Connect with us

Sociedad

RECORDANDO A HECTOR RICARDO GARCIA

Avatar

Publicado

on

Héctor Ricardo García 1932 – 2019

Héctor Ricardo García, fundador de Diario Crónica y Crónica TV, murió a los 86 años. García creó un estilo de hacer periodismo gráfico y televisivo. Algunas de sus creaciones periodísticas fueron la revista Así, el diario Crónica, El Atlántico, Radio Colonia, Teleonce, Tevedos y Crónica TV. Todos productos de gran aceptación popular.

En 1950 lanzó la revista “Sucedió”, de muy corta duración y en 1954 editó “Así es Boca”, en los comienzos de su carrera empresarial.

El 29 de julio de 1963, García fundó el Diario Crónica, el único con tres ediciones diarias, una matutina y dos vespertinas, revolucionando la gráfica argentina.

Luego en 1965 fundó la Editorial Sarmiento S.A., responsable de esos periódicos y más tarde también de los semanarios “Ahora” y “Flash” y el diario “Democracia”.

En 1965 adquirió Radio Colonia, ubicada en esa ciudad de Uruguay pero con importante llegada a la Argentina.

Cinco años después adquirió Teleonce, al que logró llevar al primer puesto de audiencia; convirtiéndose de esa forma en el dueño del mayor multimedios del país en su momento.

En 1973 las televisoras privadas fueron intervenidas por el Estado, con lo cual García perdió el manejo de Teleonce, aunque continuó desarrollando sus otros medios, a los que sumó en 1979 el diario El Atlántico de Mar del Plata.

En 1994, apostó a la televisión y fundó Crónica TV, el primer canal de noticias en transmitir las 24 horas en vivo. Con las míticas placas rojas de Crónica, García dejó en claro que el periodismo argentino había cambiado para siempre.

Teatro
En 1972 adquirió el Cine Astor sobre la Avenida Corrientes en Buenos Aires, transformándolo en el Teatro Astros; en 1975 creó el Complejo Estrellas, y más tarde se hizo cargo del Teatro Tronador de Mar del Plata.

“Se fue el número uno del periodismo”
Rosanna González, la conductora que inauguró el aire de Crónica TV, fue quien anunció la noticia de la muerte de su fundador, Héctor Ricardo García

La presentadora contó cómo fue la primera transmisión del canal de noticias: “Desde el casting, Héctor estuvo supervisando toda la creación del canal. Había puesto todas su energía y todas expectativas en un producto como el que finalmente salió. Realmente amaba la actividad. Creo que hasta los últimos momentos de su vida la desarrolló como podía a pesar de que tenía algunas dificultades físicas. Sin embargo se abocó todo el tiempo a hacer lo que amaba”.

“Tengo cinco millones de anécdotas para contar. La que más me toca personalmente es la que tiene que ver con mi vida privada. Un día decidimos casarnos con quién era en ese entonces mi novio y me dijo: ´Yo no me caso si mi padrino no es Héctor Ricardo Garcia´. Entonces yo fui a hablar con él y le toque la puerta de la oficina y le dije: ‘Héctor no queres ser mi padrino’. Y me dijo: ‘No tengo traje, no puedo’. Y le dije: ‘Héctor mi marido también va a ir sin traje, dale’, reveló emocionada.

Finalmente contó que Héctor aceptó y que le dijo: “Bueno esta bien pero tenemos que terminar a las 2 de las tarde porque a esa horario entró a trabajar acá”.

“Fue mi padrino de casamiento. Para mi fue un gran orgullo. Me ofreció, incluso, hacer la transmisión en vivo de mi casamiento, que no lo hicimos porque no nos pareció oportuno. Él puso todo a disposición”, concluyó.

Luis Sandrini agonizaba desde hacía varios días, pero no se moría. Diego Armando Maradona estaba a punto de ser vendido al Barcelona, pero el pase no se definía. La hora del cierre se venía encima y la tapa de Crónica, que no podía soslayar ninguna de las dos noticias, seguía sin definición. Había que elegir cuál privilegiar para el título principal del diario.

García entró en la redacción, se sentó frente a una máquina de escribir y tipeó cinco palabras con dos dedos: ¿Se van a se quedan?, anécdota que rescató Daniel Cecchini en Socompa

El 2015 García recibió a Clarín en la oficina de sus abogados. A su lado estaba una de las personas de su mayor confianza, Rubén Molina, a quien los Olmos despidieron de Crónica TV. García aceptó ser entrevistado por Clarín: las preguntas se le enviaron por mail. Las respondió tipeadas en su vieja máquina Olivetti.

Denunció que Los Olmos censuran notas en Crónica TV. ¿Qué pasó?
Sergio Massa estuvo prohibido por los Olmos, como contó él en los almuerzos de Mirtha Legrand. Si salía era por mí. También Mauricio Macri. Cuando se inauguró el Monumento a Perón, envié un móvil, y los Olmos lo hicieron volver. los Olmos intentaron cortar un discurso del presidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti..

¿Perdió el control accionario de su canal?
La gente de Olmos hace “presión” para que no salgan las notas que “molestan”.

¿Por qué siendo uno de los empresarios de medios más exitosos hoy vive este conflicto?
Vendí los diarios en el 2005, después de estar ocho meses privado de mi libertad, acusado de evasión. Fui absuelto. Al “comprador” Raúl Olmos me lo presentó la gerente administrativa del canal, Susana Inés Castela. Compraron “a libro cerrado”. Tenían mucha urgencia.

¿Fue uno de los primeros empresarios de medios que difundió los actos de Néstor Kirchner cuando él era gobernador. ¿Aun así los Olmos llegaron a sus medios gracias al Gobierno?
Lo de los actos de Kirchner me lo pidió Eduardo Duhalde. Es muy amigo mío. Lo conté en mi libro.

¿El contrato con los Olmos dice que ellos manejarían la sección política de su canal para garantizar pauta oficial?
Sí.

¿Cómo ve al periodismo argentino actual?
Lo veo “más o menos”. Hay diarios “creíbles” y otros que son voceros del Gobierno. ¡Y qué decir de los diarios que se regalan! El 60 por ciento de los diarios son voceros del Gobierno.

Hace medio siglo que hace periodismo. ¿Alguna vez recibió presiones como las que dice sufrir en la actualidad?
Como las que recibo del Grupo Olmos, no. Nunca en 50 años recibí presiones así, como hoy.

La Justicia investiga a una empresa del Grupo Olmos por lavado de dinero. ¿El origen de los fondos de sus “socios” es ilegal?
Ignoro.

Volviendo a Crónica TV. ¿Cómo se le ocurrió hacer las “placas rojas”.
En 50 años de televisión los escenógrafos me decían que los decorados no tenían que ser rojos. Y entonces le puse ese color en las placas. Ahora lo usan todos (estoy intentando registrar la idea).

¿Qué le dio y qué le quitó el periodismo?
Me dio todo. Y me quitó en la misma proporción.

¿Cuál cree que fue el secreto de su éxito?
No defraudar a la gente. Y decir solamente la verdad.

¿Qué consejo le daría a alguien que recién empieza en la profesión?
Que no se “comprometa” en algo “extra periodístico”. ¿Me entendés?

¿Qué siente viendo la programación actual de Crónica TV?
Pena.

Ver también: La culpa la tuvo Héctor Ricardo García

El último intuitivo
Un réquiem para Héctor Ricardo García, el periodista que aguijoneó la realidad argentina de los últimos cincuenta años. Hombre–tapa, hombre–récord, hombre–polémico. Dueño de todas las culpas. Creador de los medios más populares del país. Brutal intérprete de primicias. Portador de la licencia del olfato
Por: Facundo Pedrini
Usted fue un genio. Relanzó Canal 11. Instauró Radio Colonia. Fundó Así. Revolucionó Teledos. Creo el diario más vendido. Lo hizo canal.

Borro.

Perdió Canal 11. Perdió Radio Colonia. Perdió Así. Perdió Así es Boca. Perdió el diario Crónica. Perdió Teledos. Perdió Crónica TV. Perdió la libertad. Perdió.

Vuelvo a borrar.

Solo pierde tanto, el que fue dueño de todas las palabras.

Usted fue un genio. Brilló en los sesenta, se consolidó en los setenta, fue Kane en los ochenta, se reinventó en los noventa y se derrumbó en los dos mil.

Fue el que mejor pegó. El padre del monstruo rojo favorito de todos los argentinos. Sus ideas llegaron a tener cinco ediciones por día. Superó el millón de ejemplares con el casamiento de Violeta Rivas y Néstor Fabián. Con la final del mundial 78. Y con Perón desde una clínica en Puerta de Hierro leyendo su diario. Sacó una revista y vendió tantos números que hizo que Boca salga campeón en las gargantas antes que en la cancha. Comprendió el sadismo del peronismo como nadie, interpretó con tacto su proscripción y no cayó en sus propias contradicciones. Usted fue el dueño de la mejor tapa de la historia del periodismo, el primero de julio de 1974: “Murió”. Seca. Tácita. Sin bajada. Como Perón.

Usted fue el hombre que mejor decodificó la distancia entre el rezo y la estampita. Y usó esa desesperanza a favor de sus titulares. Su soledad ganó seis Martin Fierro al hilo, sus trabajadores perdieron los otros quince. Siempre que ganó, humilló. Siempre que perdió, le echó la culpa al complot de los poderosos o de los inútiles. Como la crema de los argentinos, optó por tener todos sus derechos y ninguna de sus obligaciones.

No se puede ser y haber sido. Su imperio duró menos que el de Disney, pero fue más real que Mickey. O al menos fue diferente. Usted fue el dueño del parque de diversiones posible. El maquinista del abismo que interpretó el miedo a las alturas de los tipos que simpatizaban con el suelo. El gallego que supo entender que la foto y el concurso de gaseosas a veces valen más que el análisis de coyuntura. El primer gran empresario de medios de la Argentina. El que inventó a Víctor Hugo. El aliado de los artistas en las noches más largas. El dueño del teatro Estrellas, al que le pusieron una bomba. El amigo de Sandro. El hermano de Ariel Delgado (a quien dejó ir del Canal en silencio). El socio de Duhalde y el enemigo de Alfonsín. A todos, absolutamente a todos, los convirtió en teclas de su máquina de escribir Olivetti Lettera 33.

El chico que colgó la soga entre la rotativa caliente y la Casa Rosada, jugó a saltarla con 24 presidentes: pocas veces se acalambró, pocas veces quiso dejar de rebotar en el piso. Perdió en el último salto, como todos. Fue el gran intuitivo que el país merecía, la posteridad definirá si fue el que necesitaba. Hizo más que muchos: la faena del olfato que corre por izquierda a los santos evangelios le salió estupenda. La consigna de estar firme junto al pueblo fue un hallazgo sensacional, aunque algunos crean que de tanto repetirse ya no tiene sentido, ni el slogan ni el pueblo.

Cien veces lo quisieron matar. Lo intentó secuestrar la izquierda y la derecha. Tal vez, insistió en el doble rapto para sobrevolar las reinterpretaciones del peronismo y salir con pelota dominada. Tal vez fue cierto.

Usted fue un genio. El genio que odió a todos los magos, por eso denunció todos los trucos que no salieron de su redacción: publicó las artimañas del concurso de gaseosas, de los casamientos de enanos y al reality de cocina. Liberó a la momia negra para la psicosis del piberío. Se enfrentó con Maradona, López Rega y Néstor Kirchner. Dio por ganadora a Pinky en La Matanza (ante un atónito electorado). Y le dijo “vos SOS mío”, a un productor que no quiso darle un diario que había comprado usted. Por eso, usted también fue un anti–genio.

La culpa la tuvo usted. Siempre. A veces en forma de pálpito, a veces en forma de arma de fuego. Gozó cada una de sus primicias como alguien que espera la cura: el suicidio del empresario Alfredo Yabrán, el de Leonardo Simons y el de René Favaloro. La renuncia de Cavallo como ministro de Economía de Menem. La salida de Guillermo Coppola de la cárcel y el doping de Diego Maradona en Punta del Este. La explosión en Rio Tercero (Córdoba). La muerte de Carlos Menem (junior). El nacimiento del tercer hijo de Marcelo Tinelli. La grave enfermedad de Sandro. El caso Carrasco, que motivó el fin del servicio militar obligatorio. El motín en la cárcel de Sierra Chica. El accidente de Lapa. La toma de rehenes en el Banco Nación de Ramallo. El crimen de José Luis Cabezas. La tragedia de Cromañón. Y las muertes de Néstor Carlos Kirchner, Nicolás “Pipo” Mancera y Emiliano Moyano, uno de los hijos del líder de la CGT. El atentado a la AMIA y La tragedia de Once. Saberlo antes da poder. Publicarlo, más.

Sumó más muertos que la mayoría y pensó cosas aún peores. Dictaminó ganadores y perdedores antes que la gente salga del cuarto oscuro. Hizo repetir el suicidio del Malevo Ferreyra y advirtió a todos que en instantes se pegaba el tiro. Dijo que las placas rojas falsas también constituían la reputación de las verdaderas, para no confesar que con su vida también pasaba lo mismo. Cuando tuvo que escoger entre Zulma Lobato y el Turco Asís, se quedó con la travesti. Tal vez algún día cuente por qué.

Quizás los que hicieron una lectura de su vida desde el ventilador que no funcionaba o la pared descascarada, alguna vez tengan que dar explicaciones. Tal vez habrá quienes analicen su línea de tiempo por los aportes jubilatorios que no hizo, por los proyectos que truncó, por las injusticias que infringió a la gente que lo amó y admiró en partes iguales, por las genialidades que negó con un gesto sin siquiera escucharlas.

Fue menos que Natalio Botana, tal vez porque vivió el doble. Al director del diario Crítica la muerte lo sorprendió en una ruta de Jujuy con su amante, mientras ponía y sacaba presidentes; sus biógrafos lo recuerdan desangrado mientras esperaba un médico de Buenos Aires. Tal vez usted tomó esa misma sangre para volverse record. A él no le pasó Perón, a usted si. Los titulares fueron su verdadera línea editorial. Nunca dilapidó a propósito la reputación de un jefe de Estado, cual fiscal del orden y las botas, como Jacobo Timerman. Ni desarmó un teléfono al aire para demostrar que en los cables no estaba la Patria, y entonces hablar a favor de las privatizaciones, como lo hizo Neustad. Jamás hizo el amor con el terror.

La suma de todas nuestras habilidades no estuvo a la altura de ninguna de sus órdenes. Tal vez por eso no tuvo socios. Ahora está en su sillón. Ahora le dan premios a la trayectoria. Y los periodistas que jamás consideró más que hormigas le hacen notas para seguir demoliendo ese edificio sin agua, luz ni gas que es el kirchnerismo.  Ahora pide la quiebra de su propia creación, como un padre que quiere que su hijo se muera porque se casó. Ahora no llama desde los internos. Ahora la noticia de la venta de su ex-canal llega en el mismo comunicado que informa una canasta navideña. Ahora nadie lo quiere matar. Ahora la culpa ya no la tiene usted. Ahora que las órdenes ya no llegan de teléfonos blancos, si quiere volver a llamar, le pediremos una idea.

Ver también: Las placas rojas de CrónicaTV, firmes junto al puebloEl creador de Crónica TV denuncia por “ocupas” a los dueños del canalHéctor Ricardo García denuncia: Negocios y censura en CrónicaTVLa repudiable tapa de CrónicaAnte la publicación de imágenes del cadáver de Jazmín de Grazia en #latapadecronicaARGRA: La foto de #latapadecronica es un hecho vergonzosoCrónicaTV cumple 25 años: El canal que revolucionó los medios de comunicación

Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Sociedad

Piden la remoción del interventor de la Defensoría del Público de Servicios de Comunicación Audiovisual  

Avatar

Publicado

on

Más de un año de intervención deja un saldo de abandono de tareas y funciones, y de vaciamiento institucional según una denuncia conjunta del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), del Foro de Radios Comunitarias (FARCo), del capítulo Argentina de la Asociación Mundial de Radios Comunitarias (AMARC)

Por: Washington Uranga
Un grupo de organizaciones, instituciones y personalidades presentaron ante la Comisión Bicameral de Seguimiento de la Comunicación Audiovisual una denuncia acerca del funcionamiento de la Defensoría del Público de Servicios de Comunicación Audiovisual (DPSA) y en el mismo acto solicitan que se deje sin efecto la designación del interventor de ese organismo, el abogado Emilio Jesús Alonso, quien fuera nombrado con carácter transitorio el 26 de setiembre de 2018 . El pedido del remoción del funcionario lleva la firma, entre otros, del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), del Foro de Radios Comunitarias (FARCo), del capítulo Argentina de la Asociación Mundial de Radios Comunitarias (AMARC), y de investigadores y académicos del campo de la comunicación, entre los cuales se cuentan Martín Becerra y Guillermo Mastrini (UNQ), Diego de Charras y Larisa Kejval (UBA), Philip Kizberger (Univ. Di Tella) y la abogada especialista en derecho de la comunicación Graciana Peñafort.

Además de señalar que la designación de Alonso incumplió los requisitos exigidos por ley para ser Defensor/a y el reglamento de la propia Comisión Bicameral, los denunciantes sostienen que Alonso “discontinuó las líneas de trabajo, paralizó el despliegue territorial, separó de sus cargos al director Ernesto Lamas en un acto de persecución política, provocó la renuncia de la directora María José Guembe”, a quien la propia Comisión Bicameral había encargado de la DPSCA durante la acefalía, y “tras una larga persecución y censura” generó la renuncia del director de Análisis, Investigación y Monitoreo, Santiago Marino.

En el mismo documento los firmantes señalan que durante su gestión Alonso “dejó tres direcciones sustantivas del organismo vacantes” mientras nombró en cargos jerárquicos a personas que carecen de formación en los temas específicos de la DPSCA y hubo al menos catorce designaciones en la planta jerárquica y como asesores, con las más altas remuneraciones, violando de este modo “las facultades conservatorias dispuestas por la Comisión”.

Respecto de lo anterior el documento concluye que “el resultado de estas decisiones es una Defensoría empobrecida, paralizada en todas sus acciones y la total desprotección de los derechos de las audiencias”.

La DPSCA es un organismo dependiente del Poder Legislativo creado en el marco de la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (26522), sancionada en el 2009 y prácticamente desguazada por un decreto de necesidad y urgencia (DNU) emitido por Mauricio Macri pocos días de asumir la presidencia en el 2015.

Sin embargo el DNU no afectó a la DSPCA ni alteró sus funciones por lo cual siguió actuando de manera normal mientras estuvo vigente el mandato de la defensora Cynthia Ottaviano, hasta el 14 de noviembre de 2016. Con posterioridad a ello la propia Comisión Bicameral presidida por el senador santacruceno Eduardo Costa (Cambiemos), bajo la vicepresidencia del senador Alfredo Luenzo (Chubut Somos Todos) y con la secretaría del diputado Pablo Carro (Unidad Ciudadana por Córdoba), designó a la entonces directora legal María José Guembe para hacerse cargo de la continuidad de la tareas mientras durase la acefalía y asumiendo el compromiso de regularizar la situación. No solo no ocurrió tal cosa sino que en setiembre pasado sorpresiva y antirreglamentariamente, tal como se consigna en la denuncia, se desplazó a Guembe y se nombró al mencionado Alonso, en principio por tres meses que se han extendido hasta la fecha.

Los trabajadores de la Defensoría han denunciado actualmente que el mal manejo presupuestario de Alonso impide en la actualidad hacer frente al pago de los salarios del personal hasta fin de año.

Por ese motivo ahora se solicita, “previa sustanciación del sumario” la remoción del interventor Alonso y que “se de inicio al proceso de selección y designación de la defensora o defensor del público audiovisual de conformidad con el artículo 20 de la ley 26.522”. Mientras tanto se pide que, siguiendo la práctica que es habitual en estos casos, el organismo quede a cargo de los funcionarios de planta permanente y “se adopten las medidas necesarias para retomar el normal funcionamiento de la Defensoría” como forma de “recuperar las acciones necesarias para proteger los derechos de la ciudadanía”.

La Comisión Bicameral destinaria de la denuncia ha sido convocada para el próximo jueves 17 por la mañana y en el orden del día se incluyó el informe de gestión que debe presentar el interventor Alonso, el tratamiento de la denuncia presentada y la evaluación acerca de la designación del titular de la Defensoría del Público.
Fuente: Diario PáginaI12

 

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Seguir leyendo

Sociedad

MUMALÁ ¿Qué es?

Evelin Cepeda

Publicado

on

Este fin de semana largo, la ciudad de La Plata se prepara para el 34º Encuentro Nacional de Mujeres, donde cientos de personas se reunirán y participarán de marchas y distintas actividades programadas.

Entre las distintas agrupaciones que estarán presentes, se encuentra “Mumalá”, mujeres que salen a la calle, luchan y buscan el cumplimiento de sus derechos, la igualdad y el fin de los femicidios.

Ludmila Poggi, militante de Mumalá, nos cuenta sobre esta agrupación, sus actividades y todo lo que debemos esperar del próximo sábado 12 al lunes 14 de Octubre en el 34º Encuentro Nacional de Mujeres.

Seguir leyendo

Sin categoría

La historia de Titán, el perro que acompaña a chicos que deben declarar como víctimas o testigos

Avatar

Publicado

on

Es un golden retriever, tiene 5 años y presta terapia de asistencia en el Ministerio Público Tutelar porteño.

Titán, el golden retriever que acompaña a chicos que deben declarar como testigos o víctimas ante la Justicia. (Constanza Niscovolos)

Tiene cinco años y trabaja para el Ministerio Público Tutelar de la Ciudad. Espera las instrucciones y obedece enseguida: se sienta cuando le dicen, se recuesta cuando le dicen, se queda quieto cuando le dicen. Y jadea cada vez más rápido cuando las caricias se le acercan a las orejas.

Se llama Titán, es un golden retriever y es el primer perro que presta terapia de asistencia judicial en Argentina. Va y viene entre las oficinas de un equipo de treinta personas -que, confiesan, no pueden evitar darle alguna cosa de comer cada vez que se lo cruzan- y cumple una función exclusiva: interactúa con niñas, niños y adolescentes que deben declarar como víctimas o como testigos en causas de abuso sexual, maltrato, lesiones, grooming o violencia de género.

“El efecto es inmediato. Una nena nos dijo que es lo mejor que le pasó en el Poder Judicial, por el que ya tuvo que pasar varias veces. Es un sistema que ya se implementa en Estados Unidos, Canadá, Francia, España y Chile”, cuenta Yael Bendel, titular del Ministerio que incorporó a Titán hace un mes.

Titán, el golden retriever que acompaña a chicos que deben declarar como testigos o víctimas ante la Justicia. (Constanza Niscovolos)

Titán, el golden retriever que acompaña a chicos que deben declarar como testigos o víctimas ante la Justicia. (Constanza Niscovolos)

Cada día, en el edificio de la calle Perú en el que funciona esa dependencia judicial porteña, hay entre tres y cuatro entrevistas en las que nenas, nenes y adolescentes declaran en una habitación en la que alguien del equipo de psicólogos les hace preguntas. En la habitación hay micrófonos, domos y cámaras: en el techo y también en una lámpara, apuntando directamente a la mesa en la que los chicos a veces dibujan como parte de la entrevista.

Todo eso se transmite en vivo a una sala en otro piso del edificio: allí escuchan el juez, el fiscal, las partes querellante e imputada de la causa y otro psicólogo. En el Ministerio Público Tutelar, los chicos -a veces víctimas directas, a veces víctimas indirectas en casos de violencia de género y a veces testigos- ya no declaran en una Cámara Gesell: esto evita que tengan que pasar por donde está el imputado antes de entrar a la entrevista.

Titán, el golden retriever que acompaña a chicos que deben declarar como testigos o víctimas ante la Justicia. (Constanza Niscovolos)

Titán, el golden retriever que acompaña a chicos que deben declarar como testigos o víctimas ante la Justicia. (Constanza Niscovolos)

“Titán está en la antesala de donde se hace la entrevista. Los chicos llegan, están un rato con él, y eso los descomprime, los alivia, les hace bajar el nivel de estrés. Cuando salen de declarar, vuelven a estar con él: eso hace que rápidamente conecten con algo que les hace bien, y salgan del relato que acaban de dar”, cuenta Bendel.

Según explica, el equipo de psicólogos ya observa que “el contacto con el perro antes de entrar disminuye la angustia y la ansiedad de los chicos, y el juego al salir neutraliza la movilización emocional que les genera volver sobre un hecho que les generó un trauma”.

Desde que llegó al Ministerio Público Tutelar -de cuyo edificio sale cada dos horas para pasear-, Titán recibió y esperó a cuatro chicos que declararon en la Sala de Entrevistas Especiales y estuvo en el momento en el que se produjeron dos revinculaciones entre familiares.

“En esas revinculaciones el perro está ahí mismo cuando se da el reencuentro entre algún padre o alguna madre y un nene, una nena o adolescente que no ve a ese pariente hace mucho tiempo. Su presencia descomprime ese momento, lo facilita“, explica Bendel, y suma: “Es una implementación progresiva, pero va a estar disponible para todas las entrevistas. Y se está criando un segundo perro que se incorporará al equipo: para cuando Titán no pueda estar o por si hay algún chico alérgico. Es que será de raza Labradoodle, que tiene mucha presencia en hospitales y no genera alergias”.

Titán, el golden retriever que acompaña a chicos que deben declarar como testigos o víctimas ante la Justicia. (Constanza Niscovolos)

Titán, el golden retriever que acompaña a chicos que deben declarar como testigos o víctimas ante la Justicia. (Constanza Niscovolos)

Titán llega todas las mañanas con Carlos Agudo: es su criador, su entrenador y un empleado del Ministerio que, desde hace un tiempo, circula por el edificio con comida para perro en una riñonera. Le da una de esas pelotitas de alimento balanceado cada vez que Titán -en los pasillos le dicen “Titi”- da la pata.

“En cada camada se elige al perro más equilibrado en la escala de carácter que puede tener, que va desde inseguro hasta agresivo dominante. Titán fue el más equilibrado de la camada. Entre sus sesenta días y sus seis meses recibió educación que, básicamente, consistió en enseñarle a ser un perro de terapia para chicos. Que si le tiran de las orejas o de la cola, o si lo pisan, lo tome como un juego“, cuenta Carlos, con Titán sentado al lado, la correa uniéndolos a los dos.

“Es una desensibilización: hacés todo eso jugando y el perro aprende que es un juego. Lo premiás cuando sale bien, y el castigo es no premiarlo. Nunca pegarle”, suma el entrenador. “Ya trabajó en centros terapéuticos de niños, y ahora llegó al Poder Judicial. Enseguida se nota cómo los chicos que llegan tímidos, nerviosos, sonríen cuando lo ven, juegan, lo acarician. Entran distendidos y salen con ganas de volver a estar con él”, explica Carlos. Alrededor de Titán, una ronda de periodistas se turna para hacerlo jadear a fuerza de caricias.

DD

 CLARIN

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Seguir leyendo

Más Vistas