Connect with us

Policial

El video en el que preparaban un atentado en la Marcha del Orgullo de Buenos Aires: “Inmolándome en el camión habría más eficacia”

Publicado

on

Infobae accedió a la prueba principal de la causa en la que dos personas están detenidas y procesadas por planear un ataque durante la marcha del orgullo LGBT

El video muestra la imagen del canal de noticias con la información sobre la marcha del orgullo gay en la ciudad de Buenos Aires. Una mano señala la pantalla, hace gestos y dice: “Si pasás por la izquierda con el camión en zig-zag y son como ocho cuadras, nueve cuadras, los haces mierda a todos, ¿entendés? Y además inmolándome en el camión habría más eficacia en todo”.

Quien habla es Augusto Barraza y el video es la prueba principal en la causa en la que está preso y procesado junto a César Gutiérrez por intentar atentar contra el orden público para “imponer sus ideas o combatir las ajenas por la fuerza o el temor”, con el agravante de la aplicación de la ley antiterrorista. Ambos fueron detenidos el nueve de noviembre pasado, un día antes de la marcha de la comunidad Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (LGTB) que finalmente se suspendió por lluvia y que se realizó una semana después. Ese era su presunto objetivo.

Hace 10 días declararon en la Justicia que en realidad todo fue “una joda”. Infobae publica hoy el video por primera vez.

“Se hace en una avenida, la Avenida de Mayo. Y pasa por la avenida 9 de Julio. Esta es la avenida 9 de Julio y se hace desde la Plaza de Mayo, o sea la Casa Rosada, la Casa Rosada de la Nación donde está el Presidente, hasta el Congreso de la Nación, acá en Argentina. Y se hace por toda una avenida y ahí estaría bueno porque, hay algunos escenarios, pero si pasás por la izquierda con el camión en zig-zag y son como ocho cuadras, nueve cuadras, los haces mierda a todos, ¿entendés? Y además después inmolándote, bah, inmolándome en el camión habría más eficacia en todo, ¿entendés?”, dice Barraza en el video.

¿Realmente se iba a cometer el atentado?, le preguntó Infobae a uno de los investigadores del caso. “Es difícil de responder. Si era un juego, se pasaron de la raya. Y claramente no eran meros consumidores de hechos de terrorismo porque las pruebas demostraron que tenían un mayor involucramiento. Además, su modalidad responde al nuevo terrorismo: ya no hay grandes estructuras, sino más ‘lobos solitarios'”, contestó la fuente en referencia a atentados individuales, de los que los acusados hablaban.

La causa judicial comenzó en marzo pasado por un hecho que ocurrió en Colombia. Allí fue detenido el cubano estadounidense Raúl Gutiérrez Sánchez acusado de planificar atentados en ese país. En su celular se encontró el video y otra información que lo vinculaba a Barraza (20 años, estudiante de enfermería y empleado de una armería) y a Gutiérrez (22 años, estudiante de medios de la comunicación). Interpol hizo la denuncia y el caso recayó en el juez federal Rodolfo Canicoba Corral y el fiscal Franco Picardi.

La investigación determinó que Barraza habló sobre un camión Mercedes Benz tipo chasis con cabina, modelo 710, con la matricula “PJU 848”. “¿Qué patente tiene el camión?”, le preguntó una persona que no está identificad a Barraza. El vehículo pertenece a la empresa en la que trabaja su padre.

La marcha del orgullo gay que se hizo en Buenos Aires (Foto: Nicolás Stulberg)

La marcha del orgullo gay que se hizo en Buenos Aires (Foto: Nicolás Stulberg)

También la Dirección General de Criminalística de la Policía Federal concluyó que el ambiente en el que se grabó el video donde se especificaba como atentar a la comunidad gay es el mismo de la casa de Barraza, que fue allanada.

“El hermano de Argentina también anda en algo”, encontraron los investigadores en una conversación de Gutiérrez Sanchez. Ese “hermano” era Barraza. También se halló un grupo de Telegram llamado “Islamic State” con nombres ficticios: “Makin Muhannad” era Barraza y “Ale Sawarin”, Gutiérrez. “Yo no moriría por este mundo, moriría por Alá”, dice Barraza en esas conversaciones en las que también se comparten videos de decapitaciones y sobre cómo hacer detonaciones. “Estoy por hacerlo”, dice en otra conversación.

En la investigación judicial también se detectó que Gutiérrez Sánchez le transfirió tres dólares a Barraza. “No es significativo en términos de dinero pero indica que habían entablado un contacto financiero”, señaló la fuente.

También se estableció que Barraza recibió una caja con chocolates, un Corán, una túnica, un gorrito y un pendrive que le envió Faisal Mostafá, un hombre oriundo de Bangladesh, líder de una organización benéfica en Manchester, en Inglaterra, que usaría esa agrupación para captar futuros terroristas y que tiene vínculos con el Estado Islámico (ISIS). El juez Canicoba Corral envió exhortos a Inglaterra e Irlanda en los que solicitó información de Faisal Mostafá para saber si tiene antecedentes y si es reclutador de ISIS.

En las conversaciones también se revela la homofobia de los involucrados. “¿Qué opinan de la gente de Lut?“, pregunta Barraza. Gutiérrez preguntó “¿Lut?” y su interlocutor responde “Homosexuales”y ambos dijeron que “no merecen vivir y la forma es matarlos”.

El cubano estadounidense Raúl Gutiérrez Sánchez cuando fue detenido en Colombia

El cubano estadounidense Raúl Gutiérrez Sánchez cuando fue detenido en Colombia

Cuando Barraza y Gutiérrez fueron detenidos se negaron a declarar y negaron la acusación. Pero luego pidieron hacerlo. El 11 de diciembre pasado dijeron que en realidad todo fue “una joda” y que inventaron “personajes ficticios”.

Barraza dijo que desde chico le interesaron los temas de Medio Oriente y que primero entró en un grupo de Telegram de noticias, comenzó a leer el Corán y terminó en distintos grupos de esa red de comunicación: “En Telegram creé un personaje ficticio con el nombre que aparece ahí, hablando como si fuese un extremista, diciendo casi lo mismo que dicen los miembros de esas agrupaciones pero la realidad es que mi vida social fuera de Internet, yo no soy así, no odio a ninguna comunidad, a ninguna religión. Quiero dejar aclarado que soy católico bautizado y no odio a ninguna religión. Es más, tengo amigos de diferentes religiones, conocidos amigos, familiares, homosexuales”, dijo. Y agregó: “Las conversaciones que tenía con el ciudadano cubano empezó ‘en joda’. Yo siempre pensé que él era un chanta y estaba haciendo lo mismo que yo hacía. Hacer el personaje ese, que parecía un yihadista. Yo llegué a esto por curiosidad, por interés en saber lo que pasaba y no por otro motivo. Yo no tenía ningún objetivo. No soy un terrorista ni tampoco pertenezco a ninguna organización islámica”.

En su declaración, a la que accedió Infobae, también sostuvo que nunca iba a realizar un atentado, que no sabe manejar y que además tiene una deformación de nacimiento en las piernas que le impide hacerlo. “Al principio cuando empecé a hacer este personaje fui un inmaduro, un boludo al hablar de todas esas cosas que dije”, completó.

El juez Rodolfo Canicoba Corral (NA)

El juez Rodolfo Canicoba Corral (NA)

Por su parte, Gutiérrez se describió como una persona religiosa e interesada en ese tema y la historia de la humanidad y de las guerras. “Y me empecé a meter en grupos de Telegram de política, de religiosos islamistas, de izquierda, de derecha, comunistas y grupos para hacer amigos. Y luego al ver yo que estaban jodiendo con todo lo que decían en un grupo, empecé a hacer un personaje ficticio donde yo me metía en el papel de un terrorista ‘jodiendo’. Y hablaba boludeces. También en varios grupos pro-ISIS yo mandaba pornografía y que ellos me quitaban de los grupos o directamente cuando yo ponía pornografía, para contrarrestar lo que yo estaba mandado, ellos publicaban su bandera cochina flameando, hombres prendiéndose fuego, decapitaciones”, contó. Según declaró, por ese motivo lo sacaban de los grupos, lo amenazaban con cortarle la cabeza y le mandaban videos de decapitaciones. “Luego, lo que ellos me mandaban, los videos de decapitaciones y todo eso, como yo lo estaba viendo como un juego, los mandaba incluso a los otros grupos. En el grupo siempre se trató de hablar boludeces y crear un personaje ficticio, nada real. En el caso de Raúl (NdA: Gutiérrez Sánchez) yo nunca hablé con él y de la marcha yo ni siquiera sabía nada”, completó.

Los dos fueron procesados. “Se tiene por acreditado que al menos Augusto Barraza y César Alejandro Justiniano Gutiérrez tomaron parte de una agrupación, al menos transitoria, entre ellos –y tal vez con dos colaboradores- y de forma remota con Raúl Gutiérrez Sánchez –un cubano en Colombia- y aparentemente al menos en una ocasión, aunque fuera por un contacto lejano, con Faisal Mostafa -probablemente del Reino Unido- de ISIS, con un fin determinado (…). La agrupación estaba inspirada por la lucha global del ‘Estado Islámico'”, dijo Canicoba Corral cuando los procesó.

La Cámara Federal revisará la resolución en una audiencia citada para el próximo viernes, el último día hábil del año. Pero en la feria judicial de enero el tribunal resolverá el caso porque están detenidos. Si confirma los procesamientos, Barraza y Gutiérrez quedarán a un paso de ir a juicio oral por un delito que tiene hasta 16 años de prisión. La Cámara ya confirmó sus detenciones.

Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Policial

Cuadernos: Stornelli pidió elevar a juicio a 15 personas, cinco de ellas marplatenses

Publicado

on

Se trata de uno de los expedientes de la mega causa que investiga la compra de inmuebles por algo más de 70 millones de dólares en Estados Unidos y el Caribe. La viuda del ex secretario presidencial Daniel Muñoz, una de las involucradas.

El fiscal Carlos Stornelli presentó este viernes un nuevo pedido de elevación a juicio a 15 personas acusadas de intervenir en la mega causa de los Cuadernos de la Corrupción. Según precisó el Diario La Nación, el fiscal dio por terminada la investigación en el expediente que trata la compra de inmuebles por algo más de 70 millones de dólares en Estados Unidos y el Caribe y que, originalmente, fueron comprados con dinero del secretario de Néstor Kirchner, Daniel Muñoz.

Por este hecho, sobresale el rol protagónico de la viuda del ex funcionario, Carolina Pochetti, pero hay otros 15 sindicados, cinco de los cuales son marplatenses. Carolina Pochetti, Elizabeth María Ortíz Municoy, Sergio Todisco, Carlos Gellert, Carlos Cortéz, Leonardo y Rubén Laneza, Federico Zupicich y Miguel y María Jesús Plo fueron hallados responsables como co-autores del delito de lavado de activos agravado por habitualidad y por conformar miembros de una organización dedicada al comisión continuada de delitos. Isidro Bounine, acusado de lavado de activos en calidad de partícipe secundario, Elba Municoy, como coautora de esos delitos, y Marcelo Danza y Osvaldo Parolari, también por los mismo cargos en calidad de partícipe secundario y coautor.

Finalmente, el exministro de finanzas de Santa Cruz, Juan Manuel Campillo, también fue procesado por encubrimiento agravado.

El desglose local marca que los marplatenses Elizabeth María Ortíz Municoy, Sergio Todisco, Elba Municoy, Marcelo Danza y Osvaldo Parolari tuvieron, según la causa, distintas responsabilidades, siendo Elizabeth Municoy y Todisco los presuntos testaferros del fallecido secretario.

El pedido de elevación a juicio parcial que firmó Stornelli se suma al que ya realizó en la semana en el que acusó a 47 personas, entre ellas la expresidenta Cristina Kirchner y el exmnistro de Planificación Federal, Julio De Vido, algunos por pertenecer a una asociación ilícita destinada a defraudar al Estado y otros, por pagar o recibir coimas.

La fiscalía probó, en esta instancia de instrucción, a partir del año 2010 y hasta el 2015, Carolina Pochetti junto a varios de los imputados utilizaron fondos destinados a la adquisición de 14 inmuebles ubicados en las ciudades de Miami y Nueva York disimulados a nombre de al menos 12 personas jurídicas radicadas en los Estados Unidos y en las Islas Vírgenes Británicas.

Según cuenta el matutino nacional, uno de los arrepentidos, el marplatense Sergio Todisco, dijo que en el momento en que se hicieron las compras Muñoz recaudaba entre 500.000 y un millón de dólares por semana. Todisco dijo que ellos recibían ese dinero y lo ponían en unas cuentas que estaban acordadas. Es decir, se lavaba dinero con fondos presuntamente públicos.

LO QUE PASA.NET

Seguir leyendo

Policial

Condenaron a prisión perpetua al hombre que mató a Marcela Chocobar

Publicado

on

El hecho ocurrió en septiembre de 2015. El tribunal lo consideró un crimen motivado por el odio a la condición sexual de la víctima

La Cámara Oral Penal de Santa Cruz condenó el miércoles a prisión perpetua a Oscar Biott, luego de encontrarlo culpable del transfemicidio de Marcela Chocobar.

El tribunal determinó que en septiembre de 2015, Biott asesinó en Río Gallegos a la joven salteña que en ese entonces tenía 26 años, para luego descuartizar su cuerpo y posteriormente hacerlo desaparecer. El hombre fue considerado el autor material del hecho, que además contó con el agravante de haber sido motivado por el odio a la condición sexual de la víctima.

En un fallo dividido, la Cámara condenó a su vez a Ángel Azzolini, la otra persona que se encontraba acusada en el caso, a seis años de prisión. Azzolini fue considerado partícipe necesario y encubridor del crímen. Esta decisión contrastó con la postura del fiscal del caso, Iván Saldivia, quien había solicitado perpetua para ambos acusados.

Un tercer acusado, Adrián Fioramonti, logró inicilamente su libertad luego de pagar 50 mil pesos de fianza y fue sobreseído el miércoles.

De acuerdo a la investigación, la víctima fue vista con vida por última vez el 6 de septiembre de 2015, cuando subió a un auto en la esquina de un boliche en el centro de Río Gallegos.  Ocho días después su cráneo apareció en un baldío ubicado a unos 7 kilómetros de distancia, en el barrio San Benito de esa misma ciudad. El resto de su cuerpo jamás apareció.

Las hermanas de Marcela Chocobar con su portaretrato

Las hermanas de Marcela Chocobar con su portaretrato

Según la reconstrucción del caso, Chocobar se subió al auto en el que estaban Biott y Azzolini, con la intención de prestarles servicios sexuales. Sin embargo, en su declaración indagatoria Azzolini indicó que el decidió irse a dormir debido a su estado de intoxicación y que, al despertarse, encontró a Biott completamente alterado.

Dijo que tranquilizó, que lo ayudó a quemar las ropas ensangrentadas en el patio de la vivienda y a buscar el cuerpo en reiteradas oportunidades de la joven que, según su amigo, había quedado desvanecida y muerto en circunstancias desconocidas.

Sin embargo, el informe forense del cuerpo concluyó que Chocobar no pudo haber muerto por alguna causa que no hubiera sido un asesinato. Informó que su decapitación sucedió post-mortem y que el cráneo había sido perfectamente separado y cortado con un elemento filoso entre la segunda y la tercera vértebra.

Tras conocerse el fallo, las hermanas de la víctima, visiblemente emocionadas, agradecieron a todos los que las acompañaron durante el proceso e insistieron en la necesidad de encontrar el cuerpo. Sin embargo, se mostraron en desacuerdo con la condena a Azzolini.

Familiares de Marcela Chocobar a la salida del veredicto.

Familiares de Marcela Chocobar a la salida del veredicto.

A su vez, el tribunal, integrado por los camaristas Joaquín Cabral, Jorge Yance y Carlos Arenillas, aceptó la propuesta de las hermanas de la víctima para crear una fiscalía especializada en violencia de género.

Por su parte, Carlos Muriete, el abogado de las hermanas de Chocobar, se mostró conforme con el fallo y resaltó que la condena con el componente de género fue la primera en la historia de la provincia.

De hecho, la causa fue inicialmente caratulada como “homicidio simple”. Pero luego de que se revelaran las características del crímen a lo largo de las audiencias orales, el fiscal Saldivia  pidió que se aplique el agravante.

El Instituto Nacional de las Mujeres (INAM), presentó también un amicus curiae solicitando a los jueces que se aplique esa misma figura que hace un año se utilizó por primera vez en un fallo contra David Gabriel Marino, único detenido y condenado por el crimen de la dirigente y activista trans Diana Sacayán, asesinada de 13 puñaladas en Buenos Aires, un mes después que Marcela Chocobar.

Los informes psicológicos oficiales a los que accedió Infobae indican que el ataque tuvo “directamente que ver con concebir a Marcela Chocobar como un objeto, no después de su muerte, sino aún antes” y califican tanto a Biott como a Azzolini como sujetos con “características antisociales y desadaptados” y con “noción de equipo” en la relación entre ellos.

Chocobar

Chocobar

Los peritos señalaron además que los imputados indicaron que no supieron de la condición de transgénero de Marcela desde el inicio de su encuentro y que la revelación del dato produjo en ellos un “quiebre emocional”.

En su informe anual de femicidios en Argentina, la Corte Suprema informó que de los 255 femicidios que tuvieron lugar en el país en 2018, cuatro de ellos fueron transfemicidios o travesticidios.

De hecho, la presente condena es la segunda de esta naturaleza en la semana. El pasado martes, el Tribunal Criminal 2 de Jujuy dictó la prisión perpetua para Jesús Moreno por haber asesinado de 35 puñaladas a su pareja trans, Zoe Quispe, en 2016, en Palpalá.

Foto  : TN Rio Gallegos

Seguir leyendo

Policial

Indagaron por lavado de dinero a un ex secretario de Cristina Kirchner que se arrepintió en la causa de los cuadernos

Publicado

on

Se trata de Fabian Gutiérrez, a quien José Lopez señaló como el hombre que le entregó los bolsos que llevó al convento

Fabián Gutiérrez, ex secretario de Cristina Kirchner, en los tribunales de Comodoro Py

Fabián Gutiérrez, ex secretario de Cristina Kirchner, en los tribunales de Comodoro Py

La Justicia reactivó la investigación por el dinero que manejó Fabián Gutiérrez, el ex secretario privado de Cristina Kirchner que se arrepintió en la causa de los cuadernos y confesó haber visto cómo llevaban bolsos al sur. Este hombre, que había sido sobreseído por enriquecimiento ilícito en el 2011 y le reabrieron la causa en 2017 por una denuncia por lavado de activos de la Unidad de Información Financiera, ahora no solo tiene que dar explicaciones por sus manejos de dinero sino que las sospechas sobre sus bienes y el de sus presuntos testaferros quedó ligada a la banda que recaudó dinero en los viajes del chofer Oscar Centeno.

Un detalle más: Gutiérrez es la persona a la que el ex secretario de Obras Publicas José López acuso de haberle dados los bolsos con 9 millones de dólares que llevó al convento de General Rodríguez hace casi dos años. Sin embargo, Gutiérrez aseguró que eso era mentira y que López se estaba vengando por una vieja pelea que tuvieron cuando ambos trabajaban en el Gobierno.

El ex secretario de Cristina Kirchner tuvo que presentarse hoy a dar explicaciones ante el juez Claudio Bonadio, a cargo del expediente. También fueron convocados en indagatoria su madre, Teresa Amalia García, y su hermana Valeria Alejandra Martinovich, su cuñado y la pareja de la madre. El magistrado citó a indagatoria a Matías Lázaro Raimondo y Carlos Mario César Siverino, y ayer ya habían sido interrogados Oscar Raúl Núñez, Humberto Rodrigo Mieres Vera, Diego Carlos Riestra, Alberto Rodríguez, Luis Alejandro Semprini, Rosa Susana Guillone y Diego Miguel Derdey.

La sorpresa para los defensores fue cuando llegaron a la indagatoria. No solo les pedían explicaciones del manejo de dinero sino que se enteraron que ligaron esos activos a la organización ilícita que –según Bonadio y la Cámara Federal- habría liderado Cristina Kirchner, secundada por el ex ministro de Planificación Julio De Vido y su mano derecha Roberto Baratta para recaudar dinero entre empresarios que hacían negocios con el Estado, revelaron a Infobae las fuentes consultadas.

Cristina Kirchner junto a Gutiérrez (OPI Santa Cruz)

Cristina Kirchner junto a Gutiérrez (OPI Santa Cruz)

Víctor Fabián Gutiérrez había acompañado a Cristina Kirchner como secretario en la Cámara de Diputados y en el Senado de la Nación. Cuando Néstor Kirchner asumió la Presidencia en 2003, Gutiérrez fue designado secretario adjunto. Antes había sido cadete en la Caja de Servicios Sociales de Santa Cruz, donde su madre fue interventora. En 2010 presentó su renuncia tras haber sido denunciado por enriquecimiento ilícito.

El portal Opi Santa Cruz denunció en aquel momento que Gutiérrez había multiplicado su patrimonio en forma exponencial desde 2003 y que estaba construyendo una casa en El Calafate por un millón de dólares. Se le abrió entonces una causa en la que se planteó que, según sus declaraciones juradas, el patrimonio de Gutiérrez aumentó más de siete veces a partir de que colaboraba con la Presidenta. El caso cayó en manos del juez Bonadio, que también investiga a Isidro Bounine, a Daniel Muñoz y a Daniel Alvarez, los otros secretarios privados de la Presidenta y del ex presidente Néstor Kirchner. Todos ellos fueron sobreseídos en aquel momento.

Cuando el escándalo de los cuadernos estalló, Bonadio detuvo a todos los colaboradores cercanos del matrimonio Kirchner. Fue por las sospechas de cómo enviaban el dinero de la recaudación de Baratta al sur. En ese momento, Gutierrez pidió ser arrepentido. Tal como publicó Infobae en aquel momento, el joven aseguró que  no había visto el contenido de los bolsos que los Kirchner movían desde Buenos Aires al sur, pero reveló que a Cristina la llamaban “la loca” o la “yegua” porque “nadie quería trabajar con ella”, contó cuánto dinero gastaba en compras cuando se iba de viaje oficiales, cómo terminó renunciando porque la ex Presidenta lo increpó por haber ido al baño y por qué el ex ministro De Vido “la odiaba”.

Ya en 2017, sin embargo, la UIF había pedido reabrir la causa por el dinero que manejó Gutiérrez. Ahora, esa reactivación llegó con las citaciones a indagatoria que se cumplían en estas horas y, sorpresivamente, las pruebas obtenidas en la causa de los cuadernos.

Según señalaron fuentes judiciales, el escenario para Gutiérrez –en este contexto- sería al que enfrentaron los familiares y allegados de Daniel Muñoz, el ex millonario secretario de Néstor Kirchner que falleció en 2016. Su viuda se convirtió en “arrepentida” después de pasar dos meses en prisión y de que otros de los testaferros también pidieran hacer un acuerdo con los fiscales Carlos Stornelli y Carlos Rívolo y contaran detalles de cómo compraron 16 propiedades en Miami y Nueva York –incluidos dos departamentos en el Hotel Plaza, de Manhattan- y luego decidieran venderlos a las apuradas cuando estalló el escándalo de los Panamá Papers y quedaran expuestas las sociedades off shore que usaron para hacer esas operaciones. Hoy se cree que parte de ese dinero fue invertido en unos terrenos de las Islas Turk and Caicos del Caribe pero, tal como publicó Infobae, el gobierno británico de esas islas paradisíacas se resiste a ponerlo a disposición de los  tribunales de Comodoro Py.

Seguir leyendo

Más Vistas