Connect with us

Internacional

TODO LO QUE SE SABE DEL BOING 747 CON VENEZOLANOS E IRANIES A BORDO

Published

on

El avión venezolano con tripulación iraní aterrizó en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza solo pudo despertar intensas sospechas sobre las actividades que las personas iban a realizar en Argentina.

Mientras el gobierno nacional camina a tientas sobre el asunto y la justicia toma medidas preventivas, la presencia del Boeing 747 sigue siendo un misterio.

Esto es lo que se sabe hasta ahora:

El avión de carga, con 14 tripulantes venezolanos y cinco iraníes, arribó con autopartes. Aterrizó el lunes 6 de junio en Córdoba, como consecuencia de la neblina en Buenos Aires, y por la tarde, se dirigió a Ezeiza.

En declaraciones a La Nación, diputado nacional Gerardo Milman dijo que el avión “apagó el transponder, que es como un GPS del avión, en su vuelo Córdoba-Buenos Aires” y afirmó que había hecho escala en Ciudad del Este, “donde había 29 pasajeros” de los 10 “se quedaron en esa ciudad”.

De dónde venía el avión venezolano

Antes de llegar a la Argentina, el Boeing procedente de México hizo una escala en el aeropuerto internacional Guaraní de Ciudad del Este.

A raíz del escándalo internacional, el gobierno paraguayo destituyó a dos funcionarios que autorizaron el aterrizaje en mayo pasado del avión de carga de origen venezolano, informó este martes el ministro del Interior de ese país, Federico González.

“Se puede considerar que hubo situaciones que se pudieron haber manejado mejor”, expresó González al anunciar que fue apartado de su cargo el administrador del aeropuerto internacional Guaraní de Ciudad del Este. También fue destituido otro funcionario que no identificó.

González señaló que se investiga además a los agentes de la Secretaría Nacional Antidrogas que asistieron durante el aterrizaje del avión, que luego permaneció casi tres días hasta que el 16 de mayo partió hacia Aruba con una carga de cigarrillos producidos en Paraguay, por valor de 775.000 dólares.

Cómo llegó el avión a la Argentina

La aeronave que llegó a Argentina el 6 de junio procedente de México pertenece a la empresa empresa Transportes Cargo del Sur (Emtrasur) , una filial de la venezolana Consorcio Venezolano de Industrias Aeronáuticas y Servicios aéreos (Conviasa), bajo sanciones de la Oficina de Control de Activos Extranjeros y Sanciones del Departamento del Tesoro estadounidense (OFAC).

El Boeing 747-3B3(M) Dreamliner de matrícula YV3531 fue comprado por Emtrasur a la iraní Mahan Air, que es acusada por Estados Unidos de transportar cargas militares en aviones civiles.

“La propiedad del Boeing 747 retenido en Argentina no tiene nada que ver con Mahan Airlines”, aclaró Amir Hossein Zolanvari, un portavoz de esa aerolínea, en declaraciones a la agencia iraní IRNA. Agregó que la propiedad de la aeronave fue transferida a la empresa venezolana y que no se trataba de un alquiler.

El embajador de Argentina en Paraguay, Domingo Peppo, dijo que el gobierno paraguayo había informado el 6 de junio a Buenos Aires sobre el avión.

“Con relación al avión Boeing 747 de la Empresa Emtrasur, que permanece en Argentina con una tripulación de 14 personas venezolanas y cinco iraníes, quiero aclarar ante versiones, lo siguiente: Que fuimos informados del mismo por las autoridades paraguayas en horas de la tarde del día 6 de junio cuando la aeronave estaba ya aterrizada en Buenos Aires”, publicó el embajador en Twitter.

Por qué no pudo aterrizar en Uruguay y volvió a Buenos Aires

Debido a que en Argentina no lograban que ninguna empresa le proveyera combustible, por temor a las sanciones a las que podría recurrir EEUU, el avión partió a Uruguay.

Pero el 8 de junio, la aeronave sobrevolaba el Río de La Plata cuando tomó conocimiento de que tenía prohibido transitar por el espacio aéreo uruguayo, así que volvió a la terminal de Ezeiza.

Consultado al respecto, el ministro uruguayo de Defensa, Javier García, dijo que obtuvo una “información que había recibido el Ministerio del Interior [Luis Alberto Heber] de agencias extranjeras” y ordenó que la aeronave “retornara si no había una razón humanitaria”.

García no aclaró de qué se trataba la información, pero según la prensa uruguaya tuvo que ver con las sanciones del Tesoro de Estados Unidos contra Venezuela e Irán.

Qué se hizo en Ezeiza tras el aterrizaje

En el Aeropuerto, la delegación fue recibida por la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), la Aduana, la Dirección de Migraciones y la Policía Federal al recibir información de inteligencia aportada por distintas agencias del mundo.

“Con posterioridad al ingreso se recibe información de organismos extranjeros que advertían acerca de la pertenencia de parte de la tripulación a empresas relacionadas con la Guardia Revolucionaria de Irán”, explicó el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández a Radio Perfil.

Los controles rutinarios detectaron “cosas que no eran lógicas. Habían declarado una tripulación que era menor a la que viajó y eso llevó a una investigación”, señaló Fernández.

Según el juez Villena, la aeronave “fue sometida a un exhaustivo control por parte de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), personal de la Dirección General de Aduana (DGA), Dirección Nacional de Migraciones (DNM) y de la Policía Federal Argentina (PFA)”.

Qué transportaba el avión

El avión transportaba presuntamente autopartes y otros componentes destinados a la producción de paneles de instrumento y asientos para la camioneta Taos, de la marca Volkswagen, pero la compañía que adquirió esas autopartes (SAS Automotriz SA), como Volkswagen Argentina desvincularon del vuelo de Emtrasur.

Volkswagen dijo que esas piezas las compra directamente de SAS Automotriz SA, quien a su vez encarga el envío de estos componentes procedentes de Querétaro (México) a Forwarder Fracht USA, una compañía internacional que presta servicios logísticos.

“La relación entre Forwarder y la compañía aérea para que las mencionadas piezas lleguen a la Argentina es algo que SAS Automotriz Argentina SA desconoce y no tiene relación alguna”, dijo SAS Automotriz SA.

Quiénes son los cinco tripulantes iraníes del avión

Los cinco tripulantes iraníes del avión retenido -Mohammad Khosraviarach, Gholamreza Ghasemi, Mahdi Mouseli, Sadei Vali Zadeh y Abdolbaset Mohammadi- deberán seguir a disposición de la justicia en Argentina, ante la sospecha de que pudieran pertenecer a empresas vinculadas a la Guardia Revolucionaria iraní.

El Cuerpo de Guardias de la Revolución Islámica de Irán (IRGC) se creó hace 40 años para defender el sistema islámico del país y proporcionar un contrapeso a las fuerzas armadas regulares.

Desde entonces, se convirtió en una importante fuerza militar, política y económica de la República Islámica, con nexos estrechos con los más altos líderes del régimen. Se estima que la Guardia tiene más de 190.000 efectivos activos, cuenta con sus propias fuerzas terrestres, armadas y aéreas, y supervisa las armas estratégicas de Irán.

La Guardia, además, ejerce influencia en otras partes del Medio Oriente al proporcionar dinero, armas, tecnología, capacitación y asesoramiento a los gobiernos aliados y grupos armados, como Hezbollá, a través de su rama de operaciones en el extranjero, la Fuerza Al Quds.

Estados Unidos acusa a la Fuerza Al Quds de apoyar a organizaciones terroristas y de ser responsable de los ataques en Irak y en otros lugares del Medio Oriente que han resultado en la muerte de cientos de militares estadounidenses y aliados.

El nombre de Gholamreza Ghasemi coincide con el de un miembro de la Guardia Revolucionaria de Irán.

“Es familiar del ministro de Interior de Irán y su nombre coincide con el de un miembro de la Guardia Revolucionaria y administrador de una empresa ligada a Al Quds“, dijo Fernández. “Si me preguntan si es él, no lo sé. Coincide el nombre”.

Al Quds, grupo de élite de la Guardia Revolucionaria iraní, no figura en la lista de organizaciones terroristas elaborada por Argentina, aunque sí a título individual uno de sus miembros.

Qué pasará con los tripulantes

El juez federal Federico Villena ordenó el 13 de junio la retención de los pasaportes de los tripulantes iraníes “por el término de 72 horas” y a la policía aeroportuaria “que informe sobre cualquier movimiento” del avión Boeing 747.

Según el fallo, esa medida se fundó en “la sospecha razonable de que la razón esgrimida al ingresar (a Argentina) podría no ser la real o verdadera”.

“La retención en nuestro país de un avión operado por la empresa venezolana Emtrasur, y vinculado a la compañía iraní Mahan Air, sancionada por los Estados Unidos por sus vínculos con actividades terroristas, constituye un hecho que debe ser esclarecido con urgencia por las autoridades nacionales”, consideró el magistrado.

Sobre los viajeros no pesa ninguna alerta de Interpol, dijo Fernández. “Se les dio autorización para dormir y no se fueron por falta de combustible. Las empresas de acá no le quieren cargar (combustible) por una posible sanción de Estados Unidos”, dijo.

La decisión del juez Villena se produjo ante una petición de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA), en tanto representante de la comunidad judía argentina, de ser parte querellante en la investigación sobre los pasajeros del avión.

Los tripulantes venezolanos, en cambio, se encuentran en posesión de sus documentos y son: Mario Arraga Urdaneta, Victor Perez Gomez, Victoria Valdiviezo Marval, José Garcia Contretras, Cornelio Trujillo Candor, Vicente Raga Tenias, José Ramirez Martinez, Zeus Rojas Velasquez, Jesús Ladenta Oraa, Armando Marcano Estreso, Ricardo Rendon Oropeza, Albert Ginez Perez, Angel Marin Ovalles y Nelson Coello.

Al igual que los iraníes, fueron alojados en hoteles con permisos provisorios de estadía.

Probablemente, si en 72 horas no aparecen datos importantes que den cuenta de alguna relación con fuerzas militares iraníes, los tripulantes podrán salir del país, ya que ese plazo es el que la Justicia determinó para que se les retuviera los pasaportes a los tripulantes.

Sin embargo, se ve difícil que puedan hacerlo a bordo del mismo avión que ahora está varado en Ezeiza, ya que ninguna petrolera quiere cargarles combustible por posibles sanciones de los Estados Unidos.

Qué dijo Irán sobre lo sucedido

Argentina considera sensible la presencia de viajeros iraníes, en razón de las alertas rojas de captura emitidas por Interpol que rigen para exgobernantes de ese país, acusados por el atentado contra la AMIA en 1994, que dejó un saldo de 85 muertos y unos 300 heridos.

La Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) y la DAIA exigieron en un comunicado el 12 de junio, el “total esclarecimiento de la situación generada por el avión venezolano vinculado a Irán y retenido en el país”.

“Los atentados del 17 de marzo de 1992 contra la embajada de Israel en Buenos Aires y del 18 de julio de 1994 contra la AMIA, que aún permanecen impunes, fueron planificados y ejecutados por el Hezbollah, un grupo terrorista financiado y apoyado por la República Islámica de Irán”, añaden las organizaciones en el comunicado.

La reacción de Teherán fue calificar los hechos de propagandísticos. “Las últimas semanas están llenas de propaganda, operaciones psicológicas, guerra de palabras para provocar un sentimiento de inseguridad (en Irán) y este caso forma parte de ello”, dijo el portavoz del ministerio de Asuntos Exteriores, Said Khatibzadeh.

“Creo que hace más de un año, según la compañía (iraní) Mahan Airlines, que el avión fue vendido a Venezuela”, dijo el funcionario.

Continue Reading

Internacional

LA TRAMA DE ESPIONAJE IRANÍ EN CUBA Y VENEZUELA EN LA QUE APARECE ENVUELTO EL COPILOTO DEL AVIÓN RETENIDO EN ARGENTINA

Published

on

De acuerdo al presidente de Paraguay, a Mohammad Khosraviragh le habrían cambiado la identidad en Cuba. Y allí reaparece en escena el argentino Edgardo Rubén “Soheil” Assad, líder de la comunidad shiíta cubana, discípulo de Moshen Rabbani e investigado por el atentado a la AMIA.

“Al presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, le debe encantar el trópico”, comentaba irónicamente un diplomático cubano hace unos años. Era cuando el entonces líder ultraortodoxo iraní venía mucho a América latina para encontrarse con sus amigos del “eje bolivariano”. Decía que quería “contrarrestar el lazo con Estados Unidos”.

Entre 2005 y 2013, Ahmadinejad viajó nueve veces al continente americano. Siempre con escala en Venezuela con tramos a Bolivia (en dos oportunidades), Brasil, Cuba, Ecuador y Nicaragua. Los presidentes latinoamericanos retribuyeron las visitas. Si bien existía una larga relación venezolano-iraní de la fundación de la OPEP en los sesenta y de relación ideológica con el castrismo cubano desde los ochenta, fue el chavismo la puerta que aprovechó Irán para entrar a un terreno hasta entonces desconocido para el shiísmo persa.

Pasaron nueve años desde la salida de Ahmadinejad del poder, pero la relación del gobierno de Teherán con Cuba y Venezuela sigue siendo muy aceitada. Los tres países comparten la espada que pende sobre ellos de las sanciones comerciales impuestas por Estados Unidos. Los une el espanto hacia “el origen del mal” washingtoniano tanto como convenientes acuerdos económicos e ideológicos. El “antiimperialismo” logra amalgamar sustancias tan disímiles como el castrismo, el chavismo y el islamismo shiíta. El ingrediente principal del pegamento es el populismo que practican con maestría los tres países.

El avión iraní transferido a la empresa venezolana Emtrasur que permanece retenido en el aeropuerto de Ezeiza (Facebook)El avión iraní transferido a la empresa venezolana Emtrasur que permanece retenido en el aeropuerto de Ezeiza (Facebook)

En el medio, aparecen los intereses económico-políticos cruzados. Las economías de los tres países son complementarias, más allá de que la relación sea incomparable en cuanto a volumen. El PBI de Irán es de 1,4 billones de dólares y el de Cuba de apenas 100.000 millones. Irán y Venezuela tienen petróleo, Cuba medicina, un enorme conocimiento de transporte de infraestructura para burlar sanciones comerciales y azúcar que es muy necesaria en Teherán. También los intercambios de transporte y ciertas tecnologías. El resto son las tapaderas comunes para financiar sus compras “clandestinas” en mercado que tienen cerrados por la vía oficial, el lavado de dinero y la financiación a través de comercio híbrido (lícito/ilícito).

Entre esta enorme red, también está el Hezbollah, el partido militar libanés creado y financiado por la Guardia Revolucionaria iraní para influir en Medio Oriente y que tiene una base de operaciones en la triple frontera entre Argentina, Brasil y Paraguay, así como operaciones comerciales y militares en Venezuela.

Con Cuba, Irán también tiene un importante intercambio de producción farmacéutica y biotecnología. La vacuna Soberana-2 COVID-19 es uno de los más recientes esfuerzos de cooperación bilateral. Conocida comúnmente como Pasteurcovac en Irán, la vacuna se desarrolló en el marco de una colaboración entre el Instituto Finlay de Vacunas de La Habana y el Instituto Pasteur de Irán. En junio de 2021, la vacuna Soberana-2 recibió la aprobación de uso de emergencia en Irán. Un mes después, los medios de comunicación estatales cubanos anunciaron que Irán sería el primer país fuera de Cuba en producirla a escala industrial. En septiembre, el ministro de Asuntos Exteriores iraní, Hossein Amir-Abdollahian, habló del potencial “ilimitado” para ampliar los lazos entre Teherán y La Habana.

El argentino Edgardo Rubén “Soheil” Assad durante una entrevista con Infobae en 2013. Es un viejo conocido de los servicios de inteligencia de todo el continente, "discípulo" de Mohsen Rabbani, el clérigo iraní implicado en el atentado contra la AMIA.El argentino Edgardo Rubén “Soheil” Assad durante una entrevista con Infobae en 2013. Es un viejo conocido de los servicios de inteligencia de todo el continente, “discípulo” de Mohsen Rabbani, el clérigo iraní implicado en el atentado contra la AMIA.

Las relaciones entre Cuba e Irán se iniciaron tras la revolución iraní de 1979, cuando este último país adoptó una constitución teocrática-republicana y una ideología antiimperialista centrada en la oposición a las potencias occidentales. La naciente República Islámica se unió rápidamente al Movimiento de los No Alineados (MNOAL) y buscó la independencia de las esferas de influencia estadounidense y soviética. Mientras tanto, el difunto presidente cubano Fidel Castro se aseguró el puesto de presidente como portavoz de facto en la conferencia del MNOAL ese mismo año, consolidando el liderazgo de Cuba en la organización.

El movimiento de 90 países miembros era percibido por el entonces Líder Supremo de Irán, el ayatolá Ruhollah Khomeini, como el camino obvio hacia la neutralidad en medio de la Guerra Fría, a la vez que proporcionaba a Irán socios diplomáticos y económicos que no tenía en Occidente. Para Cuba era tener un poderoso aliado que lo respalde frente a Estados Unidos y sus sanciones a las que había enfrentado en soledad por dos décadas.

La “neutralidad” cubana estuvo siempre en cuestión por su absoluta dependencia de la Unión Soviética. Después de los años turbulentos y de sufrimiento para los cubanos por la caída del régimen en Moscú, el arribo de Vladimir Putin al poder volvió a acercar notablemente a Rusia y Cuba. Irán también entró en esa alianza después de que Rusia tomara partido por el régimen de Bashar al Assad en la guerra siria. Todos combatieron y combaten en el mismo bando.

El capitán Gholamreza Ghasemi, el piloto del avión varado en Ezeiza, cuando cumplía funciones de gerente de la empresa NAFT, luego bautizada como Karun Airlines, subsidiarias de Mahan Air del conglomerado manejado por la Guardia Revolucionaria iraní.El capitán Gholamreza Ghasemi, el piloto del avión varado en Ezeiza, cuando cumplía funciones de gerente de la empresa NAFT, luego bautizada como Karun Airlines, subsidiarias de Mahan Air del conglomerado manejado por la Guardia Revolucionaria iraní.

En este contexto es que se creó una alianza fuerte también entre sus servicios de inteligencia. Los tres países mantienen regímenes represivos que se apoyan en muy fuertes estructuras de espionaje. La Habana respaldó a Teherán cuando se produjeron las sucesivas represiones tras los fraudes electorales. Lo mismo hizo Teherán después de las protestas del 11 de julio del año pasado. El portavoz de la cancillería iraní, Saeed Khatibzadeh, denunció el apoyo de Estados Unidos al Movimiento de San Isidro y acusó a Washington de “tratar de interferir en los asuntos internos del país”.

Si bien en forma oficial el intercambio comercial entre ambos países aparece como magro, Cuba e Irán mantienen una fuerte cooperación de defensa e inteligencia. El caso mejor documentado data de 2003 cuando los iraníes operaron desde territorio cubano para obstaculizar las transmisiones por satélite con base en Estados Unidos hacia Irán. “Los cubanos tienen un servicio de inteligencia muy conocido y capaz sobre el terreno que puede proporcionar acceso, información y apoyo a otros que también tienen intereses similares como Irán, Venezuela y otras naciones hostiles a Estados Unidos”, explica la profesora Marzia Giambertoni de Brown University, en Providence

La Dirección de Inteligencia cubana -conocida como G2- fue armada y entrenada por la KGB soviética y la Stasi, el Ministerio de Seguridad del Estado de la ex Alemania Oriental, las agencias de inteligencia más fuertes del bloque socialista durante la Guerra Fría. La supervivencia del régimen cubano durante seis décadas puede atribuirse en buena parte a la capacidad de sus servicios de inteligencia para controlar la disidencia interna, consolidar el dominio político y mantener a raya a los rivales externos.

Una agente de la inteligencia cubana junto a uno de los típicos autos del G-2 que operan en La Habana. (Twitter)Una agente de la inteligencia cubana junto a uno de los típicos autos del G-2 que operan en La Habana. (Twitter)

La G-2 recluta entre los estudiantes universitarios prometedores y afines al partido Comunista, especialmente de los programas de ciencias sociales. Desde siempre actuó también a nivel internacional, primero apoyando a los grupos insurgentes marxistas en América latina, y después acompañando las intervenciones militares cubanas en África y otros conflictos de la Guerra Fría. También cuenta con varios campos de entrenamiento por donde fueron pasando aspirantes a guerrilleros desde los palestinos hasta los angoleños y desde los Pantera Negra estadounidenses hasta los Montoneros argentinos.

Con la llegada de Hugo Chávez al gobierno en Caracas en 1992 y su sucesor Nicolás Maduro, la G-2 penetró todos los estamentos de poder venezolanos. Los militares cubanos comenzaron a llegar a las bases venezolanas. Se adoptó una nueva doctrina militar, similar a la de La Habana. La formación ideológica y militar pasó a ser impartida por instructores cubanos. Además, con la ayuda de agentes cubanos, la comunidad de inteligencia venezolana -incluyendo sus ramas civil y militar- fue remodelada y depurada de funcionarios considerados “contrarrevolucionarios”. Incluso varios especialistas cubanos trabajan en el palacio gubernamental en tareas relacionadas con la protección del régimen y el análisis de situación. También crearon las FAES, las fuerzas de acción especial, los grupos de choque oficiales del régimen para eliminar disidentes.

En La Habana, el poder en las sombras de la relación cubano-iraní está protagonizado por el argentino Edgardo Rubén “Soheil” Assad, un viejo conocido de los servicios de inteligencia de todo el continente, “discípulo” de Mohsen Rabbani, el clérigo iraní implicado en el atentado de 1994 contra el centro cultural judío AMIA de Buenos Aires, en el que murieron 85 personas. El experto en el tema Joseph Humire lo calificó como “embajador en jefe informal de Irán para América Latina”. Fue el “pastor” de la muy pequeña comunidad shiíta cubana, integrada por unas 80 personas, hasta 2013 y desde entonces vive por temporadas en la ciudad sagrada shiíta de Qom con visitas prolongadas a la isla. Junto a Rabbani, dirigen el instituto cultural Al Mostafa donde estudian los latinoamericanos que quieren convertirse en clérigos islámicos de la rama del shiísmo. El centro Al Mostafa tiene unas 80 filiales o centros culturales en todo el continente. En varios informes presentados ante el Congreso estadounidense en la última década se los calificó como “centro de reclutamiento y operaciones de inteligencia iraní en la región”.

El agente de inteligencia cubano, Fernando Gonzalez, firma el libro de condolencias por el asesinato del general Qassem Soleimani, en la embajada de Irán en La Habana. REUTERS/Alexandre MeneghiniEl agente de inteligencia cubano, Fernando Gonzalez, firma el libro de condolencias por el asesinato del general Qassem Soleimani, en la embajada de Irán en La Habana. REUTERS/Alexandre Meneghini

Edgardo “Soheil” Assad es un hijo de inmigrantes libaneses en Argentina que regresó al país de sus padres cuando tenía 20 años. En los años 90, Assad frecuentaba la mezquita At Tauhid en el barrio de Floresta, en la capital argentina, cuyo líder espiritual era Rabbani. Su familia fue investigada entonces por presuntos vínculos con Nidal Bazoun, un miembro del Hezbollah, que estuvo en Buenos Aires cuando se produjo el atentado de la AMIA.

Soheil Assad tuvo un traspié con la inteligencia cubana cuando quiso entrar al país unos días antes de la histórica visita del presidente estadounidense Barack Obama en marzo de 2016. Los estadounidenses que siguen sus movimientos exigieron a sus pares cubanos que le negaran la entrada en ese momento. “Fue un pequeño malentendido”, dijo después Assad cuando regresó a la isla para reconectar con su comunidad y amigos en los más altos estamentos cubanos a quienes visita, al menos, dos veces al año.

Es en esa red de shiítas cubanos liderados por el argentino Soheil Assad donde se mueven los agentes especiales iraníes que viajan permanentemente entre La Habana y Caracas, donde luego toman algunos de los dos vuelos semanales de Mahan Air a Teherán. Por allí podría haber ingresado Mohammad Khosraviragh, el copiloto del avión del Boeing de la aerolínea Emtrasur retenido en Ezeiza y que, de acuerdo al presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, se habría sometido en Cuba a una cirugía plástica para cambiar la fisonomía de su rostro. En la causa que lleva el juez argentino Federico Villena, se denunció el lunes pasado que “el verdadero apellido del copiloto es `Khosrviragh´” y que supuestamente se trataría de un alto cargo de la Fuerza Quds de Irán quien trabajó muy cerca del asesinado general Qassem Soleimani y que estaba a cargo de “las fuerzas especiales externas” como las que actúan en Cuba y Venezuela.

 

 

 noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

canalxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

caprica.org.ar no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

 

Continue Reading

Internacional

UN NUEVO INFORME DE LA ONU DENUNCIÓ MÁS CASOS DE TORTURAS Y DETENCIONES ARBITRARIAS EN VENEZUELA

Published

on

El documento abarca el período entre el 1 de mayo de 2021 y el 30 de abril de 2022 y se centra en acontecimientos relacionados con los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales, el estado de derecho y el espacio cívico.

El Consejo de DDHH de la ONU, en un un nuevo informe al que tuvo acceso Infobae, denunció más casos de torturas, detenciones arbitrarias y persecución a la oposición en Venezuela. Además, señaló graves errores cometidos por el régimen de Nicolás Maduro para hacer frente a la emergencia sanitaria por la pandemia de COVID-19.

El informe abarca el período entre el 1 de mayo de 2021 y el 30 de abril de 2022 y se centra en acontecimientos relacionados con los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales, el estado de derecho y el espacio cívico, y el nivel de aplicación de las recomendaciones correspondientes emitidas por la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (ACNUDH).

El informe documentó torturas a 14 personas privadas de libertad durante el período que abarca la investigación. Además, señala estigmatización, criminalización y amenazas contra voces disidentes, la sociedad civil, medios de comunicación y sindicalistas.

“Durante el período que abarca el informe, el ACNUDH documentó 154 casos, incluidos 46 casos de penalización, 26 relatos de amenazas y hostigamiento, 11 actos de violencia y 71 casos de estigmatización de personas defensoras de los derechos humanos, periodistas y otros miembros de la sociedad civil”, dice el informe.

La ACNUDH señala también 35 casos de violación del derecho a la libertad. Y denuncia que al menos 22 personas seguían sometidas a medidas coercitivas más allá de los límites establecidos en la legislación venezolana.

El ACNUDH siguió documentando casos de violaciones del derecho a la libertad de opinión y de expresión que afectan a periodistas, trabajadores de los medios de comunicación y medios de comunicación, personas defensoras de los derechos humanos y representantes de la sociedad civil. Se documentaron 34 casos, entre ellos hostigamiento, censura y confiscación de equipos de medios de comunicación. El ACNUDH siguió registrando relatos de autocensura por temor a represalias”, señala el informe.

Militares de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM), en una fotografía de archivo. EFE/Rayner Peña R.

Militares de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM), en una fotografía de archivo. EFE/Rayner Peña R.

El informe ahonda en las violaciones de derechos humanos cometidas por el régimen de Maduro.

La ACNUDH mostró su preocupación por el uso de la legislación antiterrorista y contra la delincuencia organizada que atenta contra el trabajo legítimo de los defensores de los derechos humanos y los trabajadores de los medios de comunicación.

El informe también denuncia los vínculos abiertos de varios magistrados, incluidos los suplentes, con el chavismo, ya que esas relaciones plantean preocupaciones sobre la independencia del poder judicial y la separación de poderes.

“El ACNUDH documentó la detención arbitraria de al menos 13 personas, incluidas dos mujeres, entre el 9 y el 13 de julio de 2021 en Caracas, y entre agosto y septiembre de 2021 en los estados de Apure y Táchira durante operaciones de seguridad”, dice el informe.

Además, denuncia que no se tiene acceso a información pública y desglosada sobre la implementación del Plan Nacional de Vacunación contra el COVID-19.

“La pandemia de COVID-19 agravó un sistema de salud ya frágil. Se siguió reportando la falta de medicamentos, suministros y suficiente personal calificado en el sistema de salud, afectando en particular el acceso de mujeres y niños a una atención médica adecuada, incluido el tratamiento especializado para niños y niñas con enfermedades crónicas y la vacunación contra enfermedades prevenibles, y la salud sexual y reproductiva de mujeres y adolescentes. Según se reporta, los centros de salud se han visto afectados por apagones regulares, lo que ha impactado la prestación de servicios a los pacientes”, denuncia el informe.

FUENTE : INFOBAE

Continue Reading

Internacional

QATAR PROHIBIRÁ EL SEXO FUERA DEL MATRIMONIO DURANTE EL MUNDIAL: LAS PENAS PARA LOS QUE VULNEREN LAS LEYES

Published

on

Las autoridades del estado asiático han informado que habrá castigos de hasta 7 años de prisión para los infieles que tengan relaciones extramatrimoniales.

Los detalles

La expectativa aumenta a cada instante a 152 días para el comienzo del Mundial de Qatar. En este contexto, los organizadores del torneo más codiciado del planeta informaron que se han vendido más de 1,2 millones de entradas para los compromisos que se disputarán en el país del Golfo. La fase más reciente de venta de los tickets, un sorteo de selección aleatoria, se cerró a finales de abril con 23,5 millones de solicitudes de entradas procedentes en su mayoría de Argentina, Brasil, Inglaterra, Francia, México, Qatar, Arabia Saudita y Estados Unidos.

Pero hay algo que deberán tener en cuenta los viajeros. El Comité Supremo de Qatar informó que habrá duras condenas a quienes cometan adulterio. A través de un comunicado oficial, las autoridades locales aseguraron que habrá penas de hasta 7 años de prisión para aquellos que tengan sexo extramatrimonial. “Qatar es un país conservador y las muestras públicas de afecto están mal vistas independientemente de la orientación sexual”, anunció el medio Daily Star.

El periódico británico brindó su información basada en una fuente policial que manifestó su preocupación ante las posibles infidelidades que puedan cometer los turistas: “La cultura de la bebida y la fiesta después del partido, que es normal en la mayoría de los lugares, está estrictamente prohibida, con consecuencias muy estrictas y aterradoras si te atrapan. Existe la sensación de que éste podría ser un torneo muy malo para los aficionados”.

En este sentido, el director ejecutivo de la Copa del Mundo que se disputará a partir de noviembre, Nasser al-Khater, subrayó que “la seguridad de cada aficionado es de suma importancia” para ellos. “Pero las demostraciones públicas de afecto están mal vistas, no es parte de nuestra cultura, y eso se aplica para todos”, agregó.

Además, el secretario general de la Asociación de Fútbol de Qatar, Mansoor Al Ansari, destacó que en el estado asiático también habrá prohibiciones para las manifestaciones homosexuales. “Si quieres mostrar tu punto de vista sobre la comunidad LGBTQ+, hazlo en una sociedad en la que esté aceptado”, enfatizó el directivo.

En total, habrá dos millones de entradas disponibles durante los 28 días que durará el torneo, en noviembre y diciembre. La próxima oportunidad de adquirir boletos para el certamen internacional será por orden de llegada, pero la fecha aún no se ha anunciado.

Qatar espera atraer a 1,2 millones de visitantes durante el Mundial, casi la mitad de su población. Por lo tanto, los organizadores están trabajando para evitar que los aficionados se vean perjudicados por los precios. Una de las principales preocupaciones ha sido el costo y la disponibilidad del alojamiento en el Estado árabe del Golfo, que cuenta con menos de 30.000 habitaciones de hotel, según las últimas estimaciones de Turismo de Qatar. Y el 80% de esas habitaciones están actualmente asignadas a los invitados de la FIFA, dijeron los organizadores.

Cabe señalar que el país ha potenciado el alojamiento no hotelero, poniendo a disposición de los aficionados 65.000 habitaciones en villas y apartamentos, y unas 4.000 habitaciones en dos cruceros atracados en el puerto de Doha. Mientras tanto, la comunidad empresarial local, criticada por el trato que da a los trabajadores inmigrantes, se ha comprometido a devolver 28 millones de dólares a los trabajadores que pagaron tasas de contratación para asegurarse un empleo.

El cobro de comisiones de contratación es ilegal en Qatar y en otros países, aunque la práctica está muy extendida en muchos de los países de los que proceden los trabajadores qataríes.

FUENTE : INFOBAE

noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

canalxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

caprica.org.ar no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

 

Continue Reading

Más Vistas