de la cultura al generar nuevos públicos”, indicó Cultura en un comunicado.

Para Bauer, con ese programa “se busca promover la inclusión de más de un millón y medio de jóvenes que, a través de esta medida, puedan disfrutar de ir al cine, al teatro, a un recital, comprar un libro, la entrada de un espectáculo, porque entendemos que la cultura la hacemos todos y todas y tenemos derecho a disfrutarla todos y todas”.

“Se trata de una política similar a la que se realiza en países como Francia, España, Brasil y Uruguay e inclusive en otros distritos de la Argentina, como la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, donde se está implementando en la actualidad”, se aseveró desde Cultura, recalcando que “el programa Más Cultura fue anunciado el 14 de octubre pasado en la sala de conferencias de la Casa Rosada y desde el 19 de octubre se abrió su inscripción, en la cual ya se anotaron más de 320.000 jóvenes para recibir el beneficio”.

“Solo se busca garantizar el derecho de acceso a bienes culturales por parte de las y los jóvenes de manera igualitaria y simplemente cumpliendo con los requisitos objetivos que exige el programa”, dijo la cartera de Bauer.

Cultura resaltó que “cabe destacar que el desarrollo de esta política forma parte de las múltiples y variadas medidas prácticas y acciones que realiza este Ministerio desde el inicio de su gestión, atento a las particularidades de cada momento y sin perjuicio de romper ninguna veda vigente”.

“El Gobierno nacional invirtió 20.900 millones de pesos durante la emergencia sanitaria alcanzando a más de 162 mil artistas, trabajadores y trabajadoras de la cultura con políticas tales como Cultura Solidaria, Fortalecer Cultura, Sostener Cultura, más de 6 mil espacios y organizaciones culturales con programas como Puntos de Cultura, Fondo Desarrollar, Plan Podestá, Apoyos Conabip, entre otros y más de 7.700 empresas culturales a través de ATPs y Repro II”, detalló la repartición a cargo de Tristán Bauer.

FUENTE PERFIL

FOTO TELAM

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Cultura

LA RADIO Y EL FOLKLORE DE DUELO: MURIÓ PERLA CARLINO

Published

on

Una de las voces más queridas de la radio marplatense se calló hoy para siempre, aunque su recuerdo y su calidad humana quedarán por siempre en el recuerdo de todos los que pudieron escucharla.

 

Hace pocas horas dejó de existir una mujer que supo honrar la profesión que durante muchas décadas la puso en contacto con una audiencia que supo quererla y respetarla en base a su entrega y calidad y que la acompañó y homenajeó hasta el final de su vida.

Cultora de las tradiciones, ocupada siempre en las cuestiones de la comunidad, Perla Carlino condujo durante 40 años por LU6 los programas Brillando en la noche, desde la cero hora hasta las cinco de la madrugada, de Argentina, todos los días. Y como yapa para los oyentes, remataba con un programa de folklore y tradición que recuerdan los muchos amantes de la música y costumbres de nuestras tierras, como es Abriendo la tranquera, que llevaba al oyente hasta las seis de la mañana, cuando empezaba a clarear en el horizonte infinito del Atlántico y llegaba al estudio su amigo y compañero de tantas horas el «Vasco» Víctor Abel Giménez con su «Buenos Días Señor Día».

Antes ya era reconocida y amada por los más pequeños a través del recordado programa infantil  «El trencito de la alegría», junto a las voces comerciales de los locutores Julio Ranel y Silvia Chumilla.

En 2019 fue reconocida por el Senado de la Provincia de Buenos Aires “por su extensa trayectoria e importante aporte a la cultura marplatense, que la erigen como un ejemplo de persona y profesionalismo”.

Nuestro recuerdo para una amiga y querida compañera de profesión a la que siempre recordaremos con el afecto que supo ganarse en todos los que tuvimos oportunidad de compartir con ella un estudio, el micrófono y la magia de la radio.

¡¡¡Hasta siempre Perla!!! y gracias por tanto que le diste a la radio.

fuente : libre expresión

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Cultura

LA RAE VOLVIÓ A MANIFESTARSE EN CONTRA DEL LENGUAJE INCLUSIVO: “EL USO DE LA LETRA X ES INNECESARIO E IMPRONUNCIABLE”

Published

on

Además, según la institución, el uso genérico del masculino gramatical “no supone discriminación sexista alguna”.

La Real Academia Española se expresó una vez más en contra de la utilización del lenguaje inclusivo. Su postura quedó evidenciada nuevamente al responder un par de consultas que los usuarios llevaron a cabo en la red social Twitter con el hashtag #RAEconsultas, mediante el cual la institución recibe interrogantes sobre la lengua castellana. Allí, entre otras cuestiones, la institución consideró que “el uso de la letra x es innecesario e impronunciable”.

“Hola, RAE informa, tengo una duda: este famoso lenguaje inclusivo, ¿Es una jerigonza o un galimatías”, preguntó en primer lugar el usuario Claudio Ruiz, a lo que la cuenta @RAEinforma respondió: “Lo que comúnmente se ha dado en llamar ‘lenguaje inclusivo’ es un conjunto de estrategias que tienen por objeto evitar el uso genérico del masculino gramatical, mecanismo firmemente asentado en la lengua y que no supone discriminación sexista alguna”.

La primera consulta que respondió la RAE sobre el lenguaje inclusivoLa primera consulta que respondió la RAE sobre el lenguaje inclusivo

Asimismo, la usuaria Claudia Canadas sumó otro interrogante similar: “Hola @RAEinforma yo también hace unas semanas les consulté acerca de este lenguaje inclusivo, que si ¿Es correcto eso de estar usando elle, todxs, nosotrxs, etc? #dudaRAE”. En este caso, la institución respondió: “#RAEconsultas La forma «elle» y las terminaciones en «-e» en voces con flexión «-o/-a» son recursos facticios promovidos en ciertos ámbitos para referirse a quienes no se identifican con ninguno de los géneros del par binario, pero su uso no está generalizado ni asentado”.

“#RAEconsultas Por otro lado, el uso de la letra «x» como supuesta marca de género inclusivo es ajeno a la morfología del español, además de innecesario (e impronunciable), pues el masculino gramatical ya cumple esa función como término no marcado de la oposición de género”, concluyó la institución.

La segunda respuesta, mediante la que consideró "innecesario" el uso de la letra xLa segunda respuesta, mediante la que consideró “innecesario” el uso de la letra x

No es la primera vez que la RAE se muestra reacia a este tipo de cambios en el idioma. Por caso, en mayo de este año, el director Santiago Muñoz Machado afirmó que el lenguaje inclusivo “afea el idioma de manera insostenible”, según informó ABC.

En ese entonces, realizó una ponencia en el ICAM sobre el lenguaje jurídico y luego, al recibir preguntas, le consultaron por el desdoblamiento de género. Fue entonces que Muñoz Machado explicó que “nos hemos acostumbrado” a nuevas fórmulas. “Nadie introduce una conferencia en la actualidad, en un foro como este, sin decir ‘señores y señoras’, que es una manera de desdoblar”, aseguró.

Según su mirada, el uso del masculino genérico es “inclusivo” y no hace falta aplicar el tercero género de la “e”. “Si realmente alguna de esas fórmulas se repite tanto que se convierte en lenguaje ordinario de una mayoría de los españoles tendrá éxito y se incorporará a nuestro lenguaje ordinario, claro que sí. Todos y todas, por ejemplo, está teniendo bastante progresión”, comentó.

“Si todos nos empeñáramos otras, otros y ‘otres’, si todos utilizáramos padre, madre y ‘adre’, al final esas palabras prosperarán y se incorporarán al lenguaje”, agregó después, en referencia al tercer género que ya vienen utilizando diversos sectores de la sociedad hispanoparlante.

El director de la RAE, Santiago Muñoz Machado (EFE/Mariscal) El director de la RAE, Santiago Muñoz Machado (EFE/Mariscal)

Asimismo, el jurista especializado en derecho administrativo y constitucional y director de la RAE le había concedido una extensa entrevista al diario EL País de España en 2020. En es contexto, ya había cuestionado: “Tenemos una lengua hermosa y precisa. ¿Por qué estropearla con el lenguaje inclusivo?”.

“La posición de la RAE es clara. El desdoblamiento altera la economía del idioma. Y yo añado: y la belleza. Este tipo de variantes la estropean”, insistió Muñoz Machado.

FUENTE : INFOBAE

FOTO TAPA : DIARO UNO SANTA FE

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Más Vistas