Connect with us

Deportes

Sepo Ginóbili, la paternidad a los 48 años, lo que le exigen en Instituto y la forma de dirigir que se viene

Avatar

Published

on

Conviviendo con la ansiedad y responsabilidad en tiempos de pandemia, el DT cuenta los días para el nacimiento de su hijo y el inicio de una particular temporada dentro de una burbuja.

Sepo, en la cancha de fútbol, siguiendo los primeros movimientos. Fotos: prensa Instituto, archivo-La Nueva y Sebastián Ginóbili.

Por Fernando Rodríguez

Twitter: @rodriguezefe

Instagram: ferodriguez_

(Ampliación de la nota publicada en la edición impresa)

 

Sepo y Rocío tachan los días en el almanaque, sacan cuentas, sueñan con la llegada de Mateo. El técnico de Instituto se pregunta dónde lo encontrará el 12 de diciembre.

“Estamos en el séptimo mes. Esperemos que no se adelante –ruega Sebastián Ginóbili- porque me va a agarrar adentro de la burbuja”.

   —Me quedo en la burbuja o salgo. ¿Primer conflicto?

—Hace un mes ya se generó, je. Pero bueno, hay algo positivo y es que se juega acá en la ciudad (Córdoba). ¿Te imaginás si me tocara en Santiago o Corrientes? No sé en qué iba a venirme.

Sepo y Rocío esperan por Mateo.

 

   —¿Cómo te encuentra la paternidad, a los 48 años?

—Impecable. La verdad que disfrutamos mucho el momento, más allá de que estuvimos siete meses encerrados, sin contacto familiar. No fuimos a Bahía ni a Sunchales (de donde es Rocío, su mujer). Dentro de la inactividad, nos dio motivos para pensar y movernos.

   —¿Como padre te imaginás parecido a Leandro o a Manu?

—Veremos… Uno se imagina, pero me parece que lo empieza a descubrir cuando tiene a su hijo al lado. Es mucho más fácil con los ajenos que con los propios, por más conducta que uno pueda tener.

   —Bueno, con que te parezcas a Yuyo ya está muy bien.

—Sí, sí. Tenemos buenas expectativas, je.

Se metió en la cancha

La primera semana de trabajos con el plantel, a Sepo lo ayudó a liberar la cabeza, en lo que significa el segundo desafío en la entidad cordobesa.

Mezclaron movimientos en la cancha de fútbol. gimnasio y, finalmente, básquet en cancha, cumpliendo los protocolos correspondientes.

   —¿Se trabaja más en conjunto y casi con prioridad para kinesiólogo y preparador físico?

—Hay que escuchar a los que saben, en cuando a recuperación y vuelta al trabajo. Hicimos zoom como Diego Grippo (médico de la AdC), que un poco nos va aconsejando, y vamos escuchando a los profes… El entrenador tiene que estar atento a todo, no solamente a la parte basquetbolística. También a lo físico y lo humano, porque esto genera una ansiedad diferente. Cada uno está transitando su camino, en algunos casos con familias tocadas por algún enfermo. Y está claro que cualquier problema personal afecta a lo físico y basquetbolístico, así que tenemos que prestar mucha más atención que si fuera una temporada normal.

   —¿Cómo fuiste canalizando la ansiedad?

—Fueron siete meses raros, porque cambiaron los estados y las expectativas. Ni bien terminó teníamos puesta la cabeza en volver a los 20 días. Después sabíamos que se cancelaba… Hace tres meses estábamos viendo si se aprobaba la posibilidad de jugar la temporada…

   —Y eso afecta.

—Todo afecta, porque hay mucha gente que está viviendo con problemas y uno quiere que vuelva la actividad, pero ordenados y cumpliendo las reglas a la perfección. Todo eso genera ansiedad y responsabilidad. También debemos valorar el esfuerzo de los dirigentes, porque estamos en contra de las decisiones del gobierno de no tomar riesgos, así que es una responsabilidad que se mezcla con ansiedad. Es un combo bastante explosivo.

Los cambios

   —¿Qué equipo armaron para lo que viene?

—Creo que armamos un buen grupo de nacionales. La idea es encontrar el buen funcionamiento, juego de equipo, asociado e intenso. Por más que en los papeles uno piensa que formó un buen equipo, nosotros tenemos que entender que será una temporada atípica, en la que todos tendremos que aprender a jugar de esta manera.

   —Con un particular calendario.

—Claro, porque no es lo mismo jugar 18 partidos día y medio de por medio. La idea es tener el plantel más largo posible, darle posibilidades a los más jóvenes, que haya buena rotación… Debemos aprender de otras ligas; por más que la NBA hoy parece otro deporte, la forma de dirigir creo que se va a tener que asemejar mucho.

   —¿En qué básicamente?

—Estructurando un poco los cambios, no pensando únicamente en el rendimiento individual. Me parece que será un trabajo más integral del que veníamos haciendo. El tema de los datos va a ser clave, por eso el ojo del profe y del kinesiólogo tiene que estar fino, más el de los tres entrenadores que estamos en el equipo. Esto, sumado a que vamos a estar 40 días encerrados, con todo lo que genera. Lo importante es mantener comunicación para no hacer lío. Me parece que tendremos que estar mucho más encima del jugador.

   —¿Es difícil con este contexto focalizarse en lo que puede ser el funcionamiento y resultados del equipo?

—Hay que enfocarse en la adaptación al trabajo y evaluar si los jugadores están en buena forma, porque no es lo mismo entrenar en un departamento de tres por tres o salir a correr que hacer básquet de conjunto.

   —Y después ver qué sale.

—Por eso, debemos enfocarnos en llegar a competir de la mejor manera, que puede ser, quizá, en un 80%. Lo bueno, entre paréntesis, es que todos los equipos estamos igual. Entonces, tendremos que encontrar la forma deportiva durante la burbuja. Más que nada ahora es volver a sentirse jugador y readaptar el cuerpo.

El mismo DT

   —El cambio de Bahía Basket a Instituto era significativo en cuanto a tu filosofía de trabajo. ¿Cómo te adaptaste?

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo

—Me adapté bien. La idea de entrenador no ha cambiado mucho. Obviamente el trato con los dirigentes fue diferente; mi función es más abarcativa que en Bahía Basket, donde había un director deportivo como Pepe y estaba todo encaminado; yo no hacía más que mi trabajo de entrenador, siguiendo la filosofía y objetivo del equipo, los cuales entendía y compartía. Acá tengo que tomar más decisiones, soy yo quien se contacta con los jugadores, con los agentes y estoy encima de la formación del equipo; obviamente que trato de coincidir y ponerme de acuerdo con los dirigentes, pero mucho pasa por mí. Y eso llevó una adaptación.

   —¿Y en el juego?

—En el juego y el día a día, más allá de entrenar a jugadores con más veteranía, la idea era la misma: convencer al jugador de la manera que había que jugar para tener éxito. Y no tuve muchos problemas. Sigo aprendiendo como entrenador, desarrollándome dentro de un marco diferente, con otros objetivos y otras exigencias.

El día de la despedida, Pepe le obsequió un recuerdo, tras seis años de trabajo en conjunto.

 

   —Más allá del camino que se recorre, ¿el resultado siempre manda?

—Acá el resultado manda, no hay vueltas. Exigen ser protagonistas, ganar. Llevan un par de temporadas en las puertas de algunos torneos y la verdad que me transmiten permanentemente la necesidad de ganar. Entiendo las reglas del juego, pero no puedo estar pensando en eso. Mi idea es tratar de conformar el mejor equipo para lograr funcionar, porque es la única manera de ganar. El mismo San Lorenzo, que los últimos años viene ganando, no lo hizo solamente con los nombres, le agregó funcionamiento. Tenés que jugar, rendir y ser regular, ese es parte del desafío. Como primer paso fue bueno; ahora, la idea es dar otro paso y llevar a Instituto a ganar un título.

El propio juego

   —¿Hay una tendencia general y que se asemeja a tu perfil de jugar más por conceptos?

—Lo que está cambiando del juego, más que nada, es la intensidad, el elevar las posesiones, el buscar situaciones de clara ventaja. Ya no pensar tanto en el reloj de 24, algo que antes quería controlarse más bajando el ritmo de juego a partir de subir la bola caminando. Hoy el juego tiende a ser mucho más dinámico y asociado. Aunque no lo sentimos como la NBA, por más que nosotros nos arrimamos un poco para darle libertad y herramientas al jugador para que tome ventajas, sin la necesidad de un pick and roll, o un bloqueo directo o indirecto.

“A veces necesitás del uno contra uno, y los entrenadores, generalmente siendo por demás estructurados, le quitamos esa creatividad al jugador. Por eso, no digo de jugar como la NBA, porque no tenemos los jugadores ni la condición física, pero sí darles la posibilidad de que tomen decisiones más rápido y hacerlos trabajar para lograrlo y crear ventajas, más allá de que no siempre sean para definir”.

Otro bahiense

   —¿Qué te puede dar Gonzalo Torres?

—Ocupa una posición en la que no hay muchos nacionales; a través de los años fue encontrando un crecimiento individual y creo que puede encajar perfecto en nuestro sistema de juego, no solo porque tiene algo de poste bajo, un lugar donde hoy no se juega tanto, y no solo para definir o crear faltas, sino para generar juego. Es un jugador muy dinámico y está en crecimiento. Y, aparte, nos va a dar apertura de cancha en una posición donde generalmente la defensa se cierra y él tiene un tiro importante tanto corto como largo. Tanto él como Nacho Alessio nos van a dar la posibilidad de hacer descansar la bola en el juego interno.

Gonzalo Torres poniéndose en forma para otro desafío.

 

   —¿Qué te faltaría para cerrar el equipo?

—Mi idea es que este sea el equipo. Tenemos 12 jugadores, entre los experimentados y jóvenes. Obviamente las exigencias de acá son de ganar y estamos atentos a poder reforzarlo, pero hoy en día este es el equipo que prepararemos para entrar en la burbuja.

Entre la ansiedad por la llegada de su primer hijo, el inicio de los entrenamientos y la incertidumbre generalizada, Sepo, definitivamente, ya vive en su propia burbuja…

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deportes

La NBA establece estrictas medidas de seguridad anti Covid-19 en sus protocolos

Avatar

Published

on

Ante el inminente inicio de los entrenamientos este próximo martes, la liga envió a todos los equipos una completa ‘Guía de protocolo de salud y seguridad’ de 134 páginas con el objetivo de limitar al máximo la propagación del virus

Antes del inicio a partir del próximo martes de los entrenamientos de los equipos de la NBA, la liga envió a todos los equipos una ‘Guía de protocolo de salud y seguridad’ de 134 páginas mientras la pandemia de Covid-19 continúa arrasando en todo el mundo, especialmente en los Estados Unidos.

Tras decidir la NBA que no repetirá la experiencia de la burbuja de Orlando, los equipos tendrán que comenzar a viajar a través de todo el país, lo que ha forzado a la Liga a establecer nuevos protocolos de seguridad con la esperanza de limitar al máximo la propagación del virus.

Bajo los nuevos protocolos de seguridad, si un jugador da positivo por Covid-19, hay dos formas de obtener la autorización para regresar. La de estar en cuarentena al menos 10 días transcurridos desde la prueba inicial positiva o el comienzo de los síntomas, o bien someterse a dos pruebas de PCR negativas con 24 horas de diferencia.

Después que un jugador haya sido autorizado para volver a la competición, deberá pasar dos días trabajando solo sin nadie más presente. El jugador tampoco podrá usar el vestuario ni cambiarse de ropa y deberá llevar una mascarilla y hacerse un examen cardíaco.

Los jugadores que den positivo en la prueba al Covid-19 tampoco podrán hacer ejercicio durante al menos 10 días y luego deberán someterse a un control, mientras duren los entrenamientos individuales, durante dos días.

Por lo tanto, incluso en el caso de un jugador asintomático que de positivo al Covid-19, éste se perdería al menos 12 días de competición.

Sin embargo, en la nueva guía no se dan a conocer criterios para cuántas pruebas positivas o cualquier otra métrica que requiera la cancelación de un partido, como ha sucedido con otras ligas profesionales, como las del Fútbol Americano (NFL) y las Grandes Ligas de béisbol (MLB).

En la nueva guía de protocolos también se establece que en los entrenamientos que comienzan el martes los trabajos individuales estarán limitados a cuatro jugadores y cuatro miembros del personal del equipo a la vez. Y todos los participantes deben registrar antes tres pruebas PCR negativas.

Cualquiera que participe en el campo de entrenamiento debe estar en cuarentena desde al menos el 27 de noviembre hasta el 2 de diciembre y las pruebas ya comenzaron este mismo sábado.

La NBA establecerá una línea directa para reportar violaciones de seguridad y protocolo, que ya quedó establecida desde la burbuja de Orlando y que fue criticada por los jugadores.

Los protocolos reiteran la importancia de mantener la llamada “distancia social”, el uso de las máscaras faciales en todo momento excepto para comer o beber, practicar o jugar en el campo, o mientras esté encerrado en una oficina sin nadie más a su alrededor.

Además, se requerirán pruebas diarias. Finalmente, se muestra como requisito la formación virtual y las sesiones de sensibilización.

Cada equipo de la NBA, la próxima temporada, tendrá un especialista en enfermedades infecciosas, un especialista en control de infecciones, un coordinador de pruebas rápidas, un oficial de pruebas, un gerente de pruebas y un oficial de rastreo de contactos, dos marcadores de contactos y un oficial de cumplimiento del protocolo del club.

Además, los equipos también tendrán dos encargados de la aplicación de mascarillas, un enlace de jugadores, un especialista de higiene de las instalaciones, un gerente de salud e higiene del campo, un profesional de educación y concienciación sobre la salud y otro de seguridad en los viajes.

La nueva guía de la NBA también establece que los equipos podrán pagar la vivienda de los jugadores para aislar a los que den positivo, tal y como ya tiene establecido el PGA Tour en el golf.

Normalmente, tienen prohibido pagar la vivienda, ya que se considera una forma de eludir el tope salarial.

La expedición de cada equipo en sus desplazamientos a otras ciudades cuando les toque viajar estará limitada a 45 personas, incluidos hasta 17 jugadores.

FUENTE : EFE / MUNDODPEORTIVO

 

 

Continue Reading

Deportes

“Debo ir a cumplir mi sueño”: la emotiva carta de despedida de Facundo Campazzo al Real Madrid antes de desembarcar en la NBA

Avatar

Published

on

El base, de 29 años, jugó su último partido en el Merengue: anotó 20 puntos y regaló cuatro asistencias en la victoria 100-78 ante Baxi Manresa, por la Liga ACB. Firmará por dos temporadas con Denver Nuggets

A los 29 años, Facundo Campazzo llevará su talento a la NBAllegó a un acuerdo con Denver Nuggets, franquicia con la que firmará contrato por dos años. Antes de su desembarco, disputó su último partido en el Real Madrid. Y se destacó como lo que es: el base más determinante a nivel FIBA. El cordobés anotó 20 puntos, recogió dos rebotes y regaló dos asistencias en la victoria del conjunto merengue 100 a 78 frente a Baxi Manresa, por la Liga ACB.

El ex Peñarol y Murcia fue el máximo anotador de su elenco (los también argentinos Gabriel Deck y Nicolás Laprovittola convirtieron 12 y cuatro tantos, respectivamente). Pero además jugó como para darle un cierre a la etapa a la altura de su sello: en la Casa Blanca celebró dos Euroligas, tres ligas ACB, cuatro Supercopas y dos Copas del Rey.En consecuencia, brilló como en sus mejores jornadas. La Liga destacó dos asistencias en sus redes sociales. A la primera, un pase de sobrepique a su compatriota Deck, la calificó como “de mago”. La cesión se dio mientras se encontraba apareado por un rival, al claro, con una visión periférica sorprendente. La otra fue por encima de todos sus adversarios.

Tras llegar a la cúspide del nivel FIBA, Campazzo tendrá su experiencia en la liga de básquet más competitiva del mundo en los Nuggets, una franquicia en alza, que llegó a la final de la Conferencia Oeste en la última edición del torneo. “Ficharon a una gema”, lo elogió Manu Ginóbili.

 

Cuando fue reemplazado tras su última entrada al encuentro, Campazzo recibió el homenaje por parte de sus compañeros y el cuerpo técnico (por la pandemia de coronavirus los duelos se disputan sin público). Fue saludado afectuosamente por cada uno de los integrantes del plantel.

Minutos después del festejo ante el Manresa, Facundo publicó en sus redes sociales una emotiva carta para despedirse del Real Madrid y del básquet español. “Debo ir a cumplir mi sueño. Llevo una vida esperándolo”, firmó.

infobae-image infobae-image

LA CARTA COMPLETA DE FACUNDO CAMPAZZO

Llegó el momento. Hoy fue mi último partido en el Real Madrid y la verdad es que tengo una mezcla de sentimientos muy grande. Siento nostalgia desde hace ya varios días. En este club pasé momentos únicos, inolvidables, que marcaron mi carrera y mi vida. Ojalá nuestros caminos se vuelvan a encontrar en el futuro.

Me voy de España siendo una persona completamente distinta de la que llegó en 2014. Acá aprendí madurez, comprendí el valor del trabajo, conocí lugares hermosos y gente increíble. Recibí afecto y contención en cada uno de los pasos que fui dando. Sería injusto no mencionar a la familia de UCAM Murcia: a su dirigencia, a su afición, a los amigos que me quedaron. También ocupan un lugar central en mi corazón.

Se termina una etapa. De crecimiento y enseñanzas permanentes. Fui muy feliz en este país. Pero ahora debo ir a cumplir mi sueño. Llevo una vida esperando concretarlo. Gracias por tanto.

FUENTE : IMFOBAE

 

FOTO TAPA: PRENSA LA IUNION  DONDE CAMPAZO ESTA MARCANDO EN EL AÑO 2012 A UN JUGADOR DE LA UNION DE FORMOSA

Continue Reading

Deportes

EL CONSEJO FEDERAL INFORMÓ EL FORMATO Y COMENZARÁ EL 6 DE DICIEMBRE PARA EL FEDERAL A

Avatar

Published

on

En la reunión virtual de la categoría que se realizó este martes, el Consejo Federal del fútbol argentino le anunció a los dirigentes de los 26 clubes participantes, cómo se disputará la recta final del certamen que pondrá en juego los dos ascensos a la Primera Nacional. Se dividirá en dos zonas Campeonato y dos Zonas Reválida. Círculo participará de la “Reválida Sur” y tiene asegurado seis partidos. Sólo el primero se meterá en las instancias de playoffs. Comenzará el fin de semana del 6 de diciembre y finalizará el 31 de enero.

De acuerdo a los equipos que confirmaron la presencia, el Consejo Federal determinó que habrá una Zona Campeonato Sur y una Zona Campeonato Norte con 7 equipos cada una, y una Zona Reválida Sur con 7 clubes y una Zona Reválida Norte con 5.

En lo que a nosotros nos interesa, Círculo integrará la Reválida Sur junto a Cipolletti, Camioneros, Estudiantes de San Luis, Desamparados y Peñarol de San Juan y Sol de Mayo de Viedma. Se jugará todos contra todos a una rueda, serán siete fechas con localía a sortear(seis partidos y una fecha libre) y únicamente el primero avanzará a las instancias de playoffs, donde se juntarán con el ganador de la Reválida Norte y los doce que clasifiquen del segundo al séptimo puesto de las zonas Campeonato.

En los playoffs serán 14 en la primera etapa. De ahí quedarán 7 y se sumará el perdedor de la final por el primer ascenso. Luego serán cuatro y quedarán dos para la final. El ganador se quedará con el segundo pasaje a la Primera Nacional y el perdedor jugará por un tercer ascenso contra un equipo de la Primera B Metropolitana. Todas las instancias de playoffs se disputarán a partido único en cancha neutral.

TODAS LAS ZONAS

Campeonato Sur: Villa Mitre (Bahía Blanca), Deportivo Maipú (Mendoza), Huracán Las Heras, Deportivo Madryn, Juventud Unida (San Luis), Sansinena (General Cerri) y Olimpo (Bahía Blanca)

Campeonato Norte: Güemes (Santiago del Estero), Sarmiento de Resistencia, Chaco For Ever, Sportivo Las Parejas, Central Norte de Salta, DEPRO (Entre Rios) y Douglas Haig de Pergamino.

Reválida Sur: Cipolletti (Río Negro), Camioneros, Estudiantes (San Luis), CÍRCULO, Desamparados (San Juan), Peñarol de Chimbas y Sol de Mayo (Viedma).

Reválida Norte: Defensores de Belgrano (Villa Ramallo), Unión de Sunchales, Boca Unidos (Corrientes), Juventud Unida (Gualeguaychú) y Sportivo Belgrano (San Francisco)

PRENSA CIRCULO DEPORTIVO

Continue Reading

Más Vistas