Connect with us

Internacional

QUIÉN ES TANIA BRUGUERA, LA ARTISTA QUE INCOMODA AL RÉGIMEN CUBANO

Published

on

Reconocida internacionalmente por su obra con una fuerte crítica hacia el totalitarismo y la injusticia social, la activista fue arrestada una vez más en la isla. Un repaso por los principales hitos de su carrera

Durante esta semana, la artista Tania Bruguera fue detenida y luego liberada después de 11 horas, luego de haber sido trasladada por agentes de seguridad del Estado de Cuba temporalmente a la prisión de Villa Marista. Esta no es el primer arresto de la también activista, reconocida internacionalmente, quien vive entre EE.UU. y su ciudad natal, La Habana, y que se ha convertido en una de las principales referentes de los movimiento sociales que desde hace casi dos semanas toman las calles de la capital en protesta contra el gobierno por el deterioro de las condiciones de vida, la escasez de alimentos y la falta de atención médica.

Bruguera fue interrogada durante 11 horas sobre su relación con el también artista disidente Hamlet Lavastida, quien se encuentra detenido desde fines de junio, y que ha sido acusado de varios delitos relacionados con sus esfuerzos de organización contra el gobierno de la isla, informaron desde la página de Facebook oficial de la cubana. Lavastida fue arrestado el sábado 28 de junio luego de haber regresado a su país el 21, al concluir una residencia en la galería berlinesa Künstlerhaus Bethanien, donde expuso la muestra Cultura profiláctica, crítica del socialismo en Cuba.

En la imagen, la artista cubana, Tania Bruguera. EFE/J.Casares/Archivo En la imagen, la artista cubana, Tania Bruguera. EFE/J.Casares/Archivo

“Solo habló para preguntar si estaba en condición de testigo o de acusada y para decir que Hamlet era un excelente artista como respuesta a cada pregunta que la instructora le hacía sobre él. Llegó un momento en que estas frases fueron repetidas tantas veces que la instructora salía de la habitación después de pedirle que no dijera más lo mismo. En esto se pasaron las 11 horas, salidas y entradas de la instructora y todas las preguntas sin importar el tema tenían una sensación acusatoria. La instructora insistió en que Tania era solo un testigo pero sin embargo en la última ronda del interrogatorio regresó con un documento para informarle que se le habían imputado 3 cargos, que aún no conocemos cuales son por nombre pero venían descritos sintéticamente de la siguiente manera: 1.- Haber creado la manifestación del 27 de Noviembre para derrocar al gobierno; 2.-Recibir instrucciones de Hamlet Lavastida para estampar billetes y otras ideas de performance en las calles, 3.-Organizar una reunión con el National Democratic Institute a través de Karla, la llamada por ellos ‘madrina’”, escribieron en la red social miembros de su estudio.

Este fue el segundo arresto de Bruguera en el año, luego de que en marzo fuera secuestrada en la calle por supuestos agentes de la Seguridad del Estado, había informado entonces la autora y activista Juliana Rabelo, quien se encontraba con ella en el momento en el que fue interceptada. En 2019, denunció acoso policial a un familiar en Cuba por su trabajo en la Bienal de La Habana, mientras que en 2018 fue detenida dos veces en dos días, tras protestar contra un decreto del régimen cubano que regula el sector artístico.

Su primera detención fue en 2015, como parte del movimiento "Yo también Exijo" Su primera detención fue en 2015, como parte del movimiento “Yo también Exijo”

Bruguera llegó a las noticias por primera vez por cuestiones políticas en 2015, cuando estuvo detenida por tratar de organizar una performance a micrófono abierto (El Susurro de Tatlin #6ver abajo) con el público en la Plaza de la Revolución de La Habana, luego de que Washington y La Habana anunciaran su decisión de normalizar las relaciones diplomáticas suspendidas desde hacía más de medio siglo. En aquella oportunidad, fueron detenidos otros artistas, activistas y periodistas cubanos que participaron en la campaña Yo También Exijo.

Bruguera no es la única artista que enfrenta represalias en la actual ola de protestas. Luis Manuel Otero Alcántara fue arrestado el 11 de julio cuando se dirigía a una protesta en la explanada del Malecón de La Habana, y aún permanece detenido. En abril pasado, fue privado de su libertad por participar en una manifestación contra el gobierno y se declaró en huelga de hambre, incidente que atrajo la atención mundial, y que incluyó la intervención de Amnistía Internacional, que lo declaró “preso de conciencia”.

También se encuentra en prisión Anyelo Troya, cineasta que filmó parte del video musical de la canción de protesta Patria y Vida, ícono de la nueva protesta. Bajo el lema #ElArteNoEsDelito, también fueron detenidos Maykel Osorbo, Richard Zamora Ramón López Díaz, entre otros. Bruguera recurrió entonces a Facebook para decir: “El gobierno está jugando un juego muy peligroso: tratar de ocultar la realidad con propaganda. Esto no les va a funcionar esta vez porque NADIE LOS CREE AHORA “.

Una artista incómoda

A lo largo de su carrera, Bruguera participó de grandes eventos artísticos internacionales como documenta de Kassel, las bienales de Venecia, San Pablo, Shanghái y La Habana, entre otras, así como en museos, galerías e importantes centros de arte como Tate Modern, Museo de Arte Contemporáneo de Chicago y el New Museum de Nueva York, por nombrar algunos.

"Blood Trace", homenaje a Ana Mendieta, de Tania Brugera (Estudio Bruguera)“Blood Trace”, homenaje a Ana Mendieta, de Tania Brugera (Estudio Bruguera)

Su primera gran presentación en el mundo del arte la realizó con 18 años, en 1986, cuando llevó adelante la primera performance de la serie Homenaje a Ana Mendieta, que buscaba recuperar la memoria de la artista ya fallecida, que fue eliminada del relato historiográfico cubano luego de que desertó hacia los Estados Unidos.

Aquella fue una reconstrucción en la Fototeca de Cuba de Blood Trace de Mendieta, en la cual sumergía sus brazos en sangre de cerdo para después pasarlos por una pared hasta llegar al suelo para formar una V. Bruguera realizó este tipo de recuperación por una década.

Para 1998 presentó El Peso de la Culpa, donde interpelaba sobre la acciones de los nativos cubanos, quienes preferían comer tierra antes de ser capturados, tras la conquista española. Así, por 45 minutos se paró desnuda, con un cuerpo de cordero sobre sus espaldas, en los que consumió tierra con agua y sal. La performance, además, buscaba resaltar las medidas que el pueblo podía llevar a cabo frente a los sistemas autoritarios.

 El Cuerpo del Silencio (Estudio Bruguera) El Cuerpo del Silencio (Estudio Bruguera)

Tras El Cuerpo del Silencio -donde cubrió su cuerpo con carne de cordero, para luego limpiarse con su propia lengua y finalmente comer las páginas de un libro, como gesto de auto humillación y auto censura- ganó la beca Guggenheim y en 2000 recibió el premio Príncipe Claus. El uso del cordero en su obra es una referencia bíblica al agnus Dei (Cordero de Dios, en latín), que refiere a una víctima ofrecida en sacrificio por los pecados de los hombres.

Durante la séptima Bienal de la Habana, en 2000, construyó La Cabaña, que consistía en una fortaleza de tipo militar en la que se ingresaba en un espacio donde reinaba la oscuridad, seguido de un televisor colgando del techo en el que se transmitía un collage de imágenes de Fidel Castro durante los inicios de la Revolución. Allí también había un grupo de personas desnudas que intentaban limpiarse el cuerpo en una ducha inexistente. La pieza fue censurada.

Espectadores y policías montados participan de "Tatlin's Whisper # 5" en el Museo Nacional de Gales en 2012 (Ben Pruchnie / Getty Images para Artes Mundi)Espectadores y policías montados participan de “Tatlin’s Whisper # 5” en el Museo Nacional de Gales en 2012 (Ben Pruchnie / Getty Images para Artes Mundi)

Esta performance coral se volvió aún más radical cuando se realizó la Versión Habana, en el patio central del Centro Wilfredo Lam, y que terminó con la policía incautando todo el material fílmico de la artista, como relata en el video realizado por el Guggenheim.

En Autosabotaje (2009) realiza una conferencia-performance en el Jeu de Paume en París como parte de la serie Culture as a Strategy to Survive, que repite en la Bienal de Venecia del mismo año. Consistió en una lectura sobre sus reflexiones en torno al arte político y la función de los artistas en el contexto del arte, las instituciones y la sociedad. A su derecha se encontraba una caja con una pistola calibre 38 con balas de 9 mm. Durante la primera pausa de su lectura la artista tomó la pistola, le puso una bala, le dio una vuelta al tambor como en la ruleta rusa, se apuntó a la sien y apretó el gatillo. Esta acción se realizó en cada una de las dos pausas de la lectura.

De "Autosabotaje"De “Autosabotaje”

Irrumpió en la Tate Modern en 2008 con El Susurro de Tatlin #5, una propuesta en la que los visitantes se veían rodeados por dos policías a caballo, que los interrogaban sobre sus intenciones en el espacio, y un año después, en el mismo lugar, con El Susurro de Tatlin #6, donde el público podía acercarse a un escenario para, micrófono en mano, expresar sus opiniones sobre lo que quisieran.

Se unió al Movimiento Inmigrante Internacional y en una asociación con el Queens Museum of Art (QMA) y la organización sin fines de lucro Creative Time, vivió en 2011 con una familia de cinco inmigrantes ilegales y sus hijos del barrio neoyorquino, con el objetivo de experimentar los problemas de sobrevivir sin papeles, sueldos bajos y sin seguro social. Dos años después, comenzó el proyecto Museo de Arte Útil también con el QMA y el Van Abbemuseum en Eindhoven, Países Bajos, con el propósito de promover relaciones artísticas que tuvieran de fondo un sentido social y ayudasen a mejorar la calidad de vida de las minorías.

Play

Tania Bruguera sobre su práctica artística sociopolítica (Perfil del Guggenheim Museum)

En 2015 es arrestada por primera vez tras tratar de organizar El Susurro de Tatlin #6 en la Plaza de la Revolución para que los cubanos pudieran expresar sus sentimientos con respecto a la apertura de las relaciones diplomáticas entre los países gobernados entonces por los presidentes Barack Obama y Raúl Castro. La repercusión fue tan grande que en Times Square se realizó una versión en la que artistas e intelectuales pidieron por su liberación, así como se envió una carta firmada por miles de personas alrededor del mundo.

La detención ya la colocó no solo como una artista crítica, sino también le concedió un rol de activista, por lo que al año siguiente comenzó una campaña Kickstarter para recaudar fondos para el Instituto de Artivismo Hannah Arendt (INSTAR), que ella misma inauguró con una lectura colectiva del libro de Arendt, Los Orígenes del Totalitarismo. El objetivo fue crear una plataforma institucional en la cual los cubanos pudieran informarse sobre sus derechos civiles y, a su vez, promover debates que aunaran a los diferentes sectores políticos acallados para construir un espacio en búsqueda de la democracia.

La última presentación artística de Tania Bruguera, "Unnamed", en la Bienal de Sidney 2020 (Bienal de Sidney)La última presentación artística de Tania Bruguera, “Unnamed”, en la Bienal de Sidney 2020 (Bienal de Sidney)

Si última gran presentación fue en 202o, durante la Bienal de Sidney, antes que la pandemia por coronavirus llevara a cerrar todos los grandes eventos artísticos del planeta. Unnamed estuvo centrada en los líderes ecoambientales asesinados en los últimos años en el mundo -alrededor de 751 personas solo entre 2015 y 2018 por interferir en actividades estatales o empresariales- y a partir de una serie de performances participativas, los visitantes elegían el nombre de una persona. Luego, una tatuadora lo inscribía, sin tinta, en el cuerpo, generando así un relación íntima con cada caso por sobre la manifestación de las estadísticas.

En las últimas décadas Tania Bruguera realizó performances no solo tratando de generar una conciencia, sino también como manera de expresión cercana a la resistencia y en contra de los abusos y la injusticia social. Su mirada, como su obra, lejos de las conductas moralizantes, resulta incómoda no solo para el gobierno de Cuba, sino para las instituciones que la han acogido.

fuente : INFOBAE

 

 

 

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Internacional

EL RECUERDO DE LA PERIODISTA MARPLATENSE QUE VIVIO EL HORROR DEL 11-S

Published

on

Las sirenas, las corridas, las personas cubiertas de polvo. Pero sobre todo el olor. Un olor a humo constante, dulce, muy fuerte, que lo impregnaba todo. Ésos son los primeros recuerdos que se le vienen a la mente a Patricia Muñoz, periodista marplatense radicada hace 28 años en Estados Unidos que el 11 de septiembre de 2001 trabajaba a medio kilómetro del World Trade Center (WTC), en el momento en que dos aviones secuestrados por terroristas identificados con Al Qaeda impactaban en las Torres Gemelas de Nueva York.

“A los 6 meses volví a ese lugar y todavía se sentía ese olor en el aire; necesité varias semanas, si no meses, para procesar todo eso”, dice en una entrevista con LA CAPITAL.

“Ese martes era un día hermoso, esa semana habían comenzado las clases –reconstruye-. Mi jefe era chileno así que estábamos hablando de que en Argentina se celebraba el ‘Día del Maestro’ y que en Chile era el aniversario del atentado contra Salvador Allende”.

Patricia -que tenía 35 años- traducía y redactaba noticias financieras en español para la compañía Dow Jones desde una oficina ubicada en el Harborside Financial Center –una extensión del WTC del otro lado del Río Hudson-, a 15 minutos de las Torres en tren y media hora de a pie.

A las 8.46, mientras elaboraba el comentario de preapertura de los mercados, escuchó el estruendo de un golpe y, desde un ventanal que daba al World Trade Center, vio salir humo de la Torre Norte.

Pensó que se trataba sólo de un incendio.

“Una de las premisas en Dow Jones es que para que algo sea noticia tiene que ‘mover los mercados’. Mi jefe pensó que esto no los movería, así que cada uno siguió con lo que estaba haciendo”, repasa.

Pocos minutos después llegó el segundo sacudón.

Entonces vio el avión: era el vuelo 175 de United Airlines con destino a Los Ángeles comandado por cinco miembros de Al Qaeda que, a más de 800 kilómetros por hora, se metía de lleno en la Torre Sur, dejando en claro que se trataba de un atentado.

“El polvo del aire se quedaba pegado en la nariz”

Imposible imaginar en ese primer instante la magnitud de lo que estaba pasando, difícil pensar que se trataba del peor ataque terrorista hacia Estados Unidos, un suceso que, a poco de iniciado el siglo XXI, marcaría a fuego la historia mundial.

Luego se supo que los aviones secuestrados fueron 4 y que, además de las Torres Gemelas, impactaron en el Pentágono de Washington y en un campo de Pensilvania, dejando un total de 2.977 muertos y más de 25 mil heridos.

“Estábamos en New York”, dice Patricia. “Y siempre pasa algo en New York. Dos días antes teníamos a un francés colgado de la Estatua de la Libertad con un paracaídas”, recuerda.

Por eso -asegura- “tardamos un poco en caer. Creo que el humo estuvo por mucho tiempo y lo tapó todo; el día que se fue y quedó el agujero donde estaban las Torres nos dimos cuenta de que ahí había algo enorme”.

Lo que siguió después es conocido.

“Nos evacuaron a todos. La calle era un caos total, un descontrol de sirenas, había gente llena de polvo y el polvo del aire se te quedaba pegado en la nariz”, recapitula.
Y agrega que “durante semanas tuvimos ese olor a humo constante, como dulce, muy raro. Y las luces… ya en la ruta se veían los reflectores porque los rescatistas estaban toda la noche buscando cuerpos”.

“Necesité varias semanas, si no meses, para procesar todo eso”, sostiene la periodista marplatense.
“A los 6 meses volví al lugar y todavía se sentía ese olor en el aire”, remarca.

“Todo el mundo se vio afectado de alguna manera”

Ese 11 de septiembre el mundo siguió la caída de las Torres a través de las pantallas de TV, decenas de personas fotografiaron o filmaron diferentes secuencias y aún hoy sigue apareciendo material inédito con registros del momento.

Patricia cuenta que “nosotros teníamos celulares pero nadie tenía conexión porque las antenas estaban en el World Trade Center, así que cuando me pude comunicar con mi marido ya había sacado a las chicas (que tenían 2 y 5 años) de la escuela y mi vieja ya había llamado, desesperada”.

También se acuerda de que recién pudo regresar a su casa a la medianoche, cuando despejaron las rutas.
“Tuve que devolver varios llamados y, al día siguiente, volver a mi lugar de trabajo”, revive.

El ventanal de su oficina por el que vio el ataque quedó cerrado porque a muchas personas les producía dolor evocar esa imagen.

“Todo el mundo quedó afectado de alguna manera”, considera.

“Yo vivo en un pueblo muy chiquito, en Old Bridge. Allí perdimos a 8 personas y hay pueblos que perdieron a muchísima gente”, acota.

“El miedo duró poco”

Dos décadas después, Muñoz describe las impresiones que le dejó el atentado.

“Tuve la sensación de que esto iba a cambiar la historia de Estados Unidos, y realmente así fue”, resalta.

Y analiza que “acá había una sensación de que todo lo malo que pasaba, pasaba afuera, entonces fue duro para mucha gente entender que no estaban tan seguros acá, que no era tan fácil aislarse del mundo y protegerse”.

La periodista, que actualmente trabaja en la Universidad estatal Rutgers de New Jersey, destaca en ese sentido que lo que más afectó a la sociedad estadounidense fue la pérdida del sentimiento de seguridad.
Yo siempre cuento que vengo de un país en el que la gente está acostumbrada a que las cosas salgan mal, y que por eso tiene un plan B, C, D y E. Pero acá creen que todo va a salir bien todo el tiempo”, dice, y explica que “luego vi que el miedo duró poco porque había que salir adelante, había que levantar el país, algo muy propio del orgullo norteamericano”.

“En ese momento –recuerda- el presidente George Bush dijo: ‘todo el mundo al shopping a gastar plata porque es la única manera en que saldremos adelante. Si todos se encierran en sus casas con miedo y dejan de comprar, esto se paraliza y ganan ellos’”.

“Ése fue el mensaje”, concluye.

El debate a 20 años

A 20 años del atentado a las Torres Gemelas y el Pentágono, cada decisión vinculada a conmemorar el 11 de septiembre es puesta a consulta y debate social.

“Cada cosa pequeña que se hace era y es una conversación, es todo muy sensible”, dice Patricia Muñoz desde Nueva York.

En ese marco recuerda que, después del 11-S, “estuvimos una semana en la que lo único que mostraba la televisión durante las 24 horas eran las Torres cayendo. Al año se dejaron de mostrar, incluso se borraron de las películas, y a los 5 años se volvió a hablar nuevamente del tema”.

“Al mismo tiempo se empezó a debatir qué iba a pasar en New York, si se haría un cementerio, un Memorial, cómo se iba a conservar…”, relata a LA CAPITAL.

Y explica que “hace 10 años se decidió que se terminaba la recordación del 9/11 y que, en cambio, se empezaba a enseñar el 9/11 en las escuelas porque ya los chicos que entraban no lo habían vivido”.

En este aniversario volverán a brillar las luces: se trata de dos haces de luz azul que simulan a las Torres Gemelas.

“Con el tema del Covid viene todo más controlado, pero sí los familiares van a leer los nombres de las personas fallecidas, lo cual ya la convierte en una ceremonia de casi 3 horas”, cuenta Patricia.

Y destaca que “todavía hay gente en New York que ese día no va a trabajar, que se toma el día de forma especial”.

FUENTE: Nota de la periodista Luciana Mateo, protagonista de la historia para La Capital.

 

canalxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros.

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros.

Caprica.org.ar no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros.

Continue Reading

Deportes

FUNCIONARIOS DE SANIDAD SUSPENDEN EL PARTIDO BRASIL – ARGENTINA ENTRANDO AL CAMPO DE JUEGO. LA SELECCION RUMBO AL AEROPUERTO

Published

on

Lo ocurrido en el partido por las eliminatorias del mundial Qatar 2022 entre Argentina y Brasil sirve para entender definitivamente que el futbol no está por encima de las leyes.

Hace muchos años que los organismos que rigen el fútbol mundial pretenden colocarse por encima de las leyes de los países, como si FIFA, CONMEBOL, UEFA, CONCACAF o las ligas locales -en nuestro caso la AFA– fuesen estados supranacionales que se rigen por sus propias normas y con  criterio de soberanía jurídica.

Nada más lejos de la realidad y nada tan propio de un actividad comandada por personas que hacen de la moral pública, el respeto institucional y el cumplimiento de las leyes un festín de burlas e incumplimientos que solo el fanatismo de los seguidores del fútbol -que convierte en irracionales a los seres humanos a la hora de expresar amor a sus colores- puede terminar por ocultar o soslayar.

Si a ello le sumamos un periodismo inculto e incapaz de enhebrar un pensamiento que no pase por la genuflexión a los ídolos de turno y la falta de voluntad de aprender, estudiar y tratar de tener una mirada un poco menos epitelial que la de los barrabravas, tendremos un cóctel explosivo que terminará dejando el amargo sabor de la soberbia, la brutalidad y la confusión mental.

Un periodismo que clamaba que las autoridades brasileñas «debieron avisar antes» como si la publicidad de las leyes no fuese, en el mundo entero, «aviso» suficiente de la obligatoriedad de cumplirlas. O como, en el paroxismo de la estupidez y la incultura, afirman en TyC Sports que «el gobierno de Brasil se permitió pasar por arriba de normas dictadas por la CONMEBOL» (sic).

Solo así puede entenderse que, pese a la intimación del estado soberano del Brasil, acerca de la obligatoriedad por parte de cuatro jugadores argentinos de cumplir con una cuarentena fijada por un decreto presidencial, las autoridades de la AFA y de la CONMEBOL hayan resuelto que una decisión de ambas organizaciones podía pasar por encima del ordenamiento legal del país anfitrión.

La Confederación Brasilera de Fútbol supo ser más prudente: los jugadores de su seleccionado que pertenecen a clubes del Reino Unido no fueron convocados por Tite para evitar que a ellos les ocurriese lo que terminó aconteciendo con los argentinos. No todos son tan burros ni todos tan soberbios…

Y así, mientras el mundillo argentino perorateaba dentro y fuera de la cancha hablando de injusticias, confundiendo asociaciones futboleras con estados constitucionales y soberanos, haciendo un guiso en el que un comunicado de la CONMEBOL se cocinaba con el mismo hervor que una ley brasilera y pretendían «análisis finos» frente a una torpe violación de parte de la delegación argentina de una disposición legal clara y pública del estado brasilero, que terminó en este verdadero papelón.

Y aunque sea antipático decirlo -es sabido que no hay nada que enfurezca más a un argentino que una verdad que no le conviene- si se respetan los reglamentos vigentes nuestro seleccionado perderá los puntos ya que abandonó el campo de juego, cosa que los brasileros se cuidaron mucho de hacer, y ello es lo que fijan las normas internacionales.

Para la FIFA si un partido se abandona antes del medio tiempo, el partido se volverá a jugar, a menos que, en opinión del árbitro, uno o ambos equipos participantes hayan provocado el abandono del partido. 

¿Alguien puede creer que la continuidad del team brasilero en la cancha no esté vinculada a un claro consejo legal de su dirigencia para no abandonar el campo, y por consiguiente el partido, habilitando la posibilidad de seguir el encuentro en otra fecha?. Los únicos que se fueron, y por lo tanto abandonaron, son los nuestros.

Pero ese ya es otro tema y se verá que es lo que ocurre. Por ahora lo importante es que entendamos de una vez por todas que el fútbol no está por encima de la ley, que sus organizaciones pueden ser multinacionales pero no están por sobre los estados y que ya es hora que cosas como la compraventa de seres humanos, la prohibición de que los clubes federados recurran a las leyes nacionales cuando ven afectados sus derechos y la organización de acontecimientos internacionales no son parte de un mundo propio y mucho menos que de una visión caprichosa del estado de derecho. Fuente: Adrian Freijo para Libre Expresion.

 

canalxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Caprica.org.ar no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Deportes

ORGULLO DE PLATA MARPLATENSE

Published

on

En el Centro Acuático de Tokio, Matias de Andrade hizo historia para el deporte Argentino y de Mar del Plata ganando la medalla de plata en los 100 metros espalda categoría S6 de natación. En su segunda final consecutiva de Juegos Paralímpicos -previamente lo hizo en Río de Janeiro 2016- cronometró 1:15.40 para subirse al podio y revalidar los antecedentes internacionales que posee hace una década.
Desde la serie eliminatoria De Andrade mostró un gran nivel. Tanto, que mejoró en un segundo su mejor marca personal con 1:14.38, lo que le permitió acceder a la final con el segundo mejor tiempo.

Año tras año, competencia tras competencia, el nadador marplatense ha mostrado consistencia en su performance en los 100 espalda. Y en su tercer Juego Paralímpico logró su tan anhelada medalla en el máximo evento deportivo a nivel mundial. Una medalla que, para Mar del Plata, se negaba desde Atenas 2004, cuando Betiana Basualdo fue bronce en los 100 metros libres categoría S2.

Matías De Andrade tiene en su palmarés tres medallas en Juegos Parapanamericanos. Fue plata en Guadalajara 2011 y Toronto 2015, y oro en Lima 2019.
3 de septiembre de 2021

Matías De Andrade se metió en la historia grande de los Juegos Paralímpicos.

En el Centro Acuático de Tokio, Matias de Andrade hizo historia para el deporte Argentino y de Mar del Plata ganando la medalla de plata en los 100 metros espalda categoría S6 de natación. En su segunda final consecutiva de Juegos Paralímpicos -previamente lo hizo en Río de Janeiro 2016- cronometró 1:15.40 para subirse al podio y revalidar los antecedentes internacionales que posee hace una década.


Desde la serie eliminatoria De Andrade mostró un gran nivel. Tanto, que mejoró en un segundo su mejor marca personal con 1:14.38, lo que le permitió acceder a la final con el segundo mejor tiempo.

Año tras año, competencia tras competencia, el nadador marplatense ha mostrado consistencia en su performance en los 100 espalda. Y en su tercer Juego Paralímpico logró su tan anhelada medalla en el máximo evento deportivo a nivel mundial. Una medalla que, para Mar del Plata, se negaba desde Atenas 2004, cuando Betiana Basualdo fue bronce en los 100 metros libres categoría S2.

Matías De Andrade tiene en su palmarés tres medallas en Juegos Parapanamericanos. Fue plata en Guadalajara 2011 y Toronto 2015, y oro en Lima 2019.

Es doble medallista en campeonatos Mundiales de paranatación: plata en México 2017 y bronce en Londres 2019, y además finalista en Montreal 2013 y Glasgow 2015.

Y tiene tres participaciones en Juegos Paralímpicos con un 12° puesto en Londres 2012, la 7ma colocación para el diploma en Río 2016 y ahora la medalla de plata en Tokio 2020. El Atlantico

Continue Reading

Más Vistas