Connect with us

Policial

Policías arrepentidos dieron las pistas para avanzar en el escándalo judicial en San Isidro

Published

on

“Extorsionaban a inocentes y culpables. Se dedicaban a recaudar dinero. Se guardaban droga secuestrada en procedimientos para después armar causas y exigir dinero a las personas que le plantaban los estupefacientes. No discriminaban a sus víctimas, podían ser narcotraficantes o personas que no tenían vínculo con el delito, pero sí un importante nivel de vida”
Así, según dijo a LA NACION el abogado Damián Odetti, actuaba la banda de policías, abogados y funcionarios judiciales que comenzó a ser desbarata en las últimas horas cuando la jueza federal de San IsidroSandra Arroyo Salgado, a pedido del fiscal Fernando Domínguez, ordenó la detención de 24 sospechosos.

Odetti es denunciante y querellante en la causa que tramitan la jueza Arroyo Salgado y el fiscal Domínguez. En el expediente está imputado el fiscal Claudio Scapolan, que estaba a cargo del Área Ejecutiva de Investigaciones Criminales de San Isidro, aunque la acusación por presunto armado de causas junto a policías tiene relación con su trabajo al frente de la ex Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Investigaciones Complejas de ese departamento judicial.

Para avanzar en la causa, según informaron a LA NACION fuentes con acceso al expediente, fueron clave las declaraciones de policías bonaerenses que se presentaron como arrepentidos.

“Un policía que declaró como arrepentido conocía con mucha exactitud como funcionaba la asociación ilícita por dentro”, dijo una fuente del caso.

Otro uniformado que trabajó más de 20 años en una dependencia de la policía bonaerense en San Isidro dio detalles de la organización criminal. Relató, según fuentes con acceso al expediente, como capos narcos salían de la cárcel después de hacer un arreglo por dinero y sostuvo, además, que muchas supuestas denuncias anónimas que son el origen de causas por narcotráfico en realidad eran realizadas por los propios policías.

Dos secretarios de un fiscal fueron detenidos por la Policía Federal en los tribunales de San Isidro
Dos secretarios de un fiscal fueron detenidos por la Policía Federal en los tribunales de San Isidro Fuente: LA NACION – Crédito: Alejandro Guyot

El viernes, por orden de la jueza Arroyo Salgado, detectives de la Superintendencia de Drogas Peligrosas de la Policía Federal Argentina (PFA) hicieron 34 allanamientos y detuvieron a 12 de los imputados, entre ellos comisarios, subcomisarios y dos secretarios de Scapolan, los funcionarios judiciales Gustavo Sanvitale y Maximiliano Jarisch. El fiscal no fue detenido porque, por su cargo, tiene fueros.

Entre los imputados con orden de captura hay tres abogados. Entre ellos un letrado que defiende a sindicados líderes narcos. “Uno de esos narcotraficantes fue extorsionado por la banda que ahora es investigada. Le exigían dinero para no meter presa a su familia”, afirmaron las fuentes consultadas.

Uno de los lugares allanados el viernes fue en la Delegación San Isidro de la Superintendencia de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas y Crimen Organizado de la policía bonaerense, ubicada en la avenida Del Libertador 14243 de Martínez. En la terraza fueron secuestrados dos kilos de marihuana que estaban ocultos. Era el lugar que un arrepentido señaló como el sector donde la banda guardaba la droga que después, presuntamente, “plantaba” a sus víctimas.

Media tonelada de cocaína robaba

Además de extorsionar a narcotraficantes, los sospechosos investigados por el fiscal Domínguez se habrían quedado con una carga de 500 kilos de cocaína de una banda narcocriminal. “Es más que una sospecha. Es casi una certeza el robo de la droga”, sostuvo una fuente judicial.

Una de las supuestas causas irregulares de la fiscalía es la que se conoció el 29 de diciembre de 2013 como la operación Leones Blancos, en la que se secuestraron casi 500 kilos de cocaína en una camioneta interceptada en Boulogne y en un allanamiento en una quinta del partido de Moreno.

En el juicio oral, el Tribunal Oral Federal (TOF) 5 de San Martín declaró nula la causa y absolvió a los cuatro imputados, luego de establecer que la llamada anónima a la Delegación Quilmes de Drogas Ilícitas de la policía bonaerense, que supuestamente había dado origen al procedimiento, nunca existió, y en cambio sí se detectaron antes de ese supuesto llamado, cruces telefónicos sospechosos entre el fiscal y el jefe de operaciones de esa dependencia.

La droga incautada en el operativo Leones Blancos; se sospecha que habrían sido robados 500 kilos de cocaína
La droga incautada en el operativo Leones Blancos; se sospecha que habrían sido robados 500 kilos de cocaína

“Los 500 kilos de cocaína fueron robados en el operativo denominado Leones Blancos que después el TOF Nº 5 de San Martín dictaminó su nulidad. Se informó el decomiso de media tonelada de droga, pero se robaron otra. La banda investigada, cuando tenía conocimiento de que podía secuestrar droga, hacía falsas denuncias anónimas para tener el pretexto de hacer los operativos, pero su finalidad era robar los estupefacientes, extorsionar a los delincuentes y robar en las propiedades allanadas”; dijo una calificada fuente del caso.

Otra causa donde se puso la lupa es de 2015. Según se explicó, un detenido denunció que el fiscal Scapolan y los policías de Drogas Ilícitas de San Isidro, le “plantaron” un kilo de cocaína en el baúl de su auto, le exigieron 20.000 dólares de coima a su esposa y le “armaron” una causa.

En ese expediente, los abogados involucrados le habrían dicho al detenido que firmara un juicio abreviado, pero ante las irregularidades detectadas, el juez del TOF de San Martín que debía homologarlo, no lo aceptó y la causa fue declarada nula.

“Hay un video de una cámara de seguridad de un estacionamiento que compromete al fiscal Scapolan”, dijo a Télam un abogado que conoce el expediente.

Policial

ASESINAN EN ESPAÑA AL MARPLATENSE RICARDO CAPPARELLI

Published

on

El marplatense Ricardo Capparelli (77) murió en la localidad española de Nerja donde se encontraba de vacaciones luego de sufrir un asalto y recibir una paliza de los ladrones que escaparon en la noche sin dejar ningún tipo de rastros.

El hecho que investiga la Guardia Española de Granada ocurrió en la noche del 17 de junio y la víctima, padre del reconocido abogado local Facundo Capparelli, falleció en un nosocomio dos días después. La autopsia determinó que Capparelli tenía 12 costillas fisuradas o fracturadas, hemitórax y una hemorragia interna por haberse visto lesionado el hígado.

“Lo asaltaron, le robaron algunas de las cosas que llevaba encima y lo golpearon. No nos quiso contar nada a mí y a mi hermana, que estábamos en Argentina, pero luego empezó a sentirse mal. Estoy con trámites judiciales, consulares, notariales, médicos y solo ansío volver con él para despedirlo como se merece”, dijo Facundo Capparelli en diálogo con LA CAPITAL.

Facundo junto a su hermana Sole se encuentran en España a la espera de las novedades investigativas del Juzgado de Instrucción N°6 de Granada, aunque por el momento no se ha podido  lograr un avance significativo en el propósito de conocer más detalles de cómo ocurrieron los hechos y de identificar a los autores.

El viaje de Ricardo Capparelli se había iniciado el 14 de junio, fecha de su cumpleaños, y fue organizado por su hija, para que disfrutara de una recorrida que tenía soñada y que había postergado. La primera parada establecida en el programa era Málaga y allí llegó con el avión para encontrarse con una familia amiga. Al momento de recibirlo le entregaron también, para que se movilizara en su viaje de dos semanas un automóvil Mini Cooper.

Primero se alojó en el hotel Only You de Málaga y tras un par de días se trasladó a Nerja, una bella ciudad también costera, distante a poco más de 60 kilómetros. Allí ocupó una plaza en el hotel Paraíso del Mar y en la noche del viernes 17 de junio fue a cenar. Lo que pasó durante la madrugada en esa salida es un misterio, pero no quedan dudas de que fue asaltado, despojado de su teléfono celular, de un portavalores y de su reloj. Esto recién se lo contó al conserje a la mañana siguiente, cuando le dijo que había estado dos horas inconsciente en el suelo. Tras haberse recuperado había regresado al hotel.

Pese a los dolores Capparelli se fue de allí a Granada, a 95 kilómetros, para tomar un apartamento y allí volvió a referirle a un vecino sobre lo sucedido.

Finalmente en la tarde del 18 Ricardo Capparelli se sumó, adolorido, a una excursión por la Alhambra pero entonces no pudo soportar más. El calor y los continuos dolores obligaron a la guía a llamar a la Cruz Roja para ser fue trasladado al Hospital Clínico Universitario San Cecilio. Allí Capparelli, tal como era su costumbre de no querer preocupar a sus hijos, minimizó lo que le había sucedido al ser consultado y dijo que no era nada, que se había caído en un pozo.  “Mi viejo siempre fue así, muy protector nuestro y no quiso que nos llegara la información de una golpiza hasta recuperarse”, dijo Sole. Capparelli murió al día siguiente.

“Cuando llegamos con mi hermano yo me ocupé de tratar de reconstruir lo que hizo mi papá esa noche, a dónde fue a cenar, por donde estuvo. La policía de acá nos dice que está investigando, pero no hay ninguna novedad. Yo misma pedí cámaras de seguridad y estamos esperando algún dato”, comentó Sole desde España.

Todavía falta el dato clave de saber a qué restaurante fue a cenar y si bien un mozo reconoció a Capparelli como un comensal esa noche, esa afirmación no tiene un grado de certeza ni respaldo en video. Tampoco hay un informe aún sobre el trackeo del teléfono celular, que podría ofrecer los movimientos de Capparelli previo al ataque.

Por lo pronto, los hermanos Facundo y Sole Capparelli se dividieron tareas. Facundo, por sus mayores conocimientos legales, está encargado de toda la tramitación para poder viajar a Mar del Plata de regreso, mientras que Sole tiene el objetivo de seguir de cerca la investigación y hablar con los medios periodísticos para que el caso sea tomado en serio por la policía.

Continue Reading

Local

SE ENTREGO PINNA EN TUCUMAN POR EL ASESINATO EN LA FIESTA DEL EMPRESARIO EN MAR DEL PLATA

Published

on

El acusado de matar de cuatro balazos a un hombre durante la fiesta del cumpleaños del empresario Mauricio Ríos en Horizonte Club de Playa se entregó hace instantes a la justicia tucumana y en las próximas horas se harán los trámites para trasladarlo a Mar del Plata.

Juan Jesús Piero Pinna estuvo acompañado por su abogado Sergio Faiad al momento de presentarse tras recorrer casi 1700 kilómetros sin ser detenido.

La información fue confirmada minutos antes de la ocho y media a la fiscal Florencia Salas que dispondrá en las próximas horas su traslado a Mar del Plata.  “El Tucumano” está imputado de los delitos de homicidio agravado y de lesiones graves.

Para los investigadores no hay dudas de que luego de pelearse y provocarle una doble fractura a Ariel Nuñez fue hasta su automóvil, tomó una pistola calibre nueve milímetros y disparó nueve veces. Cuatro de esos disparos dieron en Maximiliano Rhil quien, más allá del traslado en la camioneta del cumpleañero a un centro de salud, murió pocos minutos después.

El agresor llegó junto a su pareja a la fiesta privada para 200 personas por el cumpleaños número 51 del empresario marplatense Mauricio Ríos, quien está imputado con otras cinco personas por la ocupación de una vivienda en Cariló durante 2020.

Tras pasar la noche sin problemas, en un momento el sujeto comenzó a discutir con otro de los invitados, identificado como Ariel Núñez, de 49 años, un empresario de la localidad de Quilmes, por motivos que aún se desconocen.

El agresor golpeó a Núñez y le produjo la fractura de una pierna y varias lesiones. Inmediatamente, salió del lugar y se dirigió a su auto. De allí extrajo un pistola 9 mm y entre medio de insultos comenzó a disparar. Terminó baleando a Maximiliano Rhil, de 44 años, un trabajador de una reconocida cadena de carnicerías, de Ezeiza, quien había viajado especialmente hacia Mar del Plata para celebrar el cumpleaños de su amigo.

La víctima recibió al menos cuatro disparos y el atacante regresó de inmediato a su auto y se dio a la fuga por la ruta 11 junto a su pareja.

Tras un llamado al 911, una ambulancia del SAME llegó al lugar y trasladó al hombre baleado a un centro de salud ubicado en la calle 12 de Octubre al 4400, donde murió minutos más tarde.

En tanto, el herido que había participado en la primera pelea fue atendido en el Hospital Privado de Comunidad y pasó la noche allí esperando por nuevos estudios médicos.

 

Continue Reading

Policial

CAMIONERO APEDREADO POR TRANSPORTISTAS EN UN PIQUETE PERDIO EL CONTROL DE SU CAMION VOLCO Y MURIO

Published

on

Un camionero de 45 años, identificado como Guillermo Andrés Jara, murió en la tarde de este lunes sobre la ruta 65, a unos cinco kilómetros del acceso a la ciudad de Daireaux, en la provincia de Buenos Aires. Al parecer, intentó evitar con su vehículo una protesta de transportistas por la escasez de gasoil y fue agredido con piedras, lo cual le provocó la rotura del parabrisas y la pérdida del control de la unidad.

Según se supo, Jara estuvo una hora detenido en el piquete y luego continuó su viaje sin atender al pedido de adherirse a la medida de fuerza, motivo que habría provocado el enojo de los manifestantes. Siempre de acuerdo a información extraoficial, dos vehículos lo habrían perseguido y, después de darle alcance, lo atacaron con piedras. Los impactos causaron los daños en el camión, que terminó volcado.

Al lugar acudió personal de Bomberos Voluntarios y de la Policía de Daireaux, que realizó los primeros auxilios y posteriormente constató la muerte del chofer, que provenía de General Rodríguez y se dirigía hacia Bonifacio.

El sitio La Brújula 24 aportó que fueron identificados tres supuestos agresores, quienes realizaron la persecución en un Peugeot 308 color blanco y en otro camión marca Fiat, a las 17 de este lunes, aproximadamente.

Los acusados, según información policial citada por ese medio, manifestaron que Jara tenía un arma en su vehículo. También se detalló que se secuestró un arma de aire comprimido de la cabina del camión, así como la piedra que provocó el daño mayor en el parabrisas, además del accidente que ocasionó la muerte del conductor.

Según precisó un testigo de la protesta a Cadena 3 de Córdoba, “era un grupo de 15 o 20 personas que estaban ahí” realizando el piquete.

 

Continue Reading

Más Vistas