Connect with us

Noticias

Piden la indagatoria de Aníbal Fernández por la confesión de Burzaco

Avatar

Published

on

El fiscal Pollicita también solicitará la inhibición general de los bienes del ex jefe de gabinete, su asesor Pablo Paladino y de Mariotto, entre otros

En el marco de la causa conocida como la conexión argentina del FIFA-Gate, el fiscal Gerardo Pollicita pedirá la indagatoria del ex jefe de Gabinete Aníbal Fernández, de Pablo Paladino, ex coordinador del programa Fútbol para Todos, y del ex vicegobernador Gabriel Mariotto, a raíz de la confesión en EE.UU. del ex gerente general de Torneos y Competencias, Alejandro Burzaco a quien le pedirá la indagatoria igual.

El pedido incluirá además a Juan Manuel Abal Medina, y otros once involucrados. Además, solicitará que se ordene la inhibición general de bienes a todos y la prohibición de salida del país.

El fiscal Pollicita preparaba un dictamen sobre el caso pero las declaraciones de Burzaco sobre el pago de coimas a ex funcionarios argentino adelantó sus tiempos. Burzaco reveló ayer que también le pagó 15 millones de dólares en coimas al ex titular de la AFA Julio Grondona por los derechos de trasmisión de los futuros mundiales de fútbol.

Según confirmaron fuentes judiciales al diario Clarín, el fiscal de la causa acusará a los ex funcionarios y a directivos de las empresas que manejaban los derechos de transmisión por los delitos de defraudación al Estado.

El pedido lo hará ante el juez federal Daniel Rafecas que tiene esta nueva causa abierta después de una denuncia de la Procuraduría contra la criminalidad económica y lavado de activos (PROCELAC) que se sumó a la de Graciela Ocaña.

La causa madre por los desvíos de parte de los 7.200 millones de pesos que el gobierno de Cristina Kirchner le dio a la AFA en el marco del plan Fútbol Para Todos (FPT) la tiene la jueza federal María Servini de Cubría quien ya procesó a Aníbal Fernández y al ex jefe de gabinete y actual intendente de Resistencia, Jorge Capitanich. Al tercer ex jefe de gabinete y actual senador Juan Manuel Abal Medina le dio falta de mérito.

En esta causa nueva, Pollicita investiga los derechos de trasmisión de 9 campeonatos comprados a Torneos y Competencias con plata del plan FPT.

Se planteó la presunta actividad delictual de los empresarios argentinos Alejandro Burzaco, Hugo Víctor Jinkis y Mariano Alejo Jinkis, quienes habrían adquirido derechos televisivos de eventos futbolísticos mediante el pago de sobornos a miembros de la CONMEBOL para luego venderlos al Estado Nacional a precios irrisorios.

Al respecto, según la causa, los responsables de la presunta defraudación al Estado, no serían únicamente las autoridades de la empresa contratante, sino también los responsables del Programa Futbol para Todos y por ello involucra a los ex jefes de Gabinete Aníbal Fernández y Juan Manuel Abal Medina, como también los coordinadores del programa Mariotto y Paladino-.

¿De qué se los acusará? De obligar al Estado “en forma abusiva” a adquirir derechos de televisación de diversos torneos de fútbol y, a su vez, a abonar por los mismos sumas que “exceden ampliamente su precio de mercado”, señalaron fuentes judiciales.

La investigación fruto de la denuncia de la PROCELAC se hizo de forma paralela a la salida a la luz del Fifagate, que incluyó el pago de sobornos y lavado de dinero llevado adelante por los titulares de las empresas Torneos y Competencias S.A. y Full Play International Television S.A.

Nexofin

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias

Miles de jubilados se agolpan ante los bancos argentinos y se exponen a un contagio masivo

Avatar

Published

on

Indignación popular por la falta de previsión en el pago de pensiones
FOTO : Cientos de pensionados y beneficiarios de planes sociales hacen fila frente a un banco de la ciudad argentina de Córdoba, este viernes.TELAM

¿Qué es lo peor que se puede hacer en plena pandemia? Sin duda, aglomerar a miles y miles de ancianos durante horas. Y eso es lo que se hizo el viernes en Argentina. Por una falta de previsión asombrosa, una gran cantidad de jubilados se apiñó ante las sucursales bancarias de todo el país para cobrar su pensión. Fue un desastre que expuso al contagio a las personas de mayor riesgo y redujo sustancialmente los efectos positivos del estricto confinamiento impuesto desde el 20 de marzo.

El presidente Alberto Fernández hizo saber que estaba furioso y desde medios gubernamentales se señaló como responsables al presidente del Banco Central, Miguel Pesce, y al director de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), Alejandro Vanoli. El abogado y Defensor de la Tercera Edad, Eugenio Semino, exigió la dimisión inmediata de Vanoli y del secretario de Seguridad Social, Luis Bulit Goñi. El secretario del gremio sindical La Bancaria, Sergio Palazzo, también fue señalado. Los hechos del 3 de abril parecían destinados a convertirse en un hito negativo dentro de la crisis del coronavirus en Argentina.

Las oficinas bancarias se cerraron hace ya dos semanas, en cuanto se decretó el confinamiento. Algunos empleados siguieron acudiendo a sus puestos para mantener la actividad imprescindible, pero el sindicalista más poderoso del sector, Sergio Palazzo, impuso que no se atendiera al público: quería minimizar el riesgo de contagio para los afiliados a La Bancaria. Desde entonces, la población tuvo que manejarse solamente con los cajeros automáticos.

Llegados al final de marzo, el cobro de salarios y pensiones motivó largas filas ante los cajeros. Para muchos jubilados, poco habituados a operar con tarjetas y pantallas, retirar su dinero se convirtió en un suplicio. Para otros, que habían perdido la tarjeta o la contraseña o no las habían tenido jamás, se convirtió en una tarea imposible. Con el fin de reducir las aglomeraciones, el Gobierno decidió que los bancos abrieran el viernes, día 3. Empezaban a solaparse el cobro de las pensiones (siete millones de jubilados), de las ayudas por hijo o embarazo (2,4 millones de beneficiarios) y de los 10.000 pesos concedidos como Ingreso Familiar de Emergencia a más de 11 millones de personas.

Ocurrió lo que ocurrió. Algunos pensionistas comparecieron ya la víspera, dispuestos a pasar la noche ante la puerta del banco. Era casualmente la noche más fresca del incipiente otoño austral. Al amanecer ya había largas filas. Pesó probablemente el recuerdo del “corralito” de 2001-2002, cuando entre los argentinos quedó impresa la convicción de que el último en llegar no cobraría. Cuando abrieron las oficinas, a las 10 de la mañana, los empleados apenas lograban ordenar el ingreso en los locales y las distancias de seguridad se reducían a centímetros. Las imágenes difundidas por televisión eran devastadoras. “Quieren que nos muramos para ahorrarse nuestras pensiones”, gritaba una mujer. Algunos se desvanecían por el cansancio. En localidades como Villa Gesell, provincia de Buenos Aires, la municipalidad llevó sillas y agua. En la Casa Rosada se encendieron todas las alarmas.

El presidente Alberto Fernández, que impuso el confinamiento y paralizó la economía de un país en recesión cuando la pandemia apenas había llegado a Argentina, proclamó esta semana que estaba dispuesto a tomar cualquier medida necesaria para proteger la salud de sus conciudadanos, en especial los más débiles ante la infección, es decir, los ancianos. “Somos un ejemplo para el mundo”, proclamó. En unas horas, toda esa prudencia se derrumbó por una cadena de errores.

Según una reconstrucción efectuada por el medio digital Infobae, a las 8 de la mañana el presidente telefoneó al presidente del Banco Central, Miguel Pesce, para ordenarle que los bancos abrieran también el sábado y el domingo. Pesce, a su vez, telefoneó al sindicalista Sergio Palazzo para comunicarle la decisión. Palazzo se había opuesto hasta el último minuto a la apertura al público de las oficinas, por miedo al contagio de los trabajadores bancarios. Palazzo recibió poco después una llamada del propio presidente, quien le acusó de ser el causante de las aglomeraciones. Según otras fuentes citadas por Clarín, Alberto Fernández amenazó a Palazzo con incluir la banca en la lista de servicios esenciales y obligar a sus trabajadores a abrir cada día.

El director de la Anses, Alejandro Vanoli, fue otro de los culpados. A media mañana, cuando las redes sociales hervían ya de indignación, Vanoli dio vagas explicaciones al canal informativo TN: “No quiero entrar en quién tiene la culpa, es una situación compleja en la que hay que elegir cuál es el menor de los males”. “No se verían largas colas si los jubilados pudieran entrar en los bancos”, añadió, como si aglomerar dentro fuera mejor que aglomerar fuera. Y recordó que la Anses había pedido que solo acudieran a los bancos “los jubilados que tuvieran la necesidad imperiosa de hacerlo de forma presencial”.

https://elpais.com/

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Noticias

Científicos rusos crean un líquido que elimina el coronavirus en superficies y en el aire

Avatar

Published

on

Científicos rusos crean un líquido que elimina el coronavirus en superficies y en el aire

Los científicos del Centro de Innovación Skólkovo de Rusia han encontrado una forma de combatir bacterias, hongos y virus que también puede ser efectiva contra el nuevo coronavirus SARS-CoV-2, informa el diario Izvéstiya.

Se trata de agua tratada con plasma frío que puede ser usada para procesar máscaras y supercicies, como para pulverizar en el aire. Este liquido, bautizado como Magnaril, detruye las proteínas y, al secarse, no queda nada en la superficie tratada, explican los expertos rusos.

La tecnología consiste en una instalación que produce plasma frío, un gas que contiene partículas cargadas y no cargadas y que ingresa al agua simple. Después, los átomos pierden parte de los electrones y, como resultado, ya no pueden conectarse a la molécula de H2O. Esto lleva a la aparición de varias formas de oxígeno e hidrógeno que destruyen los virus.

Según destaca el medio, el líquido es seguro para los humanos y resulta barato de producir.

¿No sabe si necesita hacerse la prueba del covid-19? Complete nuestro cuestionario para averiguarlo.

FUENTE :RT

Continue Reading

Noticias

Nunca faltan «vivos» que se aprovechan de las emergencias

Avatar

Published

on

La Anses presentó cinco denuncias penales ante la Justicia para que investigue intentos de estafar a potenciales beneficiarios del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) en distintos puntos del país.

 

De acuerdo con denuncias informadas por la Anses, falsos empleados del organismo ofrecieron supuestas ayudas para cobrar el beneficio del IFE, por 10.000 pesos en abril, cuando se trata de un trámite personal y gratuito que no requiere realizar pago alguno.

Estos supuestos gestores o intermediarios fueron detectados en Misiones, Tierra del Fuego, La Plata, Salta, Berazategui y Ostende, en la provincia de Buenos Aires.

Pretendían obtener datos de cuentas bancarias de beneficiarios del IFE o cobrar un canon para facilitar los trámites, simulando ser agentes del organismo.

La Dirección de Asuntos Penales, Investigaciones y Sumarios de la ANSES tomó intervención al conocer las denuncias formuladas por beneficiarios sobre estos intentos delictivos que podrían tipificarse como estafa, de acuerdo con el organismo.

Todas estas denuncias se presentaron ante la misma sede judicial, el Juzgado Criminal y Correccional 9 a cargo de Luis Rodríguez.

Continue Reading

Más Vistas