Connect with us

Mundo

Siete universidades argentinas reconocidas en un ránking internacional

Avatar

Published

on

Todas son públicas. La Universidad de Buenos Aires se ubica cuarta entre las latinoamericanas y la de La Plata, en el puesto 17.

Siete universidades argentinas, todas ellas públicas, fueron reconocidas en un ránking internacional elaborado a partir de una serie de indicadores centrados en la investigación y la reputación. Se trata del Best Global Universities, que en esta edición lidera la Universidad de Harvard e incluye sólo a 59 universidades latinoamericanas.

La Universidad de Buenos Aires (UBA) se ubica entre las diez primeras de Latinoamérica, en el puesto número 4, y le sigue la de La Plata, en el puesto 17 de las mejores de la región.

Para realizar esta evaluación, el estudio tomó como referencia las publicaciones, citas, libros, conferencias, número de menciones que aparecen entre el 10% más citado o colaboraciones internacionales. Además, también se midió la reputación global y regional en investigación.

A diferencia de lo que ocurre en Estados Unidos, en Argentina, ninguna de las universidades que integran este ránking es privada.

Las universidades argentinas que figuran en el ránking son las de Buenos Aires, Córdoba, La Plata, Rosario, Mar del Plata, la Universidad Nacional del Litoral y la Universidad Nacional del Sur, de Bahía Blanca.

Dentro de las instituciones de América Latina, el ránking lo encabeza la Universidad de San Pablo, seguida por la Pontificia Universidad Católica de Chile, y la Universidad Federal de Río de Janeiro. El cuarto lugar lo ocupa la UBA, mientras que la UNLP aparece en el puesto 17.

En el ránking mundial general, que busca identificar las 1250 mejores universidades en el mundo de acuerdo a esos indicadores, la UBA quedó en el puesto 341, la UNLP en el 597, la Universidad Nacional de Córdoba en el puesto 829, la Universidad Nacional de Rosario en el 1034, la Universidad Nacional de Mar del Plata, en el puesto 1114, la Universidad Nacional del Litoral en el número 1149 y la Universidad Nacional del Sur en el 1204.

Además de la clasificación general, la estadística ofrece 22 clasificaciones adicionales por áreas. Por ejemplo, en Ciencias Agrarias, la UBA quedó en el puesto 101 y la UNLP en el 167.

La consultora Clarivate Analytics InCites proporcionó los datos y las métricas del ránking, mientras que la información bibliométrica se basó en Web of Science, servicio en línea de información científica.

El Cronista

 

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mundo

Disturbios en EEUU: el toque de queda en decenas de ciudades no frenó la violencia

Avatar

Published

on

Los Ángeles, Atlanta, Miami, Filadelfia y Concinnati son algunas de las urbes que se sumaron a Minesota en la prohibición de circulación. Sin embargo, las protestas originadas por el asesinato del afroamericanos George Floyd a manos de la policía continuaron. En indianápolis murió una persona y siguen los saqueos en distintas zonas del país

Un coche de la policía de Nueva York incendiado durante las protestas de anoche en el barrio de Brooklyn por la muerte de George Floyd bajo custodia policial en MinneapolisUn coche de la policía de Nueva York incendiado durante las protestas de anoche en el barrio de Brooklyn por la muerte de George Floyd bajo custodia policial en Minneapolis

Las ciudades de Los Ángeles, Atlanta, Miami, Filadelfia y Concinnati se sumaron a Minesota y también declararon anoche el toque de queda en sus respectivos territorios por las protestas y disturbios generados tras por la muerte del afroamericano George Floyd en una detención policial. Sin embargo, no lograron contener los incidentes.

Decenas de ciudades de Estados Unidos, de norte a sur y del Atlántico al Pacífico, fueron escenario anoche de violentos disturbios en protesta por la muerte de George Floyd, el caso más reciente de violencia policial contra afroamericanos en el país.

Un Indianápolis (norte) una persona murió y al menos otras dos recibieron disparos en el transcurso de las protestas que tenían lugar en el centro de Indianápolis, explicó en rueda de prensa el jefe de la Policía de la ciudad, Randal Taylor, en declaraciones recogidas por la CNN. Las autoridades no han dado por el momento más detalles de cómo fue el tiroteo y han pedido a los ciudadanos que eviten la zona de los incidentes.

Floyd murió después de que un policía blanco lo inmovilizase, ya esposado, con la rodilla en el cuello durante varios minutos, pese a sus ruegos de que no podía respirar, en una escena grabada por un transeúnte. La indignación por ese suceso se ha se ha ido propagando desde Mineápolis, donde se produjo el incidente, a otras ciudades.

Una treintena de urbes, entre ellas Nueva York, Los Ángeles, Chicago, Cleveland, Miami, Dallas e incluso Washington DC, donde los incidentes llegaron frente a la Casa Blanca, fueron escenario este sábado de disturbios y enfrentamientos entre manifestantes y policías.

 Play

Protestas en Miami (crédito: Joel Franco)

“Entiendo el dolor que siente la gente. Apoyamos el derecho de los manifestantes pacíficos y escuchamos sus súplicas, pero lo que estamos viendo en las calles de nuestras ciudades no tiene nada que ver con la justicia o la paz”, dijo ayer el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en Florida, donde asistió al lanzamiento de un cohete tripulado hacia la Estación Espacial Internacional (EEI). “La memoria de George Floyd es deshonrada por alborotadores, saqueadores y anarquistas. La violencia y el vandalismo son liderados por la Antifa (movimiento antifascista) y otros grupos radicales de izquierda que aterrorizan a gente inocentes, destruyendo empleos, dañando negocios y quemando edificios”, agregó.

Trump se mostró más conciliador, no obstante, que en la madrugada del viernes cuando, tras calificar de “matones” a los manifestantes, aseguró que “cuando empiezan los saqueos, empiezan los tiroteos”, lo que fue interpretado como una amenaza de dispararles. Sin embargo, dijo estar dispuesto a activar al Ejército “muy rápido” si se lo piden para sofocar las revueltas, lo que no sería la primera vez, ya que en 1992, en otros disturbios raciales en Los Ángeles (California), los miligtares apoyaron a la Policía.

Los detenidos en las protestas, que en muchos lugares van acompañadas de incendios de vehículos, rotura de escaparates de comercios, actos de vandalismo y saqueos, se cuentan por centenares.

El toque de queda impuesto en muchas ciudades no ha servido para disuadir a los manifestantes, como tampoco les ha aplacado la expulsión de los policías implicados, el arresto y procesamiento del agente Derek Chauvin, quien presionó el cuello de Floyd con su rodilla, o el anuncio de hoy de Trump de la apertura de una investigación para determinar si se violaron sus derechos civiles.

Tampoco ha sido disuasoria la activación de la Guardia Nacional, un cuerpo de reserva, para apoyar a las policías locales, en Minesota, Georgia, Kentucky, Wisconsin, Colorado, Ohio y Utah. De hecho, como ocurrió de nuevo anoche en Mineápolis, los manifestantes suelen congregarse a la hora que da comienzo al toque de queda nocturno, esta vez en la zona del Quinto Distrito, donde el viernes una sucursal bancaria y una comisaría fueron incendiadas.

En las diferentes ciudades se repitieron así las escenas de coches policiales incendiados, carreteras bloqueadas, escaparates rotos y el lanzamiento de cócteles molotov, así como la respuesta policial con gases lacrimógenos y balas de goma contra los manifestantes.

En Filadelfia, los participantes en las concentraciones en el centro de la ciudad vandalizaron un vehículo policial e intentaron arrancar la estatua del exalcalde Frank Rizzo, un exjefe de la Policía ya fallecido con fama de tener mano dura.

En Washington se repitieron los enfrentamientos entre los manifestantes y los agentes del Servicio Secreto frente a la Casa Blanca, antes de que las protestas se extendieran a otros puntos de la capital, donde se registraron incendios y saqueos.

En Pittsburgh varios policías resultaron heridos en los disturbios de esa localidad de Pensilvania, mientras que tres periodistas sufrieron lesiones tras ser atacados esta vez por los participantes en las protestas.

También hubo en Seattle, en la costa oeste, varios agentes del orden y manifestantes resultaron heridos en las protestas, que durante varias horas habían sido pacíficas, pero “la multitud se volvió violenta y agresiva, y comenzó a tirar botellas contra los oficiales”, dijo la Policía.

En Los Ángeles, la segunda ciudad más poblada del país, donde también se declaró un toque de queda y se activó la Guardia Nacional, los disturbios se extendieron por toda la ciudad y llegaron incluso a los barrios adinerados de Beverly Hills y West Hollywood, donde se dieron escenas de saqueo. También se registraron enfrentamientos violentos con la policía antidisturbios y actos de vandalismo que incluyeron la quema de coches policiales y cristaleras rotas.

Los incidentes recordaron e hicieron temer que se repitieran los graves disturbios de 1992 por la absolución de los policías blancos que dieron una paliza al afroamericano Rodney King, que se saldaron con más de 50 muertos y 2.000 heridos.

La indignación por la muerte de Floyd ha alcanzado al mundo de las celebridades con mensajes de protesta y dolor de figuras como Beyoncé, Madonna, Billie Eilish, Mia Farrow, Cardi B, Ariana Grande, John Boyega, Justin Bieber, Demi Lovato, Jamie Foxx, Viola Davis, Lupita Nyong’o, Ava DuVernay o Janelle Moná.

“Estamos rotos e indignados. No podemos normalizar este dolor. No estoy hablando solo en nombre de la gente de color. Seas blanco, negro, marrón o cualquier color entremedias, estoy segura de que te sientes desesperanzado por el racismo que está sucediendo en EE.UU. ahora mismo”, escribió Beyoncé en su cuenta de Instagram.

FUENTE : INFOABE

 

FOTO TAPA : 20 MINUTOS

Continue Reading

Mundo

La OMS alertó que la violencia contra las mujeres se incrementó un 600% por las cuarentenas

Avatar

Published

on

El jefe de la oficina del organismo de la ONU para Europa, Hans Kluge, advirtió a su vez que si las medidas de confinamiento se extienden por seis meses más, habrá 31 millones de nuevos casos de violencia doméstica alrededor del mundoEl jefe de la oficina de la Organización Mundial de la Salud para Europa, Hans KlugeEl jefe de la oficina de la Organización Mundial de la Salud para Europa, Hans Kluge

El jefe de la oficina de la Organización Mundial de la Salud para Europa dijo el jueves que la agencia está “profundamente preocupada” por los reportes acerca de un incremento de la violencia doméstica desde el inicio de las medidas de confinamiento por la pandemia de coronavirus, sobre todo contra mujeres y niños.

En una conferencia de prensa, el doctor Hans Kluge indicó que hay poca información al respecto disponible y que una pequeña fracción de los casos que ocurren terminan siendo reportados, pero que las estadísticas recabada en países como Bélgica, el Reino Unido, Francia, Rusia, España, así como el Fondo de Población de las Naciones Unidas, muestran un aumento significativo en estos indicadores.

Esta última agencia, que patrocina programas de política demográfica, estima el número de mujeres que experimentaron situaciones de esta naturaleza aumentó en un 600%. También se quintuplicaron las llamadas a los teléfonos de ayuda, explicó el funcionario. “Esto es inaceptable”, expresó.

La continuidad de las medidas necesarias para controlar el COVID-19, la enfermedad causada por el virus, podrían tener un impacto devastador en mujeres y niños vulnerables, agregó.

“Si los confinamientos continuasen durante seis meses tendríamos que esperar 31 millones de casos de violencia de género más en todo el mundo”, señaló Kluge citando datos del Fondo de Población de Naciones Unidas. “Las evidencias muestran que la violencia interpersonal aumenta durante cualquier emergencia”.

Las autoridades deberían considerar una “obligación moral” asegurar que los servicios de ayuda están disponibles para las comunidades, añadió Kluge. E indicó que la propia OMS publicará en los próximos días un documento con consejos para ayudar a víctimas de violencia doméstica. Además, instó al público a estar en contacto con vecinos y seres queridos mediante mensajes de texto y llamadas. “Estén en contacto”, dijo.

En otro pasaje de la conferencia, Kluge destacó que algunos países ya están respondiendo a estas crisis. Destacó que Italia desarrolló una aplicación móvil a través de la que se puede pedir ayuda sin necesidad de realizar una llamada telefónica, y que España y Francia pusieron en marcha programas por los que los farmacéuticos pueden detectar problemas si se utilizan palabras clave.

El número de casos de violencia doméstica que se reporta es todavía una pequeña parte porque quienes sufren abusos suelen negarse a denunciarlos, dijo.

Según la OMS, la violencia doméstica contra el cónyuge o los hijos tiende a aumentar en tiempos de crisis, en particular con las medidas de restricción y de confinamiento. “Las denuncias están aumentando en casi todos los países”, destacó Isabel Yordi, experta de la organización.

La rama europea de la OMS, que comprende 53 países tan heterogéneos como Rusia y Andorra, tiene 1,6 millones de casos oficiales de enfermedad COVID-19 y cerca de 150.000 muertes relacionadas con el virus, según las cifras de la organización.

Con información de AP y AFP

FOTO TAPA : ARCI NATURE

Continue Reading

Mundo

España no incluiría a miles de muertos por coronavirus en sus cifras oficiales

Avatar

Published

on

Continue Reading
Local7 horas ago

MDP : Nueva muerte por coronavirus en la ciudad

Salud7 horas ago

En una semana, se triplicaron los casos de coronavirus en Roca

Noticias7 horas ago

YPF desmiente planes para suspender empleados

Opinión7 horas ago

A su turno, Larreta coincidió en sostener la unidad de Juntos por el Cambio: “La defensa de la unidad es la condición necesaria pero no suficiente para tener un proyecto competitivo, precisamos construir y reconstruir un mensaje de esperanza así como entender los roles diferentes que tenemos”. “Debemos construir una alternativa para el mediano plazo y para eso tenemos que estar juntos. Hay que hacerlo a diario y no debemos perder de vista el objetivo primordial que es la unidad”, remarcó el jefe de gobierno, quien elogió la tarea del jefe de bloque legislativo, Cristian Ritondo: “Estamos funcionando muy bien en el Congreso, es un buen ejemplo de cómo podemos funcionar sin dejar de lado las diferencias que podamos tener”. Larreta fue claro en su posición sobre la confrontación con el gobierno nacional, que parte de una lectura de cuál es el clima general de la sociedad: “No es una situación para sacar ventajas políticas. Que otros lo hagan no me va a llevar a mí a tener esa conducta”, disparó. La posición de Larreta y Vidal viene teniendo el apoyo también de los intendentes del PRO, como el de Lanús, Néstor Grindetti; el de Vicente López, Jorge Macri, o el de General Pueyrredón, Guillermo Montenegro. Este último dijo en el mismo día: “Siempre digo que el virus no distingue de grietas; hemos trabajado todos de manera mancomunada, el municipio, la provincia y la Nación. La grieta quedará para otro momento”.

Politica7 horas ago

Lo ocurrido en las últimas horas con la cuestión de la deuda externa prende señales de peligro sobre una vieja costumbre del oficialismo en el gobierno: ¿también es relato el avance de las negociaciones?. El gobierno argentino resolvió un día que no iba a pagar un vencimiento de U$S 503 millones pero que igualmente no iba a entrar en default. «Vamos a ampliar el plazo de las negociaciones» afirmaron en la Casa Rosada, como si esa fuese una decisión unilateral que un deudor puede tomar ante sus acreedores. «No estamos en default» insistieron, «a lo sumo en un default técnico» afirmaron, inventando un neologismo que resulta imposible encontrar en cualquier libro de finanzas o en la letra, grande o chica, de un contrato. Pero la jugada pareció en un principio dar buenos resultados… Las afirmaciones argentinas en el sentido de pretender ofrecer una alternativa a sus acreedores, siempre dentro del espíritu de querer llegar a un acuerdo posible de pagar, ofició como un bálsamo en los mercados: subieron los ADR, cayó el riesgo país y el dólar blue cedió cerca de un 10% de su máxima cotización. El país del eterno incumplimiento había resuelto mantener los pies dentro del plato y ello era digno de un voto de confianza… Pero el espejismo duró lo que un rayo en medio de una tormenta; cuando los principales grupos tenedores de bono consultaron a la Asociación Internacional de Swaps y Derivados (ISDA), quien determinó que la Argentina entró en default y activó el pago de seguros por alrededor de 1.500 millones de dólares. De acuerdo a un contundente fallo unánime con 14 votos a favor, el comité aseguró que en el país ocurrió un «evento de crédito» el 22 de mayo cuando finalizó el período de gracia de un mes por no haber afrontado el vencimiento del que hablábamos más arriba. Si bien este fallo le otorga a algunos fondos la opción de activar la cláusula de aceleración que les permite exigir el pago de todo lo adeudado de forma inmediata, se espera que eso no sucederá y en cambio el propio riesgo de una default generalizado podría facilitar un acuerdo con Argentina. Pero para ello deberán darse dos condiciones de las que sería bueno que el gobierno tomase nota: acelerar los términos de la negociación, para evitar que los fondos más duros exijan que se declare al país en cesación de pagos, y mejorar sustancialmente la primera oferta hecha llegar a los bonistas. Ambas cuestiones parecen escapar hoy de las posibilidades ciertas de la administración y ya comienzan a sonar alarmas en torno a la estrategia elegida por Martín Guzman para encarar una cuestión en la que a cada paso se pierde la iniciativa. No son pocos los analistas y también algunos miembros del gabinete presidencial que sostienen que el ministro juega todas sus cartas al apoyo del FMI y del gobierno de Donald Trump y comienzan a creer que la única intención del organismo es la de asegurarse su propia acreencia dejando a los fondos privados librados a su suerte. Lo que a la larga repetiría el escenario ya vivido en tiempos de Néstor Kirchner: el Fondo y el Club de París cobraron hasta el último peso y Argentina quedó desfinanciada y aislada internacionalmente por las acciones de los bonistas y los fallos del juez Griessa. Muchos ven en el horizonte un futuro no muy diferente a ese pasado sugestivamente cercano Cuidado entonces con enamorarnos del relato. El margen no existe y la memoria de los centros financieros internacionales no juega a favor de la Argentina. Ninguna de las variantes económicas permiten construir con optimismo el futuro. A nivel interno una gran inflación, la caída vertical de la actividad, el complicado panorama social, los efectos de una emisión desmadrada -más allá de los motivos por los que haya sido elegida como red de contención durante la crisis sanitaria- la falta de inversión y la escasez de crédito, presagian una salida complicada, dolorosa y que va a requerir un equilibrio que no tiene forma de dejar a todos contentos. El frente externo no aparece más diáfano: cualquiera sea el final de la negociación por la deuda Argentina quedará fuera del mercado de capitales por al menos un lustro. A ello debe agregarse este presente de precios deprimidos de los commodities, en su nivel más bajo en décadas, y una disminución fuerte de los negocios internacionales. Ni que hablar de las chances de que el país reciba inversiones genuinas que ayuden a su recomposición, como paso inicial a un eventual desarrollo. Insistir por camino que ya se han intentado es tan irresponsable como de corto vuelo. Echar mano a la épica nacionalista puede mantenernos con el pecho hinchado algunos pocos meses pero en menor tiempo aún vaciará las panzas tocando, como sostuvo el fundador del movimiento que hoy gobierna, la víscera más sensible de los argentinos. Esa que se ha llevado puesto a más de un gobierno, del color político que fuese, que creyó que con el relato era suficiente. Ojalá repitamos con Aristóteles aquello de «la única verdad es la realidad» y actuemos en consecuencia. Esta vez no hay colorín, colorado…

Más Vistas