Connect with us

Internacional

TRATANDO DE ENCONTRAR LO MEJOR PARA SU FAMILIA

Publicado

on

Habló la madre migrante de la foto viral en la que escapa con sus hijos de los gases lacrimógenos en la frontera con EEUUEs hondureña, llegó huyendo de la violencia en su país y acampa en Tijuana con sus cinco hijos, en edades que van desde bebés hasta adolescentes

“Yo pensé que mis hijos se me iban a morir ahí”, dice María Meza desde el campamento donde espera pasar la frontera y entrar a los Estados Unidos. Tiene 35 años, es hondureña y quienes aparecen en las imágenes son sus cinco hijos. Quienes aparecen en la foto son Saira y Cheili, gemelas de 5 años, y Jamie, de 13.

Después de viajar desde su país y pasar una semana en la ciudad fronteriza mexicana de Tijuana, Meza partió el domingo 25 de noviembre con sus pequeños para solicitar asilo en el cruce de la frontera de los Estados Unidos. Ella y cientos de otros inmigrantes centroamericanos fueron bloqueados por la policía mexicana y organizaron una protesta frente a la frontera.

Un grupo se desprendió de allí e intentó cruzar la valla que divide a los dos países por la fuerza. Entonces comenzaron los disparos de gas desde el lado estadounidense. Varias cayeron cerca de la posición de Meza y su familia.

(Reuters)

(Reuters)

(Reuters)

(Reuters)

“Lo primero que hice fue agarrar a mis hijos”, dijo Meza. En la foto se la ve tomando las manos de las hijas gemelas de cinco años, Saira y Cheili, mientras su hija de 13 años, Jamie, corre a su lado. Se volvió viral y provocó reacciones de enojo de algunos legisladores y organizaciones benéficas.

Nunca pensamos que iban a disparar estas bombas donde había niños

También relató cómo cayeron al lodo y las dificultades para escapar de los gases cuando quedaron atrapados allí. Fueron rescatados del mal trance por un joven que los ayudó a subir.

“Nunca pensamos que iban a disparar estas bombas donde había niños, porque había muchos niños”, dijo Meza, sentada frente a la cerca de acero oxidada de la frontera de Estados Unidos. “No está correcto, sabiendo ellos que somos seres humanos, igual que ellos”, concluyó Meza.

(Reuters)

(Reuters)

(Reuters)

(Reuters)

El Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos dijo que los oficiales de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos fueron golpeados por proyectiles lanzados por los migrantes.

Alrededor de 5.200 personas que viajaron en una caravana a través de México se encuentran en un refugio en un estadio en Tijuana , viviendo en tiendas de campaña improvisadas.

El presidente Donald Trump ha tomado una postura de línea dura contra los migrantes, que han hecho su camino hacia el norte desde los países centroamericanos violentos y empobrecidos. El lunes, dijo que México debería enviarlos de regreso a sus países de origen.

(Reuters)

(Reuters)

(Reuters)

(Reuters)

La Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos dijo que la mayoría de los reunidos en la frontera eran migrantes que no calificarían para el asilo. La mayoría de ellos escapan de la violencia y la falta de oportunidades en sus países de origen, las mismas que sueñan con obtener en los Estados Unidos.

Diosito es el único que nos abrirá las puertas, para ver si puedo entrar

Pero Estados Unidos cerró el cruce durante varias horas el domingo y Trump ha amenazado con cerrar la frontera por completo.

(Reuters)

(Reuters)

“Diosito es el único que nos abrirá las puertas, para ver si puedo entrar (a los Estados Unidos) o quedarme aquí en Tijuana y que se abran las puertas para que tal vez me den papeles para trabajar aquí. Porque soy una madre y necesito un trabajo, trabajo para permitir que mis hijos sobrevivan “, dijo Meza.

Con información de Reuters

iNFOBAE

Internacional

Caos y violencia en París en protestas contra el gobierno y el alza de las naftas

Publicado

on

Mientras el presidente Emmanuel Macron está en Buenos Aires, los “chalescos amarillos” coparon la capital en marchas duramente reprimidas por la policía. Hubo gases lacrimógenos y fuego frente al Arco de Triunfo con 224 arrestados y 92 heridos.

Protestas de los chalecos amarillos contra las políticas económicas de Macron. (AP /Thibault Camus)

Tercer fin de semana de cólera de los “Chalecos Amarillos” en Francia. Ante el asombro de los parisinos por una violencia inédita y cuando caía la noche del sábado, diferentes barrios en París ardían todavía en un caos general. El gobierno del presidente Emmanuel Macron no encuentra un camino de diálogo para resolver la peor crisis política de su gobierno y el jefe de Estado no regresó anticipadamente de la cumbre del G20 en Argentina. El grupo de manifestantes que rechazan el alza de impuestos a los combustibles, amorfo y organizado por las redes sociales, expresa además a amplias franjas de una clase media empobrecida.

El Arco del Triunfo tomado por asalto, la avenida de los Campos Elíseos, la avenue Foch, Kleber y Friedland, la plaza de la Opera, la Vêndome, sus calles más elegantes, sus vehículos más sofisticados, los bancos, algunos de sus boutiques más lujosas, y muchos edificios, todos sufrieron incendios o eran atacados por vándalos o “casseurs”, en un día en que la cólera de una clase media disminuida se metaforseó y fue confiscada en una insurrección inmanejable, violenta y sin diálogo.

Una situación prerrevolucionaria, extremadamente peligrosa para una Francia que ha perdido la paciencia, con una clase media que no puede vivir con 1300 euros por mes frente a los impuestos de la “transición ecológica” y que enfrenta las elecciones europeas en mayo. Los “Chalecos Amarillos” exigen la dimisión de Emmanuel Macron.

Los protagonistas de esta violencia sin par no fueron los Chalecos. También había expertos en guerrilla urbana, que confrontaban en pequeños grupos contra la policía y se desplazaban rápidamente a otros barrios. El fuego y la violencia recordaba la rebelión social de 2005 en los suburbios parisinos.

La avenue Kleber, donde se encuentran embajadas y bancos, entre Trocadero y el Arco del Triunfo, es el espejo de la bronca: fue devastada y robada, incendiaron sus automóviles, robaron sus boutiques, bancos y hoteles, destrozaron sus bares y quemaron todo. La rue de Rivoli es otra de las más afectadas y piden a los vecinos precaución para salir, mientras la capital es un concierto de sirenas. La Galerie Lafayette y Printemps fueron evacuadas por razones de seguridad. Inédito en París. Grupos de ultraizquierda y de ultraderecha, usurpando el chaleco amarillo de protesta, actúan, se dividen, roban, rompen y se vuelven a organizar en otro barrio.

Los chalecos amarillos protestan por el aumento de los combustibles y el costo de vida

Los chalecos amarillos protestan por el aumento de los combustibles y el costo de vida

Al menos hay fueron 224 personas detenidas y había anoche 92 heridos en París, entre ellos, 25 miembros de las fuerzas de seguridad. Según las autoridades, participaron 75.000 manifestantes en toda Francia, donde salvo en Nantes, las manifestaciones fueron pacíficas.

La tercera marcha de los Chalecos Amarillos se transformó en una pesadilla para sus protagonistas, que buscan diferenciarse con sus reivindicaciones de la violencia de los “casseurs”. El problema es cómo.

Cuando los “Chalecos Amarillos” iniciaban su tercera marcha en Paris, autoconvocada por las redes sociales y se habían autorizado concentraciones en la plaza de la Bastilla y República, los vándalos les ganaron de mano. Con martillos, hachas y caras cubiertas, forzaron la entrada a las 8.45 de la mañana en la avenida de los Campos Elíseos y comenzaron una batalla campal con la policía que duró todo el día. A pocos metros, pacíficamente, unos 300 Chalecos Amarillos marchaban y reclamaban la dimisión de Macron. Pero eran dos clases de cólera: una republicana y otra insurreccional, una rebelión de odio.

Un auto incendiado durante las protestas en Paris. ( Alain JOCARD / AFP)

Un auto incendiado durante las protestas en Paris. ( Alain JOCARD / AFP)

Nosotros estamos en tren de recuperar el orden”, dijo el secretario de estado Laurent Núñez en la noche del sábado, ante el asombro de la opinión pública. El funcionario separó a los “casseurs” de los “Chalecos Amarillos” exasperados. Pero se olvidó de decir que el gobierno debe encontrar una solución a un país fraccionado, con cólera profunda, que ya no cree en la clase política. Nadie escucha al otro.

Si bien la policía había conseguido controlar la situación después del mediodía, cuando la luz comenzó a bajar el caos aumentó en toda la ciudad, especialmente en la rue de Rivoli y Bastilla. Los incendios se multiplicaron en la Avenue Kleber y aparecieron jóvenes armados con armas de fuego y cuchillos que están en los alrededores de la ciudad en acción. La muy chic Plaza de Trocadero fue copada y destruida.

Barricadas y manifestaciones en Los Campos Eliseos, Paris.  (EFE/EPA/ETIENNE LAURENT)

Barricadas y manifestaciones en Los Campos Eliseos, Paris. (EFE/EPA/ETIENNE LAURENT)

Escenas de caos en la avenida Raymond Poincaré, en el barrio XVI, donde los autos fueron dados vueltas e incendiados, las boutiques robadas y no había un solo policía en el lugar. Antes los “casseurs” hicieron caer una barrera metálica en un edificio con jardín sobre la plaza de la Etoile, entre la avenida Kleber y Victor Hugo, rompieron los vidrios y entraron. La avenida Foch fue la próxima, donde se encuentra la residencia diplomática del embajador argentino.

El ex presidente socialista Francois Hollande condenó con toda su fuerza “la violencia inadmisible, intolerable, incalificable”. Marine Le Pen, líder del ahora rebautizado Rassemblement National, llamó “a los Chalecos Amarillos a abandonar el lugar y permitir el trabajo de las fuerzas de seguridad. Pero exigió a Macron a “recibir a los jefes de partido de la oposición a su regreso de Argentina”.

Los manifestantes utilizan un auto para armar una barricada. ( Alain JOCARD / AFP)

Los manifestantes utilizan un auto para armar una barricada. ( Alain JOCARD / AFP)

“Nosotros estamos abiertos al diálogo con aquellos que sinceramente están dispuestos al diálogo”, dijo Benjamín Griveaux, portavoz del gobierno. Por primera vez, el gobierno anuncia que va a “dialogar”. Significa, de alguna manera, ceder a las reivindicaciones, que hasta ahora han sido ignoradas por Macron.

Pero Macron y su primer ministro se encuentran bajo fuertes críticas porque este fenómeno lleva tres semanas y no han conseguido elaborar un mecanismo de comunicación y escucha con los manifestantes ni encontrar un camino para calmarlos. Una señal clara, política es indispensable por parte del presidente.

Pintada en el Arco del Triúnfo que dice: "Los chalecos amarillos triunfarán". (REUTERS/Stephane Mahe)

Pintada en el Arco del Triúnfo que dice: “Los chalecos amarillos triunfarán”. (REUTERS/Stephane Mahe)

“Yo no soy violenta, soy profesora jubilada. Este gobierno no escucha, están aislados en su torre de Marfil. Lo grave es que no saben lo que nos pasa y hasta dónde esta rabia crece. Van a perder toda la confianza de la gente porque no escuchan ni respetan”, dijo Amelie, una profesora de la Picardie, refugiada en la avenida Marceau de los gases lacrimógenos. Pierre, agricultor, la acompaña: “No entienden que nosotros no podemos vivir más con nuestro sueldo. Hay un empobrecimiento generalizado”.

tanques hidrantes de la policía intentan apagar el fuego de las barricadas de los manifestantes. ( EFE/EPA/ETIENNE LAURENT)

tanques hidrantes de la policía intentan apagar el fuego de las barricadas de los manifestantes. ( EFE/EPA/ETIENNE LAURENT)

El extraño affaire Benalla y sus consecuencias, las frases arrogantes presidenciales para comunicar con sus electores, las reformas que no llegan han ido aislando a Macron de su base electoral y la esperanza de un cambio. El temor es hasta dónde esta movilización popular amorfa, sin base política declarada, puede debilitar a Macron y a una mayoría parlamentaria, sin experiencia pero inquieta. La solución la tiene Macron y la política y no la policía antimotines.

Cuando la petición contra el alza de precios de los carburantes supera el millón de firmas, es evidente que las razones de esta movilización han superado sus orígenes. Representan hoy ese “histórico malestar francés”, que sintetiza años de fractura social, desempleo, los impuestos más altos de Europa, un Estado irreformable, imposibilidad de contratar de los pequeños comerciantes y “entrepeneurs” por las cargas patronales y un estado de dependencia de los desempleados por parte del Estado, que facilita más no trabajar que conseguir un empleo con su pesada burocracia.

“Francia está harta. Esto es como otro Mayo del ‘68 para los que lo vivimos o como la III República para los mayores. Si Macron no toma el toro por las astas, si no resuelve con inmediatas reformas, con menos impuestos y no con otra reunión dentro de tres meses, el pueblo entero va a salir a la calle y lo van a tirar del gobierno. Yo nunca he visto tanto hartazgo en jóvenes, en viejos, en la gente que lo votó. Creáme: el país está en pie de guerra y el gobierno no se da cuenta. No nos escucha”, sintetiza Richard, un florista, frente a la Prefectura de la policía de París, que no puede contratar un ayudante a causa de las cargas sociales que imponen.

Clarin

Seguir leyendo

Internacional

Trump sugiere crear un canal de televisión para competir con CNN

Publicado

on

Donald Trump sugirió mediante su cuenta de Twitter crear un canal de televisión internacional para hacer competencia a CNN

Por: Julio Félix
El presidente de EU, Donald Trump, continúa con las presiones para la cadena de televisión CNN y ahora el mandatario propuso crear una empresa que le pueda competir al gigante de la información en EU.

Mediante su cuenta de Twitter, Trump sugirió crear un nuevo canal de televisión internacional para competir con la cadena CNN, que a su juicio da una imagen “injusta y falsa” del país en el mundo.

Aunque a CNN no le va muy bien en EU en audiencia, fuera de ahí tienen muy poca competencia. En todo el mundo, CNN tiene una voz poderosa que retrata a EU de una forma injusta y falsa”, escribió Trump en su cuenta de Twitter.

Hay que hacer algo, incluida la posibilidad de que Estados Unidos comience nuestro propio Canal Mundial para mostrar al Mundo que realmente somos ¡Grandes!”, agregó.

Trump se pronunció así a pesar de que EU ya posee un canal internacional financiado con fondos públicos, Voice of America, que produce contenidos para televisión, radio y plataformas digitales en más de 40 idiomas en decenas de países de todo el mundo.

El nuevo ataque de Trump a CNN llega una semana después de que la Casa Blanca restaurara la credencial de Jim Acosta (foto), reportero de la cadena, después de que lo ordenara un juez. La Casa Blanca decidió retirar la credencial permanente de prensa a Acosta después de que mantuviera un encontronazo verbal con Trump durante una tensa rueda de prensa el pasado 7 de noviembre.
Con una audiencia semanal de 275.2 millones de personas el año pasado, según datos oficiales, Voice of America es la mayor emisora internacional de EU por encima de los canales globales de CNN.

Trump ha convertido a la cadena CNN en uno de los blancos preferidos de sus frecuentes ataques a la prensa, y este mes se enfrentó en los tribunales con el canal a raíz de la retirada de la acreditación de prensa a un corresponsal de ese medio ante la Casa Blanca, Jim Acosta, quien finalmente recuperó su credencial.

El mandatario emplea muchos esfuerzos en contrarrestar con sus tuits el discurso de los medios de comunicación generalistas y, según informaciones de prensa, si hubiera perdido las elecciones de 2016 tenía previsto lanzar su propio canal televisivo, “Trump TV”.

 

Foto: Andrew Harnik AP

Fuente: Tribuna

Seguir leyendo

Internacional

“Dios me cuida”: la historia de la abogada argentina que defendía a uno de los capos más pesados de América Latina y fue acribillada en Paraguay

Publicado

on

Laura Marcela Casuso, que representaba entre otros a Jarvis Chimenes Pavao, figura clave del sanguinario Primeiro Comando da Capital, fue acribillada anoche en Pedro Juan Caballero. El silencio frente a su familia, el factor Bolsonaro y la preocupación de las fuerzas de seguridad argentinas

Casuso, foto de sus redes sociales.

Casuso, foto de sus redes sociales.

Laura Marcela Casuso no les decía mucho a sus familiares en Resistencia, Chaco. No la veían mucho tampoco. Laura solía estar constantemente de viaje en Brasil, por ejemplo, donde vivían o estaban detenidos muchos de sus clientes. La Argentina era algo relativamente distante para ella: había dejado el Chaco hace más de 20 años para recibirse de abogada en una universidad del país vecino e instalarse en Pedro Juan Caballero, una ciudad de frontera entre Paraguay y Brasil, donde fue madre de tres hijos.

Confiaba en un miembro de su familia en particular al que le hablaba de “cosas” en “un ambiente feo”, sin muchos detalles. Otros cerca de ella le advertían de su clientela, de los riesgos de defender a gente así, delincuentes feroces, narcotraficantes, asesinos de megabandas que hacen ver a los capos argentinos como dóciles en comparación, criminales de otra espesura, de otro calor.

Laura, de 54 años de edad, no tenía custodios, al menos no viajaba a la Argentina con ellos. “Dios me cuida”, decía Casuso a su familia. Dios y la camioneta blindada en la que solía moverse.

Anoche, Casuso fue acribillada en Pedro Juan Caballero mientras conducía su Toyota Hilux, murió en el Hospital Regional tras una intervención quirúrgica. Las diez balas impactaron en el tórax, en el abdomen, en el cuello y en los brazos. La prensa paraguaya confirmó la noticia y recordó, de inmediato, a su principal cliente.

Durante al menos los dos últimos años, Casuso había defendido a Jarvis Chimenes Pavao, uno de los aliados clave del Primeiro Comando da Capital, el PCC, una banda armada de delincuentes conformada por ex presos brasileños, y quizás el narcotraficante más peligroso en la frontera entre Paraguay y Brasil.

Laura Casuso, la abogada asesinada este lunes.

Laura Casuso, la abogada asesinada este lunes.

Toda la historia del PCC está hecha con sangre. Fundado a comienzos de los 90 en la cárcel de Taubaté en San Pablo, la masacre de Carandirú con 111 internos muertos fue instrumental en su creación. Envueltos en una extraña mística de pertenencia, sus miembros comenzaron campañas armadas de robo y narcotráfico a gran escala.

Se creía en 2016 que el PCC tenía al menos 200 miembros estacionados en la zona de Ponta Porá, la ciudad del Mato Grosso brasileño lindante con Pedro Juan Caballero. Jarvis es, precisamente, oriundo de Ponta Porá.

Hizo del lugar la base de su pequeño imperio con su casa, mezcla de mansión y bunker fortificado. Se sospecha que hasta tuvo su propia miniflota de aviones para mover droga. Cayó en 2009, frente a una mesa repleta de ametralladoras. Fue condenado en 2014 a 17 años de cárcel. Su hermano Ronny, otro jugador pesado en el esquema, terminó asesinado de doce tiros en Ponta Porá en marzo de 2017.

Jarvis no era el único pesado que Casuso defendía: en su lista de clientes también estaba Marcelo Pinheiro, alias “Piloto”, parte del Comando Vermelho, banda rival del PCC.

Jarvis Chimenes Pavao, principal cliente de Casuso.

Jarvis Chimenes Pavao, principal cliente de Casuso.

El asesinato sicario de Casuso no es un recorte de diario suelto para las autoridades argentinas. Esta mañana, un funcionario de un organismo estatal nacional recibió informalmente un reporte de las fuerzas de seguridad paraguayas en su teléfono redactado desde la Dirección de Policía de Amambay que reportaba la muerte de la abogada. La preocupación fue evidente. “Con este tema te diría que dormimos la siesta de una manera alarmante”, asegura.

Lo cierto es que el PCC está en la mira de funcionarios hace varios años por sus movimientos argentinos: Priscila Galhego Luiz, jefa de cuadrilla del Comando, chefe da quadrilha, una jefa de banda con 15 años de carrera, responsable de golpes contra objetivos de lujo en San Pablo, Brasilia y Recife, fue capturada el año pasado en un hotel de Congreso con una orden de Interpol sobre su cabeza. Parte de su banda había caído también a comienzos de marzo del año pasado en San Pablo: fuentes policiales brasileñas calcularon un botín total logrado en los últimos cinco años de más de un millón y medio de dólares.

Imagen del atentado tomada por cámaras de seguridad.

Imagen del atentado tomada por cámaras de seguridad.

Renato Dutra Pereyra y Thiago Ximenez, parte de la megafuga del penal de Ezeiza de 2013, fueron sospechados de pertenecer al Primeiro Comando. Llegaron a Ezeiza con una condena pesada: 20 años de cárcel confirmados por la Cámara Segunda en lo Criminal de Resistencia, Chaco, por robo a mano armada, portación de arma de guerra y privación ilegítima de la libertad.

Ambos estuvieron presos en la Unidad Nº 7 del SPF en Chaco, la Prisión Regional del Norte, una de las principales dependencias de máxima seguridad en el interior. En 2010, la Unidad Nº 7 se despertó con un estruendo: un explosivo estalló en uno de sus muros aunque no lo perforó, un intento fallido. Un intento de liberar a Ximenez y Dutra Pereyra fue la principal hipótesis en los cálculos privados del SPF.

Hoy, las preocupaciones en ciertos sectores locales son mucho más concretas. El endurecimiento contra el delito que promete la presidencia de Jair Bolsonaro -cuyo partido, el PSL, vinculó en un primer momento el atentado sufrido por Bolsonaro al PCC, según declaraciones a la agencia Reuters– podría causar, según cálculos de inteligencia, una migración de miembros del Comando. Su carisma y poder de captación pueden ser un problema, con la prédica no a presos y criminales brasileños sino a delincuentes paraguayos, donde el PCC tiene su historia. Los paraguayos conforman, por su parte, el mayor bloque de extranjeros en los penales federales argentinos.

La familia argentina de Casuso, por lo pronto, planea viajar a Pedro Juan Caballero para asistir a su velatorio.

Seguir leyendo

Tendencia