Connect with us

Internacional

Trump presentó su plan de paz para Medio Oriente y propuso “duplicar el territorio” de Palestina si renuncia al terrorismo

Avatar

Published

on

Los líderes palestinos ya habían adelantado su rechazo a cualquier propuesta que tenga a Estados Unidos como único mediador, aunque el mandatario norteamericano sostuvo que la iniciativa es “excesivamente buena” para ellos

 

 

 

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, presentó este martes los detalles del conocido como “Acuerdo del siglo”, su propuesta para intentar solucionar el conflicto de Medio Oriente, que implica duplicar el territorio de los palestinos a cambio de que éstos renuncien al terrorismo.

En una conferencia conjunta con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, Trump afirmó que su país estaba tomando “un gran paso” hacia la paz.

Durante su discurso, el mandatario estadounidense dijo que los palestinos “merecen una vida mucho mejor”. Antes, había afirmado que “muchos” países árabes se han mostrado de acuerdo con el plan, si bien la Autoridad Palestina ya ha expresado su rechazo frontal. Sobre el punto, el mandatario advirtió que esta podría ser “la última oportunidad” para los palestinos, y que se había comunicado con Abbas para compartir con él el proyecto.

En la propuesta presentada el martes, figura la creación de un estado Palestino independiente, cuya capital esté ubicada en Jerusalén Este. Además, se congelará 4 años desarrollo israelí en una zona que estaría prevista para el Estado palestino.

“Ni israelíes ni palestinos tendrán que abandonar sus casas”, añadió.

El presidente de los EEUU, Donald Trump, junto al primer ministro, Benjamin Netanyahu (REUTERS/Brendan McDermid)

El presidente de los EEUU, Donald Trump, junto al primer ministro, Benjamin Netanyahu (REUTERS/Brendan McDermid)

“Este mapa duplicará el territorio de los palestinos, con una capital en Jerusalén Este, donde Estados Unidos abrirá orgullosamente una embajada”, detalló el mandatario, aunque advirtió que, para eso, los palestinos deberán “renunciar al terrorismo”.

“No fui elegido para hacer cosas fáciles o esquivar los problemas importantes”, dijo Trump, y agregó: “Ha sido un largo y difícil proceso”.

El acuerdo, que ya tiene el respaldo de Netanyahu, posee 80 páginas, 50 de las cuales constituyen el plan político anunciado el martes y 30 una propuesta de 50.000 millones de dólares para la reactivación económica de Palestina, Jordania y Egipto, que se había anunciado en julio.

En uno de los puntos de su alocución, el presidente aclaró que Jerusalén permanecerá como la “capital indivisible” de Israel, lo que fue ovacionado por el público presente.

El primer ministro israelí señaló asimismo que los refugiados palestinos no tendrán derecho a regresar a Israel, en tanto se dijo dispuesto a acordar con los palestinos “un camino hacia un futuro estado”, aunque puso como condición que reconozcan al “Estado judío”.

Donald Trump (Reuters)

Donald Trump (Reuters)

El premier israelí, Benjamin Netanyahu, quien tomó la palabra después de Trump, dijo que se trataba de “un día histórico”, y confirmó que Israel mantendrá la soberanía sobre la zona del valle de Jordania.

También confirmó que los Estados Unidos reconocerán los asentamientos israelíes en ese área, lo que significaría la anexión de alrededor del 30% del territorio de Cisjordania.

“Esto nos dará una frontera oriental permanente para defendernos”, apuntó Netanyahu, quien volará desde Washington con destino a Moscú para informar a Vladimir Putin del plan de Trump.

Apoyo de Johnson al plan de Trump

El gobierno británico estimó el martes que el plan presentado por Trump para resolver el conflicto palestino-israelí “podría constituir un avance positivo”.

Rechazado de entrada por los palestinos, el plan fue discutido telefónicamente entre Donald Trump y el primer ministro británico, Boris Johnson.

“Podría ser un avance”, indicó un portavoz de Johnson.

“Excesivamente bueno” para los palestinos

Antes de la presentación, Trump había asegurado que los palestinos “deberían querer” el “Acuerdo del siglo”. “Probablemente no lo van a querer de entrada, pero creo que al final sí lo harán”, añadió.

De esta forma, sostuvo que “es muy bueno para ellos” y que “de hecho, es excesivamente bueno para ellos”. “Sin ellos, no hay acuerdo”, indicó, antes de recordar que Estados Unidos “cortó la ayuda a los palestinos”, algo que “no le gustó hacer”.

“Lo hicimos. Creo que hay una muy buena oportunidad y que van a querer esto”, argumentó. “Si lo conseguimos, será un gran tributo para todos. Si no, la vida sigue”, remachó.

El asesor de la Casa Blanca, Jared Kushner, durante la conferencia de prensa conjunta entre Donald Trump y Jared Kushner (REUTERS/Brendan McDermid)

El asesor de la Casa Blanca, Jared Kushner, durante la conferencia de prensa conjunta entre Donald Trump y Jared Kushner (REUTERS/Brendan McDermid)

Un punto clave en la estrategia de Kushner es reclutar a países árabes de la región para que convenzan a los palestinos de acercarse a la mesa negociadora, y después de meses de contactos, la Casa Blanca ya ha compartido detalles del plan con “aliados importantes” en la zona, dijo a Efe una fuente oficial estadounidense.

Rechazo desde Palestina

El primer ministro palestino, Mohamed Shtayé, había hecho el lunes un llamamiento a la comunidad internacional para que rechace el “Acuerdo del siglo”.

Queremos que la comunidad internacional no sea un socio en este acuerdo, ya que contradice el alfabeto del Derecho Internacional y los derechos inalienables de nuestro pueblo”, señaló, según ha informado la agencia palestina de noticias WAFA. Así, sostuvo que el plan beneficia a Israel a costa de los derechos del pueblo palestino, antes de recalcar que no constituye una base sobre la cual trabajar para resolver el conflicto.

Shtayé manifestó que la propuesta sacude los pilares de la Iniciativa de Paz Árabe -aprobada en 2002 y respaldada posteriormente en 2007 y 2017-, al tiempo que reiteró que Jerusalén Este debe ser la capital del futuro Estado de Palestina.

Este martes en la Franja de Gaza se organizaron protestas contra el gobierno estadounidense (Reuters)

Este martes en la Franja de Gaza se organizaron protestas contra el gobierno estadounidense (Reuters)

Este plan no devuelve la tierra ocupada a su pueblo, no reconoce las fronteras de 1967, no reconoce Jerusalén como territorio ocupado, sino que se lo da a Israel como capital, lanza una guerra financiera contra la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo (UNRWA), cierra la oficina de Palestina en Washington y trabaja para secar las fuentes financieras de la Autoridad Palestina”, explicó.

Por ello, reiteró que “no es otra cosa que un plan para liquidar la causa palestina”. Shtayé pidió además que “la nación árabe esté más unida que nunca y sea un escudo que proteja a Palestina de la gran conspiración y salvaguarde los derechos de su pueblo”.

La Autoridad Palestina ya ha rechazado la mediación de Estados Unidos por su decisión sobre el estatus de Jerusalén, argumentando que mantiene una postura sesgada y favorable a los intereses de Israel.

Trump anunció el 6 de diciembre de 2017 el cambio a Jerusalén su Embajada en Israel, dinamitando con ello el único punto de consenso en la comunidad internacional sobre el conflicto entre israelíes y palestinos: que el estatus de la ciudad santa debía decidirse en un eventual diálogo de paz. Un total de 128 países se manifestaron en contra de este movimiento en una votación de la Asamblea General de Naciones Unidas, pese a lo cual Estados Unidos y sus aliados han seguido adelante con sus planes. Israel considera zanjada la cuestión de la capitalidad de Jerusalén.

(Con información de Europa Press y EFE)

INFOBAE

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Internacional

La BBC anuncia 450 despidos en sus emisoras regionales

Avatar

Published

on

Los recortes se añaden a los ya previstos antes de la crisis del coronavirus

En la era de Facebook y los grupos de WhatsApp, la dirección actual de la BBC cree que su servicio regional ha cambiado muy poco en los últimos 50 años y necesita reinventarse. “Debemos adaptarnos para reflejar mejor el modo en que los ciudadanos viven su vida, cómo obtienen la información y qué tipo de contenido desean”, ha dicho Helen Thomas, la directora de BBC Inglaterra. La traducción del inesperado anuncio de la cadena pública será el despido de 450 empleados, que se sumarán a los centenares de despidos ya previstos antes de que estallara la crisis del coronavirus, que de momento permanecen en suspenso.

Al menos 7 de los 20 presentadores de los boletines regionales de noticias de las 18.30hs (19.30, horario peninsular español) perderán su empleo, y varias de las emisoras de radio local que la BBC mantenía por todo el país dejarán de emitir programación. Las 39 estaciones que vieron reducido su horario de emisión por causa de la pandemia mantendrán ya definitivamente este formato reducido. La entidad confía en ahorrar cerca de 28 millones de euros para 2022 gracias a estos recortes. “Vamos a modernizar nuestra oferta a la audiencia inglesa de modo que lo digital constituya el centro de toda nuestra tarea. Vamos a mantener las lecciones adquiridas en esta crisis de la covid-19 que nos han hecho más ágiles y más cercanos a las comunidades a las que servimos, a la vez que nos aseguramos de seguir siendo igual de eficientes”, ha dicho Thomas.

La decisión ya se intuía desde hace semanas por muchos de los empleados de la BBC, que han hecho circular en busca de firmas en los últimos días una carta abierta a la dirección para que se replanteara la medida. “Nunca como en estos momentos ha sido tan importante el periodismo de investigación, la obligación de hacer responsables de sus actos a las autoridades y la necesidad de reflejar la diversidad regional de Inglaterra”, que ha obtenido el respaldo de personalidades como el actor y escritor Stephen Fry, el director de cine Ken Loach o el actor Dominic West.

La BBC ha designado recientemente como director general a Tim Davie, un veterano ejecutivo del área comercial de la corporación, para sustituir a Tony Hall, que anunció su dimisión poco después de la llegada a Downing Street de Boris Johnson. El Gobierno conservador tiene una guerra abierta con la institución, a la que acusa de no haber mantenido su imparcialidad durante la crisis del Brexit que dividió a los británicos. El Ejecutivo ha amenazado con despojar de sanción penal el impago de la tasa de 174 euros que los británicos deben pagar por el uso de los servicios de la BBC. Una decisión de esas características debilitaría notablemente las ya escasas finanzas de la cadena pública.

Por: Rafa de Miguel
Foto: Will Oliver / EFE
Fuente: Diario El País

Continue Reading

Internacional

India bate otra vez récord de casos diarios de coronavirus, con más de 22.000

Avatar

Published

on

Es el cuarto país con más contagios de coronavirus, un total de 648.315, solo superado por Estados Unidos, Brasil y Rusia

sábado, 4 de julio de 2020 · 10:13

 

India registró un récord de 22.771 casos del nuevo coronavirus en las últimas 24 horas, informaron hoy autoridades de ese país.

India es el cuarto país con más contagios de coronavirus, un total de 648.315, solo superado por Estados Unidos, Brasil y Rusia.

La nación asiática de 1.300 millones de habitantes acumula 18.655 muertos por el virus.

De las 442 muertes registradas por la enfermedad en las últimas 24 horas, 198 ocurrieron en el estado de Maharashtra, dijo el Ministerio de Salud, citado por la cadena BBC.

El país superó los 600.000 contagios esta semana tras promediar los 20.000 por día.

Esta semana, además, inauguró su primer banco de plasma para tratar a pacientes con casos graves de la enfermedad.

Más del 60% de los contagios se concentran en Maharashtra, donde está Mumbay, en el estado de Tamil Nadu y el territorio capital de Nueva Delhi.

FOTO : REPORTE INDIGO

FUENTE : INFOBAE

Continue Reading

Internacional

Facebook niega beneficiarse del odio

Avatar

Published

on

Nick Clegg explica la postura de la empresa: “Miles de millones de personas usan Facebook e Instagram porque tienen buenas experiencias en nuestras apps”, explica

Por: Nick Clegg, vicepresidente de asuntos públicos y comunicaciones de Facebook
La polarización y las tensiones que atraviesan a la sociedad se reflejan en las redes sociales. Y plataformas como Facebook son el espejo de esas discusiones: con más de 3 mil millones de personas usando las aplicaciones de Facebook mensualmente, todo lo bueno, lo malo y lo feo de nuestras sociedades encontrará un lugar para ser expresado. Eso pone una gran responsabilidad en Facebook y en otras compañías de redes sociales para decidir qué contenido es aceptable.

Facebook ha recibido muchas críticas en las últimas semanas por su decisión de permitir que publicaciones controvertidas del presidente estadounidense, Donald Trump, se mantengan en la plataforma, y también fue cuestionada por personas y empresas que se anuncian en nuestros servicios sobre cómo abordamos el discurso de odio. Quiero ser claro: Facebook no se beneficia del odio. Miles de millones de personas usan Facebook e Instagram porque tienen buenas experiencias en nuestras apps. Nuestra comunidad no quiere ver contenido de odio, nuestros anunciantes no quieren verlo, y nosotros tampoco. No hay incentivo alguno para que hagamos otra cosa que no sea eliminarlo.

Más de 100 mil millones de mensajes son publicados diariamente en nuestros servicios. Somos nosotros hablando, compartiendo nuestras vidas, nuestras opiniones, nuestras esperanzas y nuestras experiencias. En esas miles de millones de interacciones, una pequeña fracción es contenido de odio. Cuando encontramos publicaciones de este tipo en Facebook e Instagram, tenemos tolerancia cero y las removemos. Cuando un contenido no clasifica para ser tratado como discurso de odio, ni es considerado dentro de otras políticas destinadas a prevenir daños o la supresión del voto, nos inclinamos por la libre expresión, porque en última instancia, la mejor manera de contrarrestar el discurso ofensivo, divisivo y dañino es con más conversación. Exponerlo a la luz es mejor que esconderlo en las sombras.

Desafortunadamente, la tolerancia cero no significa cero casos. Con el volumen de contenido que se publica diariamente en nuestras plataformas, erradicar el odio es como buscar una aguja en un pajar. Invertimos miles de millones de dólares anuales en recursos humanos y tecnología para mantener nuestra plataforma segura. Hemos triplicado nuestro equipo de seguridad hasta llegar a las actuales 35 mil personas. Somos pioneros en la aplicación de inteligencia artificial para eliminar contenido de odio a escala.

Y hemos progresado. Un informe reciente de la Comisión Europea reveló que Facebook revisó el 95,7% de los reportes de discurso de odio en menos de 24 horas, más rápido que YouTube y Twitter. El mes pasado, informamos que removimos casi el 90% del discurso de odio que encontramos antes de que alguien lo reportara. Esto representó un aumento del 24% en nuestra eficacia en poco más de dos años. Actuamos sobre 9,6 millones de piezas de contenido en el primer trimestre del 2020, frente a los 5,7 millones del trimestre anterior. Y el 99% del contenido de ISIS y Al Qaeda que eliminamos es retirado antes de que alguien lo reporte.

Estamos mejorando, pero no somos complacientes. Es por eso que anunciamos recientemente nuevas políticas y productos para asegurar que todos puedan mantenerse seguros, informados y, en última instancia, puedan usar su voz donde más importa: el voto. Esto incluye el despliegue de la mayor campaña de información electoral en la historia de los EEUU, una iniciativa que busca registrar a cuatro millones de votantes. También, implementamos actualizaciones a las políticas diseñadas para combatir la supresión del voto y el discurso de odio. Muchos de estos cambios son el resultado directo de contribuciones de la comunidad de derechos civiles. Seguiremos trabajando con ellos y junto a otros expertos para ajustar nuestras políticas y abordar nuevos riesgos a medida que vayan surgiendo.

Es comprensible y necesario hacer foco en el discurso de odio y en otros tipos de contenido dañino en las redes sociales, pero vale la pena recordar que la gran mayoría de las conversaciones que suceden son positivas.

Lo vimos cuando se desató la pandemia de coronavirus. Miles de millones de personas usaron Facebook para mantenerse conectadas cuando estaban físicamente separadas. Abuelos y nietos, hermanos y hermanas, amigos y vecinos. Y más que eso, las personas se unieron para ayudarse mutuamente. Se formaron miles y miles de grupos locales, y millones de personas se organizaron para ayudar a los más vulnerables en sus comunidades. Otras, para celebrar y apoyar a los trabajadores de la salud. Y cuando las empresas tuvieron que cerrar sus puertas al público, para muchos, Facebook fue su salvavidas. Más de 160 millones de negocios usan las herramientas gratuitas de Facebook para llegar a los clientes, y muchos las emplearon para mantenerse a flote, lo que ayudó a preservar empleos y el sustento de muchas personas.

Es importante destacar que Facebook contribuyó para que las personas obtuvieran información precisa y confiable sobre temas sanitarios. Orientamos a más de 2 mil millones de personas en Facebook e Instagram para que accedan a la información de la Organización Mundial de la Salud y de otras autoridades de salud pública. Y más de 350 millones de personas hicieron clic para ver ese contenido.

Y vale la pena recordar que cuando las cosas más oscuras están sucediendo en nuestra sociedad, las redes sociales les brindan a las personas una herramienta para echar luz. Para mostrarle al mundo lo que está sucediendo; organizarse contra el odio y unirse; y para que millones en todo el mundo expresen su solidaridad. Lo hemos visto en innumerables ocasiones, y lo estamos viendo ahora mismo con el movimiento Black Lives Matter.

Es posible que nunca podamos erradicar el odio por completo en Facebook, pero estamos mejorando constantemente en la tarea de detenerlo.

Boicot de anunciantes en Facebook empieza a sacudir a los inversores
Por: Kaya Yurieff

Tras varios días de ignorar en gran medida las noticias sobre un creciente boicot de los anunciantes de Facebook, ahora parece que los inversores están prestando atención.

Las acciones de Facebook cayeron casi un 3% durante las primeras operaciones de este lunes ––antes de recuperarse––, luego de que grandes marcas como Starbucks, Coca-Cola y Hershey’s informaran que suspenderían su gasto en la plataforma de redes sociales por preocupaciones acerca del manejo de desinformación y discursos de odio.

La caída se produce después de que las acciones de Facebook cerraran el viernes un 8% a la baja, por las noticias de que Unilever, la compañía masiva de artículos para el hogar, detendría su publicidad en Facebook y Twitter durante el resto del año. (Las acciones de Twitter también experimentaron una disminución similar el viernes).

Los movimientos en las acciones resaltan una nueva incertidumbre sobre cuánto podría el boicot afectar la máquina de ventas de anuncios de Facebook. Gran parte de los ingresos publicitarios de Facebook provienen de pequeñas y medianas empresas, lo que potencialmente lo aislaría de un déficit de ingresos excesivo a raíz del boicot. Pero algunas marcas como Starbucks ocupan un lugar destacado en la lista de los que más gastan en publicidad en Facebook, según las estimaciones de Pathmatics, una firma de inteligencia de mercado.

“Facebook necesita abordar este problema de manera rápida y efectiva para evitar que los retiros publicitarios puedan salirse potencialmente de control”, advirtió Bradley Gastwirth, estratega jefe de tecnología de Wedbush Securities.

Una coalición de derechos civiles ––que incluye la Liga Antidifamación (ADL, por sus siglas en inglés) y la Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color (NAACP, por sus siglas en inglés)–– lanzó la campaña #StopHateforProfit a principios de este mes, la cual pide a las grandes corporaciones detener la publicidad en Facebook durante el mes de julio, debido a la “falla reiterada” de la plataforma “para abordar de manera significativa la gran proliferación de odio”.

Las marcas de ropa para exteriores, incluidas The North Face y REI, estuvieron entre las primeras en unirse a la campaña de presión. Pero desde entonces, una larga lista de nombres reconocidos ––como Honda, Levi Strauss, Verizon y, desde este lunes, Denny’s–– han seguido su ejemplo. Algunas compañías, como Starbucks y Unilever, optaron por ir más allá del alcance de la campaña al repensar el gasto en las plataformas de redes sociales, no solo en Facebook.

En el programa “Reliable Sources” de CNN este domingo, el vicepresidente de asuntos públicos de Facebook, Nick Clegg, rechazó la premisa del boicot y dijo que el gigante de las redes sociales no se beneficia de la proliferación del discurso de odio en su plataforma.

“No tenemos ningún tipo de incentivo para tolerar el discurso de odio”, le dijo Clegg a Brian Stelter de CNN. “No nos gusta, a nuestros usuarios no les gusta, a los anunciantes, comprensiblemente, no les gusta… Nos beneficiamos de la conexión humana positiva, no del odio”, insistió.

La semana pasada, Facebook realizó una llamada con especialistas en mercadeo reconociendo un “déficit de confianza”, y envió múltiples correos electrónicos a los anunciantes en un esfuerzo por frenar el boicot. El viernes, el presidente ejecutivo Mark Zuckerberg se comprometió a prohibir los anuncios de odio y etiquetar las publicaciones controvertidas de los políticos.

Nicole Perrin, analista principal de la firma de investigación eMarketer, dijo que será difícil “analizar” los efectos del boicot desde el impacto de la pandemia en los resultados de Facebook. Algunas marcas, explicó, ya habían suspendido el gasto publicitario debido a la pandemia. Mientras tanto, otros anunciantes intervinieron para llenar el vacío y aprovechar precios más baratos.
Brian Fung, de CNN, contribuyó a este informe

Fuente: CNN

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Más Vistas