Connect with us

Opinión

Sergio Massa: Cuando se habla por el gusto de emitir sonidos

Avatar

Published

on

El presidente de la Cámara de Diputados propone suspender las PASO o unificarlas con las generales. Un contrasentido propio de quien se encuentra encerrado entre dos patrones.

Dicen que el hombre es dueño de sus silencios y esclavo de sus palabras…y parece que es cierto. Al menos en el caso de Sergio Massa, presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, al que parece que las constantes contorsiones políticas, saltando de campamento en campamento, comienza a generarle una peligrosa pérdida de contacto con la realidad.

El líder del Frente Renovador sostuvo que «entre gastar en boletas o gastar en vacunas, prefiero gastar en vacunas. Serían 20 millones de vacunas». Una frase que puede caer bien por los caminos del relato y la demagogia, tan afines a nuestra dirigencia política y al tigrense en particular, pero que olvida el verdadero orden de prioridades que debe tener un país que se pretende democrático: el cronograma electoral, que es el que fija las reglas de juego que permiten a los ciudadanos resolver quien debe gobernarlos, no se manipula ni reforma en base a circunstancias, por graves que ellas sean.

En pandemia votó Estados Unidos y en pandemia produjo el cambio de sus autoridades. Y también lo hicieron decenas de países en el planeta, desde la humilde Bolivia al gigantesco Brasil -que renovó autoridades comunales- o la sofisticada Suecia.

Y todos tuvieron que invertir, no gastar, el dinero suficiente para asegurar el ejercicio de los derechos ciudadanos y la continuidad de las instituciones.

Ya subido al paroxismo de su oportunista palabrerío Massa arriesgó que «no tiene sentido votar dos veces en 50 días, metiendo 25 millones de personas en las escuelas. Se podría votar un solo día primaria y general o correr la fecha teniendo en cuenta el calendario sanitario».

¿Cómo se votaría en las PASO, para elegir candidatos, el mismo día que en las generales?. ¿Por la mañana seleccionaríamos quienes van a postularse y por la tarde quienes ocuparán las bancas?, ¿lo someteríamos a sorteo?, ¿lo dejaríamos en manos de una licitación, viejo sueño de nuestros políticos, para que se convierta en postulante quien más pueda ofertar?. La sinrazón de la propuesta exime de cualquier comentario…

El equilibrio constante entre las posiciones cada vez más enfrentadas del presidente y de su vice lo están empujando a Massa a un sinnúmero de declaraciones poco afortunadas, algunas de las cuales ya tocan el límite del ridículo.

Es que esta versión moderna de «Arlequino, servidor de dos patrones» aquella obra italiana del siglo XVIII que narra las desventuras de un criado que no tiene recursos suficientes para sobrevivir, por lo que se emplea simultánea y secretamente como mucamo de dos sujetos diferentes, no podía tener un final distinto al de su antecedente teatral.

También ahora, al principio, todo pareció ir bien, hasta que las demandas de los dos amos comenzaron a superponerse, y servir a ambos a la vez se tornó para el resbaloso Sergio una tarea llena de complicaciones, enredos y equívocos.

Como aquellos que se generaron cuando Massa y su mujer acusaron al gobierno de Cristina Kirchner, y a Sergio Berni en particular, de estar detrás de la intrusión de la que fueron víctimas en su domicilio por parte de un prefecto armado con una pistola. ¿Cómo se iba a imaginar entonces que sus agresores de ayer serían sus compañeros de ruta de hoy?. De haberlo hecho, seguramente hubiese elegido el silencio…

Tal vez lo mejor sea entonces mantener silencio, tratar de esquivar los mandobles que se reparten en la verdadera cúpula del poder -esa que él siempre roza pero en la que no se sostiene- y evitar estos arranques de originalidad que terminan estrellándolo contra la realidad.

Ah…y aunque sea para fingir un poquito…hacer como que entiende el valor de la democracia y el derecho de la gente a expresar en las urnas lo que piensa y quiere.

¿Será mucho pedir?…

FUENTE : LIBRE EXPRESION

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Opinión

CUANDO LA IMPOTENCIA DISPARA EL PAPELÓN

Avatar

Published

on

Pocas veces un presidente argentino tuvo un paso tan fallido por el exterior como el que protagonizó un Alberto Fernández histérico, fuera de foco y además, otra vez, mal informado.

La impotencia suele ser mala consejera del soberbio. Mientras en los seres humanos suele disparar tristeza, pesimismo y decepción en el omnipotente opera como acicate a las reacciones estentóreas, impensadas y pretendidamente propias de un ser superior. Claro que, inevitablemente, terminan en un papelón: no hay nada más ridículo que el que jura no haber robado el dulce de leche con la aureola del manjar en torno a sus labios.

Y así, manchado y en evidencia, se mostró Alberto Fernández cuando tuvo la malhadada idea de ponerse a contestar sobre temas de la política interna durante su visita a México y en presencia del propio mandatario azteca Andrés López Obrador. Cuando todo aconsejaba echar mano a la clásica salida diplomática y simplemente afirmar que no iba a hablar de cuestiones nacionales en casa ajena, el mandatario la emprendió contra quienes critican a su gobierno por el escándalo del llamado «Vacunatorio VIP» y, como suele ser habitual debido a su volátil carácter, terminó desnudando ante el mundo entero todo el odio que genera la irreparable grieta en el país y que lo tiene, mal que le pese, como uno más de los protagonistas centrales.

Por mucho que se esfuerce en parecer un moderado, Alberto Fernández no pierde ocasión para poner sal en la herida de las divisiones y descalificar, amenazar y estigmatizar a todos los que no piensan como él y su gobierno.

Fuera de sí, con fingida frialdad que no pudo ocultar su furia, se refirió despectivamente a los fiscales que estudian las más de doce denuncias presentadas por la violación de las normas vacunatorias. Él, que suele jactarse de su conocimiento del Derecho Penal y de su condición de docente de la UBA en la materia, pareció olvidar por un instante que es obligación de los funcionarios denostados el analizar toda denuncia que llega a sus manos. Luego verán si la rechazan o siguen adelante en su tratamiento…

“No existe ese delito y no se puede construir. Si quieren trabajar, hay muchos delitos para investigar como los peajes de Macri, el terrible y lamentable endeudamiento que la Argentina vivió, el vaciamiento del Congreso, el negocio de los parques eólicos y la responsabilidad de un ministro que mandó un submarino en el que murieran 44 tripulantes” disparó Fernández, soslayando deliberadamente que las presentaciones judiciales recorren no uno sino varios delitos posibles que van desde la gravísima asociación ilícita hasta el abuso de poder. ¿ Qué sabe entonces si alguno de ello puede existir?, ¿no es una frivolidad impertinente querer minimizar el trabajo de la justicia diciendo que «no existe el delito de adelantarse en una cola»?.

Ello sin olvidar que todas y cada una de las causas enunciadas como «olvidadas» están hoy siendo investigadas por la justicia y en plena instrucción penal…

Mientras Alberto Fernández sale por el mundo a operar una vez más como tapadera de los verdaderos organizadores de este disparate (Ver:La Cámpora, las vacunas «vip» y el caso Mar del Plata) el propio presidente de los EEUU Joe Biden toma el caso argentino y el peruano para pedir que los procesos de asignación de la vacuna sean transparentes en el mundo entero.

Parece imposible que el presidente argentino comprenda que en el mundo existe un código ético muy diferente al que, sin límite ni pudor, rige en nuestro país las relaciones entre los todopoderosos gobernantes y el golpeado pueblo.

Y para cerrar la triste jornada Alberto sostuvo que «le pido a los fiscales que vuelvan a leer el código penal. No sé quién los aprobó ni en que universidad, pero ya hicieron demasiadas sinvergüenzadas». Por un momento pasó por nuestras cabezas la imagen de una presidente anterior que, preguntada por alumnos de una universidad americana sobre casos de corrupción y su abultada fortuna, no tuvo mejor idea que descalificar a sus interlocutores diciendo «chicos, por favor, estamos en Oxford no en La Matanza».

Algunos parecen haber incorporado el papelón a su bagaje ideológico…lastima que nos involucran a todos.

FUENTE : LIBRE EXPRESION

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Opinión

JULIO BÁRBARO DECLARANDO BARBARIDADES

Avatar

Published

on

En principio habría que señalar que esta entrevista realizada por el periodista Fernando Carnota al Sr. Julio Bárbaro contiene varias y notables “errores” que, en boca de quien fuera Interventor del ex COMFER, resulta, ciertamente, de una gravedad inocultable. A continuación paso a señalarlos de a uno, con el fin de clarificar al respecto.

1.- Las intendencias, según nuestras normas, son Personas Jurídicas de Carácter Público Estatales, por lo tanto, si éstas tienen la necesidad de poseer una autorización para instalar una emisora de radiodifusión en algún lugar en el cual no existiera dicha actividad en manos privadas, se deberá hacer lugar a dicha autorización. El error conceptual encontrado en lo dicho por el ex interventor consiste en que la negativa no tendría procedencia por el solo motivo invocado de “no gustarle autorizar emisoras al Estado”.

2.- A los 0:58 seg.Julio Bárbaro, dice haber entregado el Canal 21 a la Iglesia Católica, cosa que le fuera reprochada por el entonces Presidente de la Nación Néstor Kirchner; tal aseveración no corresponde a la verdad, puesto, que esa autorización respondió a un expediente tramitado durante varios años anteriores a su arribo al Ente regulador y finalmente autorizado durante la gestión del Dr. Gustavo López en el COMFER, bajo el Gobierno de Fernando De La Rúa (Decreto N° 1314/01).

3.- Seguidamente a esto último y como para minimizar esa “entrega” ante el cuestionamiento del Presidente Kirchner, argumenta que “…el Canal 21 no es de aire, porque el aire termina en el canal 13…”. Tremendo error del señor Julio Bárbaro, ya que, según la vigente Ley 23.478 que refrenda al Convenio Internacional de Nairobi y al Reglamento de Radiocomunicaciones de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), el espectro radioeléctrico Atribuido a los servicios de radiodifusión de televisión destinado al Público en General están comprendidos entre canal 2 (VHF) al 69 (de UHF). Algo que un interventor del COMFER debería conocer es que esa Banda de frecuencias estaba destinada a los servicios de televisión “Abiertos, directos y gratuitos”. Además, hubiera sido muy interesante escucharlo explicar a los espectadores cómo se entiende eso que dijo sobre que el Canal 21 “es de aire, pero que, no es de aire”.

4.- Aquí en este ítem, se debe aclarar que no solo había “alguien” que ya poseía “CUATRO (4) CANALES”, y que ello daba lugar a que la Iglesia Católica tuviera al menos UNO (1). La Iglesia Católica es también una de las cinco Personas Jurídicas de Carácter Público (en este caso NO ESTATAL), por lo tanto, goza de todo su Derecho a poseer una emisora de radiodifusión de televisión. Para subrayar aquello de “4 canales en manos de una sola persona” hay que revelar que todas esas frecuencias (canales) ya habían sido asignadas y adjudicadas sin límite de cantidad a quienes las solicitaban, hasta la mismísima saturación de la banda, y ello, efectuado sin concursos públicos, por simples resoluciones nunca publicadas en el Boletín Oficial y para servicios inadecuados para esa banda, dado, que se trataba de servicios cerrados por suscripción y de exclusivo interés privado. Llegaron a adjudicar de la forma denunciada hasta 2013 frecuencias a lo largo y a lo ancho del país.

Febrero/2021

Edgardo Molo  – Asesor Técnico Legal – Especialista en Radiodifusión – Periodista

 

FOTO TAPA CLONCLUSION DIARIO DIGITAL

Continue Reading

Opinión

La estatua de Playa Chica entre los enanos de jardín y la Venus de Milo

Avatar

Published

on

La aparición de la misteriosa estatua en Playa Chica disparó mil especulaciones, trascendidos y sobre todo un gran interés. ¿Y si dejamos correr el mito?.

La Venus de Milo, es una de las estatuas más representativas de la escultura griega. Fue creada entre los años 130 a. C. y 100 a. C., y se cree que representa a Afrodita , diosa del amor y la belleza. Se desconoce su autor, aunque se ha sugerido que pudiera ser obra de Alejandro de Antioquía.

Los enanos de jardín forman un pueblo sobrenatural de seres muy pequeños y casi invisibles. Aunque no se conozca demasiado de ellos y las teorías de sus orígenes y tipos sean muy variadas y hasta rocambolescas, suelen representarse en cerámica, resina o madera en los jardines de algunas casas como guardianes e imanes de la buena suerte.

La representación de estas figuras apareció por primera vez en Turquía, en la región de Anatolia, en el siglo XIII y, posteriormente en Italia, en el siglo XVI, aunque el origen de esta variedad de gnomos de jardín se sitúa en el estado minero de Turingia, en Alemania, en el siglo XIX.

Como se verá nadie sabe quien ha sido el que puso a la universalmente admirada escultura o al primer ejemplar de los populares enanitos en este mundo, pero ello no ha sido óbice para que en ambos casos estemos frente a hechos en los que el arte, la tradición y la cultura se dan la mano. Y para la continuidad en el tiempo de ambas expresiones ese «no saber» ha sido bueno.

¿Qué sentido tiene entonces ponernos en campaña para saber quién ha sido el creador de la misteriosa escultura que apareció en Playa Chica y que por estas horas concita el interés de marplatenses, turistas y hasta de la prensa nacional e internacional?.

Cada tanto las sociedades encuentran objetos o leyendas que dan pie al mito, esa historia imaginaria que altera las verdaderas cualidades de una persona o cosa y les da más valor del que tienen en realidad. Y ello suele ocurrir cuando las comunidades necesitan ocupar un espacio vacío de su propio ser y no encuentra en lo concreto algo con que llenarlo.

Por eso los mitos son agradables y/o superiores. Porque convocan, aúnan, agrupan y permiten además que cada uno de quienes lo toman o lo narran le agregue aquellas cosas que necesita hacer propias para sentirse pleno.

Tal vez hasta sería negativo que «La mujer que espera» -¿no es un buen nombre para esta meditabunda aparición en un tiempo en el que todos esperamos sin saber muy bien que cosa?- terminase encontrando un origen y un autor. Se moriría el mito y se ingresaría en el terreno de la burocracia que exigirá sellados, permisos, dictámenes, especificaciones de materiales y todas esas cosas que hemos logrado inventar para que hasta lo creativo y lo misterioso necesite un timbrado.

Aparecen y aparecerán los opinólogos, los que saben quién la hizo, los que encuentran similitudes con el estilo de algún escultor conocido y hasta quienes inventarán autorías que les permita gozar de algunos minutos de gloria en algún canal, diario o red social de esas que tanto convocan y apasionan. No les abramos el paso, no dejemos que nos roben la ilusión de imaginar una historia de amor, o desesperanza, desgarro y romanticismo.

No le temamos al mito, que mientras lo sea no dejará que nadie ponga su mano sobre la estatua y se le ocurra llevarla o convertirla en algo distinto a lo que hoy es: una aparición que será por siempre lo más importante que ocurrió en el «verano de la pandemia».

Casi como una vacuna contra este tiempo para olvidar…

FotoGastón Piccioni

Por Adrián Freijo

Continue Reading

Más Vistas