Connect with us

Opinión

SALVE ARGENTINA, BANDERA DE LA PATRIA

Published

on

Mucho más que un símbolo, la bandera argentina es tal vez el último hito de unidad de los argentinos. Su historia, la impronta de su creador y la identificación con los valores que representa encierran un mensaje que debemos entender.

 

El 27 de febrero de 1812 el General Manuel Belgrano, en las barrancas de Rosario, a orillas del río Paraná, enarboló por primera vez la bandera argentina.

Sus colores celeste y blanco, provienen de la escarapela nacional. La historia cuenta que la bandera originaria se ha perdido y algunas versiones hablan de que tenía dos franjas; otras, dicen que eran tres pero no está claro cuál era su disposición.

Belgrano izó por primera vez la bandera junto a las baterías Libertad e Independencia y fue jurada por los soldados.

Comunicado este hecho al Triunvirato, Belgrano partió a hacerse cargo del ejército del Norte, sin tomar conocimiento de que el organismo público le negaba la posibilidad de usar la nueva bandera, por la difícil situación reinante.

Recién luego del 9 de julio de 1816, una vez declarada la independencia de las Provincias Unidas del Río de la Plata, más precisamente el 20 de julio, su uso oficial fue aprobado por el Congreso.

El 25 de febrero de 1818, se agregó el sol, en homenaje al Dios Inca Inti (Dios del Sol). Sus 32 rayos dorados, están contenidos en negros bordes, alternándose un rayo recto y otro ondulado. La bandera con el sol fue usada para instituciones y eventos oficiales y de las Fuerzas Armadas hasta 1985, en que se dispuso su colocación en todas las banderas argentinas.

En tiempos del virreinato se produjeron dos invasiones inglesas a Buenos Aires. Durante 46 días, desde el mes de junio hasta el mes de agosto de 1806, la ciudad de Buenos Aires estuvo gobernada por ingleses.

Así era la bandera enarbolada por Manuel Belgrano a orillas del Paraná el 27 de febrero de 1812

Hasta ese momento, el único distintivo que llevaban los soldados patriotas para diferenciarse del ejército realista era una escarapela con los colores celeste y blanco. Manuel Belgrano -que estaba en Rosario con la misión de preparar a la tropa para defender los pasos del río Paraná de cualquier ataque realista- pensó que una buena manera de entusiasmar a los soldados era contar con una bandera propia que tuviera los colores de la escarapela. Así surgió la idea de mandar a coser una.

Hay muchas versiones acerca del origen de los colores de la bandera y la escarapela. Celeste y blanca era la cinta que usaba el rey de España cruzándole el pecho, los mismos colores tenían el escudo de la ciudad de Buenos Aires y las cintas repartidas el 25 de mayo. Después de la Revolución de Mayo, toda persona que quería demostrar que estaba a favor de la revolución se colocaba cintas celestes y blancas en algún lugar visible: las damas en el cabello, en los bordes de los rebozos, o en los abanicos; los hombres se las colocaban en los sombreros o en las solapas de los sacos.

Cuando la nueva bandera flameó frente al Paraná, Belgrano dijo a los soldados: «Esta será la divisa con que marcharán al combate los defensores de la patria».

Bandera aprobada por el Congreso de Tucumán en 1816.

Una de las tareas que tuvo el Congreso de Tucumán después de declarar la independencia fue acordar cuál sería la insignia que reemplazaría a la bandera española. Así decía el decreto expedido por el Congreso el 25 de julio de 1816: «Las Provincias Unidas, después de la declaración solemne de su independencia, tomarán como peculiar distintivo la bandera celeste y blanca».

En 1818 el Director Supremo Juan Martín de Pueyrredón resuelve cambiar aquellos colores dispuestos en Tucumán y así lo decreta. Las franjas de los extremos son de un azul más intenso que el celeste original. Esta modificación se debe a una consulta realizada a expertos en heráldica, la disciplina que se ocupa de estudiar los colores que deben llevar las banderas y los escudos. Los expertos rechazaron el celeste y determinaron que el color correspondiente debía ser un azul más oscuro.

Por disposición del Director Supremo se cambió el celeste por un azul intenso

Al igual que la que usamos actualmente, llevaba como distintivo militar un sol en el centro. Las franjas de los extremos son de un azul más intenso que el celeste original. Esta modificación se debe a una consulta realizada a expertos en heráldica, la disciplina que se ocupa de estudiar los colores que deben llevar las banderas y los escudos. Los expertos rechazaron el celeste y determinaron que el color correspondiente debía ser un azul más oscuro.

Finalmente se volvió a colocar en el fuerte de Buenos Aires en 1852, una vez que el gobierno de Rosas cayó como consecuencia de la batalla de Caseros, la bandera celeste y blanca tal cual la conocemos hoy y que fuera la aprobada en 1816 en el Congreso de Tucumán. Durante la secesión de Buenos Aires (1852-1861), los dos gobiernos -el de la Confederación y el de Buenos Aires- utilizaron la misma bandera.

Desde entonces el país se ha visto sometido a mil tensiones y la decadencia terminó por enseñorearse en su tierra y en su gente. Solo la bandera, lejos de facciones y fanatismos, parece hoy unirnos a todos bajo un mismo color que adquiere por tanto una dimensión mayor a la del símbolo: es a la vez esperanza, pasado y punto de encuentro.

Algo que deberemos entender y poner en práctica para superar, por fin, aquella tristeza de Manuel Belgrano que en su hora final deslizó un rezo laico que hoy debe ser recordado en boca de cada argentino con sentido de trascendencia: ¡¡¡Ay, Patria mía!!!.

FUENTE : LIBRE EXPRESION

Opinión

ALBERTO: MUERTA LA ESPERANZA VAMOS POR LA ILUSIÓN

Published

on

Alberto leyó la derrota y quedó paralizado, Cristina hizo lo mismo y reaccionó histérica. La torpe jugada de la vicepresidente terminó fortaleciendo al mandatario que ahora deberá cuidarse mucho de no sobreactuar.

 

La derrota electoral fue tomada por el oficialismo con la convicción de que el resultado será irremontable en las generales de noviembre. Y ello empujó a sus principales figuras a reaccionar de las más diferentes maneras: el presidente quedó petrificado, consciente de su soledad al ver que en el bunker del desencanto lo empujaron a ser el mascarón de proa de la derrota y su compañera de fórmula, cuidadosamente caracúlica esa noche para que no quedasen dudas de su convicción de que «los otros» eran los culpables, entró en un cono de histeria y atropello que la empujó a querer hacerse del poder formal a partir del desplazamiento de todos aquellos funcionarios del gabinete que responden al mandatario.

Pero como parte de la parálisis de Alberto consistió en intentar postergar para luego de las generales los cambios que también él cree necesarios -total si vamos a perder mejor hacerlo sin agitar mucho las aguas, habrá pensado- Cristina mandó a los suyos a tensar la cuerda, renunciar y dejar en claro quienes son los unos y quienes los otros.

No contaba con el apoyo de gran parte del arco peronista iba a sumar en pocas horas Alberto y lo que pretendía ser una jugada para debilitarlo terminó convertida en un boomerang que dejó en evidencia su propia fragilidad y la del sector que comanda. Cuando todo esto pase si algo habrá quedado en evidencia será la escasa envergadura del kirchnerismo, la torpeza insustancial de La Cámpora y la ficción a la que Argentina ha estado sometida durante casi dos décadas: en retirada el sector comandado por la vicepresidente no marca más porcentaje de apoyo que aquel 23% con el que su marido llegó al poder en 2003 y lo convirtió en el mandatario con menos votos en la historia del país.

Cuando se hable de aquellos que son capaces de dilapidar una herencia, Cristina no podrá estar ausente del recuento de compulsivos gastadores.

Pero ese capital político que los argentinos suelen prestar alternativamente a unos y a otros no quedó en manos de Alberto Fernández, ni mucho menos. Y si el presidente se imagina, aunque sea por un instante, que existe alguna forma de salir fortalecido de esta revolcada seguida del reino de la impudicia se estará equivocando. Los apoyos recibidos son una esperanza, creer que se deben a su envergadura como dirigente sería una ilusión. (Ver: La larga noche en la que Alberto organizó el contragolpe )

Tal vez lo más importante en estas circunstancias sería entender que tiene por delante dos meses, no para ganar una elección que ya parece irremontable sino para comenzar a tejer la urdimbre de un acuerdo nacional que convierta a su gobierno en un verdadero proceso de transición -que siempre se anunció en el país desde 1983 pero jamás existió- que nos saque del modelo del atraso y nos ponga en el camino, lento y escarpado pero imposible de evitar, hacia una Argentina previsible, seria y posible.

Algo que con las presiones de sindicatos, organizaciones sociales, peleas internas, angustias económicas y demandas insatisfechas de todos los sectores parece imposible pero solo puede encararse tras un gran diálogo nacional y un acuerdo entre partes.

En 2001 el país parecía definitivamente explotado y eso le sirvió a Eduardo Duhalde para convocar a todos y, mucho antes de lo imaginable, retomar la senda del crecimiento y de la tranquilidad institucional. ¿Y no está esta Argentina en una situación similar a la de entonces?; ¿vamos a esperar que estalle para probar nuevamente por el camino de la unidad?.

Si caminamos esa cuerda esta crisis absurda y grotesca habrá tenido razón de ser. Solo hace falta que la principal autoridad del país resuelva ejercer en plenitud su cargo, acepte que la gloria ya se ha esfumado y se comprometa con la posibilidad de entrar en la historia sin laureles pero con el respeto de todos sus conciudadanos.

Esa sería una esperanza…creerse un líder será solo una ilusión.

 

FUENTE : LIBRE EXPRESION

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Opinión

CORDOBA : HOY CONTAGIÓ A POCOS Y MATÓ A MUCHOS

Published

on

Más allá que los contagios son pocos y las internaciones siguen en descenso, la cantidad de fallecidos diarios por coronavirus no cede.

Hoy el Ministerio de Salud de Córdoba informó de 247 casos positivos de Covid-19 y el fallecimiento de 25 personas como consecuencia de la pandemia.

En relación a las internaciones, estas siguen bajando y hoy hubo una ocupación de 10 camas críticas menos que ayer, disminuyendo la misma al 15,87% de la disponibilidad que hay en la provincia.

Por otra parte la internación de adultos con respiradores necesitó la misma cantidad de espacios que el día anterior y la ocupación está en el 18,35% de las camas críticas utilizadas.

El promedio de infectados diarios que hay desde el primer caso conocido es de 924,43 mientras que la proporción de altas en relación con el total de casos confirmados en la provincia de Córdoba creció al 98%.

Cuadro: GEF Informa. Fuente: Ministerio de Salud Córdoba.

Después de Córdoba capital, Río Cuarto (25), Unquillo (13) y Deán Funes (10) fueron los lugares que hoy registraron más casos, acumulando entre estas tres ciudades un 19,43% del total diario en la provincia.

Con los datos de hoy la provincia de Córdoba sigue siendo el segundo distrito con más casos totales a nivel nacional, detrás de provincia de Buenos Aires.

Cuadro: GEF Informa. Fuente: Ministerio de Salud de la Nación.

UBICACIÓN DE LOS CASOS

Los casos positivos asignados hoy a Córdoba se distribuyeron en 56 pueblos y ciudades identificadas de la provincia. De esos contagios, 243 son residentes en el territorio provincial y 4 personas tienen residencia en Ciudad Autónoma de Buenos Aires y las provincias de Buenos Aires, Chaco y Río Negro, pero con domicilio legal en la provincia de Córdoba.

De ese total de residentes en la provincia, el informe indica que 90 corresponden a Córdoba capital y 153 al interior provincial, los cuales están distribuidos de la siguiente manera por departamentos:

  • Calamuchita: Los Reartes 1; Santa Rosa de Calamuchita 4; Villa General Belgrano 3.
  • Colón: Colonia Caroya 1; Jesús María 1; Río Ceballos 3; Saldán 1; Unquillo 13; Villa Allende 1.
  • Cruz del Eje:Cruz del Eje 3; sin datos de localidad 1.
  • General San Martín: Arroyo Cabral 1; La Laguna 1; Villa María 7; Villa Nueva 6; sin datos de localidad 1.
  • Ischilín: Deán Funes 10.
  • Juárez Celman: Ucacha 1.
  • Marcos Juárez: Alejo Ledesma 1.
  • Minas: Tosno 1.
  • Punilla: Bialet Massé 1;Capilla del Monte 7;Estancia Vieja 1;Huerta Grande 2; La Falda 2; San Antonio de Arredondo 1; Tanti 1; Valle Hermoso 1; Villa Carlos Paz 2.
  • Río Cuarto: Río Cuarto 25; Sampacho 1.
  • Río Primero:Capilla de los Remedios 1; Monte Cristo 1; sin datos de localidad 2.
  • Río Seco:Chañar Viejo 3; Rayo Cortado 2.
  • Río Segundo:Calchín 1; Costa Sacate 1; Luque 5; Oncativo 5; Santiago Temple 1; Villa del Rosario 1.
  • San Alberto: Las Rabonas 1; Nono 1; San Lorenzo 1; San Vicente 1; Villa Cura Brochero 1.
  • San Javier: Los Hornillos 1; Villa Dolores 2.
  • San Justo: Arroyito 1; Las Varillas 2; San Francisco 6.
  • Santa María: Malagueño 1; Villa Los Aromos 1.
  • Tercero Arriba: Almafuerte 1; James Craik 2; Oliva 2.
  • Unión: Cintra 1.

FALLECIDOS

Hoy se notificó el fallecimiento por Covid-19 en la Provincia de Córdoba de 25 personas, de las cuales 13 fueron varones, uno de ellos residente en Tucumán, con domicilio en la provincia y 12 mujeres, todas personas que se encontraban internadas y presentaban antecedentes de patologías previas, a excepción de dos mujeres de 71 y 95 años, oriundas de Unquillo y Villa María, respectivamente, quienes no registraban enfermedades preexistentes. Hoy se llegó al total de 6.759 decesos por esta causa en la provincia de Córdoba, con un índice de letalidad del 1,32% de los contagiados.

Cuadro: GEF Informa. Fuente: Ministerio de Salud Córdoba.

De ese toral de fallecidos, 3.924 son varones (58,06%) y 2.835 mujeres (41,94).

TESTEOS

El Ministerio de Salud de Córdoba informó que desde el inicio de la pandemia hasta la fecha, en la provincia de Córdoba se realizaron testeos con PCR (hisopados) a 1.603.238 test con PCR y 2.408.828 test de detección de antígeno, registrando una tasa de 1.066.911 personas estudiadas con PCR y antígeno por cada 1 millón de habitantes.

Cuadro: GEF Informa. Fuente: Ministerio de Salud Córdoba.

VARIANTE DELTA

Este sábado se confirmaron cuatro nuevos casos de variante Delta en la provincia de Córdoba. Uno se encuentra relacionado a casos confirmados anteriormente, otro corresponde a una persona proveniente de un viaje desde Francia y dos cuyos nexos se encuentran en investigación. Hasta la fecha, se han detectado en total 95 casos de Covid-19 correspondientes a esta cepa.

Por otro lado, en el día de hoy no se confirmaron nuevas internaciones por esta variante.

Cabe aclarar que los casos positivos de esta cepa confirmados hasta el momento se encuentran contabilizados en el total de casos de Covid-19.

SITUACIÓN NACIONAL

Hoy a nivel nacional, se notificaron 2.486 contagios y el fallecimiento de 88 personas por la pandemia. De esta manera se llega a un total de 5.202.405 infectados de Covid-19, aproximadamente un 12,97% de la población total del país. De los contagiados de hoy, un 44,13% se produjeron en el AMBA y provincia de Buenos Aires.

Evolución de la cantidad de casos positivos en el país. Fuente: infobae

Además hoy se llegó a un total de 112.444 fallecidos desde el comienzo de la pandemia, con un índice de letalidad por el coronavirus en el territorio nacional que es del 2,16% de los contagiados. La cantidad de fallecidos hasta el momento en Córdoba (6.759), representa un 6,01% del total del país, en tanto los casos de contagiados en la provincia (510.288) son el 9,81% del total de Argentina.

 

Continue Reading

Opinión

PLATA HAY… PERO SE LA ROBAN

Published

on

Un debate constante es si la Argentina es, o no, un país rico. Los economistas, en general de cuño liberal, sostienen que es un país que se auto percibe rico y en rigor es pobre. Los números lo desmienten: tanto los millones de dólares a resguardo de la voracidad del Estado, así como también los millones que se van en corrupción y gasto improductivo.

Desde la creación del FONAVI en 1972 como un instrumento superador del problema de la vivienda, afectando fondos federales para que se distribuyan en las provincias, lo único que se ha logrado es que el déficit habitacional en Argentina se dispare de modo brutal. A pesar de eso, cada provincia ha procedido a crear su propio Instituto de la Vivienda. Cada jurisdicción compromete a ello un presupuesto que, año a año, es cada vez más autosatisfactivo. Este es sólo un ejemplo del caso de la triplicación de estructuras de ayuda estatal. Otro, es el del Ministerio de Desarrollo Social nacional, el Ministerio de Desarrollo Social provincial, y la Secretaría de Desarrollo Social municipal. Todo se repite por tres. Lo mismo pasa en las áreas de trabajo, o de salud.

Todo esto sucede en un país en donde los ciudadanos deben recurrir a contratar el respaldo de una prepaga de salud, de un colegio privado, o un servicio de seguridad privada. Esta última, estrella de negocios mega millonarios. Hay mucho dinero en Argentina.

Y también está la corrupción, que expone la incuria de un sistema judicial que, por su modo de actuar, en definitiva la permite. A vista de todos, enriquecidos a espuertas, se pasean gremialistas y dirigentes políticos millonarios. Sin ir más lejos, la denuncia del hallazgo de cajas con un estimado de hasta 75 millones de dólares en “cajas de zapato” en una propiedad del contador de Máximo Kirchner, es el episodio del momento. No el último, seguramente.

También está el caso de la hija de Hugo Moyano. La vivienda de Karina fue allanada en el marco de una causa por tráfico de drogas. Hallaron en el operativo 434 mil dólares y 600 mil pesos. En una causa en la que sobra corrupción judicial, y sobran complicidades, la hija del pope camionero se niega a entregar el dinero a la custodia judicial, alegando que fue dinero que recibió de un hermano —no especificó cual— y del abogado Daniel Llermanos. Los hermanos de Karina nunca fueron citados a declarar, Llermanos —el otro generoso donante—, tampoco.

Se suma a los 9 millones de dólares en los bolsos de José Lopez, al caso de Lázaro Báez, a las operaciones en el Zafra Bank de Suiza por 20 millones de dólares, al fallecido secretario privado de Néstor y Cristina Kirchner, Daniel Muñoz con, cuando menos, 70 millones de dólares en propiedades en Estados Unidos. Y sigue la lista.

Argentina no es un país pobre, está empobrecido por un saqueo ruin. Plata hay, pero se la roban. NOTA DE JOSE LUIS JACOBO para NOTICIAS Y PROTAGONISTAS.

 

canalxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros.

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros.

Caprica.org.ar no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros.

 

 

Continue Reading

Más Vistas