Connect with us

Politica

Supercanal nuevo operador de telefonía móvil, Claro y Telefónica en TV cable

Avatar

Published

on

Argentina ya recorre el camino de la convergencia, sostiene el comunicado del ENaCom al otorgar nuevas licencias de telefonía y televisión por cable, además otorgó una nueva prórroga de 30 días hábiles a la empresa OCA, días antes de la reunión de Moyano con Macri:
El Ente Nacional de Comunicaciones (ENaCom) aprobó nuevas reglamentaciones que abren el mercado de la convergencia en el país, garantizando la diversidad de ofertas de servicios para los usuarios.

En el marco de una nueva reunión del Directorio de ENaCom, las autoridades del ente le otorgaron la licencia como Operador Móvil Virtual (OMV) a la empresa Supercanal Sociedad Anónima, que le permitirá en el futuro brindar telefonía móvil.

Asimismo, se le aprobó a Claro una licencia para dar Servicios de Radiodifusión por Suscripción en las localidades de Hurlingham, Morón, Tres de Febrero y Vicente López en el Gran Buenos Aires, en la ciudad capital de Salta y en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA). Del mismo modo, se le otorgó a Telefónica una licencia de Registro de Cable que le permitirá operar este servicio en la Ciudad de Buenos Aires, en la provincia de Buenos Aires y en las ciudades mendocinas de Godoy Cruz, Guaymayen, Luján de Cuyo y Mendoza Capital.

“Gracias a este nuevo escenario, el Estado no solo acompaña sino que además impulsa el desarrollo de servicios convergentes como el cuádruple play lo que significa, en última instancia, más ofertas para los usuarios y mejor calidad en las comunicaciones”, expresó Miguel De Godoy, presidente de ENaCom.

Por otro lado, y en virtud de que se encuentra pendiente la entrega de información solicitada a la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y a la Justicia sobre la situación impositiva de la Organización Coordinadora Argentina SRL (OCA), el Directorio de ENaCom resolvió otorgarle a la empresa una nueva prórroga de 30 días hábiles para que siga operando como prestadora de servicios postales.

Finalmente, se ratificaron las convocatorias a concurso abierto del FoMeCA a partir del 1° de febrero de 2018 para las líneas N°3 de Gestión de Medios, N°4 de Producción de Contenidos Radiofónicos y N°5 de Producción de Contenidos Audiovisuales.

senialesblospot.com.ar

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Politica

Lo ocurrido en las últimas horas con la cuestión de la deuda externa prende señales de peligro sobre una vieja costumbre del oficialismo en el gobierno: ¿también es relato el avance de las negociaciones?. El gobierno argentino resolvió un día que no iba a pagar un vencimiento de U$S 503 millones pero que igualmente no iba a entrar en default. «Vamos a ampliar el plazo de las negociaciones» afirmaron en la Casa Rosada, como si esa fuese una decisión unilateral que un deudor puede tomar ante sus acreedores. «No estamos en default» insistieron, «a lo sumo en un default técnico» afirmaron, inventando un neologismo que resulta imposible encontrar en cualquier libro de finanzas o en la letra, grande o chica, de un contrato. Pero la jugada pareció en un principio dar buenos resultados… Las afirmaciones argentinas en el sentido de pretender ofrecer una alternativa a sus acreedores, siempre dentro del espíritu de querer llegar a un acuerdo posible de pagar, ofició como un bálsamo en los mercados: subieron los ADR, cayó el riesgo país y el dólar blue cedió cerca de un 10% de su máxima cotización. El país del eterno incumplimiento había resuelto mantener los pies dentro del plato y ello era digno de un voto de confianza… Pero el espejismo duró lo que un rayo en medio de una tormenta; cuando los principales grupos tenedores de bono consultaron a la Asociación Internacional de Swaps y Derivados (ISDA), quien determinó que la Argentina entró en default y activó el pago de seguros por alrededor de 1.500 millones de dólares. De acuerdo a un contundente fallo unánime con 14 votos a favor, el comité aseguró que en el país ocurrió un «evento de crédito» el 22 de mayo cuando finalizó el período de gracia de un mes por no haber afrontado el vencimiento del que hablábamos más arriba. Si bien este fallo le otorga a algunos fondos la opción de activar la cláusula de aceleración que les permite exigir el pago de todo lo adeudado de forma inmediata, se espera que eso no sucederá y en cambio el propio riesgo de una default generalizado podría facilitar un acuerdo con Argentina. Pero para ello deberán darse dos condiciones de las que sería bueno que el gobierno tomase nota: acelerar los términos de la negociación, para evitar que los fondos más duros exijan que se declare al país en cesación de pagos, y mejorar sustancialmente la primera oferta hecha llegar a los bonistas. Ambas cuestiones parecen escapar hoy de las posibilidades ciertas de la administración y ya comienzan a sonar alarmas en torno a la estrategia elegida por Martín Guzman para encarar una cuestión en la que a cada paso se pierde la iniciativa. No son pocos los analistas y también algunos miembros del gabinete presidencial que sostienen que el ministro juega todas sus cartas al apoyo del FMI y del gobierno de Donald Trump y comienzan a creer que la única intención del organismo es la de asegurarse su propia acreencia dejando a los fondos privados librados a su suerte. Lo que a la larga repetiría el escenario ya vivido en tiempos de Néstor Kirchner: el Fondo y el Club de París cobraron hasta el último peso y Argentina quedó desfinanciada y aislada internacionalmente por las acciones de los bonistas y los fallos del juez Griessa. Muchos ven en el horizonte un futuro no muy diferente a ese pasado sugestivamente cercano Cuidado entonces con enamorarnos del relato. El margen no existe y la memoria de los centros financieros internacionales no juega a favor de la Argentina. Ninguna de las variantes económicas permiten construir con optimismo el futuro. A nivel interno una gran inflación, la caída vertical de la actividad, el complicado panorama social, los efectos de una emisión desmadrada -más allá de los motivos por los que haya sido elegida como red de contención durante la crisis sanitaria- la falta de inversión y la escasez de crédito, presagian una salida complicada, dolorosa y que va a requerir un equilibrio que no tiene forma de dejar a todos contentos. El frente externo no aparece más diáfano: cualquiera sea el final de la negociación por la deuda Argentina quedará fuera del mercado de capitales por al menos un lustro. A ello debe agregarse este presente de precios deprimidos de los commodities, en su nivel más bajo en décadas, y una disminución fuerte de los negocios internacionales. Ni que hablar de las chances de que el país reciba inversiones genuinas que ayuden a su recomposición, como paso inicial a un eventual desarrollo. Insistir por camino que ya se han intentado es tan irresponsable como de corto vuelo. Echar mano a la épica nacionalista puede mantenernos con el pecho hinchado algunos pocos meses pero en menor tiempo aún vaciará las panzas tocando, como sostuvo el fundador del movimiento que hoy gobierna, la víscera más sensible de los argentinos. Esa que se ha llevado puesto a más de un gobierno, del color político que fuese, que creyó que con el relato era suficiente. Ojalá repitamos con Aristóteles aquello de «la única verdad es la realidad» y actuemos en consecuencia. Esta vez no hay colorín, colorado…

Avatar

Published

on

En un encuentro con dirigentes de la Coalición Cívica, María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta le enviaron un mensaje al sector del PRO más alineado con Mauricio Macri, que pretende mayor confrontación con el gobierno nacional. También respondieron a las críticas del oficialismo. El jefe del gobierno porteño dijo que no hay que “sacar ventajas políticas” en medio de la pandemia.

Fue un mensaje a dos bandas. La ex gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal y el jefe del gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, participaron de un encuentro con dirigentes de la Coalición Cívica-ARI y aprovecharon la ocasión para responder tanto al ala dura del PRO como a las críticas desde el oficialismo (y, particularmente, del gobernador Axel Kicillof). “He dedicado todo mi esfuerzo a la unidad en estos seis meses y lo voy a seguir haciendo. En este momento necesitamos grandeza, no podemos entrar en chicanas, ni en debates menores, incluso aunque otros lo hagan”, remarcó Vidal. Larreta coincidió con su aliada: “No es una situación para sacar ventajas políticas. Que otros lo hagan no me va a llevar a mí a tener esa conducta”.

El encuentro fue el primero de una serie que tienen pensado hacer desde la conducción de la Coalición Cívica, con Maximiliano Ferraro a la cabeza. Arrancaron con una invitación a Larreta y Vidal -que se concretó con Ferraro y Maricel Etchecoin Moro presentes y unos cien dirigentes del espacio de Elisa Carrió a través de Zoom-, pero luego seguirán con economistas, dirigentes de la UCR. Los organizadores destacaron que, pese al mensaje hacia adentro, primó un mensaje de unidad de Juntos por el Cambio.

Además de decir lo suyo, Larreta y Vidal contestaron unas diez preguntas de los que se conectaron, entre diputados nacionales, provinciales, concejales, comuneros y autoridades partidarias de cada provincia. El encuentro, en total, duró una hora y media.

“Estos encuentros son para poner en valor la unidad de Juntos por el Cambio. Lo venimos demostrando cada día: es importante esforzamos más por la unidad que por la unanimidad, y nos debemos reconocer desde las diferentes centralidades”, afirmó Ferraro al comienzo del encuentro. Aún desde su retiro, Elisa Carrió viene respaldando a Larreta y Vidal ante las críticas del oficialismo y las más solapadas del sector que conduce el ex presidente Mauricio Macri.

Tanto en el discurso de Vidal como en el de Larreta hubo un claro mensaje a los sectores que piden más confrontación con el peronismo durante la cuarentena, pero también a las críticas hacia la ex gobernadora que el presidente Alberto Fernández y -más recientemente- Kicillof hicieron en torno al estado en que dejó la provincia y a la situación de los hospitales nunca inaugurados.

Larreta, sin entrar a confrontar, ya había respondido en el acto del 25 de mayo que respaldaba lo que fue la gestión de Vidal. La ex gobernadora optó en cada ocasión por no responder. En el encuentro cerrado con dirigentes de la CC-ARI, dejó en claro por qué no contesta: “He dedicado todo mi esfuerzo a la unidad en estos seis meses y lo voy a seguir haciendo. En este momento necesitamos grandeza. No podemos entrar en chicanas, ni en debates menores, incluso aunque otros lo hagan. Tenemos que actuar distinto si es que somos distintos. Tenemos que dejar de lado las mezquindades. Hay mucha gente sufriendo y sin saber cómo llegar a fin de mes, lo último que quieren es ver un debate menor o mezquino”, remarcó Vidal.

La ex gobernadora insistió: “Se puede ser firme y poner límites claros sin descalificar al otro, para eso hay que tener ejemplaridad. En lo que viene es muy importante el temple, la ejemplaridad y sentido común”. Sobre la unidad de Juntos por el Cambio, destacó: “Somos muchos y eso requiere un trabajo entre todos. No pensamos igual, y para nosotros eso es una riqueza y un trabajo: mantener la diversidad”. “Son tiempos muy desafiantes para la política. Sobre todo para quienes nos gobiernan, como Horacio y nuestros gobernadores e intendentes. Mi posición es acompañar a los que están en las trincheras, donde no hay recetas ni caminos, esto obliga todo el tiempo repensar, por eso es fundamental el acompañamiento a los que gobiernan”, indicó. El ala dura del PRO, como se sabe, está integrada principalmente por dirigentes sin responsabilidades actuales de gobierno, como Macri, Patricia Bullrich y Miguel Angel Pichetto.

A su turno, Larreta coincidió en sostener la unidad de Juntos por el Cambio: “La defensa de la unidad es la condición necesaria pero no suficiente para tener un proyecto competitivo, precisamos construir y reconstruir un mensaje de esperanza así como entender los roles diferentes que tenemos”. “Debemos construir una alternativa para el mediano plazo y para eso tenemos que estar juntos. Hay que hacerlo a diario y no debemos perder de vista el objetivo primordial que es la unidad”, remarcó el jefe de gobierno, quien elogió la tarea del jefe de bloque legislativo, Cristian Ritondo: “Estamos funcionando muy bien en el Congreso, es un buen ejemplo de cómo podemos funcionar sin dejar de lado las diferencias que podamos tener”.

Larreta fue claro en su posición sobre la confrontación con el gobierno nacional, que parte de una lectura de cuál es el clima general de la sociedad: “No es una situación para sacar ventajas políticas. Que otros lo hagan no me va a llevar a mí a tener esa conducta”, disparó.

La posición de Larreta y Vidal viene teniendo el apoyo también de los intendentes del PRO, como el de Lanús, Néstor Grindetti; el de Vicente López, Jorge Macri, o el de General Pueyrredón, Guillermo Montenegro. Este último dijo en el mismo día: “Siempre digo que el virus no distingue de grietas; hemos trabajado todos de manera mancomunada, el municipio, la provincia y la Nación. La grieta quedará para otro momento”.

FUENTE : PAGINA 12

Continue Reading

Politica

Miriam Lewin fue designada para conducir la Defensoría del Público

Avatar

Published

on

En la bicameral de Comunicación Audiovisual, Juntos por el Cambio se abstuvo en la elección de la periodista por estar en desacuerdo con el procedimiento realizado. Polémica por el reparto de cargos en la comisión y aval a las propuestas para el ENaCom y RTA

En una nueva reunión virtual marcada por la discusión entre el oficialismo y la oposición, la Bicameral Permanente de Seguimiento y Promoción de la Comunicación Audiovisual, las Tecnologías de las Telecomunicaciones y la Digitalización avanzó con la designación de la periodista Miriam Lewin para conducir la Defensoría del Público.

La presidenta de la comisión, la diputada oficialista Gabriela Cerruti, destacó que en los 50 días que estuvo abierto el período de adhesiones y oposiciones, el respaldo a su candidatura alcanzó una “fuerza y fortaleza” que fue “contundente” y solo hubo dos rechazos que “no tenían que ver con el fondo de las condiciones” de la postulante.

A continuación intervino la radical Karina Banfi, quien si bien remarcó que desde Juntos por el Cambio no había oposición a Lewin, sí había que “revisar algunas cuestiones del procedimiento y esto no es menor”. La diputada se quejó del incumplimiento de plazos y falta de acceso a la información y pidió: “Hagamos las cosas bien, no a las apuradas”.

Cerruti salió al cruce al decir que la candidatura había sido correspondiente publicada en el Boletín Oficial, en dos diarios de circulación nacional y en las páginas web de ambas cámaras, además de haberse prolongado la etapa de adhesiones y oposiciones a raíz de la cuarentena. “Usted es miembro desde ayer en la comisión”, le enrostró la kirchnerista por el reclamo sobre la información.

Gabriela Cerruti

@gabicerru

Felicitamos a Miriam Lewin, designada por la Comisión Bicameral a cargo de la @DefdelPublico. Reconocida comunicadora, periodista, escritora, docente, militante feminista y por los DD.HH. Vamos a acompañar la gestión para que la comunicación vuelva a ser un derecho humano. 💚💜

Ver imagen en Twitter
47 personas están hablando de esto

“No dudamos que se publicó”, expresó el diputado macrista Waldo Wolff, que reiteró: “Lo que nosotros estamos cuestionando es el procedimiento, no a la señora Lewin”. “Nos parece que para elegir un cargo lo que corresponde es tener sobre la mesa toda la información y analizarla”, señaló.

Se metió en la discusión el senador oficialista Guillermo Snopek, que apuntó al interbloque de Juntos por el Cambio por “tener esta forma” desde “las últimas reuniones” de “no hacer sus planteos, sino un show mediático”.

Luego retomó la palabra Banfi para solicitar que la definición sobre un “cargo tan importante” sea la semana que viene. “Pido tomarnos el tiempo suficiente para hacer las cosas bien y que no queden suciedades en términos de procedimientos, porque lo que realmente queremos ser es ser transparentes”, insistió.

Para cerrar, el diputado oficialista Pablo Carro sentenció: “Después de dos años del señor (Emilio) Alonso a cargo de la Defensoría y sin que el oficialismo se haya ocupado de designar, ni siquiera de proponer un defensor permanente, lo que pido es que pasemos a votar”.

Fue entonces que el aval a la candidata se confirmó con nueve votos afirmativos, todos correspondientes al Frente de Todos, y seis abstenciones, de los miembros de Juntos por el Cambio. En tanto, el senador Juan Carlos Romero (Interbloque Federal) estuvo ausente. “Muy bien, se eleva a la Presidencia de ambas cámaras”, finalizó Cerruti.

Impugnación
Miriam Lewin es coautora, junto a Olga Wornat, del libro “Putas y Guerrilleras”, en el que se relatan los abusos sexuales y vejaciones cometidos en los centros clandestinos de detención durante la última dictadura militar.

Su participación en ese libro fue la causa de una de las impugnaciones que recibió Lewin. Presentado por la Colectiva de Mujeres Expresas Políticas de la Dictadura Militar 1976/83, las firmantes objetaron la idoneidad de la candidata para “dar cabal cumplimiento” a las funciones de la Defensoría.

“La banalización del mal y la falta de rigurosidad en la investigación que se manifiesta en sus publicaciones, la tergiversación de testimonios brindados de buena fe, en particular en su libro Putas y Guerrilleras, han agravado el padecimiento de muchas compañeras que sufrieron vejaciones y violaciones en los centros clandestinos de detención”, sostiene la impugnación.

Polémica por el reparto de cargos
La reunión virtual de este martes se inició caldeada por la elección de las autoridades. En el encuentro previo a la declaración del aislamiento obligatorio, realizada en marzo, los cargos de vicepresidente y secretario habían quedado pendientes.

El senador del Frente de Todos Mariano Recalde comenzó proponiendo como vice a su compañero de bloque Alfredo Luenzo. “Bueno, estamos todos de acuerdo”, afirmó Cerruti y lo dio por sentado, cuando el diputado radical Miguel Bazze pidió la palabra para reclamar: “Nosotros pensamos que la vicepresidencia de la comisión debía estar en manos de la oposición, de Juntos por el Cambio; más del respeto, consideración y estima que tengo por el senador Luenzo”.

“Entendimos que era el acuerdo que había anoche”, contestó Cerruti. Pero el diputado Waldo Wolff se preguntó “cuál es el argumento”. “Desde sus inicios esta comisión tuvo diferentes conjugaciones en su presidencia y vicepresidencia. No hay un parámetro en la historia de esta comisión”, sostuvo la titular que, a pedido de Wolff, accedió a una votación nominal.

Con mayoría, el oficialismo impuso a Luenzo como vicepresidente, con nueve votos a favor, cuatro en contra y una abstención -de la macrista María Carla Piccolomini-.

“Empezar así una comisión, siendo además usted una mujer comprometida con la democracia…en mis cuatro años de diputado no recuerdo votar a una autoridad por mayoría, porque en todo caso no se respeta el equilibrio de poder”, lanzó Wolff, que remarcó que la “costumbre” es elegir a las autoridades “por acuerdo y si no hay acuerdo se respeta la tradición”.

Y continuó: “Me parece vergonzoso. También lamento lo de meter por la ventana a un hombre que no merece entrar por la ventana. Esto es una mancha para esta comisión”.

“No voy a alargar esto, solamente le digo diputado que deberían hablar más entre ustedes. Nosotros noche teníamos una decisión de ustedes, y esta mañana otra. En ningún momento nos trasladaron a nosotros que el problema era la vicepresidencia”, finalizó la oficialista.

En tanto, Juntos por el Cambio sí se quedó con la secretaría, que será ocupada por la radical Karina Banfi.

Silvana Giudici vuelve al ENaCom y RTA y el reclamo de Camaño
Además, en el encuentro virtual se votaron -por unanimidad- las propuestas de miembros para el directorio del Ente Nacional de Comunicaciones (ENaCom) y de Radio y Televisión Argentina S.E. (RTA).

En el caso del ENaCom, fueron avalados Alejandro Gigena, por iniciativa del Frente de Todos; y Silvana Giudici, elegida por el bloque Pro. El radicalismo anticipó que, cuando culmine en julio el mandato de Miguel Ángel Giubergia, propondrán un nombre propio, lo que despertó la molestia de Graciela Camaño.

Para RTA, recibieron aprobación Cynthia Ottaviano, propuesta por el Frente de Todos; y Emilio Laferriere, designado por el interbloque Juntos por el Cambio.

Además de reclamar que el Interbloque Federal forme parte de la bicameral, la diputada Camaño (Consenso Federal) cuestionó que “las dos primeras minorías parecen ser las únicas fuerzas políticas del país”.

En alusión al cargo de Giubergia en el ENaCom, la legisladora señaló que con él “ya hay un representante de la segunda minoría”. Pero el radical Miguel Bazze dijo que como la UCR es el segundo bloque con más miembros en la Cámara de Diputados, ellos tendrán su propuesta propia y que Giudici es la candidata del Pro.

Tras la votación, Camaño resaltó: “En este momento y hasta el mes de agosto, la Cámara de Diputados de la Nación en la primera y segunda minoría no está respetando a las terceras minorías”.

“Somos democráticos, defendemos la representatividad de todos cuando tocan nuestros intereses. Ahora, cuando se trata en serio de que vivamos en un sistema armónico, compartiendo el poder de la manera que corresponde, ahí sí nos convertimos en antidemocráticos y no nos importa nada”, manifestó, para completar: “El frente Cambiemos aparece en la actual composición que propone al ENaCom como la primera fuerza, por la simple y sencilla razón de que va a tener hasta el mes de agosto dos representantes”.
Fotos: Juan Carlos Cárdenas, Comunicación Senado
Fuentes: Parlamentario, Señales

FOTO TAPA : PAGINA 12

Continue Reading

Policial

La Oficina Anticorrupción dejará de ser querellante en otras causas de corrupción

Avatar

Published

on

Félix Crous adelantó que el organismo que preside seguirá el mismo camino que tomó en los casos Hotesur y Los Sauces

Felix Crous, titular de la Oficina Anticorrupción
Felix Crous, titular de la Oficina Anticorrupción

La Oficina Anticorrupción (OA) fue noticia la semana pasada al comunicar que dejaba de ser querellante en el juicio por los casos Hotesur y Los Sauces. El anuncio generó enorme revuelo e impulsó un duro comunicado firmado por los referentes Juntos por el Cambio.

Sin embargo, pese a los cuestionamientos, el titular de la OA, Félix Crous, adelantó que el organismo que preside también renunciará a otras querellas en procesos judiciales por hechos de corrupción.

“Seguramente vamos a desistir en otros juicios e iniciaremos algunas querellas, pocas, porque tenemos como 30 y muchas están abandonadas. Es un número que no puede ser seguido por la oficina porque no tiene capacidad y muchos de esos juicios no tienen significación. Esto sucederá, vamos a ver en cuáles y cuándo, pero vamos a reducir sustancialmente ese número de querellas, anticipó el funcionario en diálogo con el programa Código F, que se emite por Radio Rivadavia.

En ese sentido, Crous destacó: “Las querellas que iniciaremos serán en aquellos casos en los cuales haya un interés superlativo en controlar el desempeño de los jueces y los fiscales. Y de inmediato apuntó que “la OA está investigando la compra de alimentos por parte del Ministerio de Desarrollo Social” e interviene también “en un juicio por lavado de activos que tiene como protagonista a Lázaro Baez“.

El Hotel Alto Calafate, propiedad de la empresa Hotesur (Foto de archivo)

El Hotel Alto Calafate, propiedad de la empresa Hotesur (Foto de archivo)

Al ser consultado sobre las razones que propiciaron la decisión de que la OA haya renunciado a los juicios por los casos de lavado de dinero conocidos como Hotesur y Los Sauces, Crous respondió: “Hay otra representación específica que es de la Unidad de Información Financiera (UIF). La regla no puede ser que la oficina sea la quinta rueda del carro”.

El Estado no tiene que querellar, para eso están los fiscales, tenemos faceta administrativa e investigación de denuncias si somos requeridos, no tenemos que ser una fiscalía”, argumentó el titular de la OA, quien apuntó que desistir de una querella es “algo rutinario” y recordó que la gestión anterior (encabezada por Laura Alonso) “tuvo 45 desistimientos de todos los calibres”.

“Nosotros pretendemos tener intervención restrictiva y ser sobrios o poco proactivos en el ejercicio de la querella”, finalizó.

FOTO TAPA . PAGINA 12

FUENTE: INFOBAE

Continue Reading
Local7 horas ago

MDP : Nueva muerte por coronavirus en la ciudad

Salud8 horas ago

En una semana, se triplicaron los casos de coronavirus en Roca

Noticias8 horas ago

YPF desmiente planes para suspender empleados

Opinión8 horas ago

A su turno, Larreta coincidió en sostener la unidad de Juntos por el Cambio: “La defensa de la unidad es la condición necesaria pero no suficiente para tener un proyecto competitivo, precisamos construir y reconstruir un mensaje de esperanza así como entender los roles diferentes que tenemos”. “Debemos construir una alternativa para el mediano plazo y para eso tenemos que estar juntos. Hay que hacerlo a diario y no debemos perder de vista el objetivo primordial que es la unidad”, remarcó el jefe de gobierno, quien elogió la tarea del jefe de bloque legislativo, Cristian Ritondo: “Estamos funcionando muy bien en el Congreso, es un buen ejemplo de cómo podemos funcionar sin dejar de lado las diferencias que podamos tener”. Larreta fue claro en su posición sobre la confrontación con el gobierno nacional, que parte de una lectura de cuál es el clima general de la sociedad: “No es una situación para sacar ventajas políticas. Que otros lo hagan no me va a llevar a mí a tener esa conducta”, disparó. La posición de Larreta y Vidal viene teniendo el apoyo también de los intendentes del PRO, como el de Lanús, Néstor Grindetti; el de Vicente López, Jorge Macri, o el de General Pueyrredón, Guillermo Montenegro. Este último dijo en el mismo día: “Siempre digo que el virus no distingue de grietas; hemos trabajado todos de manera mancomunada, el municipio, la provincia y la Nación. La grieta quedará para otro momento”.

Politica8 horas ago

Lo ocurrido en las últimas horas con la cuestión de la deuda externa prende señales de peligro sobre una vieja costumbre del oficialismo en el gobierno: ¿también es relato el avance de las negociaciones?. El gobierno argentino resolvió un día que no iba a pagar un vencimiento de U$S 503 millones pero que igualmente no iba a entrar en default. «Vamos a ampliar el plazo de las negociaciones» afirmaron en la Casa Rosada, como si esa fuese una decisión unilateral que un deudor puede tomar ante sus acreedores. «No estamos en default» insistieron, «a lo sumo en un default técnico» afirmaron, inventando un neologismo que resulta imposible encontrar en cualquier libro de finanzas o en la letra, grande o chica, de un contrato. Pero la jugada pareció en un principio dar buenos resultados… Las afirmaciones argentinas en el sentido de pretender ofrecer una alternativa a sus acreedores, siempre dentro del espíritu de querer llegar a un acuerdo posible de pagar, ofició como un bálsamo en los mercados: subieron los ADR, cayó el riesgo país y el dólar blue cedió cerca de un 10% de su máxima cotización. El país del eterno incumplimiento había resuelto mantener los pies dentro del plato y ello era digno de un voto de confianza… Pero el espejismo duró lo que un rayo en medio de una tormenta; cuando los principales grupos tenedores de bono consultaron a la Asociación Internacional de Swaps y Derivados (ISDA), quien determinó que la Argentina entró en default y activó el pago de seguros por alrededor de 1.500 millones de dólares. De acuerdo a un contundente fallo unánime con 14 votos a favor, el comité aseguró que en el país ocurrió un «evento de crédito» el 22 de mayo cuando finalizó el período de gracia de un mes por no haber afrontado el vencimiento del que hablábamos más arriba. Si bien este fallo le otorga a algunos fondos la opción de activar la cláusula de aceleración que les permite exigir el pago de todo lo adeudado de forma inmediata, se espera que eso no sucederá y en cambio el propio riesgo de una default generalizado podría facilitar un acuerdo con Argentina. Pero para ello deberán darse dos condiciones de las que sería bueno que el gobierno tomase nota: acelerar los términos de la negociación, para evitar que los fondos más duros exijan que se declare al país en cesación de pagos, y mejorar sustancialmente la primera oferta hecha llegar a los bonistas. Ambas cuestiones parecen escapar hoy de las posibilidades ciertas de la administración y ya comienzan a sonar alarmas en torno a la estrategia elegida por Martín Guzman para encarar una cuestión en la que a cada paso se pierde la iniciativa. No son pocos los analistas y también algunos miembros del gabinete presidencial que sostienen que el ministro juega todas sus cartas al apoyo del FMI y del gobierno de Donald Trump y comienzan a creer que la única intención del organismo es la de asegurarse su propia acreencia dejando a los fondos privados librados a su suerte. Lo que a la larga repetiría el escenario ya vivido en tiempos de Néstor Kirchner: el Fondo y el Club de París cobraron hasta el último peso y Argentina quedó desfinanciada y aislada internacionalmente por las acciones de los bonistas y los fallos del juez Griessa. Muchos ven en el horizonte un futuro no muy diferente a ese pasado sugestivamente cercano Cuidado entonces con enamorarnos del relato. El margen no existe y la memoria de los centros financieros internacionales no juega a favor de la Argentina. Ninguna de las variantes económicas permiten construir con optimismo el futuro. A nivel interno una gran inflación, la caída vertical de la actividad, el complicado panorama social, los efectos de una emisión desmadrada -más allá de los motivos por los que haya sido elegida como red de contención durante la crisis sanitaria- la falta de inversión y la escasez de crédito, presagian una salida complicada, dolorosa y que va a requerir un equilibrio que no tiene forma de dejar a todos contentos. El frente externo no aparece más diáfano: cualquiera sea el final de la negociación por la deuda Argentina quedará fuera del mercado de capitales por al menos un lustro. A ello debe agregarse este presente de precios deprimidos de los commodities, en su nivel más bajo en décadas, y una disminución fuerte de los negocios internacionales. Ni que hablar de las chances de que el país reciba inversiones genuinas que ayuden a su recomposición, como paso inicial a un eventual desarrollo. Insistir por camino que ya se han intentado es tan irresponsable como de corto vuelo. Echar mano a la épica nacionalista puede mantenernos con el pecho hinchado algunos pocos meses pero en menor tiempo aún vaciará las panzas tocando, como sostuvo el fundador del movimiento que hoy gobierna, la víscera más sensible de los argentinos. Esa que se ha llevado puesto a más de un gobierno, del color político que fuese, que creyó que con el relato era suficiente. Ojalá repitamos con Aristóteles aquello de «la única verdad es la realidad» y actuemos en consecuencia. Esta vez no hay colorín, colorado…

Más Vistas