Connect with us

Politica

Solo pasa en Argentina

Publicado

on

15/05/2018 El Jefe de Gabinete Marcos Peña junto al ministro Ambiente y Desarrollo Sustentable la Nación Sergio Bergman realizaran presentación del Inventario Nacional Glaciares que tiene como objetivo identificar caracterizar geoformas periglaciares actúan reservas hídricas con información necesaria para su adecuada protección control monitoreo. Foto PEDRO LÁZARO FERNÁNDEZ - FTP CLARIN _PLF2323.jpg Z Invitado ciudad de buenos aires Marcos Peña anuncio inventario nacional de glaciares ley de proteccion de glaciares© Proporcionado por Arte Gráfico Editorial Argentino S.A. 15/05/2018 El Jefe de Gabinete Marcos Peña junto al ministro Ambiente y Desarrollo Sustentable la Nación Sergio Bergman realizaran presentación del Inventario Nacional Glaciares que tiene como objetivo identificar caracterizar geoformas periglaciares actúan reservas hídricas con información necesaria para su adecuada protección control monitoreo. Foto PEDRO LÁZARO FERNÁNDEZ – FTP CLARIN _PLF2323.jpg Z Invitado ciudad de buenos aires Marcos Peña anuncio inventario nacional de glaciares ley de proteccion de glaciares Días atrás Marcos Peña estuvo mirando y analizando encuestas. Es una tertulia que le apasiona y que pocas veces comparte con otros ministros. Siempre ha sido extraño el manejo de los estudios de opinión pública en el macrismo, que Peña monopoliza desde el día en que Mauricio Macri abrió por primera vez el despacho de la jefatura de Gobierno, en diciembre de 2007. En épocas de campaña, por ejemplo -cuando el resto de las fuerzas políticas se ocupa de difundir sus mediciones, por supuesto auspiciosas-, los números se guardan bajo siete llaves y en los períodos estrictamente de gestión son pocos los funcionarios que tienen acceso a ese particular y voluminoso trabajo, que llega a la Casa Rosada una vez por mes y se compone de preguntas de las más extravagantes. La reserva se deja levemente de lado en los tiempos preelectorales como este, aunque, a diferencia de la conducta clásica del peronismo, las cifras se maquillan cuando exhiben a los candidatos propios con ventaja y se dejan trascender cuando aparecen nubes negras. “Es que este espacio es muy raro”, al decir de uno de los peronistas que habitan Cambiemos.

Algo de eso debe estar pasando por estas horas porque en la cima del poder comenzó a filtrarse un sondeo de la consultora Aresco que desnuda como nunca antes la profundidad de la caída de Mauricio Macri. La encuesta que monitoreó Federico Aurelio, una de las tres que llegan con regularidad a los despachos de Balcarce 50, pone en pie de igualdad a Macri y a Cristina Fernández de Kirchner. El Presidente acumula una imagen positiva del 38% y una negativa del 58%. Creer o reventar: su predecesora reúne cifras casi idénticas. A un año de la batalla final por las presidenciales tiene 39% de positiva y 58% de negativa.

Juan Grabois lanzó el Frente Patria Grande que lideraría Cristina Kirchner. Pero ya hubo polémica.© Proporcionado por Arte Gráfico Editorial Argentino S.A. Juan Grabois lanzó el Frente Patria Grande que lideraría Cristina Kirchner. Pero ya hubo polémica. A Macri lo persiguen dos fantasmas: no sólo cae al mismo nivel de su principal rival, a la que hasta diciembre del año pasado le llevaba cerca de 20 puntos -lo que también establece que a ella no se le escapa una sola adhesión, pese a la acumulación de procesamientos-, sino que el mismo sondeo revela que su desempeño personal está a la par del de su gestión, cuando hasta ahora había estado por encima. La muestra de Aresco que pasó por las manos de Peña acaso sea la más representativa de las que circulan en el mundillo político: se compone de 4.600 entrevistas en distintos puntos del país.

Claro que en el Gobierno siempre hay lugar para evitar interpretaciones tremendistas. Es más, hasta pueden hacer valoraciones positivas. Esto es factible, elucubran, porque el primer mandatario aún no quebró definitivamente su lazo con los desencantados, esto es, los que lo votaron y hoy dicen que no lo votarían, pero que están más lejos de una opción con perfume kirchnerista. “Es casi un milagro que todavía estemos a tiro de ganar en primera vuelta el año que viene”, dicen los que no dejan de pensar que en los dos últimos meses se acumuló 10 % de inflación, la misma que pueden llegar a tener en tres años Bolivia o Paraguay.

Mauricio Macri, en la última reunión de Gabinete.© Proporcionado por Arte Gráfico Editorial Argentino S.A. Mauricio Macri, en la última reunión de Gabinete. Otras voces -mucho más cercanas a la de Macri- interpretan que la prioridad era estabilizar el dólar y que esa meta parece empezar a dejar de ser un problema. En ese punto, las últimas dos semanas fueron las mejores de los últimos siete meses. Para un gobierno con tantos apremios no alcanza, pero no es poco.

Peña viene dedicando buena parte del tiempo que no le consume la gestión a tramar la estrategia y los ejes discursivos de la próxima campaña. Eso explica, aunque solo en parte, su sugestivo silencio frente a los periodistas, del que se acaban de cumplir dos meses. La última vez que brindó una entrevista formal fue la mañana del 30 de agosto en Radio Mitre. “No estamos ante un fracaso económico”, le dijo a Marcelo Longobardi. Casualidad o no, esa mañana los mercados reaccionaron: el dólar tocó los 40 pesos y se disparó el riesgo país; el Banco Central tuvo que subir las tasas y los encajes para llevar más tarde algo de tranquilidad. El jefe de Gabinete no perdió peso puertas para adentro, pero hacia afuera optó por el bajo, bajísimo perfil.

Guido Sandleris preside el Banco Central. El dólar, por ahora, está tranquilo.© clarin.com Guido Sandleris preside el Banco Central. El dólar, por ahora, está tranquilo. “Marcos ya está enfocado en el proceso electoral porque ve que el Gabinete tomó otra impronta”, aseguran en su entorno. Otro hombre que habla todos los días con él afirma: “Está cómodo así”. El jefe de Gabinete ha puesto en marcha el búnker de Balcarce y Belgrano. La tarea de comunicar y armar el día a día ahora es compartida con el resto de los ministros. Después de aquel frenético fin de semana en el que se decidió reducir los ministerios a la mitad desaparecieron las reuniones de coordinación y regresaron las clásicas reuniones de Gabinete. Los ministros se sienten fortalecidos y están habilitados para hablar de cualquier tema. Tienen diálogo permanente cara a cara con el Presidente y ya no está el filtro de Mario Quintana y Gustavo Lopetegui. A veces, incluso, ni siquiera el de Peña. “Lejos de lo que se cree, Marcos está más aliviado”, dicen.

Marcos Peña conserva el mismo poder de siempre, pero bajó el perfil mediático.© clarin.com Marcos Peña conserva el mismo poder de siempre, pero bajó el perfil mediático. Rogelio Frigerio pasó en los hechos a ocupar el rol de Peña ante los medios. Tiene mayor visibilidad y juego propio que antes de los cambios. Ocurrió, y quizá no sea casual, luego de que él mismo presentó la renuncia como parte de una iniciativa que tendía a oxigenar el Gobierno en momentos de crisis. “Ya nadie le reprocha nada. Ni una declaración ni cómo encarar una negociación política”, dicen en su ministerio.

Frigerio tuvo a cargo la negociación del Presupuesto con los gobernadores peronistas junto a su socio en Cambiemos, Emilio Monzó, que movió los hilos en el Congreso. Macri descansó en ellos al punto de no haber interferido prácticamente con ningún llamado mientras el proyecto se debatió en Diputados. El presidente de la Cámara volvió a dar una muestra de compromiso, pese a que hay sectores que buscan instalar que volverá al peronismo.

Rogelio Frigerio ganó protagonismo en los últimos tiempos.© clarin.com Rogelio Frigerio ganó protagonismo en los últimos tiempos. Sobre ese punto hay una verdadera confusión, una polémica vieja. Monzó no quiere presentarse de nuevo en la lista de diputado para 2019, algo que anunció hace varios meses. Pero, al revés de lo que se dice, quiere ser reelegido como titular de la Cámara. El plazo vence el 10 de diciembre. “Mi deseo es seguir hasta el final del mandato de Cambiemos”, le dijo a Clarín. El radical Mario Negri, con peso clave en el recinto, ya lo da por hecho.

Emilio Monzó quiere seguir como presidente de la Cámara de Diputados.© clarin.com Emilio Monzó quiere seguir como presidente de la Cámara de Diputados. Eso no quiere decir que Monzó no tenga diferencias con la Rosada. Las tiene y son marcadas, en especial con Peña y Jaime Durán Barba. Monzó conforma un bloque político con Frigerio y con su vice en Interior, Sebastián García de Luca y con el jefe del bloque de Diputados del PRO, Nicolás Massot. Para entender ese vínculo hay que retroceder a 2015: fue Monzó, tras haber sido el principal armador nacional, el que le pidió a Macri que designara a Frigerio como ministro y a Massot en Diputados.

Jaime Durán Barba es un actor clave de Cambiemos, al menos para Mauricio Macri.© Proporcionado por Arte Gráfico Editorial Argentino S.A. Jaime Durán Barba es un actor clave de Cambiemos, al menos para Mauricio Macri. Las fricciones en Cambiemos siempre son matizadas por los dardos en la oposición. El dato que publicó Clarín días atrás fue revelador. Juan Grabois, nexo insoslayable con el Papa, lanzó su agrupación y pidió el regreso de Cristina, pero “sin los corruptos”. Cristina lo llamó para criticarle el discurso. Y Julio De Vido lo acusó de ortiba desde la cárcel. 2019 no será un paseo para nadie.

Clarin

Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Opinión

RETOMAR EL CAMINO EN MEDIOS ES CONVENIENTE

Publicado

on

Por tal motivo se puede decir que la medida recientemente dictada mediante el Decreto N° 173/ 2019 ha sido, en principio, auspiciosa y bienvenida.

Pues, una cosa es “no entender” y otra muy distinta hubiese sido “no atender”; y en este caso, daría la impresión que la decisión tomada de “recalcular” lo andado en materia de medios estaría indicando la existencia de una posible revisión de todo lo actuado en los últimos años, en esta materia. Si esto se cumple sería muy positivo para todos los involucrados: radiodifusores, medios, público en general, interés público, y por ende, para las libertades de expresión y de información, que tanto nos han costado recuperar a los argentinos, junto con la democracia.

Se trata de la postergación de la fecha del 1° de septiembre de 2019, establecida para materializar el tan famoso “apagón analógico” (que modificará el actual estándar técnico de recepción televisiva, por el estándar digital), hasta el 1° de septiembre de 2021.

Si bien, se podría asegurar que las autoridades han puesto atención sobre las recomendaciones efectuadas, al respecto, por expertos en la materia, todavía no se tienen noticias de cuáles son las tareas que, aprovechando el lapso de la postergación, se estarían llevando a cabo para “retomar” el imprescindible camino de reparación y normalización de los servicios, en base a un verdadero e  insustituible “Plan Técnico Nacional” con el cual se pueda desenredar la madeja enmarañada, “la galleta”, que presenta en la actualidad el uso del espectro radioeléctrico por actores de variadas procedencias e improcedencias.

Ello posibilitará retornar al cumplimiento de las normas, tanto técnicas como legales, cosa que beneficiará notoriamente a los servicios que nuestras leyes han declarado categóricamente de “interés público” y que deben circular por ese espectro radioeléctrico atribuido para el cumplimiento de tales fines con las condiciones y especificaciones taxativamente establecidas.

Es muy propio de esta gestión gubernamental, el reconocimiento de sus errores; resultará apropiado, entonces, que en esta circunstancia, en la que se ponen en serio riesgo algunos de los derechos fundamentales que derivan de servicios considerados esenciales en las democracias del mundo, pudiera llegar a buen puerto, a fin de que nadie, ningún habitante de la Nación, corra el peligro de quedar afuera de las comunicaciones, en ninguna de sus modalidades.

Edgardo Molo

Asesor Técnico Legal

Especialista en Radiodifusión

Periodista

Seguir leyendo

Politica

Mauricio Macri habló durante media hora para convencer al círculo rojo mientras Roberto Lavagna duda sobre su candidatura

Publicado

on

“Los invito a que sean la generación que cambie esta historia para siempre”, les dijo el Presidente a los empresarios en la cena anual de CIPPEC
El discurso del presidente Mauricio Macri en la cena anual de CIPPEC
El discurso del presidente Mauricio Macri en la cena anual de CIPPEC

Sonó lo más convincente que pudo, atravesado por la crisis económica y la expectativa de una reelección que hasta Jaime Durán Barba, su asesor más prominente, pronostica con tibieza.

“Si no ha sido suficiente vamos a redoblar el compromiso para seguir dialogando con todos. Hay mucha gente ahí afuera que espera que no especulen, que espera que den todo, porque ellos están dando todo. Los invito a que sean la generación que cambie esta historia para siempre”, pidió Mauricio Macri al final de su inusual discurso de casi media hora, mucho más extenso que lo que acostumbra.

Abajo del escenario, más de mil empresarios, casi todo el gabinete nacional y funcionarios locales y provinciales, dirigentes y sindicalistas lo escuchaban con atención en uno de los salones más grandes de la Rural, en la tradicional cena de CIPPEC.

Hace rato que el Presidente no entusiasma al círculo rojo. “Yo creo profundamente en ustedes, creo en ustedes. Por eso estoy acá”, intentó contagiarlos Macri. A escasos metros seguía sus palabras el ex ministro Roberto Lavagna, que aún no confirmó su postulación pero que, frente a la alternativa de Cristina Kirchner, es evaluado con simpatía desde el verano por buena parte del establishment y un sector del PJ.

Roberto Lavagna

Roberto Lavagna

Sergio Massa, uno de los precandidatos de Alternativa Federal, faltó a la cita. Juan Manuel Urtubey, otro de ellos, sí dio el presente, acompañado por su mujer y el asesor Antonio Sola.

Macri llegó a la Rural pasadas las 20.30 acompañado por su mujer, Juliana Awada. Se sentó junto a Gabriela Michetti, Emilio Monzó y el presidente de la Corte Suprema, Carlos Rosenkrantz, cuestionado por sus pares por su estrecha relación con un sector de la mesa judicial que asesora al Presidente.

Lavagna se ubicó en la mesa de al lado flanqueado por Miguel Ángel Pichetto, Miguel Lifschitz y Gerardo Morales. El Presidente evitó saludarlo; el ex ministro no aplaudió ningún pasaje de su discurso. Sí charló durante un rato con la vicepresidenta.

En plena campaña electoral, en los corrillos de la Rural -el kirchnerismo, como de costumbre, brilló por su ausencia con excepciones de tradicionales asistentes como Daniel Filmus o Daniel Scioli- se debatían los números de las encuestas, se hacían apuestas sobre el eventual compañero de fórmula del jefe de Estado y se aventuraba en torno a la postulación o no de Lavagna y la paridad entre Macri y la ex Presidenta, oficializada por Durán Barba en el extenso reportaje que publicó este domingo el diario Perfil.

“Están codo a codo”, dijo el consultor, que espera el análisis de los estudios cualitativos que se terminaron a fines de la semana pasada y cuyas conclusiones serán presentadas en estos días por el psicólogo Roberto Zapata, el “Doc”, una pieza clave del equipo del ecuatoriano.

Frente a esa incertidumbre electoral y la paridad real con Cristina Kirchner que el Gobierno agita a propósito para causar pavor, Macri buscó sacar provecho, a pesar de la ferocidad de la crisis del programa económico y de que, después de volver a citar a Arturo Frondizi y de repasar los “fracasos” del pasado, insistiera con ratificar el rumbo.

El mandatario se fue por un costado del salón antes de las 22, acompañado por Horacio Rodríguez Larreta y con la custodia oficial. Al presidente de San Lorenzo, Matías Lammens, fue a uno de los últimos que saludó, con frialdad y al pasar, antes de dejar el evento. El estadio del club de Boedo fue el primero en el que se escuchó el cántico que se popularizó contra el jefe de Estado.

La última visita de Macri a la cena anual de CIPPEC había sido hace tres años, el lunes 11 de abril del 2016, en los primeros meses de su mandato.

Habló solo diez minutos. Pidió a los empresarios “grandeza y responsabilidad”, y no aumentar los precios de “forma descarada”. E hizo hincapié en la “independencia” de la Justicia.

Otros tiempos. El mismo círculo rojo que, con socarronería, Durán Barba tildó de “divertidísimo” en su reportaje de fin de semana. A pesar de que a Macri no le causa ninguna gracia.

iNFOBAE

Seguir leyendo

Politica

Graciela Camaño: “No podemos seguir cobrando tanto dinero mientras no hacemos un carajo”

Publicado

on

La diputada explotó contra el presidente de la Cámara, Emilio Monzó. Más tarde se disculpó

La diputada nacional Graciela Camaño pronunció un fortísimo discurso en una sesión caliente donde la oposición buscó imponer una agenda de temas que el gobierno no quiere discutir, entre ellos una rebaja en las tarifas de los servicios públicos y la eliminación de Ganancias para los jubilados.

La dirigente del Frente Renovador promovió una cuestión de privilegio contra el presidente de la Cámara, Emilio Monzó, a quien acusó de realizar distintas maniobras para evitar que haya discusión en el Congreso.

“Todos los gobiernos desde el retorno de la democracia hasta acá han abierto las puertas de este recinto para que se discute, se vote, se gane o se pierda. Usted no puede seguir mostrándonos a nosotros cobrando ingente sumas de dinero mientras no hacemos un carajo“, exclamó Camaño.

Y continuó: “Porque el pueblo está con problemas, por si no se dieron cuenta, tenemos algunos problemas que si quieren los podemos empezar a desandar en esta casa”.

Camaño y Monzó discuten en la sesión de esta tarde (Adrián Escandar)
Camaño y Monzó discuten en la sesión de esta tarde (Adrián Escandar)

Fiel a su estilo, pero mucho más vehemente que en otras oportunidades, la legisladora cercana a Sergio Massa acusó a Cambiemos de obstruir la discusión en las comisiones y preguntó: “¿No les da un poco de vergüenza? ¿No tienen ningún amigo que les dicen que viven sin laburar?“. “A mí nunca me pasó que me avergonzara mi salario porque venía acá y trataba de honrarlo, pero no podemos seguir sin trabajar, no podemos seguir cobrando lo que cobramos, el país está en crisis“, suscribió.

Y cerró: “Damos vergüenza a pesar de la risa socarrona de quienes creen que la política se maneja por redes sociales, dan vergüenza ustedes, porque se llevaron la llave del Congreso a Balcarce 50“.

Minutos más tarde, cuando finalmente la oposición logró quórum para sesionar y Monzó habilitó el debate, Camaño volvió a pedir la palabra para retirar su cuestión de privilegio y agradecerle al presidente del cuerpo haber “honrado” su palabra.

Infobae

Seguir leyendo

Tendencia