Connect with us

Negocios

Telefónica acudió a Dante Sica por la fusión Telecom-Cablevisión

Published

on

En una carta a Dante Sica, flamante ministro de Producción, reiteró el fuerte cuestionamiento a que se habilite una posición “absolutamente dominante” en telecomunicaciones, banda ancha y TV paga.

Telefónica elevó una carta al ministro de la Producción, Dante Sica, para volver a impugnar las resoluciones por las que se aprobó la fusión de Telecom y Cablevisión, tras haber presentado previamente dos notas a la Secretaría de Comercio por el mismo motivo y no haber obtenido respuesta. La empresa pretende así agotar todas las instancias en el Poder Ejecutivo, antes de iniciar acciones judiciales, porque la Secretaría de Comercio al no responder la impugnación tampoco elevó las actuaciones a la Cámara Civil y Comercial, como prevé la legislación.

La carta a Sica se fundamenta en que el Ministerio de Producción tiene carácter de alzada con respecto a la Secretaría de Comercio, que es la autoridad de aplicación de la ley de defensa de la competencia hasta que sea elegido el tribunal que establece la norma legal.

Según fuentes de Telefónica, la fusión Telecom-Cablevisión “va contra cualquier antecedente de un país candidato a entrar en la OCDE, no fomenta la competencia y protege a un actor de características monopólicas”.

De acuerdo con las mismas fuentes, la fusión implica “la creación de una nueva empresa con una posición absolutamente dominante, al ser el único oferente con capacidad actual e inmediata para ofrecer en el mercado ofertas convergentes triple y cuádruple play, y refuerza su posición dominante en los mercados de TV paga y de banda ancha fija en claro detrimento del resto de los prestadores”.

Añadieron que el ENACOM considera que la empresa fusionada sólo tiene posición de dominio en aquellos mercados locales en los que la cuota de banda ancha excede el 80% de participación, mientras en el promedio de países de la OCDE, esa cuota es del 33% y en México del 50%.

También resaltaron que la Secretaría de Comercio solo dispone la desinversión del 2,5% de clientes a nivel nacional a favor de la firma Universo Net “que no es un serio competidor en la zona de incumbencia de la fusionada”.

Asimismo objetaron que “la resolución no impone medidas efectivas para que los competidores puedan acceder a las redes fijas de la empresa fusionada”. Y que además “no establece ningún tipo de condición para evitar que Telecom pueda tener acceso preferente a contenidos relevantes para la competencia, ni ha establecido reglas para su comercialización sin discriminación para todos los competidores”.

Lo que Telefónica reclama al Gobierno es que se impida a la empresa fusionada ofrecer servicios convergentes, mientras que no haya ofertas comparables de otros operadores convergentes en la localidad donde reside el cliente. También que se le impidan las ventas atadas, de modo que siga ofreciendo a sus clientes la posibilidad de adquirir por separado todos los servicios de la oferta convergente (móvil, banda ancha fija, telefonía y TV paga) a precios replicables por sus competidores.

Según las fuentes de Telefónica, también se reclama al gobierno que la empresa fusionada devuelva con carácter inmediato las licencias de uso de espectro que exceden el límite legal de 140 MH, mientras la resolución oficial le da dos años para la devolución.

Paradojas de la economía macrista para Clarín
Nunca como con Macri las condiciones políticas para la expansión del multimedio fueron tan favorables. Sin embargo, la política económica del Gobierno atenta contra su consolidación.

Por: Martín Becerra
El discurso de Héctor Magnetto en la reunión anual de la Asociación Empresaria Argentina (AEA) del 16 de agosto tuvo un sabor especial, hablaba allí por primera vez después de haber hecho cumbre en el volcánico empresariado argentino gracias al aventón de Mauricio Macri a la megafusión Cablevisión-Telecom: “Los ciclos suelen asumirse con espíritu refundacional y los actores apuestan a maximizar su beneficio inmediato, lo que frente a las dificultades complejiza los acuerdos y consagra respuestas coyunturales” dijo el CEO del Grupo Clarín. Lo escuchaba (y leía en pantalla) un auditorio masculino del gremio patronal creado en 2002, en plena salida de la convertibilidad, para sortear el impacto de la crisis y del shock devaluatorio. Ciclos.

La inédita expansión del Grupo Clarín aprovecha las mejores condiciones políticas pero soporta malas condiciones económicas. Si bien el rumbo de la regulación estatal desde diciembre de 2015 tuvo como principal meta el derribo de cualquier obstáculo que se interpusiera en el desembarco de Clarín en el redituable sector de las telecomunicaciones (lo que motivara en parte su pelea con Néstor Kirchner en 2008), para lo cual el gobierno de Macri no vaciló en gubernamentalizar la autoridad de aplicación (creando el ENaCom) y en manejar las comunicaciones vía decretos y resoluciones que, en otra época, hubiesen sido objetadas por su inherente “inseguridad jurídica”, por otro lado la recesión de una economía cada vez más dolarizada cuya dependencia de acreedores externos vuelve a condicionar las principales variables de desarrollo, afecta los ingresos y la expectativa de consolidación de la posición dominante alcanzada tras la fusión Cablevisión-Telecom.

Alejandro Bercovich 💚

@aleberco

Comité de crisis en el Sheraton: AEA convocó a los empresarios top del país en medio del escándalo de los cuadernos y la corrida al dólar. Acá Rocca (Techint) conversa con Magnetto (Clarín). A su lado, Pagani (Arcor) con González Fraga (BNA). Cerca, José Cartellone.

Entre las condiciones subjetivas del momento político y las objetivas de la estructuración de la economía, el Grupo Clarín enfrenta un dilema que no impacta tanto sobre sus competidores Telefónica o Claro pues, como explica Jorge Fontevecchia al recordar la extranjerización de la economía argentina de los últimos 25 años (el 68% del PBI es generado por compañías multinacionales) “como las subsidiarias locales de las multinacionales están obligadas a hacer sus balances en dólares para consolidarlos con los de sus casas matrices, nunca planificarán en pesos y toda la devaluación pasará más temprano que tarde a precios”. Por lo que las devaluaciones, antes que como esos trampolines de competitividad soñados por José Ignacio de Mendiguren, funcionan como fábricas de pobres e indigentes.

En el encuentro corporativo de Clarín de noviembre de 2017, Magnetto declaró que “la competencia no solo surge del sector sino de afuera”, aludiendo no sólo a Telefónica o Claro, sino también a híbridos tecnológicos como Netflix o Google. Esos competidores de la convergencia digital pueden fondearse en dólares con mayor facilidad gracias a su escala regional o global de operaciones. Aunque es dudoso que la actual esterilidad económica de la Argentina atraiga el interés de inversores parcial o totalmente externos, a mediano plazo ellos u otros conglomerados globales pueden eventualmente capturar a bajo precio –para ellos- parte del aparato productivo local. Tal vez la vigente Ley de Preservación de Bienes y Patrimonio Culturales de 2003, injustamente bautizada Ley Clarín”, necesite ser reciclada.

A diferencia de Arcor, Techint o Los Grobo, que diversificaron su producción y sus ventas al ritmo veloz de la fase más reciente de globalización capitalista, los clientes de los productos y servicios del Grupo Clarín viven en la Argentina y sus ingresos –y empleos- están severamente afectados por el ajuste en curso. Aunque el teléfono es un servicio básico que aún en tiempos de crisis resulta vital, otros servicios de comunicación pueden ser percibidos como suntuarios cuando acecha la malaria. E incluso el gasto en telefonía es pasible de recortes mediante el pasaje de abonos a prepagos.

La rentabilidad de Clarín, su plan de inversiones, su búsqueda de financiamiento (el fondeo externo con ingresos locales es mal asunto) y su expectativa de consolidación dependen de que la economía argentina no se hunda. Por eso en AEA Magnetto dijo que “el rompecabezas productivo requiere sostener una diversificación que reduzca dependencias extremas y favorezca un desarrollo más integrado, social y geográficamente”. Y añadió, en un fragmento de su discurso dedicado a levantar la estima del sector privado en el medio de las confesiones de coimas y corrupción de buena parte de su cúpula, que “el capital nacional está llamado a crecer aún más si queremos un modelo de inserción global alineado a nuestros intereses. El impulso a las Pymes pero también a las multinacionales argentinas debiera ser un objetivo estratégico”.

Para un directivo como Magnetto, curtido en mil negociaciones con gobiernos civiles y militares y en jugadas osadas con anunciantes de todo pelaje y color para convertir primero el diario en un grupo multimedios y, luego, el multimedios en el mayor conglomerado infocomunicacional del país, no es una buena noticia la restauración de un ciclo de ajuste inflexible que contrae el mercado interno, devalúa la moneda y emparcha el déficit con endeudamiento externo en un contexto de fuerte inflación.

La temperatura de esta paradoja la expresan los editorialistas y columnistas políticos del Grupo, dedicados a una insistente oposición de la oposición política, mientras que los panoramas económicos (en particular las notas en distintos formatos de Marcelo Bonelli) no ahorran críticas a las decisiones oficiales y exponen algunas de sus consecuencias más evidentes.

La paradoja entre gozar del mayor favoritismo gubernamental entre los muchos de los que supo gestionar Magnetto y, sin embargo, padecer la contracción de la economía que es su fermento natural, es el anverso exacto de situación de la conducción de Clarín durante la primera presidencia de Cristina Fernández de Kirchner, cuando se desató una guerra política que contrastaba con la fertilidad de sus ganancias. Al abuelo del actual ministro del Interior, Rogelio Frigerio, la ironía que contiene esta paradoja le hubiera dibujado una mueca parecida a la sonrisa.
Fotos: Telefónica. Noticias Argentinas
Fuentes: Ámbito Financiero, La LetraP

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Negocios

ALQUILERES: CUÁNTO VAN A AUMENTAR EN AGOSTO LOS CONTRATOS FIRMADOS CON LA NUEVA LEY

Published

on

De acuerdo a la nueva Ley de Alquileres los valores que pagan los inquilinos tienen una sola actualización anual

Luego de la sanción de la nueva Ley de Alquileres —que cumplió un año— en julio, los montos mensuales de los alquileres tuvieron su primer aumento anual bajo la nueva fórmula de actualización, un índice (ICL) compuesto por inflación y salarios. Ahora, el próximo mes de agosto correrá la actualización para los que firmaron sus contratos en agosto del año pasado, 12 meses atrás.

En base al Índice para Contratos de Locación (ICL) que publica el Banco Central, desde el sector inmobiliario estiman que alcanzará el 46% en la segunda quincena del mes. Los propietarios e inquilinos deben realizar el cálculo cuando se cumple un año desde el día que se inició el contrato y luego cada 12 meses. En tanto, desde la Federación de Inquilinos señalaron que para los contratos que se están actualizando este viernes 23 de julio, la variación que debe aplicarse es de 43,56%.

PUBLICIDAD

De acuerdo a la nueva Ley de Alquileres, los valores que pagan los inquilinos tienen una sola actualización anual, de acuerdo al índice oficial. Durante julio, el primer mes de incrementos en base a la nueva fórmula de actualización, tuvieron un salto muy importante para un solo mes.

¿Cómo es el mapa de los alquileres en la Argentina? En total, unos 2,4 millones de hogares alquilan. Esto representa 18% del total nacional. Si se hace un desglose más profundo, los alquileres se concentran principalmente en los centros urbanos: la ciudad de Buenos Aires y la provincia de Buenos Aires aportan el 50%, mientras que otro 20% está en Córdoba, Santa Fe y Mendoza.

En lo que va del año, los precios de los alquileres —para los contratos nuevos— acumularon una suba del 27,8% por encima de la inflación. A un año de la sanción de la nueva ley de alquileres, un estudio realizado por el portal de propiedades Zonaprop indicó que el valor promedio de un departamento de dos ambientes y 50 metros cuadrados en alquiler en la Ciudad de Buenos Aires se ubica en $39.211 por mes.

Por otro lado, el informe muestra que, luego de una caída, las unidades en alquiler continúan en aumento, con una suba del 4,4% en julio en comparación con el mes anterior. Desde el sector inmobiliario, remarcaron que están impulsando las distintas iniciativas que desde la oposición proponen cambios a la ley de alquileres. Sobre todo, la modificación del plazo de actualización anual y la extensión mínima de tres años para los contratos.

“El mercado sigue parado. Por eso tomamos este rol activo de llevar proyectos y propuestas a las áreas de Gobierno. Solicitamos la modificación del proyecto ley de alquileres en Diputados, la excepción del impuesto inmobiliario y de ingresos brutos para los nuevos contratos comerciales y la modificación en la Legislatura de los reglamentos de copropiedad en edificios de oficinas para transformarlos en vivienda en el macrocentro”, resumió Marta Liotto, vicepresidente del Colegio de Corredores Inmobiliarios (Cucicba) de la ciudad de Buenos Aires.

Un informe elaborado por el Observatorio Inmobiliario de la Cámara de Empresas de Servicios Inmobiliarios (Camesi) mostró que las críticas del sector son mayoritarias: el 91% de los consultados sostiene que es necesaria una modificación a la norma vigente. Ocho de cada 10 operadores consideraron que, con la nueva legislación, hubo una importante retracción de la oferta en el mercado. Y el 87% consideró que provocó un incremento en los valores.

La mayoría de los operadores inmobiliarios sostiene que es necesaria una modificación a la norma vigente (Cristian Gastón Taylor)La mayoría de los operadores inmobiliarios sostiene que es necesaria una modificación a la norma vigente (Cristian Gastón Taylor)

“El índice de actualización fue creado para que los inquilinos no tengan que pagar tanto de actualización y la realidad es que con el alto grado de inflación que hubo en los últimos meses, los terminó perjudicando” —explicó el director ejecutivo de Camesi, Mariano García Malbrán—. Mucha gente necesita alquilar y la nueva ley impide aumentos en los primeros 12 meses, lo que hace que la barrera a la entrada sea más grande”.

“Lo que empieza a suceder es que los propietarios prefieren vender y no alquilar, y esto termina agravando el déficit habitacional que tenemos en nuestro país, por eso es necesario rever la ley”, analizó Malbrán.

Continue Reading

Negocios

El caso del empresario que, cansado del país, cierra su pyme y se la lleva a Italia

Published

on

Diseña y fabrica juegos temáticos para el mercado interno y externo. Los altos costos, las trabas para importar o para exportar, la falta de insumos, la restricción de divisas y la imprevisibilidad lo llevaron a tomar la decisión. Tomó un crédito a 10 años para montar su nueva empresa en Europa.

Se repiten las historias de frustraciones y sueños rotos. La Argentina es un mosaico de problemas que desalienta a quienes quieren invertir y crecer. Cansados, muchos buscan la solución fronteras afuera

Es el caso de Juan Pablo Fulco, un empresario de 40 años que decidió cerrar su emprendimiento en el país para mudar su actividad a Italia.

Los altos costos locales, el exceso de regulaciones y las dificultades para exportar, con el agravante de las restricciones cambiarias, fueron determinantes para dar semejante giro en su vida.

En 2007, montó una compañía que crea, diseña y produce juegos temáticos. Desde un taller, en el barrio de Mataderos, fue sumando clientes en el país y abriendo mercados en el exterior.

Hasta el 2019 llegó a vender juegos a Rusia, Estados Unidos, Sudáfrica y algunos países de Europa.

“Es muy variada la línea que producimos. Puede ser una mano falsa, una cabeza para un monstruo o un zombie de dos metros. En la parte de tecnología, hay juegos que son chicos y fáciles de transportar. Puede ser, por ejemplo, un libro con el que el jugador interactúa, pero hay otros que son grandes. Lo último que estamos haciendo es un complejo de cinco habitaciones que ocupa 300 metros cuadrados”, detalló orgulloso.

Pero toda esa energía se choca con la realidad Argentina: “Hasta hace dos años no había muchos problemas. Por tratarse de piezas únicas no necesitaba la categoría de exportador. Las podía enviar sin dificultad. Hasta ese momento, funcionaba el sistema Exporta Simple, que tenía muy buen servicio. Ese mecanismo se dio de baja. Después, llegó la pandemia y se cortaron los vuelos y no había forma de mandar los productos. Había un stock muy limitado. Ese fue otro inconveniente importante”.

Ingeniero mecánico, egresado de la UTN, 40 años y muchas ganas de prosperar, pero no es tarea sencilla

En diálogo con MDZ explicó que una de las complicaciones más importantes es la imprevisibilidad: “No se puede trabajar si no sabés si vas a tener insumos. En la Argentina, hay muchos problemas para conseguir cosas básicas. Hemos tenido hasta faltante de clavos y de alambre. O para que liberen alguna materia prima de la aduana hay que esperar ocho meses. Entonces, yo no le puedo decir a un cliente del exterior que no sé cuándo le voy a entregar lo que me encargó porque hay trabas para importar”.

Su relato es una muestra de las dificultades de un país que no incentiva al que invierte: “Los juegos más grandes son difíciles de exportar. Esas estructuras, generalmente, no las mandamos afuera por ese motivo. Si hay que usar contenedores, hay que entrar a otras categorías de exportador y, para la cantidad que podemos vender, no conviene inscribirse en otra categoría. Esa es una diferencia con Italia”.

A esto se suman los problemas con las divisas. “Yo exporto al dólar oficial pero mis insumos los tengo que pagar al ‘blue’. Eso me quita competitividad y pierdo clientes o no gano plata”, agrega.

Fabricar y exportar, en la Argentina, parece una carrera de obstáculos. Fue así que hace un año tomó la decisión de buscar nuevos horizontes. Una beca realiza en Italia, años atrás, le dejó contactos en Italia, país del que tiene la ciudadanía. Comenzó a averiguar y, en ese recorrido, encontró el lugar adecuado.

Spello es una pequeña ciudad de la provincia de Perugia donde instalará su nuevo taller. Para eso, obtuvo un crédito de 350.000 euros para alquilar un galpón de 250 metros cuadrados, comprar dos máquinas que llegarán de China y otra de Estados Unidos. El préstamo tiene un plazo de 10 años – con posibilidad de cancelación anticipada – y una tasa del 3% anual.

“Para sacar el crédito tuve que presentar el proyecto y mi trayectoria. Por suerte, no tengo ni una multa de tránsito” comenta y agrega: “Me pidieron una planificación de cinco años. En la Argentina, no puedo saber lo que voy a hacer el mes próximo”.

Su plan es viajar en octubre – “si hay vuelos” – para empezar su nuevo emprendimiento. Desde hace unos meses está liquidado lo que queda de su taller y terminando algunos trabajos en marcha.

Hasta en esta etapa, sufre los problemas autóctonos. “Es todo un problema para girar capital al exterior. Pensaba vender algunas máquinas y herramientas del taller pero se las voy a dejar a los empleados para que puedan seguir trabajando, pero va a ser más fácil así que tratar de sacar los dólares. Ya fue”, dice desanimado.

Eso se percibe en su reflexión final: “Dejo esta parte de mi vida atrás. Tantos años de apostar para que todos sean problema. Me cansé”.

FUENTE : MDZOL.COM

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

 

Continue Reading

Negocios

Telefónica busca socio o comprador

Published

on

fuenteLa compañía está tras un “experto en mercados regulados” para hacerse cargo de una operación que perdió atractivo y tiene un futuro gris.

El cartel ya está puesto hace rato y la coyuntura dieron la razón a quiénes decidieron no batallar más en este mercado. Telefónica de Argentina está ofrecida al mejor postor. No sorprende porque es una historia que se remonta a una decisión estratégica tomada por la asamblea de accionistas en Madrid y que implica una reconfiguración global de la empresa que, casualmente, pudo transformarse en una A fines de noviembre de 2019, la empresa anunció que se concentraría en mercados estratégicos como España, Reino Unido, Alemania y Brasil; con lo que la operación en los países que anteriormente pertenecían a Hispam Norte (Colombia, Ecuador, Venezuela y México) e Hispam Sur (Argentina, Chile, Uruguay y Perú), iban a conformar un solo bloque: Telefónica Hispanoamérica.

Los dos grandes mercados de la región se bifurcaron: en Brasil tenía una posición relevante, pero en México inmediatamente le colocó el cartel de “se busca socio o comprador”. Es que, aun siendo el segundo de la región, allí reina el imperio de Carlos Slim (en nuestro país representado, por ahora, con la marca Claro).

Anteriormente ya se había desprendido del negocio de telefonía móvil en Centroamérica y se retiró dejando ese mercado que en conjunto atendía a casi 13 millones de usuarios a América Móvil (Claro) y Tigo.

El bloque al que se puso en marcha la búsqueda de socios locales abarca las operaciones de en las filiales de México, Argentina, Chile, Colombia, Venezuela, Ecuador, Uruguay y Perú. En su último balance conocido representaba aproximadamente 20% de la facturación del grupo de telecomunicaciones español.

Las alternativas que explicitaron las autoridades de Telefónica incluían la asociación con empresas locales o incluso la venta, si existía un genuino interés y el precio era el estimado como conveniente. Hay dos países en que las cosas han ido de mal en peor: Venezuela y Argentina. No hay que ser muy sagaz para explicar las razones que ansían poner fin a un mercado que supo estar a la vanguardia por su fuerte expansión. Pero la maraña de controles y la multiplicidad de tipos de cambio, principalmente, achicaron e hicieron inviable el negocio.

En cuanto a las cifras, la pandemia también las afectó en 2020. Los ingresos de Telefónica en su unidad Hispam, cayeron un 17,9 % en 2020 hasta € 7.922 millones, a causa de la depreciación de la moneda en la región y el impacto del coronavirus. En el caso particular de Argentina, Telefónica Argentina facturó € 1738 millones, un 19,6 % menos que el año anterior. O sea, apenas dos puntos más de caída que el promedio de la región. Los beneficios fueron de € 355 millones, un 28,9 % menos.

Sin embargo, la decisión de arriar su bandera tiene una larga historia. En nuestro país, hace 20 años que nunca pudo volver al paraíso tarifario del que gozó desde su privatización hasta el estallido de la convertibilidad y la pesificación de sus balances. El último año también tuvo varias noticias adversas que fortalecieron su decisión: el control de precios, la declaración de servicio público de su oferta y las restricciones cambiarias que amenazan devaluar aún más su lugar en el conglomerado.

Interesados nunca falta. Es más, en estas semanas se autoproclamó como firme candidato el Grupo Olmos, que gestiona medios de comunicación (Crónica TV, Diario Crónica, Diario BAE Negocios y Revista 23, entre otros) y empresas de servicios (medicina y seguros) vinculados con las obras sociales sindicales. Quizás recordando a lo que ocurrió hace una década con el traspaso de C5N y Radio 10 al holding oficialista de Cristóbal López o recientemente con la venta de Edenor al grupo de Vila-Manzano, algunos ven en esta empresa algunas de las atribuciones que fortalecieron la posición negociadora de los mencionados anteriormente: aceitadas relaciones con el Gobierno y su expertise en “mercados regulados”.

¿Alcanzará para quedarse con Telefónica? En Madrid no ven con malos ojos salir totalmente de este laberinto, pero trasmiten que no tienen apuro. No tienen urgencia por liquidar a cualquier precio y son menos vulnerables que los que son “invitados” a vender, y como decía don Corleone, no se podrían rehusar. Nuevamente, será parte de una larga negociación con tiempos con fuerte ritmo político.

 

Tristán Rodríguez Loredo

FUENTE : PERFIL

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Más Vistas