Connect with us

Sociedad

Prostitución: ¿un trabajo o violencia de género?

Avatar

Published

on

El Ministerio de Desarrollo Social incluyó el trabajo sexual en el Registro Nacional de Trabajadores de la Economía Popular. Luego lo retiró. Y se disparó la polémica.
El episodio reavivó un viejo debate que atraviesa los feminismos y aún no está zanjado.
El episodio reavivó un viejo debate que atraviesa los feminismos y aún no está zanjado. 

El Ministerio de Desarrollo Social de la Nación publicó la creación del Registro Nacional de Trabajadores de la Economía Popular que incluía el trabajo sexual como una modalidad laboral. Sin embargo, a las pocas horas eliminó esa categoría. Gustavo Vera, director del Comité Ejecutivo de Lucha contra la Trata y Explotación de Personas y para la Asistencia a las Víctimas, lo explicó así en su cuenta de twitter: “Con el Ministro @LicDanielArroyo coincidimos de acuerdo a nuestra legislación y los convenios internacionales que la prostitución no es trabajo. El formulario ya fue bajado”. El episodio reavivó un viejo debate que atraviesa los feminismos y aún no está zanjado. Incluso mujeres y trans que ejercen o estuvieron en situación de prostitución tienen miradas diferentes. Algunas lo consideran un trabajo, otras una forma de violencia de género.

El ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo, lanzó el jueves pasado el Registro Nacional de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (ReNaTEP), una herramienta que permitirá acceder a programas de empleo, seguridad social y capacitación. Y facilitará la participación en redes de comercialización y la obtención de herramientas crediticias y de inclusión financiera. El Registro –que se estima tendrá unos 8 millones de usuarios– tiene una primera instancia de inscripción on line y una segunda presencial.

Entre sus beneficiaries incluía a las trabajadoras sexuales, lo que hizo generó un revuelo en las redes. Por ley, Argentina es un país abolicionista, que no persigue la prostitución sino la explotación de la prostitución ajena. El tema es tal vez una de las grietas más grandes que atraviesa al feminismo. Los hashtags lo sintetizaron: #TrabajoSexualEsTrabajo por un lado, #Prostituciónnoestrabajoesviolencia, por el otro.

“Hoy es un día histórico para las trabajadoras sexuales en Argentina: el Estado las reconoce como trabajadoras. El Ministerio de Desarrollo Social creó el Registro Nacional de Trabajadorxs de la Economía Popular y aparecen en el formulario de inscripción. #TrabajoSexualEsTrabajo”, tuiteó ayer la periodista Florencia Alcaraz. “Increíble!!!! Entre gallos medianoches, a partir de mañana entra en vigencia la resolución que reglamenta a “las trabajadoras sexuales” a través del registro de trabajadores de la economía popular”, publicó la activista feminista Monique Alstchul en Facebook.

Sin embargo la categoría “trabajadoras sexuales” solo duró unas horas on line. Lo que pasó en el medio es difícil reconstruirlo. Pero ante la noticia de la baja de la categoría, las mujeres que se reconocen trabajadoras sexuales mostraron su enojo con la medida. “Las putas existimos, lo único que hacen es tirarnos a más clandestinidad. Sigan creyendo que el sexo es sagrado. Sigan confundiendo trata con prostitución. Al no reconocernos como trabajadoras nos estan matando! Nos matan de hambre, nos echan a la calle”, dijo Lola en su cuenta de Twitter.

Georgina Orellano, secretaria general nacional de la Asociación de Mujeres Meretrices de Argentina (Ammar) hizo un hilo de tuit al respecto: “Ayer en menos de cinco horas 800 Trabajadorxs Sexuales se inscribieron al Registro Nacional de Trabajadorxs de la Economía Popular, otrxs quedaron en el intento. Era la primera vez que en un registro estatal nos podíamos inscribir con el trabajo que verdaderamente realizamos”: “El trabajo sexual NO es un delito aún así la clandestinidad del mismo y el no reconocimiento del estado nos imposibilitan acceder a derechos laborales o sociales. Siempre teníamos que mentir y figurar bajo otra categoría de manera engañosa para inscribirnos a un monotributo!”; “En minutos nos quitaban esa posibilidad. Podíamos decir q hoy la sociedad fue un poco + justa para las últimas de la fila pero nos despertamos viendo cómo celebran habernos negado esa posibilidad. Mientras tanto no le han salvado la vida a nadie. Seguimos en la clandestinidad”.

La discusión no está zanjada. “Si el Estado quiere censar o conocer nuestras necesidades, no nos dejen afuera a las desocupadas en situación de prostitución y a las sobrevivientes. No queremos llamarnos trabajadoras sexuales para acceder a políticas públicas. #LaProstituciónNoesTrabajoEsViolencia, lo sabemos porque lo vivimos”, publicaron en la cuenta de la Asociación de Mujeres Argentinas por los Derechos Humanos (Amadh), un desprendimiento de Ammar que se dio en los años 90 cuandoe estas últimas decidieron sindicalizarse. Una posible reglamentación de la prostitución como trabajo podría dar por tierra con las políticas de restitución de derechos: ¿por qué el Estado destinaría recursos para la inclusión laboral por una actividad que se considera trabajo? Se preguntan las mujeres y trans de AMADH.

La filósofa feminista Diana Maffía también aportó al debate con un hilo: “Se definan como se definan las personas en un sistema prostituyente, como trabajadoras sexuales, como esclavas, como sobrevivientes, es una definición que hay que escuchar con respeto porque pertenece a sus experiencias y sus alianzas, lo que las fortalece como colectivo”. “Por eso, negar que hay personas en prostitución que son abolicionistas es negarles su identidad y expulsarlas como interlocutoras de la construcción colectiva de derechos. El acceso a los derechos lxs necesita a todxs, respetando sus modos de designarse. Se puede actuar en común”; “Las alianzas para una acción en común deben ser respetuosas. Pero es inaceptable que esas alianzas encubran la justificación de la explotación sexual bajo una figura mercantil que justifica al proxeneta y lo denomina con eufemismos que ocultan su condición de explotador”.

Desde el Ministerio de Desarrollo Social dijeron que dado el debate generado con “algunas categorías” escucharon distintas opiniones y decidieron armar “una mesa de trabajo a la que convocaremos a representantes de los ministerios de Justicia y Derechos Humanos, de Seguridad, de Trabajo y de las Mujeres, Géneros y Diversidad; y a organizaciones sociales y diversos colectivos para analizar las distintas perspectivas”. Hasta tanto eso suceda (sin fecha aún), se eliminó la categoría.

FUENTE : PAGINA 12

FOTO TAPA : El Huffington Post

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sociedad

Fardin en Tierra del Fuego: Thelma del Sur

Avatar

Published

on

La contrató el municipio de Ushuaia para asesorar en temas de género. Críticas y defensa oficial.

La municipalidad de Ushuaia decidió contratar a Thelma Fardin como asesora externa en temas de género y, como era de esperar, la noticia disparó la polémica. La actriz fue tendencia en redes sociales, donde se cuestionó su salario y sus antecedentes para ocupar el cargo. Se la acusó de sacar provecho de la denuncia contra Juan Darthés y, sobre todo, de haber conseguido un puesto en el Estado en medio de la pandemia y en plena crisis económica. Sin embargo, las autoridades respaldaron la contratación: “Las víctimas de delitos sexuales siguen cargando con los estigmas de la mentira y del aprovechamiento de la tragedia. Además, ella carga con venir del mundo de la actuación, que se supone frívolo, a pesar de que viene haciendo un muy buen trabajo”, afirmó a NOTICIAS Victoria Vuoto, diputada provincial del Frente de Todos y la primera persona que acercó a Fardin a la política local.

El contrato de Fardin es por seis meses, desde mayo hasta octubre, y depende de la Secretaría de la Mujer del municipio, a cargo de Noelia Trentino Martiré. Su rol consiste en ser el “nexo con el Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidades de la Nación, brindar asesoramiento y charlas de concientización, capacitaciones en el marco de la Ley Micaela, cursos y talleres”, según consta en el texto del Boletín Oficial. A cambio, cobrará 330.000 pesos que, por mes, representan 55.000. “Acá un maquinista vial cobra eso”, subrayó Vuoto.

En Tierra del Fuego, el índice de abusos sexuales supera al de homicidios y de cualquier otro delito. Según Vuoto, esta fue la razón por la que convocaron a Fardin para dar una charla en noviembre y desde ahí comenzó a trabajar con la municipalidad. “Se convirtió en una referente de poder romper el silencio. Las mujeres fueguinas ahora le escriben directamente a ella porque es una figura conocida y Thelma deriva los casos”, agrega

Según la funcionaria, en estos meses la actriz también se encargó de cuestiones operativas: “Sin vuelos, hacemos algunas cosas virtuales pero necesitás a alguien en Capital Federal para hacer las gestiones”, dijo. En este sentido, sostuvo que Fardin presentó los papeles para que a Ushuaia llegara el Programa Potenciar Trabajo del Ministerio de las Mujeres.

Internas. La decisión también fue cuestionada por la provincia, gobernada por el radicalismo y enfrentada con el intendente kirchnerista Walter Vuoto, hermano de Victoria, la diputada que contactó a Fardin. Ella está convencida de  que la difusión de la contratación fue “una operación”, ya que la noticia fue publicada primero en un sitio anónimo. “Tenemos otros asesores externos en Buenos Aires -asegura-. Un abogado, por ejemplo, cobra el doble que Thelma y con él nadie puso el grito en el cielo”.

 

 

Giselle Leclercq

GISELLE LECLERCQ

https://noticias.perfil.com/

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Sociedad

Investigan la desaparición de un joven en Bahía Blanca: fue visto por última vez cuando lo subían a un patrullero

Avatar

Published

on

 Facundo Astudillo Castro salió de su casa el pasado 30 de abril pero nunca llegó a destino. Tres testigos declararon que fue demorado ese mismo día por policías. La familia denuncia serias irregularidades en la investigación
Facundo Astudillo Castro tiene 22 años y lleva más de dos meses desaparecido

Un joven de 22 años desapareció sin dejar rastros hace más de dos meses en Bahía Blanca y su familia pide que se investigue si la policía de la localidad de Mayor Buratovich estuvo involucrada.

Facundo Astudillo Castro salió el 30 de abril de su casa en Pedro Luro, ciudad de Villarino, provincia de Buenos Aires, rumbo a Bahía Blanca, pero nunca llegó. Intentaba llegar a dedo y sin el permiso de circulación hasta la casa de su novia, con quien se había peleado recientemente.

La última vez que lo vieron vestía un pantalón de jogging negro, campera deportiva negra, zapatillas azules y una mochila azul con letras blancas.

Fue Daiana González, su ex pareja, la que dos semanas después le informó a la familia del joven que este nunca había llegado. En ese momento su madre, Cristina Castro, presentó una denuncia por averiguación de paradero. Facundo nunca se volvió a comunicar con sus familiares ni amigos y su teléfono permanece apagado.

Al poco tiempo, la familia denunció irregularidades en la investigación que llevó adelante la Ayudantía Fiscal de Villarino. Principalmente, porque descubrieron que los policías dieron declaraciones contradictorias: dijeron haber visto a Facundo en la localidad de Mayor Buratovich y después en Teniente Origone.

Incluso uno de los policías afirmó que una camioneta lo levantó y salió en dirección a Bahía Blanca; pero cuatro días después, cambió su testimonio y dijo que, en realidad, se fue caminando.

La mamá de Facundo sospecha que los efectivos estuvieron involucrados en su desaparición y pidió que la comisaría sea intervenida. También reclamó que el fiscal sea separado de la causa. “Creo que ni leyó lo que declararon los policías; si no, se hubiera dado cuenta de que algo pasaba ahí”, señaló a Infobae.

“Los últimos en ver a mi hijo con vida fueron los policías”, dijo, y aclaró que Facundo era muy activo en las redes sociales y también muy cercano con su grupo de amigos. Desde aquel día no realizó ningún posteo ni se comunicó con nadie.

Y agregó: “Mi hijo puede estar muy enojado conmigo, pero unos días, no dos meses. Además, no cortaría la relación con sus amigos”.

Por esa razón, presentó una denuncia penal ante la Justicia federal por desaparición forzada. La Comisión Provincial por la Memoria (CPM), órgano de control de los derechos humanos, adelantó que se presentará como querellante institucional y también insistió en que se aparte a la policía.

Tras su intervención en el caso, descubrieron aún más irregularidades en la investigación: a pesar de ser infraccionado por violar la cuarentena y de constatar telefónicamente con la madre el domicilio de Facundo, los policías –según dicen– no dispusieron que retornara a su casa sino que lo dejaron seguir camino.

Por otro lado, ni la policía ni la Justicia notificaron a la familia de las declaraciones de los policías que, supuestamente, ubicaron a Facundo en Teniente Origone y en una camioneta en dirección a Bahía Blanca. Recién se conocieron estos testimonios el 19 de junio, más de 50 días después de la desaparición, durante los rastrillajes en la zona. Ese mismo día, también notaron que la ubicación informada por los policías que lo demoraron no era la misma que figuraba en el acta.

Tuit del secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla

Tuit del secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla

Finalmente, la semana pasada – 27 de junio- tres vecinos de Pedro Luro se comunicaron con la familia de Facundo y le contaron que el día de la desaparición, alrededor de las 15, después de pasar el ingreso de la localidad de Mayor Buratovich, vieron a Facundo cuando era detenido por dos policías e ingresado a la cabina trasera de un patrullero.

“La policía seguía haciendo operativos en Pedro Luro cuando nosotros tenemos la certeza de que acá no está. Y me decía: ‘Ya va a aparecer’”, dice su mamá.

Los tres vecinos se habían presentado en la comisaría de Pedro Luro para ofrecer su testimonio, pero nunca fueron llamados a declarar. Su versión contradice directamente las declaraciones de los policías.

Ahora la causa continúa en la Fiscalía Federal de Bahía Blanca, a cargo del doctor Santiago Ulpiano Martínez. “Lamentablemente los tiempos de la Justicia no son los tiempos de las personas”, reflexiona la mamá de Facundo, que no pierde la esperanza de encontrar a su hijo.

Hasta el momento, este medio no obtuvo respuesta de las autoridades del Ministerio de Seguridad bonaerense. Desde la Ayudantía Fiscal de Villarino se negaron a hacer declaraciones sobre la investigación.

FUENTE : INFOBAE

Continue Reading

Sociedad

Robin Soderling reveló el infierno que sufrió: “Llegué a buscar en Google cómo suicidarme”

Avatar

Published

on

El ex tenista sueco contó que lejos de disfrutar su mejor momento deportivo, lo padeció con reiterados ataques de pánico y ansiedad.

La vida de un deportista de élite a la vista del resto de los mortales parece pasar por ganar más o menos títulos o más o menos plata pero muchas veces esconden una historia detrás no solo por su origen y su sacrificio para llegar a ese lugar de privilegio sino también sobre cómo convivir con el éxito y la presión, y esto se potencia en un deporte individual y tan mental como el tenis y la confesión de Robin Soderling sobre los ataques de pánico y ansiedad sufridos expone esta realidad de una manera muy cruda.

“Tenía ansiedad constante, me roía por dentro. Me sentaba en el apartamento y miraba al vacío sin entender, el ruido más pequeño me provocaba pánico. Cuando una carta caía sobre el felpudo, me entraba tal pánico que caía al suelo. Si sonaba el teléfono, temblaba de miedoLlegué a buscar en Google cómo suicidarme“, reveló el sueco a la emisora pública de su país, aunque aclaró que realmente no quería morir, pero “cualquier cosa era mejor que esta vida en el infierno”.

Soderling ganó diez títulos ATP en su carrera y atravesó su mejor momento entre 2009 y 2011, alcanzando el cuarto puesto del ranking en noviembre de 2010, con dos finales consecutivas en Roland Garros y una victoria sobre el imbatible Rafael Nadal en el polvo de ladrillo parisino incluidas. Pero ese éxito, lejos de disfrutarlo, lo terminó padeciendo, autoexigiéndose de manera desmedida: “Solo había tres jugadores con los que podía perder, al resto tenía que ganarles, si no me sentía mal, fracasado, un perdedor”,  contó en diálogo con Verano en P1.

En julio de 2011, después de ganarle a David Ferrer la final del Abierto de Bastad, su último partido profesional, manejaba de vuelta a su casa en Montecarlo cuando empezó a caer en “un abismo negro sin fondo”, un malestar que empeoró un mes más tarde, antes de jugar el US Open. “Me entró pánico, empecé a llorar. Lloraba y lloraba. Volví al hotel y me tiré en la cama, cada vez que pensaba en salir a la pista, entraba en pánico. Por primera vez sentí que independientemente de cuanto quisiera, no podía, ni aunque me pusieran una pistola en la sien”, recordó.

FUENTE : PERFIL

Continue Reading

Más Vistas